AST Capítulo 19 – Retrato de la Belleza

AST Capítulo 19 – Retrato de la Belleza

Mientras Qing
Shui miraba fijamente la belleza encantadora en el corsé rojo ardiente,
visiblemente tragó saliva. Su mente estaba llena de la idea de empujarla hacia
abajo allí mismo y luego, como indirectas de seducción se reflejaron en sus
ojos.

La chica del corsé rojo ardiente notó la mirada de Qing Shui, con la frente
ligeramente arrugada, ya que no estaba segura de las intenciones de Qing Shui.
Esto se debía en parte a que, al mirar el encantador par de ojos de Qing Shui,
no creía que Qing Shui fuera capaz de pensar tales pensamientos sucios, con
ella como su principal punto de enfoque.

Esto difícilmente podría atribuirse a Qing Shui. Después de todo, él había sido
esencialmente un geek [1] en su vida anterior, tenía cero experiencias con el
amor. Ni siquiera mencionar que él tenía actualmente 15 años, en la edad en que
las hormonas emanaban salvajemente en su cuerpo. En el momento en que vio a
esta chica, quedo enganchado… como una polilla a una ampolleta. Qing Shui
sentía que esta chica era perfecta, su belleza era incomparable. Especialmente
su cara de blanco jade, ¡era un retrato de belleza! La única cosa negativa que
podía recoger era que el rostro de la muchacha era frío, parecido al de una
princesa de hielo. Sin embargo, incluso las actrices más bellas y las estrellas
de cine de su vida anterior eran mierda en comparación con ella.

“Hola, ¿este caballo te pertenece?” Qing Shui se calmó y reorganizo sus
pensamientos mientras hacía una pregunta que hizo que la chica de rojo se
sorprendiera.

Cundo Qing Shui preguntó, estaba usando ferozmente su fuerza para suprimir el
caballo ascuas de león debajo de él. Aunque estaba pidiendo permiso del dueño,
no tenía intención de desmontarlo en absoluto.

“¿Quieres montar en mi caballo ascuas de león?” preguntó fríamente la muchacha
de rojo, su frio rostro contrastaba con su corsé rojo ardiente, haciéndola aún
más llamativa.

Qing Shui también encontró su acción risible. El dueño todavía no le había dado
el permiso para montar su corcel, pero ya estaba montado en él. Conociendo a
alguien tan despreciable, la chica de rojo sólo podía preguntarle directamente
a Qing Shui, como si quisiera decirle que su permiso todavía importaba.

En este momento, Qing Shui hizo otro salto mortal y aterrizó en el suelo,
sonriendo tímidamente mientras miraba a la chica de rojo. A corta distancia se
dio cuenta de que era bastante alta, además, su par de piernas blancas como la
nieve eran esbeltas y largas, Qing Shui secretamente tomó nota de ello.
Sacudiendo la cabeza, Qing Shui preguntó “¿Eres de la ciudad Hundred
Miles?”

“¡Sí!” Después de todo, no hay necesidad de mantener esto en secreto.
Cualquiera que no fuera idiota podía decir con una simple mirada que era una
extraña.

Justo cuando Qing Shui quería charlar con ella un poco más, preguntarle qué es
lo que una chica tan bonita como ella estaba haciendo en un lugar como éste,
Qing Luo apareció, acompañado por otro anciano y un joven.

La vestimenta del viejo era sencilla y sin adornos, pero se podía ver que la
técnica de costura utilizada para adaptarla era exquisita. Esto junto con el
aura sólida y pesada que emanaba de ese hombre viejo, uno podría decir
fácilmente que este individuo era alguien de autoridad, un pez gordo de otro
lugar.

El joven detrás del anciano parecía tener la misma edad que la muchacha de
rojo, pero la ropa que llevaba era completamente distinta a la del viejo. Sus
ropas estaban hechas de la más fina seda y algodón, otorgando un sentimiento de
nobleza al joven ya bien parecido. Con sólo mirar al joven, cualquiera podía
decir que tenía un trasfondo extraordinario. Lo único que podía desagradar a la
gente era que el joven tenía una expresión arrogante y altiva en sus ojos, como
si mirar hacia abajo al mundo fuera completamente natural para él, como si
fuera su derecho a hacerlo. Qing Shui quería reír cuando vio a este joven, ya
que el temperamento de este joven le recordaba de algún modo al caballo ascuas
de león que había suprimido antes.

Qing Shui vio que los tres sonreían mientras caminaban. ¿Podría ser que ya
quisieran irse?

“Qing Shui, ¡ven y saluda a su tío Nan Tian!” Qing Luo hizo señas a
Qing Shui para que viniera cuando felizmente hizo la presentacion.

“Tío Nan Tian, ​​este junior [2] Qing Shui te
saluda!”

“Ahh, ¿así que eres el hijo de Qing Yi?” Preguntó el anciano
sorprendido. Qing Yi era todavía relativamente joven, pero ella ya tenía un
hijo tan grande. “Me alegro de verte, muchacho” dijo Nan Tian con calidez,
emitiendo una sensación cómoda.

“Ven, déjame presentarte. Qing Shui, este es mi nieto Situ Bu Fan, y esta
señorita de aquí es Shi Qing Zhuang!”

“¡Y ella es mi prometida!” Situ Bu Fan intervino con una sonrisa que
aún no era una sonrisa, indicios de frialdad emanaban de sus ojos.

“Oh, está bien, qué lástima.” Qing Shui no podía ocultar los
sentimientos dentro de él. Tal vez era porque Qing Shui ya tenía una mala
impresión de Situ Bu Fan en el momento en que puso los ojos en él, por no
mencionar la expresión engreída en su rostro cuando dijo que Shi Qing Zhuang
era su prometida. Qing Shui realmente se sentía que quería ir y sacarle los
dientes a Situ Bu Fan de un puñetazo.

En cambio, en el momento en que Qing Shui primero puso los ojos en la dama de
rojo, ya sentía que su belleza era incomparable a cualquier otra criatura
viviente. A pesar de que era un poco fría, Qing Shui estaba seguro de que sólo
una simple sonrisa de ella sería comparable a las flores floreciendo en
primavera!

“Tú… tú… ¿qué dijiste?” Situ Bu Fan estaba enojado hasta el punto
de tartamudear. Pertenecía a uno de los cuatro grandes clanes de la Ciudad
Hundred Miles, él era el joven maestro del Clan Situ, nunca se le había dicho
eso antes.

El significado detrás de las palabras de Qing Shui era muy claro, era como si
él quería enfurecer Situ Bu Fan a propósito.

Mirando cómo Situ Bu Fan actuó y su bajo nivel de tolerancia, Qing Shui se
llenó de desdén. Situ Bu Fan era otro mocoso inútil de un gran clan que no
sabía lo alto que eran los cielos. Si salía a aventurarse en el mundo exterior
por su cuenta, inevitablemente ofendería a alguien a quien no debería e
invitaría la desgracia a sí mismo.

Volviendo la cabeza, Qing Shui miró a Shi Qing Zhuang. No pareció verse
afectada por la guerra de palabras entre los dos. Ella acariciaba con calma la
melena del caballo ascuas de león, como si fuera la cosa más natural del mundo.

El gigantesco caballo ascuas de león cerró sus ojos y se quedó quieto,
aparentemente disfrutando que Shi Qing Zhuang la acariciara.

“Bu Fan, ¿cuántas veces te lo he dicho? Debes ser educado y respetar a los
demás! Tu capacidad de tolerar debe ser inmensa y tu visión debe ver más allá,
¿has olvidado todo lo que le enseñé?” Situ Nan Tian dijo enojado. Al
margen, Qing Shui sonrió, sentía que había una brisa de aire fresco soplando
más allá de él, dándole una sensación muy cómoda. Fue tremendamente
gratificante ver a Situ Bu Fan siendo regañado delante de él.

Situ Bu Fan bajó la cabeza humildemente y no se atrevió a pronunciar nada
durante los regaños sobre él por su abuelo.

“Qing Shui, no se te permite ser descortés con Situ Bu Fan”. Qing Luo
parecía culpar a Qing Shui, pero su tono era cálido y suave, dándole a Qing
Shui la sensación de que Qing Luo realmente admiraba su comportamiento.

Por la furia que brotaba en su corazón, pensó, si esta reunión ocurriera en
otra parte en lugar de la aldea de Qing, él definitivamente hubiera lisiado a
Qing Shui, después de todo, hay un sinnúmero de personas que quieren tener
buenas relaciones con él – el joven maestro del Clan Situ.

—–

Así que su nombre es Shi Qing Zhuang!

En el corazón de Qing Shui, él sintió que no sólo era hermosa, incluso su
nombre sonaba agradable, ella debía ser del Clan Shi en la Ciudad Hundred
Miles. El Clan Shi era también uno de los 4 grandes clanes de la Ciudad Hundred
Miles, y ellos son los más fuertes de todos, se rumoreaba que el Señor de la
Ciudad Hundred Miles era alguien del Clan Shi.

Al llegar a la entrada de la aldea de Qing, “Hermano Nan Tian, ​​te
acompañaré hasta aquí, te visitaré de nuevo cuando vaya a la ciudad Hundred
Miles en un futuro próximo.” Qing Luo frenó sus pasos y le dijo a Situ Nan
Tian.

“Hermano, no necesitas ser tan educado, después de todo somos camaradas,
el Clan Situ es también el Clan Qing y viceversa, no hay necesidad de ser tan
formal conmigo” Situ Nan Tian dijo airadamente.

Después de esto, Situ Nan Tian y los otros 2 salieron momentáneamente.

“Este viejo zorro maldito, han sido tantos años y aun así es tan
astuto!” Qing Luo suspiró con un toque de impotencia.

“Abuelo, este Situ Nan Tian parecía respetable y amable, ¿es tan
malo?” Qing Shui preguntó.

“Hahaha, este pequeño zorro, no hay necesidad de actuar delante del
abuelo, ¿crees que el abuelo es incapaz de decir en qué estás pensando? Tengo
la sensación de que serías incluso más astuto que Situ Nan Tian cuando llegues
a su edad.” Qing Luo estalló en carcajadas.

“Abuelo… me ofendes, ¿cómo podría ser tan astuto heh heh” Qing Shui
sonrió maliciosamente.

“Eres inteligente, lo suficientemente inteligente para sospechar, y tienes
un buen sentido de juicio para la gente, qué lástima que tu constitución sea
tan débil. Si no fuera así, teniendo en cuenta tu nivel de comprensión,
definitivamente tendrías logros en el mundo de las artes marciales.” Qing
Luo dio una palmada en Qing Shui en su hombro y dijo, con una expresión
contradictoria apareciendo en su rostro.

“Abuelo, ¿por qué me detuviste antes? cómo se atreve a ese chico del Clan
Qing a humillarme de esta manera, le habría dado una paliza” Situ Bu Fan
rechinaba los dientes con frustración.

“¡Ai!” Situ Nan Tian dejó escapar un aliento que él estaba
aguantando, mirando a su nieto, rastros de decepción se podían ver en sus ojos.
Su talento en las artes marciales podría considerarse por encima de la media,
pero su sintonizacion y forma de interactuar con la gente era seriamente
demasiado como la mierda. Situ Bu Fan sólo podía darse el lujo de ser
arrogante, comportándose de tal manera en la Ciudad Hundred Miles ya que tenía
el respaldo del Clan Situ. Pero lo que no sabía era que en el vasto mundo
exterior, la Ciudad Hundred Miles no era nada… sólo una mota de polvo en
comparación con las verdaderas grandes ciudades del continente de Nube Verde.
————————————————————————————————————–

[1] Una persona fuera de moda o socialmente inepta.
[2] Hablar de sí mismo en tercera persona de forma “humilde” es
una señal de respeto.
AST Capítulo 18 – Belleza encantadora
AST Capítulo 20 - Grados de hierbas medicinales