AST Capítulo 93 – Primera Experiencia de Alquimia

AST Capítulo 93 – Primera Experiencia de Alquimia

Qing Shui grabó
en profundidad la ubicación de Wenren Wu-Shuang en su mente. Ella había ido al Clan
Xue de la Ciudad Rio Celestial. Según Wenren Wu-Gou, el Alquimista del Clan
Xue, Xue Dingjiang, era el hermano jurado de su maestro, por lo que si Wenren
Wu-Shuang buscaba un alquimista en la Ciudad Rio Celestial, sin duda,
definitivamente le haría una visita al Alquimista Xue.

Después de dejar la Corte de las Fragancias Nocturnas, Qing Shui estaba
considerando seriamente si iría tras Wenren Wu-Shuang. Sin embargo, incluso si
fuera así, ¿qué podría hacer?

Paseando por las calles sin intenciones en su mente, los recuerdos de la risa
de Wenren Wu-Shuang aparecieron en su mente. El rostro de una mujer encantadora
casi al nivel de una inmortal celestial, seguía apareciendo en su mente.

De repente, Qing Shui sintió pasar una ráfaga de viento. Este tipo de aire no
estaba formado por los movimientos de las corrientes o el clima, sino que era
causado por alguien que corría a gran velocidad en dirección a hacia él, como
si fuera invisible.

Qing Shui estuvo bastante descontento con tal situación.

Obviamente, esta persona estaba ciega o intentaba buscarle problemas. Con su
velocidad, especialmente después de comer 2 de las frutas de mejora de
agilidad, era una cuestión simple esquivarlo. Sin embargo, se sentía realmente
frustrado, y casualmente alguien quería convertirse en su pelele para desatar
sus frustraciones. También podría aceptarlo.

“¡Bang!” Un joven chocó contra Qing Shui.

“¡Ahhhh!” Gritó una voz.

Qing Shui miró al joven de 23 a 24 años que fue derribado cayendo al suelo. El
joven de piel oscura tenía un gran armazón y llevaba un uniforme de guerrero
marcial.

“¡Tu puta madre! Incluso te atreves a derribar al hermano menor de este
joven maestro. ¿No sabes quién es el jefe en la Ciudad Hundred Miles?” Sonó una
voz extraña.

Qing Shui frunció el ceño mientras miraba las figuras de pie detrás del joven.
El que estaba a la cabeza tenía entre 25 y 26 años, rostro pálido y llevaba una
costosa túnica bordada. También era el que miraba con desprecio a Qing Shui,
regañándolo como si estuviera hablando con un idiota.

En su mente, Qing Shui ya había considerado a esta persona como un retrasado.
Aunque su temperamento era bueno, odiaba que alguien insultara a su madre. Una
mirada tan filosa como las espadas, parpadeó en sus ojos mientras miraba al
joven.

“¿Qué estás mirando? Tu puta madre, hijo de pe……”

“¡ARGHHH!”

Qing Shui se movió, con una velocidad tan alta como las chispas de un rayo.
Apuntó una patada a la entrepierna del joven, mientras se escuchaba el sonido
de nueces agrietándose, haciendo que el cuero cabelludo de aquellos que lo
vieron se pusiera de punta.

“¡Si no quieren morir, tomen a esta basura y lárguense!” Dijo Qing
Shui, sin volver la cabeza hacia atrás.

Qing Shui era similar a un demonio a los ojos de la multitud restante. En un
abrir y cerrar de ojos, su joven maestro estaba tendido en el suelo, sin
esperanza de un día del padre.

La multitud restante se miró por un momento, antes de recoger rápidamente al
joven maestro y alejarse corriendo.

Qing Shui se calmó a sí mismo, y luego tranquilamente regresó a la Tienda
Médica del Clan Qing. Todavía estaba inmensamente infeliz. Había querido matar
al joven antes por el insulto a Qing Yi, pero al final, retuvo sus manos. No
quería bañar sus manos de sangre por culpa de un tonto.

Sin embargo, lo que no notó fue que había una silueta sombría acechando sus
movimientos y monitoreando sus acciones. Un extraño resplandor brilló en los
ojos de esta mientras informaba a los demás sobre lo que acababa de presenciar.

Qing Shui no se dio cuenta, en su mente solo le preocupaba la mezcla de la
Píldora de los Cinco Dragones. Sin embargo, no tenía la receta. Haciendo
hincapié en sí mismo, se obligó a pensar durante la epoca en que había jugado [Fantasía
Occidental] en su mundo anterior, tratando de recordar su conocimiento del
juego. Dos píldoras médicas de primer grado, junto con dos píldoras médicas de
segundo grado, podrían crear una píldora médica de tercer grado mediante
síntesis.

Sus ojos se iluminaron, “Incluso si falla, no tengo nada que perder.” (Excepto que muera
Wenren Wu-Shuan. Nada más.)

Lo principal ahora era que Qing Shui encontrara medicamentos de segundo grado.
La medicina de primer grado era muy común. La medicina de segundo grado se refería
a hierbas que tenían al menos 100 años de edad. Qing Shui regresó directamente
a la Tienda Médica y tomó algunos tallos de hierbas de 100 años.

Maldita sea.

De repente, Qing Shui detuvo sus pasos. De la nada se dio cuenta de que no
tenía un caldero para hacer mezclas.

Sin perder el tiempo, Qing Shui volvió a la Herrería Nube de Fuego. A decir
verdad, la razón por la que volvió no fue porque la Herrería era una tienda con
productos superiores a los demás. Obviamente, fue por la encantadora asistente.

Cuando entró, un hombre de mediana edad lo llamó apasionadamente: “Joven
maestro, ¿qué necesita? Nuestra tienda posee cantidades suficientes de todo
tipo de armamento. Incluso si hay algo que quiera que no tengamos, podríamos
fabricarlo para usted si nos da tres días.”

“Oh, tío, ¿tu tienda vende calderos de mezcla de los que son utilizados
por los alquimistas?” Sonrió Qing Shui.

“Sí, lo hacemos. Puede echar un vistazo, los almacenamos dentro de la
habitación del este. Cuestan 10 taeles de plata cada uno.” El tío de
mediana edad señaló una habitación mientras respondía con una sonrisa en la
cara.

Alquimista, esta era una profesión que quemaba dinero, por lo general, solo los
clanes ricos podrían permitirse costear a un Alquimista. Qing Shui exclamó en
su corazón, “Mierda, este caldero de mala calidad en realidad cuesta 10
taeles de plata. Incluso con talento, sin dinero, uno nunca podría ser nada.”

Qing Shui echó un vistazo a los calderos fabricados con materiales comunes. Por
10 taeles de plata era realmente difícil comprar un caldero de buena calidad,
ya que finalmente seleccionó uno, antes de irse.

Qing Shui no regresó a la tienda médica del Clan Qing. Fue a un lugar remoto
antes de ingresar al Reino del Inmortal Jade Violeta. Se concentró en los
recuerdos desbloqueados en su mar de conciencia, mientras mezclaba varias
hierbas juntas. La flor de 4 hojas y la raíz de flor de lana se separaban en
porciones. La razón por la cual Qing Shui seleccionó la raíz de la flor de lana
fue porque sus propiedades consistían en desintoxicar el veneno, mejorar la
circulación sanguínea, restaurar el Qi y suavizar el aire muerto dentro de los
órganos internos. Esta podía aumentar la inmunidad del cuerpo contra sustancias
venenosas.

Una vez que todo estuvo preparado, Qing Shui usó la técnica de las llamas
primordiales para comenzar a hervir las hierbas mezcladas dentro del caldero de
alquimia. Para su sorpresa, este caldero de baja calidad fue capaz de resistir
el calor de sus llamas primordiales.

Después de un tiempo, Qing Shui aumentó la intensidad de las llamas, ya que los
sonidos del agua hirviendo se hicieron cada vez más fuertes. Una hora más
tarde, cuando Qing Shui ya no podía mantener su técnica de llama primordial,
solo entonces escuchó los sonidos que indicaban una mezcla exitosa.

“¿Éxito?” Qing Shui se sintió incomparablemente alegre. Por lo
general, si la mezcla de píldoras fuera una falla, habría una pequeña explosión
de algún tipo.

Las manos de Qing Shui temblaron cuando levantó la tapa, solo para descubrir
una capa blanca de polvo nuboso en el fondo del caldero.

“¿Qué es esto?”

Qing Shui quedó atónito por un momento. Sacó el polvo blanco nuboso del
caldero. La cantidad era muy escasa, ya que solo valía para una pizca.

“¿Esta es medicina de tercer grado?” Qing Shui con sospecha se
cuestionó a sí mismo. ¿Por qué está en
forma de polvo?

Qing Shui se hundió profundamente en su mar de conciencia, tratando de
encontrar indicios de lo que podría ser este polvo nuboso.

“¡Ai! ¿Ungüento dorado?”

¡Los ojos de Qing Shui se iluminaron cuando descubrió que de alguna manera
había logrado confeccionar una medicina de su mar de conciencia!

Qing Shui se puso inmensamente feliz después de su primer intento exitoso.
Inmediatamente, reinició todo el proceso, haciendo una pausa para recuperar su
Qi antes de encender las llamas primordiales una y otra vez.

Cuanto mayor es la esperanza, mayor es la decepción. Todos sus intentos
posteriores no produjeron nada más que Ungüento Dorado.

“¿Cómo puedo preparar la Píldora de los Cinco Dragones?”, Se preguntó
mientras vertía todo el polvo nuboso en una botella de jade.

Se puso con la meditación para recuperar la energía gastada después de que
decidió detenerse por el día, cuando de repente, una barra de progreso apareció
repentinamente bajo el segmento del Ungüento Dorado en su mar de conciencia.

“Barra de experiencia, 0,5%. Se necesita un 99,5% más de experiencia para
desbloquear la siguiente píldora de la lista, la Píldora de Revitalización
Pequeña.” Qing Shui sonrió. ¡Finalmente, finalmente se había embarcado en
el camino de convertirse en alquimista!

AST Capítulo 92 - Wenren Wu-Shuang en Problemas
AST Capítulo 94 - El Furioso Situ Ba