AST Capítulo 548 – El Clan Entero se Muda, Valle Segador de Almas del País Kaiyang.

Capítulo
548 – El Clan Entero se Muda, Valle Segador de Almas del País Kaiyang.

“¡Gracias!” Shi Qingzhuang
sonrió y dijo de una manera seria.
“No hay necesidad de agradecer
entre nosotros.”
“¡Oh, entonces te lo agradeceré en
nombre de mi abuelo!”
“Qingzhuang, déjame adivinar por
qué has venido. ¿Crees que puedo adivinar correctamente?” Qing Shui sonrió
y miró a Shi Qingzhuang, el sentimiento entre los dos en este momento fue muy
maravilloso.
“Entonces adelante.” Los
fríos ojos de Shi Qingzhuang tenían un toque de sonrisa embriagadora. Qing Shui
pudo ver claramente la alegría en sus ojos. Fue muy débil, pero hizo latir el
corazón de Qing Shui.
“¿Viniste después de ver a tu
abuelo tomar la primer Píldora Xiantian Dorada?”
Shi Qingzhuang sonrió felizmente.
Aunque pueda parecer una leve sonrisa para otras personas, era difícil ver una
sonrisa como esa en Shi Qingzhuang.
Qing Shui no mencionó el tema de sus
padres. Dado que Shi Qingzhuang no deseaba hablar de ello, que así sea. Por lo
tanto, Qing Shui le regaló al Viejo Maestro Shi dos “Píldoras Xiantian Doradas”
sirviendo un poco de piedad filial en nombre de Shi Qingzhuang y, al mismo
tiempo, la dejó descansar a gusto.
En Ciudad Hundred Miles, el Xiantian ya
estaba en la cima entre todos los cultivadores. Por otra parte, incluso si los
expertos del exterior causaran estragos en Ciudad Hundred Miles, tendrían que
tener en cuenta la existencia de Qing Shui.
Sin saberlo, Qing Shui podía sentir que
la mano que sostenía a Shi Qingzhuang se sentía apretada. Shi Qingzhuang había
agarrado su mano con fuerza.
Anteriormente, Qing Shui evitó que la
gente del Clan Shi lo despidiera, ya que no quería alarmar a mucha gente.
Rápidamente, Qing Shui y Shi Qingzhuang
regresaron al Clan Qing y, después de que los preparativos fueran terminados,
todos abordaron el “carruaje de caballos”, que había sido considerado
extremadamente grande en la Ciudad Hundred Miles.

El Elefante Gigantesco de Diamante tiró
del carruaje. Aunque parecía muy magnífico, no mucha gente lo sabía, ya que las
especies son bastante raras y solo podrían evolucionar. No había tal tipo de elefante
para empezar. Las bestias que contenían la línea de sangre del elefante podían
evolucionar hacia el Elefante Gigantesco de Diamante, pero era solo que la
posibilidad era extremadamente baja.
No hubo necesidad de maniobrar ya que
Qing Shui dejó que el Ave de Fuego guiara el camino en el aire. El Elefante Gigantesco
de Diamante solo necesitaba seguir con el carruaje. Por lo tanto, todos solo
necesitaban permanecer dentro del carro, que era más grande que una habitación.
Qing You y compañía estaban muy
dispuestos a tomar los asientos exteriores del “carruaje de
caballos”. Observaron el tremendo tamaño del Elefante Gigantesco de Diamante
mientras se movía gradualmente sobre la superficie plana, tirando del carro.
“¡Hermano Qing Shui, este carruaje
es extremadamente cómodo y no se sacude en lo más mínimo! ¡Da la misma
sensación que montar en una bestia demoníaca voladora! Incluso esas personas
ricas no podrían disfrutar de un paseo en un carruaje de tan alta calidad ¡Esto
se siente bien!” Qing You se paró en el eje del carro y sonrió mientras
exclamaba.
“Así es, ¡el hermano Shui es el
mejor!”
Shi Qingzhuang se sentó tranquilamente
en un lado de Qing Shui, mientras que Yiye Jiange y Luan Luan se sentaron en el
otro, seguido de Mingyue Gelou y Yuchang. Sin embargo, Yuchang frecuentemente
corría hacia el área donde estaba Qing Shui.
Sentados en el lado opuesto a él
estaban Qing Yi, Qingqing y Wenren Wu-shuang. Qing Bei también se sentó allí.
Después de ellos estaban Qing Luo y los otros hombres, con la tía de Qing Shui
a un lado, y detrás de ellos también estaba el gran grupo de la tercera
generación del Clan Qing.
Fue increíblemente acogedor en el
carruaje. Había mesas, sillas, e incluso camas. Este fue el beneficio de tener
un carro tan grande. Por eso todos se reunieron en pequeños grupos, charlando
sobre los temas que les interesaban.
“Qing Shui, ¿todos en el Continente
Greencloud son ricos?” Feng Feiyan jugaba con el juguetón Pequeño Changfeng,
mientras sonreía y mirando a Qing Shui le preguntó.

“Siempre hay plebeyos en cualquier
lugar. Después de todo, no todas las personas son ricas. Es como en nuestra
Ciudad Hundred Miles, hay pocos cultivadores Xiantian. Pero afuera, incluso si
es en la capital del continente, todavía hay un pequeño porcentaje de
Cultivadores Xiantian. Es imposible ver cultivadores de Xiantian en todas
partes en las calles.”

“Entonces, ¿sería bueno para
nosotros hacer nuestro negocio allí? No estamos familiarizados con el
lugar.” Preguntó el tío Qing Hu, un poco emocionado y un poco preocupado.
“Si desean comenzar un negocio,
pueden obtener una tienda. No hay necesidad de preocuparse por las hierbas
medicinales y otras cosas. Cuando se vuelvan más conocidos, pueden expandir el
negocio lentamente.” Qing Shui dijo, pensando en ello.
“Hermano Qing Shui, ¿puedo
realmente unirme al Palacio Celestial?” Qing You preguntó con entusiasmo.
Sabía que uno debe ser al menos un cultivador Xiantian para poder unirse al
Palacio Celestial.
“Por supuesto que puedes. Sin
embargo, entre los millones de personas en el Palacio Celestial, serás el más
débil de todos.” Qing Shui sonrió mientras miraba a Qing You.
“También lo sé. El estrés es
realmente genial. Con tanta gente, cualquiera podría abusarme de mí.” Qing
You habló con una expresión amarga en su rostro.
“Es por eso que dije que tienes
que trabajar duro. Tienes bastante talento, pero tu determinación no es firme.
Mientras tengas determinación, podrás avanzar a Xiantian muy rápidamente.” Qing Shui entendió que necesitaba darle algo de motivación.
“Alto, alto…!”
“¡Te estoy hablando! Detén el
carruaje…”
“¡Screech!”
“Ahhh!”
“¿Hm? ¿Alguien ha sido atropellado
por nosotros?” Qing Shui frunció el ceño y dijo, mientras levantaba las
cortinas y salía.
Habían dejado la Ciudad Hundred Miles
durante aproximadamente medio mes y habían viajado por dos países. Esto todavía
debería estar dentro del País Kaiyang, un país en el extremo oeste del Continente
Greencloud. Sin embargo, el País Kaiyang todavía era considerado un país
bastante fuerte en el Continente Greencloud.
“¡Deténganlo! ¡Deténganlo! ¡Pensar
que se atreve a arrollar a alguien a plena luz del día en nuestro País
Kaiyang!” Un hombre de unos treinta o más años de edad con boca afilada,
nariz triangular y una voz aguda bramó.

Rápidamente, aparecieron cerca de un
centenar de personas, cada una de ellas equipada con una armadura pesada, pero
todas sus armas eran ganchos largos que tenían más de tres metros de largo. Sus
brazos eran muy gruesos y musculosos. Los ganchos gigantes en sus manos
brillaban con un brillo frío.
“¡El Valle Segador de Almas del
País Kaiyang!” Qing Shui frunció el ceño mientras exclamaba.
“Chico, conoces tus cosas. En el
Continente Greencloud, incluso esos guerreros fuertes en la Capital del
Continente no son tan arrogantes como tú, para atropellar a alguien de nuestro
Valle Segador de Almas y ser tan arrogantes.”
Qing Shui también conocía el Valle Segador.
Había escuchado hablar al viejo Ancestro del Palacio Celestial hablar de ellos antes.
Este país Kaiyang en realidad no era tan famoso como el Valle Segador de Almas,
y el Valle Segador de Almas era conocido solo por una sola persona. De lo
contrario, solo se consideraría una secta de segunda clase en el Continente
Greencloud.
El Valle Segador de Almas tenía un
personaje cuyas habilidades eran comparables a las del Viejo Ancestro del
Palacio Celestial. Por lo tanto, incluso esas sectas de primera clase no se
atreverían a comportarse de manera atroz ahí. Incluso si fueron asesinados, no
había nada que se pudiera hacer al respecto.
Qing Shui vio que la persona
atropellada yacía en medio de la carretera. Pero ante el poder, todo era
inútil. Si uno no era lo suficientemente fuerte, incluso si la víctima no fue golpeada
hasta morir, o incluso si no fue derribada en absoluto, todavía podrían ser
detenidos en su camino.
Qing Shui miró el carruaje de caballos
y luego el Elefante Gigantesco de Diamante. Sabía que la otra parte se había
interesado en los “tesoros” de su carruaje.
“Ya Lin, ¿qué pasa? ¿Qué pasó? En
ese momento sonó una voz clara”. ¡Todos los miembros del Clan Qing en el
carruaje se bajaron también!

Qing Shui vio que otras veinte personas
más habían aparecido, con un hombre joven, o más bien, un hombre fuerte a la
edad de aproximadamente treinta años, a la cabeza. Tenía una figura bien
proporcionada y vestía ropa bordada. Sin embargo, su frente estaba un poco
abultada, las cuencas de los ojos eran profundas, tenía una nariz de halcón,
labios como cuchillas y sus ojos extremadamente afilados.

Unos veinte ancianos aparecieron ante
el hombre. Lo que sorprendió a Qing Shui fue el hecho de que todos eran
expertos en el nivel del Rey Marcial. Incluso había dos que estaban en el Pico
de Rey Marcial.
“No es de extrañar que nadie en el
Continente Greencloud se atreva a ofender al Valle Segador de Almas. Sólo una
secta como el Palacio Celestial podría darse el lujo de ofenderlos. Incluso uno
de una ‘gran familia y grandes negocios’ no se atrevería a tomar medidas
fácilmente, por no mencionar a los demás. A medida que pasaba el tiempo, la
gente del Valle Segador de Almas naturalmente se volvía cada vez más arrogante.
Qing Shui sonrió al mirar al gran grupo de personas que tenía ante él. Además
de los anteriores, ahora había alrededor de 120.
“Joven Maestro, esta persona
derribó y mató a una de nuestras personas a plena luz del día, pero seguía
siendo tan arrogante. Mire cómo está apareciendo como si nada hubiera pasado en
lo absoluto.” El hombre de boca afilada y barbilla como de mono que había
detenido a Qing Shui antes, ahora se volteó hacia el joven y dijo.
“¡Oh, así que de eso se trata!”
La aguda mirada del hombre se volvió hacia Qing Shui y luego hacia la gente
detrás de él. Cuando vio a Wenren Wu-shuang, Shi Qingzhuang, Mingyue Gelou y
Yiye Jiange, la emoción evidente se había encendido en sus ojos.
Qing Shui frunció el ceño. No le
gustaban tales miradas. Sin embargo, tales miradas eran frecuentes. Era normal
que los hombres mostraran tales miradas cuando se encontraban con bellezas.
Aquellos con poder querrían usar sus medios para ponerles sus manos encima, y
los métodos que eligen tienden a ser muy extremos.
Aquellos sin poder, naturalmente, solo
serían capaces de robar algunas miradas más.
Qing Shui sintió que este hombre que era
llamado Joven Maestro al menos sentía que era uno con poder. Por lo tanto,
cuando se encontrara con cosas buenas, incluidas mujeres hermosas, naturalmente
las querría para sí mismo.
Incluso Qing Shui tuvo momentos en los
que sintió ganas de convertirse en un bandido, un bandido poderoso, arrebatar
bellas damas y buenos artículos para sí mismo. Fue un acercamiento directo y
rápido.
También había pensado en convertirse en
uno de esos hijos libertinos con dinero y poder. Con un árbol extremadamente
grande a sus espaldas, podría jugar con pájaros o plantar flores cuando no
tenía nada que hacer; conseguir unas cuantas chicas hermosas para que le sirvan
o pretenda ser un pez gordo de vez en cuando y golpear a otros hijos perversos
como él y bromear con las jóvenes…

El joven miró a la gente detrás de Qing
Shui, y su mirada se detuvo cuando vio a Lin Zhanhan y Yiye Jiange. Sus cejas
también se fruncieron ligeramente, su mirada parecía como si estuviera pasando
por una lucha.
Qing Shui sonrió. Podía decir en qué nivel
estaba este joven. El joven maestro del Valle Segador de Almas también fue
considerado un genio. Y si las cosas iban bien, el Valle Segador de Almas
realmente podría permanecer arrogante por un tiempo muy largo.
El hombre también era un rey marcial pico
con una fuerza de 2 países. Lin Zhanhan tenía una fuerza de 3 países. Sin
embargo, había dos ancianos detrás del hombre que tenía una fuerza de 4 países.
“¿Quiénes son ustedes? ¿Por qué
derribaron y mataron a una de nuestras personas?” El hombre le preguntó a
Qing Shui, porque notó que este joven de aspecto demoníaco estaba muy
tranquilo. Más importante aún, no podía decir en qué nivel de cultivación
estaba Qing Shui.
Qing Shui estaba aturdido. Este joven
era muy astuto, para hablar primero. Solo desde esta línea, ya había indicado
que no deseaba dejar pasar este asunto y estaba planeando revisar los
antecedentes de Qing Shui.
Qing Shui, naturalmente, no era una
persona fácil de convencer. Especialmente cuando vio la mirada que el chico
estaba usando para mirar a Yiye Jiange, tenía muchas ganas de lisiarlo.
“Ya que arrollamos a alguien,
estoy dispuesto a pagar una compensación. ¡Diga un precio!” Qing Shui
sonrió mientras miraba al hombre.
“Has arrollado a uno de los
hombres de nuestro Valle Segador de Almas del País Kaiyang, lo mataste y ahora
estás diciendo que compensarás con el dinero? Piensas demasiado altamente de ti
mismo”. La mirada del hombre se convirtió en una de indiferencia cuando
contestó.
“¿Oh? Entonces, ¿cómo crees que
deberíamos arreglar esto?” Qing Shui sonrió con la marca en el centro de
su frente con un color rojo sangre.

“¡Una vida para una vida!” El
hombre miró a Qing Shui y dijo con calma. “Eso no es pedir demasiado, pero
¿la vida de quién crees que debería usarse para compensar?”
Bookmark(0)
AST Capítulo 547 – Su hijo ha crecido, Yu He, Clan Shi.
AST Capítulo 551 – Regresando al Palacio Celestial, ¿Escudo Divino de Oro Violeta desbloqueado?