AST Capítulo 77 – “Otro Xiantian”

AST Capítulo 77 – “Otro Xiantian”

“¡Me… me
estás molestando!”

Mirando a Yu He. Su expresión era semejante a la de una débil e indefensamujer,
una ola de calor surgió a través de su cuerpo. Qing Shui ejecutó la misma
acción que hizo anteriormente, y le dio un abrazo. Aunque estas acciones eran
similares, no había intención sexual en este abrazo.

“¡Lo siento, me haré responsable de ello!” El corazón de Qing Shui se
estremeció ligeramente con dolor mientras miraba la cara de Yu He, antes de
hacer su declaración seriamente.

“¿Responsabilidad?” Yu He se quedó atónita, mientras ella involuntariamente
preguntaba.

“Er… Sé mi mujer, me casaré contigo y te trataré bien.” Qing Shui
se frotó la nariz mientras hablaba torpemente.

Después de un breve momento, Yu He no pudo evitar reír. Esa risa, era como
gotas de agua en una flor de pera, y ella misma no tenía ni idea de por qué se
reía. No se estaba riendo de Qing Shui, quien quería comer la carne de un cisne[1]. Después
de todo, en su mente no era digna de ser comparada con un cisne, mientras que
Qing Shui definitivamente no era un sapo horrible. Su risa, dirigida hacia sí
misma, estaba teñida de impotencia.

“¿Por qué te ríes? ¿Te enamoraste de mí? Después de pasar tiempo conmigo,
¿te diste cuenta de todos mis puntos positivos?”

Yu He continuó riéndose mientras miraba al serio joven frente a ella. Estaba
desconcertada consigo misma. Ella no tenía reacciones adversas hacia las
vulgares acciones anteriores de Qing Shui, y sólo sentía que Qing Shui había
tocado de alguna manera un punto blando en su corazón. Aparte de sentir un
ligero malestar, había incluso un toque de excitación, Yu He se ruborizó al
recordar ese momento.

“Todavía eres tan joven, no digas cosas por impulso. Por esta vez
perdonaré tu travesura. Si hay una próxima vez, no te mostraré ninguna
misericordia.” Yu He mostró sus dientes ferozmente hacia Qing Shui después
de eso.

Qing Shui no podía dejar de sentir que Yu He tenía la adorabilidad de una mujer
más joven. No sabía si se sentía feliz o perplejo al oír sus palabras.

“¡Tía Yu!”

“¡¿QUÉ?! ¡Llámame Hermana Yu!”

“……”

“¿Tienes algo de qué hablarme?”

“Sí, sobre los peces negros.” Yu He se había recuperado de su estado
de shock de antes, se pasó el cabello tras las orejas, emitiendo el aire de una
mujer madura mientras hablaba.

“¿Encontraste el suministro de 10 peces por día demasiado poco?”

“Sí, los que tienen dinero y estatus los han reservado. Incluso gente de fuera
de la ciudad acampan en mi posada a diario y se quejan. ¿Crees que serías capaz
de proporcionar más pescado para mí?” Yu He parpadeó sus hermosos ojos, mientras
ella suplicaba con delicadeza a Qing Shui.

Los dos caminaron lado a lado hacia la Posada Yu He. Había muchos en la
multitud de gente en las calles con frecuencia mirándolos; Ellos daban la
sensación de que harían una buena pareja. Qing Shui era guapo y alto, y lo más
importante, emitía una sensación de dulzura y equilibrio que le faltaba a la
mayoría de los hombres adultos, haciendo que la gente tuviera envidia y
haciéndoles querer acercarse. Sus ojos eran especialmente encantadores, y esa
mota púrpura entre sus cejas parecía darle un aire ligeramente demoníaco, capaz
de encantar aún más gente.

Yu He, con su figura voluptuosa era exquisita, como el jade. Era una cabeza más
pequeña que Qing Shui, y esa sonrisa de ella contenía rastros de coquetería.
Sus ojos, límpidos y claros, mientras que su nariz era como un jade tallado.
Sus picos gemelos y ese trasero alegre y lleno de alegría se veían tan
redondeados como melones, y cuando se combinaba con sus piernas blancas y
lechosas, era una combinación que a todos los hombres les sería difícil
resistir.

Los dos charlaban mientras paseaban por las calles, y al final, Qing Shui
acordó aumentar el número de peces proporcionados a 20. Este fue el límite que
dijo, si no, el pescado negro ya no sería tan popular.

“Oh, cierto, la cuestión de los peces negros ya ha sido descubierta por otros,
es mejor actuar con más cuidado. Me temo que tratarán de crear problemas para
ti.” He Yu explicaba mientras la preocupación estaba pintada sobre su
rostro.

Qing Shui sintió que esto no era ninguna sorpresa. ¡Las cosas que invocan los
celos, seguramente atraerán la atención!

“Sospecho que ya están vigilando a la gente cercana a nosotros, viendo con
quién estamos interactuando, mientras tratan de encontrar la fuente de los peces
negros.” Qing Shui dijo pensativo.

Qing Shui en la actualidad, ya había descubierto a la gente que le espiaba.
Como resultado de su forma única de cultivo, sus sentidos eran muchas veces más
agudos que los de otros cultivadores. Incluso los sentidos de algunos
cultivadores de Xiantian podían no ser tan agudos como los suyos.

“¿Quieres esfumarlos?” Yu He frunció las cejas.

“No, no los alertemos prematuramente, después de todo, todos estos espías
son simples secuaces sin autoridad.”

“Entonces, ¿cómo podrás entregarme el pescado?” Yu He arrugó la frente. Después
de todo, este era un problema muy grande, y su oponente se escondía en la
oscuridad, lo que significa que no tenían intenciones de enfrentarse
directamente con el clan Yu.

“No te preocupes, déjame esto a mí. Encontraré una manera de pasar furtivamente
los peces.” Qing Shui guiño su ojo mientras tranquilizaba a Yu He.

Muy rápidamente, llegaron a la Posada Yu He. Ya que todavía era por la mañana,
no había muchos clientes. Qing Shui echó un rápido vistazo a los alrededores:
dos parejas, tres adolescentes, dos hombres altos y robustos de mediana edad, y
una mesa de ocho personas compuesta por tres chicas y cinco chicos.

Qing Shui miró entonces el asiento cerca de la ventana, donde había un viejo
anciano y un joven juntos bebiendo vino. El anciano tenía una cabeza llena de
cabellos blancos, que mostraba un aura de extrema edad, y estaba ataviado con
ropas ordinarias. Sin embargo, si uno lo inspeccionara de cerca, notarías el
brillo deslumbrante en sus ojos, mientras que su piel era tan clara como la de
un bebé. Parecía un ermitaño celestial en las montañas, provocando
inadvertidamente que la gente se volviera a mirar.

En cuanto a ese joven, él era guapo con cejas en forma de espada, una nariz
recta, y los labios finos. Sólo de una mirada, Qing Shui podría decir que este
joven ante él tenía una determinación inquebrantable. Su cuerpo era alto, y la
ropa que llevaba estaba completamente diseñada, lo que indicaba que era una
persona de riqueza. La cosa más atractiva era el aura que emitía, parecida a la
de una espada afilada.

“¡Interesante!” Un pensamiento pasó por encima de la mente de Qing
Shui.

Mientras volvía la mirada hacia el anciano, descubrió que el anciano también lo
observaba con interés. Aquella mirada de aquel anciano era increíblemente
misteriosa. Qing Shui asintió ligeramente con la cabeza hacia él, mientras el
anciano soltaba una sonrisa. Sin embargo, esa sonrisa no tenía ningún toque de
amistad, y causó que Qing Shui se sintiera atrapado en una jaula, incapaz de
liberarse.

El choque surgió en el corazón de Qing Shui, ya que podía sentir que la energía
contenida en la mirada del viejo era similar a algo que había experimentado
antes.

“Mierda, otro Xiantian, ¿por qué la Ciudad Hundred Miles tiene tantos
cultivadores Xiantian de repente? Además, parece que es mucho más fuerte en
comparación con WenrenWu-Shuang. Él debe haber atravesado el reino Xiantian
hace años.” Qing Shui dedujo en silencio.

Cuando Qing Shui activó silenciosamente su Técnica de Visión Celestial, pudo
ver claramente rayos de arcoíris brillando a través de los ojos del viejo, pero
no tuvo tiempo de reflexionar sobre esto. Eso fue porque Qing Shui descubrió
que el Dantian[2] del
viejo parecía estar severamente dañado. La forma de su Dantian se había doblado
similar a una “W”. Varios canales de energía cerca de su Dantian eran
extremadamente finos en comparación con los otros canales de energía gruesa
alrededor del cuerpo del viejo.

Qing Shui podía sentir que el QiXiantian del anciano lo rodeaba mientras volvía
la cabeza para mirar a Yu He, dándose cuenta de que ella no tenía conocimiento
de lo que estaba sucediendo. Sabía que era el blanco del viejo. De la calidad
de su Qi, Qing Shui podía decir que ese viejo era sin duda un experto, era sólo
que él no entendía por qué el anciano estaba interesado en él.

En realidad, la razón por la que el viejo estaba tan interesado en Qing Shui
fue porque se dio cuenta de que de alguna manera, no podía ver a través suya.
Si Qing Shui fuera un anciano en el reino Xiantian, este anciano Xiantian no
habría pensado nada de él. Sin embargo, Qing Shui tenía obviamente menos de 20
años de edad, y por lo tanto evocó gran curiosidad e interés en él.

“Hermano pequeño, ¿te importa acompañar a este viejo por una copa o
dos?”

Cuando una voz amable sonó, Qing Shui sintió que su cuerpo se aflojaba, ya que
sabía que el anciano había retractado su QiXiantian.

Qing Shui se congeló antes de recuperarse rápidamente con una sonrisa. Sin
embargo, el joven al lado del anciano, volvió su mirada aguda hacia Qing Shui,
como si quisiera desafiarlo.


[1]Comer la carne de un cisne – en el idioma
chino significa, lujuria por una hermosa mujer. Dicho completo = un sapo
horrible que quiere comer la carne de un cisne.
[2]En los diferentes sistemas chinos de trabajo interno el concepto de
“Dan Tian” es un punto de referencia fundamental. Se refiere a una serie de
centros de energía distribuidos en determinadas zonas del cuerpo humano.
AST Capítulo 76 - “Una Vez Más, Aprovechándose de Yu He”
AST Capítulo 78 - Baili Jingwei