AST Capítulo 29 – “La Línea Entre la Vida y la Muerte”

AST Capítulo 29 – “La Línea Entre la Vida y la Muerte”

“¿Huh?” Qing Shui inclinó su cabeza por la
sorpresa, y rápidamente después, su expresión cambió drásticamente para peor.
Una sombra gigantesca borró el sol y los cielos, mientras se acercaba
salvajemente hacia él. El poder de la fuerza del viento generado por el aleteo
de esas enormes alas era tremendamente poderosa, hasta el punto de que las
enormes rocas que pesaban unos pocos centenares de jin en el terreno cercano
también se movieran caóticamente, como si carecieran de gravedad.

Qing Shui inmediatamente canalizó su Qi interno hacia abajo, hacia las plantas
de sus pies, arraigándose al suelo. La piedra escondida en su mano derecha
también estaba cargada hasta el borde con el Qi circulado de la técnica de
fortalecimiento antiguo.

Qing Shui lanzó la piedra hacia el cuerpo gigantesco de la enorme bestia
voladora y en el mismo instante, también ejecutó los Pasos Fantasmales,
retirándose rápidamente a cierta distancia.

Qing Shui decidió apuntar al corazón de la bestia voladora. Él sabía que con
tan sólo una piedra pequeña como arma, no había manera de que él hiciera una
enorme cantidad de daño a la bestia; A lo sumo sólo podría lesionarla
ligeramente. La única solución que quedaba era apuntar a sus puntos débiles.

“Xiu!” La piedra creó un sonido aterrador al elevarse por el aire,
con una velocidad tan rápida que casi estaba a punto de romper la barrera del
sonido.

“¡EEeeEKK!” se oyó un sonido penetrante. Unas insinuaciones de
humillación y rabia llenaron el grito mientras la gigantesca criatura
retrocedía en el aire.

Qing Shui sabía que había fallado en golpear el corazón de la bestia, pero al
ver que la sangre se derramaba, parecida a chorros de una fuente, sabía que por
lo menos había logrado herirla.

Era de aproximadamente 30 a 40 m de ancho. La cabeza era similar a la de un
águila o un cóndor. Todo su cuerpo estaba cubierto de plumas tintadas de negro,
con sólo un parche de blanco en su cabeza.

“Bestia Desolada de 3er Grado, Cóndor de jade negro de cabeza
blanca!” Qing Shui respiró. Por fin había identificado a la gigantesca ave
voladora.

En ese entonces, Qing Hai le explicó las diversas profesiones en el Continente
de las 9 Provincias, Qing Shui hizo algunas investigaciones ligeras sobre la
profesión de domador de bestias, y también sobre las descripciones de las
diversas bestias que habitaban este mundo.

Había un total de 4 niveles de bestias. Salvaje < Feroz < Desolado <
Demonio. Y cada nivel podía dividirse en 9 grados. En total, el sistema de clasificación
de las bestias podría clasificarse desde el 1º Grado hasta el 36º Grado. El
Cóndor de jade negro de cabeza blanca frente a él era del grado 21, no era de
extrañar por que el aura que emitía fuera tan aterradora.

Sólo las bestias desoladas que habían formado un núcleo demoníaco serían
consideradas haber entrado en el reino de bestias demoníacas. Incluso las más
débiles entre las bestias demoníacas tenían fuerza comparable a un cultivador
del reino Xiantian. Cuanto más tiempo hubiera vivido la bestia demoníaca, más
fuerte sería, la disparidad en la fuerza entre cada grado en el nivel demoníaco
podría ser comparable a la diferencia entre los Cielos y la Tierra!

Qing Shui miró al Cóndor de jade negro de cabeza blanca a flotando en el aire,
ese gigantesco cuerpo era incomparablemente enorme, sólo el tamaño de su pierna
podía ser comparable al de un macho humano completamente desarrollado.

Recordaba haber leído en los libros que había investigado anteriormente que el
Cóndor de jade negro de cabeza blanca era propenso a escatimar en cuidados. La
lesión que Qing Shui le causó antes era sólo un asunto pequeño. Lo que importa
aquí era la lesión que Qing Shui le había causado a su orgullo! A partir del
resplandor frío y maligno en los ojos del Cóndor de jade negro de cabeza
blanca, Qing Shui sabía que el pájaro nunca se rendiría con él, no a menos que
uno de ellos muriera. Estaba esperando la oportunidad de atrapar a Qing Shui
con la guardia baja.

Trasladando la piedra en su mano izquierda a la derecha, Qing Shui miró
fijamente al Cóndor de jade negro de cabeza blanca. Tal vez, era la piedra en
la mano de Qing Shui que le dio una pausa y obligó al cóndor gigante a actuar
con cautela. Anteriormente en ese intercambio, el cóndor podía sentir una
fuerza antinatural infundida en la piedra que la hirió. Una vez mordido dos
veces tímido. Ahora que sabía de la fuerza de Qing Shui, no quería correr a
ciegas y posiblemente sufrir lesiones o la muerte debido a un momento de
impulso!

Lamiendo sus labios resecos, Qing Shui sintió una gran sed brotando de su
interior. No había bebido agua durante los últimos tres días. ¡En estos tres
días, ni siquiera había rastros de otras bestias voladoras! Ahora Qing Shui
sabía por qué… probablemente fuera debido a este enorme cóndor delante de él.
El cóndor debe haber sido el depredador que asustó a todos.

Esto no puede continuar, necesitaba agua para mantener su vida. Si hubiera
otras bestias alrededor, todavía podría beber su sangre para su sustento. La
frialdad destelló en sus ojos, “Muy bien, parece que hoy no importa qué,
tengo que pensar en una manera de asegurar que este cóndor gigante no
escape”.

A pesar de su enorme tamaño, parecía ser como un pez en el agua cuando estaba
en el aire. ¡No había la más mínima disminución en su velocidad! El aura que
emitía era tiránica más allá de toda medida, poseía una fuerza hercúlea, sus
garras de cóndor podían partir montañas y aplastar rocas. Estaba también el par
de alas negras, que al ser golpeado por ellas sería similar a desintegrarse en
montones de polvo. También para no descuidar el pico del Cóndor de jade negro
de cabeza blanca, un solo picotazo sería suficiente para dividir a un ser
humano en dos.

¡Qué majestuosa presencia, qué fuerza tan abrumadora! Los riachuelos de sudor
corrían por la cabeza de Qing Shui, mientras contemplaba de la mejor manera la
forma de ganar contra el cóndor.

Qing Shui estaba algo nervioso, pero no tenía miedo. No ser capaz de ganar hoy
sólo significaría que era su destino morir aquí. “Si ni siquiera puedo
prevalecer contra un solo pollo volador de grado desolado, ¿por qué estoy vivo
todavía? ¿Las promesas que le hice a mi madre eran sólo palabras llenas de aire
vacío?

“A tu puta madre, este pájaro maldito es jodidamente molesto. Si quieres
pelear, baja aquí y estaré feliz de acompañarte a las puertas del infierno. Si
no quieres, sólo ve a joder a otro lado! ¿Por qué carajos estás flotando en el
aire?!” Qing Shui maldijo.

Sin embargo, parecía que las maldiciones de Qing Shui eran ineficaces.

Después de un tiempo, Qing Shui supo que esta no era la solución, él no podía
estar allí como un idiota permitiendo que ese bastardo emplumado lo enojara a
muerte!

Después de pensar por un corto tiempo, Qing Shui decidió tumbarse en el suelo.
Los restos de las rocas de 100 jin desmenuzadas habían sido barridas por la
fuerza de vendaval generada por este Cóndor de jade negro de cabeza blanca
cuando primero arrasó para atacar Qing Shui antes. Sin embargo, en el mismo
instante en que se acostó, también desmenuzó furtivamente una parte del
acantilado de piedra, escondiendo una pequeña piedra en su mano izquierda.

Qing Shui cerró los ojos y se arriesgó. No creía que el refinamiento de su
cuerpo actual con el poder de sólo el tercer nivel de la Técnica de
Fortalecimiento Antiguo fuera capaz de defenderlo contra las garras afiladas y
el pico puntiagudo del Cóndor de jade negro de cabeza blanca. Esas no eran
garras o un pico comunes, muy probablemente, incluso si era Qing Shui, él no
podría soportar un solo golpe.

Paciencia, a Qing Shui no le falta. El hecho de que dediera asiduamente todo su
tiempo libre a cultivar ya demostró que su fuerza de voluntad estaba más allá
de la norma. Podría ser paciente si quisiera.

El tiempo pasaba mientras los minutos igual, Qing Shui entrecerró los ojos
mientras miraba por el rabillo del ojo. Su cuerpo estaba tenso, Qing Shui
estaba preparado para aprovechar cualquier oportunidad que se presentara para
realizar una matanza de un golpe!

“Mierda, ¿Aún está interesado en luchar? Vete a joder a tu madre,
permaneciendo en la misma posición, ni bajando ni volando.” Qing Shui
maldijo.

Tal vez, algún Dios oyó las oraciones de Qing Shui mientras sus maldiciones
comenzaban poco a poco a afectar al pájaro. El Cóndor de jade negro de cabeza
blanca comienzo a volar cada vez más cerca.

“Este asqueroso bastardo emplumado, ¡espera hasta que te agarre!”
Qing Shui murmuró con odio.

El Cóndor de jade negro de cabeza blanca no era ningún tonto, parece que estaba
tratando de probar las aguas. Circundando más cerca y volando fuera de alcance.
Esto continuó durante bastante tiempo antes de que aparentemente decidiera ir
allí. Con una explosión de velocidad similar a un rayo, finalmente voló hacia
Qing Shui.

Este era el momento que había estado esperando! Los ojos de Qing Shui se
abrieron bruscamente, mientras golpeaba las dos piedras en sus manos, apuntando
hacia los ojos del Cóndor de jade negro de cabeza blanca!

La distancia de 10m fue cubierta en un instante! Mientras sacudía la piedra,
Qing Shui se acurrucó los brazos y las piernas, adoptando la postura de un
conejo mientras el Qi de la Técnica de Fortalecimiento Antigua circulaba y se
infundía su cuerpo.

“EeEkekK”

Una voz estridente de un gritó en estado de shock, pero el enorme cuerpo del
Cóndor de jade negro de cabeza blanca ni siquiera se ralentizó en lo más
mínimo. De hecho, la velocidad incluso aumentó como si fuera un engranaje!

En el momento crítico del impacto, el cuerpo de Qing Shui era similar a una
carpa saltando fuera del agua. Reuniendo Qi en sus brazos y piernas, y pidiendo
prestado la fuerza de impacto, Qing Shui violentamente hizo uso de sus
extremidades rebotaran. El rebote era increíble, sus dos brazos parecían que
iban a romperse en cualquier momento.

A causa de esa falta, el Cóndor de jade negro de cabeza blanca chillaba en
disgusto.

Qing Shui miró hacia abajo el parche rojo floreciendo delante de su pecho,
había una herida de la longitud de un pie de largo! La sangre fluía
incesantemente de ella. A pesar de que se las arregló para evitar todo el
impacto, como Qing Shui había esquivado frenéticamente, la punta de la garra
del cóndor todavía logró perforar su pecho. La lesión fue profunda hasta el
hueso! A pesar de que había logrado escapar de una muerte segura, todavía
estaba herido con lesiones graves!

Mirando la sangre que fluía sin cesar de la herida, Qing Shui estaba temblando
por el dolor extremo de tener el pecho abierto en rodajas. Sentía amargura en
su corazón, ¿podría ser que realmente iba a perder su vida hoy? En ese
instante, muchas cosas pasaron por sus ojos, especialmente los pensamientos de
Qing Yi. Antes de que él se fuera, Qing Shui todavía repetidamente le aseguró
que él se cuidaría a sí mismo. ¡Él estaba extremadamente poco dispuesto a morir
aquí apenas con algo como esto!

Qing Shui todavía tiene que ayudar a Qing Yi a cumplir sus deseos, no puede
morir aquí. Si está muerto, ¿qué pasaría con Qing Yi? Ella no tendría apoyo, su
única carne y sangre le seria arrebatada. Sólo imaginar que el escenario
ocurriera realmente dolía más que quedar rebanado y abierto. ¿Qué pasará si
otros la pisotean? No, apretó los dientes, no puede morir aquí.

A pesar de su voluntad, la conciencia de Qing Shui empezaba a ponerse borrosa,
la sangre que fluía desde su pecho teñía todo el cuerpo de rojo, y al mismo
tiempo parte de su sangre también salpicaba el gastado y harapiento colgante
del Yin-Yang que siempre llevaba Alrededor de su cuello…

AST Capítulo 27 - y 28 “Fuera de las Montañas de 1.000.000 Li”
AST Capítulo 30 - “El Reino del Inmortal Jade Violeta”