AST Capítulo 76 – “Una Vez Más, Aprovechándose de Yu He”

AST Capítulo 76 – “Una Vez Más, Aprovechándose de Yu He”

Cultivando dentro del reino del Inmortal Jade Violeta
antes de que fuera forzado a salir, Qing Shui murmuró cuando se encontró de
nuevo en la cama. Después de todo, casi cada vez que entraba en el reino
espacial, y hasta el momento en que el “tiempo de entrada” terminaba,
sería tarde por la noche.

El segundo día se despertó temprano, y se dirigió al patio.

Desde lejos, QingShi se había acercado y saludado a Qing Shui, y Qing Shui
felizmente respondió: “¡Buenos días a ti también!” De repente, sin
saberlo, de alguna manera activó la técnica de Visión Celestial, y los órganos
internos, canales de energía mística y los meridianos de QingShi fueron visibles
para él.

Sin embargo, pronto se dio cuenta de que el drenaje de sus reservas de energía
era incluso mayor que el momento en que había activado las Antiguas Llamas
Yin-Yang!

En este momento, Qing Shui se sorprendió gratamente, en el campo de la medicina,
había muchas enfermedades o aflicciones que se podían diagnosticar fácilmente a
través de métodos como la toma del pulso, y sanación con la prescripción de la
dosis correcta de medicina.

Sin embargo, hubo muchas otras, como lesiones internas, o enfermedades
preexistentes como el cáncer que no eran tan fácilmente diagnosticables hasta
después de que la primera oleada de efectos apareciera.

“¡La Técnica de Visión Celestial es
aún más eficaz que las radiografías de mi mundo anterior!
” Qing Shui
se quedó mudo. Antes de esto, ya estaba impresionado por la Técnica de Visión
Celestial, pero sólo ahora se dio cuenta de lo poderosa que era en realidad.

Anteriormente, cuando miró a QingShi, Qing Shui se dio cuenta de que muchos de
los canales de energía de QingShi eran muchas veces más delgados en comparación
con los suyos, y sus aberturas de los canales de energía estaban selladas,
causando un flujo de energía muy débil o Incluso detenido por el bloqueo. En
cuanto a los órganos internos y la estructura ósea, QingShi se veía sólo un
poco mejor que un humano común. Después de la observación, Qing Shui adivinó
que este factor detrás de los canales de energía más delgados que los normales
era probablemente la razón por la cual la habilidad de combate de QingShi era
tan baja.

“Qing Shui, ¿qué pasó? ¿Por qué estás tan estupefacto?” QingShi
suavemente sacudió a Qing Shui.

“¡Ah, nada, solo que de repente pensé en algo!” Qing Shui dijo a la
ligera.

“Jeje, ¿estás pensando en una mujer?”

Ahora que dos jóvenes estaban juntos, viendo que no tenían nada que hacer,
comenzaban a hacer bromas sobre todo bajo el sol. Conversando de izquierda a
derecha sobre quiénes eran las chicas más bonitas de los varios clanes, sus
miradas, sus figuras, sus manierismos y todo el camino, incluso de algunos
temas francamente lascivos sobre el tipo de mujeres que apetecían y sobre sus
fantasías…

Después de su discusión, comenzaron la práctica diaria de cultivación matutina,
con Qing Shui guiando a QingShi. Naturalmente, Qing Shui no podía molestarse en
practicar. Después de todo, con un tesoro como el reino espacial, ¿cómo podría
alguien perder el tiempo cultivando fuera de él?

Poco después, tanto QingYi como Yuanying les llamaron, diciéndoles que ya era
hora de comer. Del aroma que se movía hacia ellos, Qing Shui podía decir
instantáneamente que habían preparado el pescado negro para el desayuno.

“¡Haha, parece que tendremos la oportunidad de comer algo delicioso para
el desayuno más tarde!” QingShi felizmente exclamó después de su práctica
matutina.

Cuando Qing Shui estaba a punto de responder, vio a alguien entrando en la
tienda médica del Clan Qing, ¡y esa persona era una belleza encantadora!

¡Yu He!

Cuando Yu He vio a Qing Shui, sus ojos brillaron claramente mientras sacaba su
lengua hacia Qing Shui. Esa acción adorable causó que Qing Shui y QingShi
quedaran aturdidos, parados allí como idiotas.

“¿Qué… qué estás haciendo aquí?” La perplejidad brilló en sus ojos mientras
Qing Shui preguntaba, después de todo, sólo habían pasado como 4 o 5 días,
antes de su acuerdo de los 10 días.

“¡Oh, así que no me das la bienvenida!” Yu He hizo una mueca hacia
Qing Shui.

“Nonononono, ¿cómo puede ser eso? Siempre estás en mi mente, una señorita
tan amable como tú, siempre será un placer darle la bienvenida! Sólo que esta
visita es demasiado repentina, me atrapas desprevenido.” Qing Shui
rápidamente respondió. Era cierto que el recuerdo de él chocando contra Yu He
siempre había estado flotando en su mente.

¡Ese sentimiento, incluso cuando soñaba, Qing Shui babeaba al respecto!

Cuando las voces de su discusión resonaron, QingYi y algunos otros, al oír la
voz de Yu He, salieron y la invitaron a la habitación. De sus observaciones,
Qing Shui sabía que su madre y Yu He tenían una relación muy amistosa.

Cuando Qing Shui entró en la habitación, lo primero que vio fue de siete a ocho
pilas de dinero sobre la mesa, mientras que tres líneas negras aparecieron en
su frente. “Nooo, mi dinero.
No notó la mirada de amargura escondida que Yu He le disparó. Cuando finalmente
se calmó, sólo pudo sonreír tímidamente hacia ella. Después de todo, fue él
quien propuso el límite de 10 peces por día.

Qing Shui era el único que se sentía incómodo cuando empezaron a comer, la mesa
estalló con risas mientras Yu He constantemente hacía gestos con el pulgar
hacia arriba, complementando a QingYi en su cocina.

Normalmente, Qing Shui se sentiría dichoso de tener una señora tan hermosa
desayunando con él, y lo más importante, Yu He era el tipo de mujer que Qing
Shui amaba. Sin embargo, de sus observaciones, él pudo decir que había un
significado más profundo detrás de su visita repentina.

“Hermana QingYi, este pescado es realmente delicioso.”

“¡Pu!” Qing Shui accidentalmente se ahogó con la comida.

QingYi miró a Qing Shui extrañamente, ¿por qué él de repente tuvo una reacción
tan grande? Lo que era aún más extraño, ¿por qué Yu He la llamó de repente
hermana? Aunque su relación no era mala, seguramente no se había desarrollado
hasta el punto de llamarse hermanas.

Mientras Yu He estaba incomparablemente alegre, sólo por ver cómo Qing Shui
comió, ya le causó estallar en sonrisas. Sin embargo, siempre que sus miradas
se reunían, QingYi notaba rastros de felicidad, fascinación e incluso
complejidad en los ojos de Yu He.

Cuando terminaron la comida y Yu He estaba a punto de irse, ella de repente
hizo una pausa y miró a Qing Shui antes de decir, “Qing Shui, ¿podrías ir
a encaminarme? La tía Yu quiere hablar contigo acerca de algunas cosas.”

Qing Shui, advirtiendo la señal que QingYi estaba dándole, asintió de inmediato
con la cabeza mientras caminaba hacia Yu He.

“Lo que Confucio dijo era correcto, tanto las mujeres como los hombres
despreciables son realmente difíciles de manejar!” Qing Shui murmuró entre
dientes mientras caminaba hacia Yu He.

“¿Qué estás murmurando? No logré entenderlo bien.” Yu He dijo.

“Le dije que fue que el encanto de la tía Yu se eleva todo el camino hasta
los 9 cielos, y me preguntaba qué hombre afortunado robaría su corazón!”

“Pequeño tontito, ¿por qué de repente te ahogaste en voz alta durante el
desayuno antes? Tengo mucha curiosidad.” Yu He sonriente preguntó mientras
miraba a Qing Shui.

Mirando a Yu He, Qing Shui no pudo evitar recordar su choque accidental, lo
atractiva y lo hermosa que era, eso era en todo lo que podía pensar. Sintió un
súbito e intenso impulso de abrazarla.

“¡Tía Yu, estaba equivocado!” Después de lo cual Qing Shui se
derrumbó justo en el medio del profundo valle entre los picos gemelos de Yu He,
con sus manos alrededor de su espalda, apretado en un abrazo. Naturalmente, no
se olvidó de tomar la oportunidad de oler la fragancia de su cuerpo. (Ese Qing Shui es
un pillín :v)

Yu He jadeó, mientras se congelaba, incluso olvidándose de empujar a
Qing Shui que estaba descaradamente comiendo su tofu.

Qing Shui no sabía cuándo fue que había adquirido tales huevos, pero ya que la
acción ya estaba hecha, también podría disfrutar, ¿verdad? Cerrando los ojos,
empezó a mover la cabeza de izquierda a derecha entre los picos gemelos del
pecho de Yu He, cuando repentinamente pudo sentir dos cosas como si fueran
brotes erectos, mientras se ahogaba en éxtasis. Sin pensarlo, cedió al
instinto. Qing Shui abrió la boca y succionó suavemente una de las cosas
puntiagudas a través de la fina capa de la túnica de Yu He.

¡Qing Shui nunca había experimentado una sensación tan maravillosa antes!

“¡Ah!” Finalmente, después de que ella se recuperó, Yu He empujó
violentamente a Qing Shui, su rostro enrojeció de ira mientras sus ojos se
volvían humedos, parecía como si estuviera a punto de derrumbarse y llorar.

“¡Me… me estás molestando!”

A pesar de que Yu He parecía aterrorizada y miserable, no había indicios de
histeria. Qing Shui sentía que la Yu He de ahora, se sentía extrañamente aún
más atractiva. Sin ninguna huella del aire de un joven emprendedor exitoso,
pero algo más parecido a una pequeña mujer débil y gentil que había sufrido
mucho a lo largo de su vida.

AST Capítulo 75 - “Pescados Negros Problemáticos”
AST Capítulo 77 - “Otro Xiantian”