AST Capítulo 64 – “¿Has Abrazado Lo Suficiente?”

AST Capítulo 64 – “¿Has Abrazado Lo Suficiente?”

“¡Las
chicas hermosas están ahí para ser apreciadas!”

Yu He se quedó atónita, mientras miraba extrañamente a Qing Shui. Sólo vio los
claros ojos de Qing Shui mirándola. Encarando su mirada, había comodidad y
tierna protección. ¿Cómo podía este joven poseer tal mirada? Aparte de eso, de
sus ojos, podía ver sabiduría y previsión. También había propósito, pero todas
estas cualidades también estaban adornadas con capas de mansedumbre. ¡Era muy
atractivo!

“Oh, ¿sabes cómo apreciar a una mujer?” Yu He se rió, se sintió muy
exaltada en este momento, pero no estaba segura de por qué se sentía así. Sólo
sabía que se sentía en paz en su corazón, y una sensación de seguridad.

“Haré cosas por ella, asumiré sus cargas, la protegeré y la haré
feliz.” Qing Shui fue sorprendido por la repentina pregunta de Yu He. Sin
mucho tiempo para pensar, apresuradamente soltó un montón de cosas absurdas.

Yu He no pudo evitar reírse de sus respuestas absurdas. En ese momento sentía
que Qing Shui tenía un corazón realmente puro. Sentía que sería un buen marido
para su futura esposa.

“Si la hermana mayor quiere que te preocupes por ella, ¿lo harías?”
Yu He continuó burlándose de Qing Shui, y sin embargo, tenía algunos rastros de
seriedad ocultos en ella.

“La Hermana mayor Yu He debería ser una de las mejores bellezas en nuestro
país. Pienso que el número de pretendientes que usted tiene constituiría casi
la mitad de la población entera. Qing Shui miró a Yu He en serio, y en su
corazón en este momento, él estaba pensando – Si Yu He iba en serio, a Qing
Shui no le importaría en absoluto. Después de todo, era exactamente su tipo de
tofu. Una señora madura mayor que él por 10 años, delicioso.

“Hehe, tu hermana te está molestando. Suspirar… una mujer como yo,
¿quien todavía me querría? ¿Quién todavía me apreciaría?” Yu He Sonrió
amargamente, como si hubiera algo en su corazón, mientras miraba a Qing Shui.

Qing Shui no
respondió, sabía que Yu He era del Clan Yu, y tenía un alto estatus. ¿Y decir
que Yu He realmente se enamoraría de él? Sólo si los cesos de Qing Shui
estuvieran dañados, lo creería. Tal vez en sus ojos, él era sólo un jovencito.
Alguien para burlarse, para reír. Lo que realmente necesitaba era un hombre
fuerte y capaz de protegerla.

Cuanto más hermosa es una mujer, más probable es que estaría rodeada de lobos
lujuriosos. Había dos maneras de conseguir las chicas hermosas que desearas.
Uno, era que ambas partes estén dispuestas. Segundo, ser tan fuerte hasta el
punto de que nadie se atrevería a decir una cosa. Una persona con suficiente
fuerza, tendría millones de maneras de romper una pareja amorosa, o podría
presionar directamente a la parte masculina para irse.

“Está bien, no deberíamos estar divagando tan lejos de nuestro tema
principal. Qing Shui, tu hermana mayor debe ser capaz de adivinar tus
intenciones para venir aquí hoy. Te digo que, siempre y cuando estés dispuesto
a proporcionar el mismo tipo de pescado que comimos antes, cualesquiera que
sean las condiciones que tengas, te satisfaría.” Yu He parpadeó sus
hermosas pestañas mientras miraba a Qing Shui.

Qing Shui se rió ligeramente, mientras miraba a Yu He, que estaba reclinada
perezosamente en el sofá. “Una mercancía sólo es valiosa si es rara. Este
tipo de peces se crio usando un método especial, y hay un número limitado de
ellos. A lo sumo, yo sería capaz de suministrarle 10 de tales peces por día.
Pero, si hermosas damas como usted quieran cenar conmigo, entonces no importa
cuántos peces necesite, todavía sería capaz de proporcionarlos.”

“Sólo 10 peces de este tipo todos los días, aunque la cantidad es algo
escasa, pero aun así, creo que si establezco el precio de venta en 100 taels de
plata por pescado, los clientes seguirían buscando más.” Yu He murmuró
para sí misma.

“Ya sabes lo delicioso que el pescado sabía, y puedo garantizar que aparte
de mí, ningún otro proveedor sería capaz de proporcionar este tipo de pescados.
Lo que necesitamos ahora, es una buena estrategia de marketing. Por no hablar
de 100 taels, creo que incluso si se vendiera por 1.000 taels, todavía habría
gente dispuesta a probar!”

Los ojos de Yu He destellaron, “Wow, no pensé que un pequeño mocoso como
tú tendría una mente orientada a los negocios también.”

Qing Shui casi se desmayó cuando escuchó a Yu He
refiriéndose a él como un pequeño mocoso. Sintiendo las olas agudas de la
depresión que asaltaba su corazón, se sintió miserable más allá de la medida.

¿Estos peces son criados por ti?” Yu He hizo al azar una pregunta,
mientras observaba Qing Shui de cerca.

“Esto puede ser considerado así supongo. Sin embargo, si hay otros que le
hagan esta pregunta, por favor mantenga mi identidad en secreto. Después de
todo, esto tiene mucho que ver con el dinero.” Qing Shui avergonzado
respondió.

“¿Estás tan carente de dinero? Hehe, tu hermana mayor no se aprovechará de ti.
¿Qué tal el 30% de los ingresos para ti y el 70% para mí?”

Qing Shui sonrió gentilmente cuando rechazó la propuesta. “No es que me
falte dinero, ¡no tengo dinero! ¿Qué tal una división de 50/50 de los ingresos?
Ganemos dinero juntos.”

Al final, Yu He frunció las cejas mientras lo consideraba, y finalmente aceptó
la oferta. Acechando como una tigresa ante su presa, abrazó a Qing Shui. Este
se quedó allí en silencio, atónito por sus acciones. Sus acciones hicieron que
el virgen Qing Shui flotara en la nube de los nueve, mientras su mente se
apagaba.

“Feliz asociación.” Yu He susurró en la oreja de Qing Shui en el
instante en que ella lo abrazó.

Aquella voz encantadora y magnética, pasó suavemente por su oreja. Qing Shui
podía sentirse sonrojándose mientras sus oídos se ponían rojos. Este tipo de
sentimiento era incomparablemente refrescante. Después de la incomodidad
inicial, Qing Shui se recuperó rápidamente, y sólo la alegría se mantuvo.

“¡Feliz asociación!” Qing Shui respondió, e inició el abrazo esta vez
al igual que Yu He se estaba retirando, mientras un nefasto fuego ardía en su
región inferior.

El choque cubrió los rasgos de Yu He mientras jadeaba. Nunca pensó que Qing
Shui sería tan atrevido. Aunque Qing Shui era 10 años más joven, todavía era
considerado un hombre. Sin embargo, en ese abrazo suyo, Yu He no mostró ningún
signo de ira o rechazo.

Cuando observaba a Yu He a una distancia tan cercana, Qing Shui estaba
asombrado. Su belleza era capaz de mover las almas de los hombres. Mirando su
delicado rostro, y suscristalinos ojos parecidos a la belleza de valiosas
piedras preciosas, Yu He Apareció como un ser celestial volando en los cielos.
Su elegancia fue más allá de comparación ya que Qing Shui continuó abrazando
con más fuerza.

“Pfft, ¿has abrazado lo suficiente?” Yu He tocó suavemente la espalda
de Qing Shui mientras lo decía a la ligera.

“¡No es suficiente, incluso si pudiera abrazarla toda la vida, nunca sería
suficiente!” Qing Shui continuó abrazándola mientras acurrucaba su rostro
en el cuello de Yu He.

“Apestoso mocoso, tu boca es realmente dulce. Sin embargo, no se te
permite tomar ventaja de mí de esta forma en el futuro. Hmph, pequeño huevo
travieso.” Yu He Suavemente respondió, pero no hizo ningún movimiento para
liberarse del abrazo.

Qing Shui renunció involuntariamente a su control sobre Yu He, sintiendo ligera
insatisfacción en su corazón. El escenario no iba de acuerdo con las tramas de
las novelas adultas y películas “artísticas” que había visto en su
vida pasada. ¿No se suponía que la dama en cuestión lo comía como un puma?

“Tal vez no soy el actor principal.” Qing Shui frunció el ceño.
“O eso o, no he leído suficientes novelas adultas ni aprendido suficientes
líneas cursi para usar todavía.” Sacudiendo su cabeza, la voz interior de
Qing Shui retorció: “¡No! Yo soy el protagonista! Estaré en control
directo de mi propio destino y produciré mi propia versión.”

Después de que Qing Shui se fuera, Yu He permaneció en su habitación
reflexionando sobre los asuntos en su corazón. Ella sintió que Qing Shui ya se
había metido de alguna manera dentro de su corazón. Obviamente, ella no creía
que caería ante Qing Shui, un tipo que era mucho más joven que ella. Sin
embargo, no estaba disgustada o enfadada por sus acciones. Sólo sentía alegría
y felicidad mientras bromeaban durante el tiempo que pasaban juntos.

La primera vez que lo conoció, fue por curiosidad. Un joven, con una apariencia
tímida y reservada, había derrotado a Situ Bu Fan. En cualquier caso, ¿no decía
el dicho que las relaciones entre un hombre y una mujer empezarían siempre por
curiosidad y, lenta y finalmente, hasta llegar al punto en que hubiera amor?

La segunda vez fue esta ocasión, cuando Qing Shui le había traído dos únicos
peces negros. Era lo más delicioso que había comido. Mirando por la ventana, y echando
un vistazo a la vista posterior de Qing Shui, Yu no pudo evitar sentir alegría,
así como cuán misterioso era el joven que sólo la abrazaba.

AST Capítulo 63 - “Cenando Con Una Belleza”
AST Capítulo 65 - “Corte De Las Fragancias Nocturnas”