AST Capítulo 94 – El Furioso Situ Ba

AST Capítulo 94 – El Furioso Situ Ba

Qing Shui finalmente se había embarcado en el camino
de convertirse en un alquimista. Mientras perseverara, seguramente alcanzaría
sus sueños de convertirse en alguien que fuera el más venerado en este mundo
– un
Alquimista.

Sin embargo, un rastro de preocupación se había filtrado en su corazón,
mezclándose con la alegría que sentía dentro. Para desbloquear la información
sobre la Píldora de los Cinco Dragones, todavía estaba a una gran distancia.
Estaba preocupado por la situación de Wenren Wu-Shuang, ¿podría ella suprimir
la propagación del veneno? ¿Qué pasaría si no pudiera, qué haría él?

Qing Shui no entendía por qué Wenren Wu-Shuang ocupaba un lugar tan importante
en su corazón. ¿Qué me está pasando? Shi
Qingzhuang y Yu He ya son lo suficiente, ¿por qué estoy tan preocupado por
Wu-Shuang?

En su reino espacial, pasó tres días haciendo 1 Jin de Ungüento Dorado, y
obtuvo aún más experiencia. Sin embargo, todavía estaba frustrado con su
progreso. Después de calcularlo, si quería alcanzar el 100% de experiencia,
necesitaría pasar al menos 600 días dentro del reino espacial, mezclando sin
parar.

El impotente Qing Shui salió del Reino del Inmortal Jade Violeta,
“Olvídalo, esto no puede apresurarse. Haré lo que pueda y espero lo mejor.
Wu-Shuang, debes esperar ahí.”

Qing Shui abandonó el reino espacial e hizo su camino de regreso a la Tienda
Médica del Clan Qing.

————————

En este momento, en la Residencia Situ, el líder del Clan Situ estaba sintiendo
una mezcla de ira extrema y preocupación mientras miraba a su pequeño hijo,
Situ Shang. La sangre fluía incesantemente desde la parte inferior de su cuerpo
cuando Situ Shang fue acostado en la cama.

“Rápido, ve a invitar al Doctor Lei”. Situ Ba rugió.

“¡Sí, sí, sí!” Un sirviente entró en pánico.

Fuera de la puerta, unos pocos jóvenes se arrodillaron, sin atreverse a moverse
en lo más mínimo. Eran el grupo de Situ Shang, quien se había enemistado con
Qing Shui a primera hora de la mañana. Por lo general, intimidaban a los
lugareños y cometían todo tipo de atrocidades con Situ Shang.

Situ Ba se acercaba a los 60 años. Debido a su obsesión en el camino marcial,
se casó tarde y solo tuvo dos hijos. Uno de ellos, fue el más fuerte entre la
3ra generación del Clan Situ – Situ Luan. El otro hijo, era Situ Shang.

Aunque el secreto de Situ Luan era altamente confidencial, su padre, Situ Ba,
naturalmente lo sabría. A pesar de esto, estaba indefenso y solo podía
depositar sus esperanzas en su pequeño hijo. A pesar de que Situ Luan era
extremadamente poderoso en su camino marcial, Situ Ba sabía que las riendas del
Clan Situ no podían ser entregadas a él. ¡Situ Luan ya era alguien condenado a
nunca ser capaz de producir un descendiente para el Clan Situ! (Para refrescarles
la memoria, Situ Luan se nos presentó como alguien que era estéril o algo así
xD.)

Más importante aún, había un lado oscuro en Situ Luan. Su corazón solo estaba
lleno de malicia y lleno de agujeros. Si su secreto fuera descubierto algún
día, sería extremadamente fácil destruirlo.

Pero ahora, incluso Situ Shang fue herido en tal medida, ¿esto no era
equivalente a destruir toda la rama principal del Clan Situ? Su pequeño hijo,
Situ Shang, era una figura increíblemente lujuriosa. Esta lesión era peor en
comparación con matarlo. La ira de Situ Ba ya había llegado a su límite cuando
dejó escapar un rugido. Necesitaba un objetivo para desatar su ira.

“¿Quién? ¿Quién hizo esto? ¿QUIÉN HIZO ESTO?” Situ Ba tembló mientras
rugía a los jóvenes arrodillados.

“Bai Qiang actualmente está rastreando los movimientos de ese tipo,
nosotros… tendremos una respuesta pronto…” Uno de los temblorosos
jóvenes tartamudeó, mientras gotas de sudor corrían por su rostro.

“¡Jodidas basuras, para qué los necesito!”

Situ Luan aulló mientras golpeaba con sus palmas a los jóvenes que estaban
arrodillados en el suelo. Instantáneamente, una presión similar al peso de una
montaña entró en erupción, como un feroz tigre que salta para devorar a su
presa. Los cuerpos de los jóvenes se hicieron añicos y solo dejaron charcos de
sangre y carne. La sangre cubría la totalidad de la cara y la ropa de Situ Ba,
haciéndolo parecer un demonio enloquecido.

En este momento, el joven de nombre Bai Qiang, el que había estado siguiendo a
Qing Shui, regresó. Al ver la aterradora visión, inmediatamente sintió su
cuerpo debilitarse mientras se arrodillaba en el suelo, su cuerpo temblaba
violentamente.

“Habla, ¿quién le hizo esto a mi Shang`er?” Situ Ba habló en voz
baja. El tono de voz era aún más horrible comparado con cuando había gritado.

“Él… Él es…” Bai Qiang tartamudeó mientras trataba de calmarse
para hablar.

“Habla, puedo perdonarte la vida. Si no, tu resultado final será el mismo
que ellos.” La mirada penetrante de Situ Ba se fijó en el aterrado Bai Qiang.

“Él es… Qing Shui del Clan Qing.”

“Basura de mierda, ¿aún quieres seguir molestándome? ¿Crees que serás
capaz de mantener tu vida si haces esto?” Situ Ba desató una patada,
enviando a Bai Qiang a volar. Desde el principio, no tenía intenciones de
perdonarlo.

Se escucharon sonidos de huesos haciéndose añicos, mientras la sangre salpicaba
como una lluvia en el aire.

“La vida del joven maestro Shang ya no está en peligro crítico, pero ya no
podrá producir un heredero en el futuro.” Un amable anciano de cabellos blancos
caminó hacia Situ Ba mientras susurraba en voz baja.

“Gracias, tío Lei.” Situ Ba suspiró sin fuerzas.

“Me reuniré con mi padre, por lo que dejaré a Shang`er a tu cuidado.”

“No te preocupes, me haré cargo del Joven Maestro.”

La expresión de Situ Ba se hundió cuando se fue. En este momento, la pena en su
corazón lo estaba devastando como un tornado. Como dice el refrán, lo más
doloroso para una mujer era enterrar a su padre cuando es joven, enterrar a su
marido cuando es de mediana edad y enterrar a su hijo cuando es mayor, no había
nada más doloroso que pudiera compararse con ello. Aunque estas circunstancias
no eran lo que Situ Ba estaba experimentando, era algo similar a eso.

En este momento, en la Residencia Situ, Situ Bufan estaba practicando su manejo
de la espada mientras Situ Nantian lo guiaba, ofreciéndole consejos y
corrigiendo sus errores. Debido a que los padres de Situ Bu Fan fallecieron
cuando él era pequeño, siempre había seguido a Situ Nantian a medida que
crecía.

Situ Nantian era el jefe anterior del Clan Situ, y tenía un total de 10 hijos.
Situ Ba era su hijo más joven, y al mismo tiempo, también era el que tenía el
mayor potencial, con la posibilidad de llegar a Xiantian. Situ Ba estaba
obsesionado con la cultivación, lo que lo llevó a tener solo una esposa y dos
hijos. Esto era extremadamente raro para un maestro joven de un clan con
estatus y poder.

Tal vez fue por eso que logró alcanzar la cima del Reino Houtian a una edad tan
joven.

Inicialmente, Situ Nantian no quería pasar el puesto de líder del clan a Situ
Ba. Sin embargo, lo hizo ante la insistencia de este, ya que añadió una
garantía de que definitivamente pasaría el puesto de Líder de clan en el
momento en que llegara a Xiantian.

Estas palabras conllevaban un indicio de amenaza para Situ Nantian, pero aun
así accedió. Después de todo, Situ Ba era la única persona que estaba más cerca
de Xiantian. Aunque el Clan Situ poseía varios maestros Houtian en la cima, los
hijos de Situ Ba solo querían divertirse, y no querían cargar con los problemas
de dirigir un clan.

“Abuelo, ¿es Qing Shui realmente tan fuerte? Cada vez que lo enfrenté, fui
derrotado incluso antes de ver su verdadera fuerza.” Situ Bu Fan preguntó,
mientras terminaba su práctica de espada.

“Recuerda, no te enredes con él en el futuro. Deberías enfocarte en tu
propio camino de cultivación. Tu talento está por encima del promedio, y
además, nuestro clan aún puede considerarse rico. En un futuro cercano, tu tío
Lei preparará un tipo de píldora que aumentará tu velocidad de cultivo en caso
de que la pruebes. Mientras comas eso, pasar al Xiantian antes de los 40 años
no es una mera fantasía. Mientras te adentres en el reino Xiantian, todos en la
Ciudad Hundred Miles serán simplemente una hormiga a tus ojos.”

Los ojos de Situ Bu Fan brillaron con una luz extraña. Esperaría hasta que
rompiera a Xiantian antes de jugar completamente con Qing Shui.

En este momento, la cara negra de Situ Ba apareció en el jardín donde estaban
Situ Bu Fan y Situ Nantian.

“¡Padre!”

“¡Tío, estás aquí!” Situ Bu Fan respetuosamente llamó.

“Fan`er, tengo cosas que discutir con tu abuelo”, explicó Situ Ba.

“Entendido.” Situ Bu Fan sonrió, mientras se marchaba.

“Padre, ese pequeño bastardo Qing Shui, paralizó a mi hijo Shang`er.”

AST Capítulo 93 - Primera Experiencia de Alquimia
AST Capítulo 95 - La Tragedia de no Tener Poder