AST Capítulo 34 – “Laido”

AST Capítulo 34 – “Laido”

Qing Shui fue perseverante al empezar su
entrenamiento para dominar el sendero de Laido. De pie, visualizo a las espadas
de sombra y contempló en su mente los movimientos de toda espada más simples.

Una vez agotado hidrató su garganta con el agua del estanque y tomó un
descanso, comiendo también las bestias salvajes que cazó e incluso comenzó a
leer alguno de sus libros. En ocasiones Qing Shui se sintió tentado a comer
alguna de las frutas para mejorar sus habilidades, sin embargo en el momento en
que veía su resplandor carmín el rechazo surgía de su interior. Esta negación
no era por miedo a que la fruta fuera de algún modo tóxica, más bien el motivo
era incluso desconocido para Qing Shui.

—¿Por qué la prisa? Siempre habrá tiempo, vamos a esperar un poco más antes de
consumir los Frutos de Mejoramiento de Energía—decidiendo dejar de lado la
idea, dio iniciativa a leer el “Anales de la Medicina Continental”,
“Enciclopedia herbal; 10,000” y “Fórmula de Combinación Herbal” por segunda
vez. ¡Fue capaz de memorizar cada uno de los contenidos de los 3 libros al
repasarlos nuevamente! Puesto esto, Qing Shui sólo paraba de leerlos al haber
alcanzado el punto en el cual podría formular una opinión sobre las teorías en
las que se apoyaba el contenido. Sólo cuando formulara sus propias opiniones,
podría dejar de revisar lo anticuado para crear nuevos conocimientos, ¡Hasta
entonces podría estar calificado para ser un maestro!

Por supuesto que él nunca fue negligente respecto al <Espada; técnicas
básicas> de hecho el practicar sus técnicas en la espada fue su enfoque
principal durante este periodo de tiempo. Si los habitantes del Mundo de los
Nueve Continentes tuvieran conocimiento de la cantidad de tiempo y esfuerzo que
Qing Shui invirtió en dominar el simple movimiento de desenvainar la espada
para volverla a envainar, no habría duda que recibiría burlas además de la
etiqueta de “un loco estúpido”.

Implacablemente practicaba su técnica Laido, llegando al grado de ejecutarla
cientos de miles de millones de veces. La práctica forja la perfección,
firmemente creía que mientras más practicara este conjunto de movimientos
simplones con la espada por, al menos, algunos cientos de millones de veces,
¡no habría duda de que pasaría de ser algo mediocre a algo milagroso!

Ese era el objetivo de Qing Shui, hacer de lo ordinario extraordinario, pues
“Espada; técnicas básicas” formó las bases de todos los usuarios de la espada,
y tan pronto uno practique asiduamente de estos fundamentos de pies a cabeza,
sería capaz de construir una fundación sólida y resistente. ¡Esto le permitirá
a futuro alcanzar alturas inimaginables en el camino de la espada!

Después de que otro mes dentro del Reino del Inmortal Jade Violeta hubiese
pasado, Qing Shui había estado practicando la técnica Laido por cosa de tres años…
podría ser correcto decir que, en todo el mundo, sólo Qing Shui tenía esa
mentalidad. Sólo con una voluntad y determinación de acero se sería capaz de
gastar tal inmensa cantidad de esfuerzo y tiempo en algo como lo era eso.

Día tras día Qing Shui practicaba en particular el conjunto de desenvainar y
volver a envainar, sin la menor idea de la cantidad de madera que habría dañado
durante el largo tiempo que empezó con su práctica. En el comienzo el grosor de
la madera con la que podía trabajar era sólo de un pulgar, pero a medida de su
mejoramiento fue aumentando más y más hasta ser del ancho de una muñeca.

Cada vez que él practicaba la técnica Laido, la fricción generada por la fuerza
cinética del movimiento sería demasiada para que el material de madera con el
que Qing Shui trabajaba pudiera soportarlo. Tuvo que usar forraje durante un
largo tiempo antes de encontrar el peculiar Scryrius Ironwood*, convirtiéndolo
al final en una espada. Este material era particularmente famoso gracias a su
gran resistencia. Cuando estaba en el Clan Qing, él recordaba haber visto
vagamente muebles de este material, reconociéndolo al instante. (Scryrius Ironwood
es el nombre del árbol, su traducción sería algo como “madera de hierro”)

Aquello de lo que Qing Shui no fue consciente era que, además de los muebles,
había un montón de otras armas que fueron creadas a partir del Scryrius
Ironwood
dentro del Clan Qing.

Después de encontrarse con ello, decidió practicar en ofensiva a algo en vez de
sólo realizar movimientos simplones. Parándose sobre el pico de una gran
montaña, meticulosamente observando las cuatro direcciones, trató de buscar un
buen lugar para su práctica. Era alrededor de agosto actualmente. La
temperatura había descendido al punto de mantener fresco el ambiente; sin
importarle, Qing Shui portaba sólo una fina capa de ropa, pues poco temía al
frío. Su constitución mejoró a tal punto de que, incluso de estar medio
desnudo, no tendría ningún problema con el frío.

Sin preocupaciones y de la manera más casual posible, intentó buscar por la
montaña algún lugar agradable. Pasó junto a una montaña en la cual se erguía un
árbol gigante, tan largo que tendrían que juntar numerosas personas para que
estas, con un abrazo, pudieran abarcar toda su anchura. Las hojas que se habían
tornado amarillas empezaron a danzar alrededor del suave soplo del viento,
siendo levantadas en el suelo y aterrizando nuevamente en él.

Por instinto ejecutó su técnica Laido perforando una hoja rojiza con aquella
espada de madera que alguna vez fue un noble Scryrius Ironwood. A continuación
continuó perforó la segunda hoja… una tercera… una cuarta… pero finalmente
todavía había un montón de hojas cayendo al suelo.

El arma actual de Qing Shui era una espada de madera a partir del Scryrius
Ironwood. De apariencia simplona y tosca, y a pesar de esto, nadie podría dudar
su dureza. Antes de esto, él había estado usando algunas tablas para practicar
sus técnicas de esgrima… como fuera, al final, un instrumento sigue siendo uno
y es incapaz de sacar a relucir la esencia tas las técnicas de la espada. Así
que usando su desmesurada fuerza, Qing Shui había deformado las ramas de madera
en una forma asemejada a una espada.

Momentáneamente detuvo sus perforaciones y extendió su puño izquierdo a modo de
golpe hacia el tronco del gigantesco árbol. El impacto recibido provocó que una
gran cantidad de hojas revolotearan en el aire, volviendo a blandir su espada
cargó hacia todas ellas.

Dentro del Reino del Inmortal Jade Violeta, además de practicar las técnicas de
espada, también fortaleció sus Pasos Fantasmales. Con una secuencia de
movimientos en sus pies, él ahora ponía en uso la misteriosa técnica, siendo
tal como pez en el agua, se movía fluidamente entre las hojas que perforaba
desde diferentes ángulos.

A pesar de usar sólo usar una técnica que era tachada de simple, era en
realidad rebosante de profundidad. Sin importar el ángulo o la dirección, era
posible desatar un torrente de puñaladas con su espada a una velocidad
imperceptible e imparable.

En un patrón de golpear al gran árbol para después apuñalar todas las hojas que
caían por la agitación, Qing Shui no paró hasta que el, ahora lamentable y
desnudo árbol, se viera desprovisto de cualquier hoja. Ahora se encontraba en
la búsqueda de más árboles gigantescos.

Un gran pájaro que trataba de embestirlo interrumpió su búsqueda. Por supuesto
que el ave no era de la talla del Cóndor de Jade Negro de Cabeza Blanca. Al
descubrir el intento de emboscada de aquél, sólo fue requerido un solo golpe.
Ejecutando su Laido perforó a través de la cabeza del largo pajarraco. Aun con
una grave herida, éste todavía fue capaz de elevarse en el aire. Ante su
longitud tan fastidiosa, la perforación de Qing Shui fue incapaz de llegar
hasta su cerebro.

Hundiéndose en un suspiro miró su espada encontrando la longitud de la misma
demasiado corta. De tener una más grande y larga habría sido capaz de matar al
pájaro antes. Su actual arma podría ser considerada como el piquete de un
mosquito. No importa que tan feroz muerda, ¡todavía es incapaz de matar a una
persona!

Especialmente cuando se trata de bestias de gran tamaño, sería demasiado
laborioso matarlas de un solo golpe en la cabeza con su espada. Por el
contrario, si el oponente en cuestión fuera a ser un humano, no habría ningún
problema en absoluto.

Mientras el tiempo seguía su flujo todos los árboles circundantes expusieron su
desnudez. Qing Shui sabía que había llegado el momento para regresar al Clan
Qing.

¡Había partido hace más de medio año! Pronto sería noviembre, y durante este
semestre todas las hojas de los árboles en las cercanías habían sido objeto de
práctica de Qing Shui.

—Sólo un mes más debería ser suficiente para mí antes de regresar a la aldea
Qing—exclamó.

La decisión de abandonar su aldea natal había sido acertada al poner sobre la
balanza los beneficios ganados. El mayor de ellos no era su dominio del Laido,
sino que era al haber obtenido el Reino del Inmortal Jade Violeta. Meses de
arduo entrenamiento pasaron y Qing Shui había alcanzado un nivel exorbitante
respecto a su comino en la espada. Entre miles de las hojas decadentes, al
mirar de cerca, cada una de ellas tendría una abertura en su centro producto de
una espada. Aparte de ello, si él lo quisiese, él podría haber juntado todas
esas hojas con su Laido sin permitir que ninguna alcanzara el suelo.

Esta fue la medida en la que dominó la espada durante este tiempo. La cantidad
total de tiempo que él había gastado en ello era alrededor de diez años.
Siguiendo el refrán “10 años para entrenar una espada”, literalmente tomó diez
años dominar la profundidad de una técnica simple. La profundidad de la
simplicidad.

Aparte de usar dos horas cada día para cultivarse dentro del Reino del Inmortal
Jade Violeta, usó el resto en viajar. Con una vista de todas las montañas
majestuosas que le rodeaban, se implantó en él el sentimiento de la
insignificancia humana. Dirigiendóse a la aldea Qing, comiendo ansias de llegar
a su hogar.

Su AST (Ancient Strengthening Technique) seguía estancada en el 48° ciclo, sin
importar cuanto hiciese, era incapaz de romper a través del cuello de botella.
Sin importar este fracaso, Qing Shui se encontraba inmensamente excitado. El
creía que tan pronto el pudiese llegar al 49° ciclo, ¡sería capaz de romper
dentro de la cuarta capa celestial del AST!

Durante la noche, después de terminar su práctica de cultivación dentro del
Reino del Inmortal Jade Violeta, Qing Shui lanzó un suspiro impotente… Ese
cuello de botella era como una gran montaña bloqueando su comino, sin importar
su actuar, se veía incapaz de moverse en lo más mínimo… ¡no había esperanzas de
poder cruzar a través de ella!

En ese mismo momento, el inclinó hacia arriba para encontrarse con los diez
frutos rojos y brillantes meciéndose sobre el Árbol de Mejoramiento de Energía.

—¿Será hora de consumir estos frutos?

AST Capítulo 33 - “Toma 10 Años Forjar una Buena Espada”
AST Capítulo 35 - “Consumo de las Frutas que Mejoran la Energía”