AST Capítulo 512 – Madre, me he convertido en basura de nuevo, Lágrimas de Shi Qingzhuang.

Capítulo
512 – Madre, me he convertido en basura de nuevo, Lágrimas de Shi Qingzhuang.

Qing Shui sacó algunas tinas de vino
del Reino del Jade Inmortal Violeta. Tres generaciones del Clan Qing bebieron
hasta que se pusieron rojos de la cara, sin embargo, algunos de los muchachos
se volvieron reservados cuando vieron a la Señora del Salón Nublado, aun así,
en silencio le dieron a Qing Shui un pulgar hacia arriba.
¡Qing Shui solo pudo sonreír
amargamente!
El hijo de Qing Zi, Qing Chang, ya
tenía casi 4 años, se veía digno y fuerte, especialmente lindo y travieso. No encontró
desconocido a Qing Shui cuando lo vio, en lugar de eso se sentó en el regazo de 
Qing Shui.
“Tío, ¿es ella mi tía?”, La
voz inmadura del joven hizo que todos en la mesa se quedaran en silencio y
miraran a Qing Shui. Especialmente Qing You, Qing Hui, Qing Shi, Qing Shan y
algunos otros; todos estaban riéndose de Qing Shui.
Qing Shui ni siquiera tuvo que pensar
para saber que estas pocas personas habían instigado al joven a preguntarle
eso.
Qing Shui no respondió la pregunta, en
lugar de eso, usó un trozo de langosta para rellenar la boca del joven, lo que
hizo que Qing You y los demás se sintieran decepcionados.
No hubo ningún cambio en el rostro de
Qing Shui, pero la expresión de Huoyun Liu-Li y Mingyue Gelou hizo que Qing
Shui descubriera algo. No solo fueron las dos chicas las que miraron a Qing
Shui, sino también algunas otras chicas, tenían una expresión de angustia y
preocupación en sus ojos, era diferente del pasado.
Cuando Qing Yi se dio cuenta de que
Qing He miraba atontado a Qing Shui, parecía que se había dado cuenta de algo,
algo en la expresión de Qing Shui había hecho que sus sospechas anteriores se
volvieran más seguras.
Una madre conoce bien a su hijo. Muy
pronto Qing Yi estuvo segura de algunas cosas, pero ella no lo dijo entonces.
Solo instó a las chicas, que no habían comido mucho, a comer más, las
reacciones de las pocas chicas habían llevado a Qing Yi a estar aún más segura
de su suposición.
¡La comida todavía se estaba
consumiendo de manera animada!
“¡Qing Shui, acompaña a tu madre a dar
un paseo!” Qing Yi sonrió.

“En, también tengo algunas cosas
que decirle a mi madre.” Qing Shui le devolvió la sonrisa.

Las chicas ya se habían ido y subieron las
escaleras!
Qing Shui siguió a Qing Yi al exterior
de la Tienda Médica del Clan Qing. Era ligeramente pasada la tarde y el aire de
la tarde de verano ya se había enfriado. Un fuerte viento sopló las ramas de
los árboles, haciendo que las aves echaran a volar. Había mucha gente en el
camino ya que era tarde; Había muchas parejas jóvenes que se tomaban de la mano
y hablaban palabras dulces entre ellos. También había padres que llevaban a sus
hijos a jugar…
Qing Shui realmente disfrutó estos
sentimientos, incluso su corazón inquieto se había calmado, sabía que
todo esto se debía a la persona que estaba a su lado, la persona a la que
llamaba madre.
“Qing Shui, ¿no quieres decirle a
mamá la verdad?” Qing Yi giró la cabeza para mirar a su hijo maduro.
“¿Como puede ser? ¿Qué es lo que
madre quiere saber?” Qing Shui se rió. Mientras se reía, consideró si
decirle a su madre. Respecto a la parte en la que solo le quedaban tres años,
no se lo diría.
“No sé qué te sucedió, pero noté
que las chicas y tu segundo tío tenían una expresión extraña cuando te
miraban”. Qing Yi miró a Qing Shui sin parpadear.
Qing Shui sonrió con amargura, el Clan
Qing ahora podía considerarse que tenía cultivadores Xiantian. Siempre y
cuando  uno alcance el reino Xiantian,
podrán sentir la condición del cuerpo de una persona más débil utilizando su
sentido espiritual. Qing Shui sabía que no podía ocultar sus condiciones.
“Madre, me he convertido en basura
de nuevo.”
Qing Shui no estaba seguro de cómo se
sentía cuando dijo esta frase, era un sentimiento desolado, perder algo que
tenías era peor que no tenerlo en absoluto en primer lugar.
Qing Yi estaba aturdida, pero pronto
ella sonrió y dijo suavemente: “¿Te sientes molesto? ¿Molesto de que ya no
puedas hacer ciertas cosas para ciertas personas?”
Qing Shui miró a Qing Yi con asombro.
En realidad, Qing Shui no tenía ambiciones salvajes. A pesar de que había
estado dispuesto a ayudar a Yiye Jiange a pisotear la Cresta del Rey León, así como
lo haría con los asuntos de Lin Zhanhan. Si no, el deseo de Qing Shui sería
recorrer el mundo de los nueve continentes.

Incluso sin fuerza, Qing Shui ansiaba la
vida, incluso una vida muy simple. Encontrar una persona que le gustara y
llevar una vida simple en el Clan Qing como una persona común, tener un hijo o
una hija también sería bueno.
Pero ahora, ambas esperanzas de Qing
Shui eran esperanzas extravagantes. Con tres años de vida restantes, Qing Shui
no quería lastimar a ninguna chica, ¿pero podía salvar a las que ya había lastimado?
“Madre, ¿cómo lo supiste?”
Qing Shui miró a Qing Yi con asombro.
“Qing Shui, la gente que realmente
te ama, no cambiará debido a esto, tampoco buscan ningún beneficio, debes saber
esto, lo has estado haciendo”. Qing Yi extendió sus manos para masajear la
cabeza de Qing Shui, Un sentimiento cálido llenó el corazón de Qing Shui.
De hecho, Qing Shui había pensado en
cuándo había ayudado a Yiye Jiange, a Lin Zhanhan… y al resto, Qing Shui no
había esperado ganar nada, tal vez así es como ellos se sentían también…
“Originalmente iba a buscar una Píldora
Xiantian Dorada para mi madre, si solo tuviera un año más de tiempo, que pena…”
“No importa cuánto tiempo viva, lo más
importante es vivir una vida feliz, una vida significativa. Lo más feliz de mi
vida es que tengo un hijo como tú y una hija como Qingqing. Si tú y Qingqing no
están contentos, entonces qué si vivo por 500 años, es mejor que muera pronto.”
Qing Yi sonrió mientras sostenía las manos de Qing Shui.
Cada madre era la más noble, cada padre
era el héroe en el corazón de cada niño…
Para cuando regresaron al Clan Qing, el
cielo ya estaba oscuro, pero cuando Qing Shui y Qing Yi pasaron por la sala de
estar, todos estaban allí, solo la Señora del Salón Nublado y Huang Qing no
estaban allí.
Qing Shui sonrió con amargura, Qing Yi
no le preguntó mucho antes porque sabía que cuando llegaran a casa, habría
muchos miembros del clan Qing que lo preguntarían.
“Qing Shui, ¿hay algo malo en mis
ojos?” Qing He preguntó a Qing Shui, con los ojos llenos de preocupación.
“No, lo que ves es real, una vez
más me he convertido en la persona de la que todo se burlaban.” Qing Shui
miró a Qing He y a los otros miembros del Clan Qing con dolor mientras decía
lentamente.
Excepto por las tres chicas, todos
estaban aturdidos. Todos se quedaron sin palabras mientras miraban a Qing Shui.

“Hermano Shui, solo estás bromeando con
nosotros, ¿no?” Qing Bei miró a Qing Shui con ojos rojos.
“Sus meridianos fueron destrozados. Él
no nos está mintiendo.” Qing He suspiró.
“Hermano Qing Shui, ¿quién lo hizo? Voy
a matarlo.” Qing You se puso de pie enojado, flexionando sus músculos, se había
vuelto aún más alto y más fuerte que antes.
“Santo Marcial!” ¡Las dos
palabras causaron que Qing You se quedara sin palabras!
“Está bien, no tener mi cultivación es
bueno. De ahora en adelante no saldré, después de unos días regresaré a la
Aldea Qing. Llevaré un estilo de vida relajado, estoy cansado de andar
corriendo” Qing Shui sonrió.
Todos estaban deprimidos, pero todos
consolaban a Qing Shui, ¡ni una sola persona lo culpaba!
Las palabras de Qing Shui llevaron a
otros a sentir que él había sufrido un terrible contratiempo y solo deseaba
sanar en paz, pero ¿quién sabía que a Qing Shui solo le quedaban algunos años
de vida…?
“Qing Shui, regresaré a Aldea Qing
contigo”. Qingqing sonrió a Qing Shui. Qing Shui miró a la hermana que no
había visto en mucho tiempo y asintió con la cabeza, “¡Claro!”
“¿Quieren escuchar lo que sucedió
cuando estuve afuera?” Qing Shui sabía que era algo bueno, ellos lo
descubrirían todo. Ahora, incluso si él no pudiera decirlo, no lo preguntarían.
Antes de que siquiera hubieran
preguntado, Qing Shui comenzó a contarles lentamente las cosas que le habían
sucedido.
·············
El segundo día, Qing Shui se despertó
muy temprano, ¡pero Qing Shui no había tenido su practica matutina durante
mucho tiempo!
Tal vez era un hábito de Qing Shui de despertar temprano. Cuando fue al patio, descubrió que las tres generaciones
del Clan Qing estaban reunidas ahí; Qing Shui vio a Qingqing en la distancia
practicando una técnica familiar.
¡Forma del Tigre!

Qing Shui sonrió mientras él miraba,
ella ya tenía el espíritu de ello. Si su fuerza pudiera aumentar un poco,
lograría un efecto amplificador. Solo un poco más de fuerza lograría este
efecto.
¡Píldora de la Vitalidad del Tigre!
Qing Shui pensó en la Píldora de la Vitalidad del Tigre que había preparado para ellos, era una pena que ya no
pudiera refinarla.
Las tres generaciones del Clan Qing
recibieron una de cada una, excepto Qing He. La cantidad de fuerza aumentada
fue insignificante para los cultivadores Xiantian. Más importante aún fue que
Qing Shui ya no pudo refinarla.
Una Píldora de la Vitalidad del Tigre,
así como las frutas que había preparado, aumentarían directamente la fuerza de Qingqing,
tan lejos como a ella le preocupara.
Cuando fue tarde en la mañana, Qing
Shui vio a alguien con quien no sabía cómo tratar.
Shi Qingzhuang!
Una persona usando un vestido rojo
ardiente, que no solo no era vulgar sino que también sacaba una sensación fría
y elegante, caminó hacia el frente de Qing Shui.
“¡Viniste!”
“¡En!”
Esta respuesta hizo que Qing Shui
pensara en esa dama en la Grulla de Hielo, la persona tenía un aspecto aún más
frío que Shi Qingzhuang.
‘Ella no debe haberse enterado que me
he convertido en basura…’
“¡Caminemos juntos!” Qing Shui levantó
la cabeza para mirar a la hermosa chica, una belleza fría, con la que había
tenido relaciones primero.
“¡En!” Shi Qingzhuang accedió
en silencio y fue con Qing Shui al jardín de la Tienda Médica del Clan Qing.
Con el paso del tiempo, se habían
vuelto un poco distantes. Qing Shui sintió que no podía estar separado de Shi Qingzhuang
por mucho tiempo, una vez que sucediera eso se sentiría especialmente sofocante.
Cada vez requeriría que Qing Shui tomara acciones descaradas antes de mejorar.
Pero eso solo la hizo ser un poco mejor que Qing Shui, a veces sonreía, esa
sonrisa era como flores que florecen, hielo que se derrite o un hermoso arco
iris.

“Si nos casáramos ahora, ¿qué
dirías?”, Dijo Qing Shui a la ligera. En ese entonces ella le dijo que le
diera 5 años de tiempo, ese tiempo ya había pasado.
“Lo que dije antes se hará de
manera natural,” dijo Shi Qingzhuang con calma.
“Si solo puedo vivir por otros 5 años,
¿te casarías conmigo? Ni siquiera consideremos esa condición.” Qing Shui no
miró a Shi Qingzhuang, solo lo dijo de manera casual.
El delicado cuerpo de Shi Qingzhuang
tembló, con los ojos llenos de incredulidad y miró a Qing Shui: “¡Cómo podría
ser! Como puede ser…”
Qing Shui en silencio se volvió sombrío.
“Shi Qingzhuang es una cultivadora Xiantian, ella puede ver que mis meridianos
están destruidos. Además, ella es inteligente, debería poder adivinar lo que
quise decir antes.”
Qing Shui se sintió tonto, sin importar
lo preocupada que estuviera ella, la boca de esta mujer estaba muy apretada,
normalmente no le diría nada a los demás, mucho menos sus asuntos.
“Lo viste a través de eso”.
Qing Shui sonrió amargamente y al bello rostro manchado de lágrimas frente a
él. A pesar del exterior normalmente fuerte de la chica delante de él, en
realidad era tan delicada.

“¿Como puede ser? Qing Shui, por
favor…dime que todo esto es falso.”
Bookmark(0)
AST Capítulo 511 – Un viaje de regreso, de vuelta a la Ciudad Hundred Miles.
AST Capítulo 515 – Qing Shui, tienes que ser mi hombre… Caminando a lo largo de cuchillas y espadas para disparar las habilidades innatas.