AST Capítulo 509 – Piedra de la Vida, Regreso al Palacio Celestial.

Capítulo
509 – Piedra de la Vida, Regreso al Palacio Celestial.

“¡Te debo un par de pendientes! ¡Esto
es todo lo que tengo ahora!”
Qing Shui abrió su palma rota y
temblorosa cubierta de sangre. La cosa en su palma era precisamente los
delicados Aretes del Lobo de la Luna Plateada. Es solo que estaban
completamente manchados de sangre.
Las lágrimas comenzaron a gotear de los
ojos de la Señora del Salón Nublado. Las lágrimas mojaron su velo. No era
alguien que se conmoviera tan fácilmente, pero ahora mismo, lo único que sentía
era tristeza y dolor.
Ella solía tener una familia feliz.
Tenía padres que la amaban, un respaldo que la gente admiraba. Pero en medio de
esto, sucedió una tragedia. Su madre murió temprano. Su papá, desapareció.
Afortunadamente, su cuerpo poseía muy
buen talento. Encima de eso, ella también descubrió involuntariamente un santuario subterráneo más tarde y obtuvo muchos beneficios de ello. Fue una de las
razones por las que logró mejorar a un ritmo tan increíble.
Considerando que el Clan Di tenía una
gran familia y negocios, a ellos realmente no les importaba mucho esta hija que
se fue. Además, el lugar al que se fue era la Residencia del Señor del Cielo Tirano.
De esta manera, la relación entre el Clan Di y la Residencia del Señor del
Cielo Tirano podría considerarse firmemente establecida.
Los dos clanes siempre habían sido
amigos por mucho tiempo. La dejaron en la Residencia del Señor del Cielo Tirano
para que su relación entre ellos sea aún más cercana. De esta manera, podrían
cuidarse mutuamente y seguir desarrollándose.
El Señor del Cielo Tirano y sus hombres
miraron a la Señora del Salón Nublado. Después de eso, miraron a Di Qing antes
de eventualmente mirar a los dos ancianos.
“Padre adoptivo aún espera que regreses
a la Residencia del Señor del Cielo Tirano. Este es el deseo tanto del Clan Di
como de la Residencia del Señor del Cielo Tirano” El Señor del Cielo
Tirano le dijo a la Señora del Salón Nublado.
Su única respuesta fue el silencio.
“Tío Tian, deja que se calme primero.
No te preocupes, estoy aquí” Di Qing consoló al Señor del Cielo Tirano.

El Señor del Cielo Tirano sacudió la
cabeza. Un aura poderosa brilló en sus ojos. Después de que él asintió con la
cabeza a Di Qing, le dijo a las ocho personas detrás de él: “¡Nos iremos
ahora!”
Había un indicio de ira reprimida en su
voz.
Desde el momento en que apareció hasta
el momento en que se fue, solo habían transcurrido menos de seis horas. Al
final, solo quedaron unas pocas personas en el sitio.
“¡Hermana!” Di Qing llamó suavemente a
Di Chen.
“Ya estoy así, ¿qué quiere el Clan
Di? Ya no tengo nada que ver con el Clan Di. El Clan Di realmente no me
necesita de todos modos. Deja de molestarme en el futuro” dijo Di Chen sin
siquiera levantar la cabeza.
El viejo Tan le dio una pista al
anciano entusiasta a su lado. Después de eso, el anciano que estaba más cerca
de Qing Shui de repente sacó su espada y se lanzó hacia Qing Shui.
Todo el incidente fue tan repentino que
nadie pudo reaccionar a tiempo.
Pero justo en este momento, Di Qing,
quien estaba cerca, tomó medidas tan pronto como vio que el anciano hizo su
movimiento. Ella inmediatamente golpeó su espada en la espada larga del
anciano. A pesar de que ella logró alejar al anciano, pero un rastro de sangre
fresca aún brotaba de la comisura de su boca.
Di Chen miró al anciano que intentó un
ataque furtivo con sus agudos ojos. Justo cuando estaba a punto de hacerla
moverse, Qing Shui dijo suavemente: “Olvídalo, no hagas nada al
respecto”.
“También deberíamos irnos,” dijo el entusiasta anciano a su camarada.
“Señorita Di Qing, supongo que ya no
volverá a la Torre de la espada. Pero todavía espero que convenzas a tu hermana
para que no se involucre en las cosas entre la Torre de la Espada y el Palacio
Celestial,” dijo el entusiasta anciano mientras sonreía.
No importa qué, su objetivo de hoy se
cumplió. Su preocupación secreta, Qing Shui, podría considerarse eliminada. De
esta manera, en tanto las dos mujeres no se involucraran en los asuntos de la
Torre de la Espada y el Palacio Celestial, sería difícil decidir qué secta
emergería victoriosa. Estaban nuevamente parados en la misma línea de partida.
Di Qing no dijo nada. El animoso
anciano condujo al anciano Tan y se fue apresuradamente con su compañero
herido.

La Señora del Salón Nublado sostenía
los pendientes que Qing Shui le dio mientras estaba de pie junto a Qing Shui.
Ambas piernas de Qing Shui estaban en
una condición decente. Desafortunadamente, todos sus meridianos fueron
destruidos, su Dantian también había sido vaciado. Lo único que quedó atrás fue
su Qi del Emperador.
Qing Shui no era consciente de la
sangre y el sudor que fluía de su cuerpo. Por ahora, era completamente incapaz
de sentir el dolor en su cuerpo. Se sintió agraviado, tenía muchas cosas que no
podía dejar de lado. La supresión en su corazón fue muchas veces más dolorosa
que el dolor que sentía físicamente.
Si no hubiera sido por los efectos de la
Píldora Cinco Dragones, Qing Shui probablemente ya habría muerto.
Sin saberlo, las lágrimas comenzaron a
correr por su rostro. Miró en dirección a la Ciudad de Hundred Miles. El estado
mental de Qing Shui era muy inestable en este momento, había esperado tanto que
pudiera volver allí una vez más. Estaba preocupado por la familia Qing,
preocupado por su madre, Qingqing…
“Esta vez, no voy a poder escapar de la
muerte. ¿Podrías hacerme un favor? Me preocuparía si otra persona lo hiciera”
Qing Shui le dijo en voz baja a Di Chen, que estaba a su lado.
“Estarás bien…”
“Entrega esto al clan Qing. Pásalo a un
anciano llamado Lin Zhanhan. No les cuentes lo que me pasó… dijo Qing Shui
mientras pasaba su última Píldora de Revitalización Mayor a la Señora del Salón
Nublado.
Esta Píldora de Revitalización Mayor podría
permitirle a Lin Zhanhan recuperar su poder de vuelta a la etapa del pináculo
de Rey Marcial. En la Ciudad Hundred Miles, e incluso en el País de Cang Lang,
un Rey Marcial era una existencia incomparable. De esta manera, el clan Qing
podría tener un poco de fuerza para sobrevivir.
Sin importar qué, ya sea que Lin
Zhanhan decidiera quedarse atrás o irse, todo esto tenía poca importancia. En
cualquier caso, permitirle recuperar su poder solo beneficiaría al Clan Qing.
Mientras miraba a la distancia, Qing
Shui recordó sin saber muchas cosas que pasaron en el pasado. No es de extrañar
que las personas tiendan a disfrutar recordando recuerdos cuando eran viejos.
Las personas solo se daban la vuelta para mirar atrás cuando ya no eran capaces
de hacer nada. Lo único que les quedaba eran los recuerdos.

Las dos mujeres excepcionalmente
hermosas miraron a Qing Shui desde atrás. Se sentían incomparablemente tristes.
Para alguien de su edad, originalmente se suponía que tenían un gran espíritu.
No importaba en qué clan influyente terminara, estaría en demanda popular. Pero
en este momento, era como un anciano cuyos mejores días habían pasado. Parecía
muy solo.
Además, el aura desilusionada de su
cuerpo hacía que los corazones de las personas se sintieran pesados.
“¡Qing Shui, no morirás!” Di Chen
caminó hacia el lado de Qing Shui y dijo suavemente.
Volteó y miró a la mujer que lo había
ayudado en numerosas ocasiones. Era una mujer magnífica y única. Qing Shui no
sabía cómo podía hacer que una mujer como ella derramara lágrimas por él. No
tenía idea de por qué.
“Gracias, pero ya no tengo oportunidad
de hacer nada por ti. ¡Sé de mi propia situación!” Incluso aunque Qing Shui
todavía tenía muchos arrepentimientos, él todavía eligió encarar la realidad
frente a él.
Lentamente, Qing Shui comenzó a
calmarse. Se sintió realmente extraño, cuando una sensación de calor inundó su
cuerpo, los sentimientos dolorosos de antes también comenzaron a desvanecerse.
¿Podría ser esto cuando una persona
alcanzó un punto de iluminación?

Qing Shui sonrió amargamente.
Desafortunadamente, ya no sirve de nada. Si todavía tuviera su cultivo, Qing
Shui sintió que definitivamente sería capaz de hacer que su poder diera un gran
salto hacia adelante una vez más. Pero ahora, solo podía minimizar sus
sufrimientos para asegurarse de poder ir a la otra vida en paz.
Cuando un monje mayor murió en una
postura sentada, debería ser así también como se sentían.
“¡Realmente no tienes que
morir!”
La Señora del Salón Nublado sacó un
dije. Tan pronto como ella lo sacó, Qing Shui ya podía sentir la aterradora
fluctuación espiritual de él. Había una piedra encima del dije. Era del tamaño
de un dátil rojo.
“Piedra de la vida!”
Qing Shui pudo reconocer este objeto
con una mirada. Este objeto tuvo el mismo efecto que la Flor de la Vida. Podría
aumentar la esperanza vida de uno. Sin embargo, uno tenía que ser consumido
mientras que el otro tenía que ser usado. Es solo que había una gran brecha
entre la habilidad de la Flor de la Vida en comparación con la de la Piedra de
la Vida. Por lo tanto, su valor también difería por mucho. Los usos de la “Piedra
de la Vida” fueron muy únicos. ¡Podría aumentar la esperanza de vida de uno!
¡Podría aumentar la vida útil en tres años!
Al usar la ‘Piedra de la Vida’, uno
podría aumentar su vida útil en tres años. Siempre y cuando siguieran
respirando, serían capaces de resistir durante tres años, incluso si solo
fueran una cáscara vacía sin ningún poder. Siempre y cuando lo usara mientras
todavía respiraba, todavía le permitiría sobrevivir hasta tres años como un
cadáver andante.
Durante el tiempo en que Qing Shui se
distrajo, la Señora del Salón Nublado ya había colocado la Piedra de la Vida
alrededor del cuello de Qing Shui. Esta Piedra de la Vida fue precisamente el
objeto que descubrió mientras estaba en el Santuario Subterráneo.
Desafortunadamente, solo podía
extender la vida de una persona por tres años. Además, en el futuro, solo puede
vivir el resto de su vida como una persona normal, a menos que logre encontrar
esos tesoros legendarios en tres años. Pero después de todo, esas cosas solo
pertenecían a las leyendas. La Señora del Salón Nublado ayudó a Qing Shui a
usar la Piedra de la Vida mientras pensaba en su vida en el futuro.
Pero tres años fueron mejor que nada.
Cuando la Señora del Salón Nublado vio la expresión de Qing Shui que parecía
renuente a irse, sintió que estos tres años podrían ser suficientes para que él
realizara algunos de sus deseos.
“Volvamos. Definitivamente te
ayudaré a encontrar una manera de recuperarte.” La Señora del Salón Nublado dijo
suavemente mientras colocaba la Piedra de la Vida en el pecho de Qing Shui.
“Te debo demasiado, no sé qué
puedo hacer para devolverte estos favores”. Qing Shui miró la belleza
extrema que estaba casi a su alcance y dijo mientras se sentía feliz y
agonizado.
“¡Espero que puedas seguir
viviendo bien!”
En este momento, Di Qing caminó hacia
el frente de Qing Shui. Del mismo modo, su cuerpo también estaba manchado de
sangre. Después de que Qing Shui la vio, él hizo lo posible por sacar una
botella de Polvo Jinchuang* y se la pasó. *(no sé chino pero creo que así se
llama el Ungüento Dorado para el Dolor)

Di Qing lo aceptó. Después de que lo
tomó, con la espalda hacia Qing Shui, vertió un poco del Polvo Jinchuang en su
cuerpo.

“¡Hermana!”
¡Esta ya era la tercera vez que Di Qing
llamaba a Di Chen, hermana! Di Chen miró a Di Qing: “¿Qué es exactamente
lo que quieres?”
El tono de Di Chen fue cruel. Qing Shui
podía decir que las dos hermanas estaban en malos términos. Quien sea que diera
a luz a este par de hermanas, Qing Shui, sintió que debió ser el resultado del
karma que acumularon durante generaciones.
¡Pero por el contrario, era el karma de
hacer el mal en lugar del bien!
“Si yo también me negara a volver
al Clan Di, ¿me habrías tratado de manera diferente?” Di Qing se dio la
vuelta. Ella miró a Di Chen con una sonrisa y dijo.
Di Chen no dijo nada.
“¡Odias al Clan Di! ¡Tú odias al padre!”
Di Qing continuó suavemente con lo que ella dijo. La expresión de su rostro se
veía tranquila y calmada.
“No hay tal cosa como el amor familiar
en un clan aristocrático. Los beneficios para el clan están por encima de todo
lo demás. Todo solo se centra en el desarrollo del clan. Justo como el hermano
mayor, siempre le ha gustado la Señora del Clan Xigong. Pero al final, todavía
se casó con la Señora del Clan Su. Hermana, cuanto más brillante se vea desde
afuera, más anticuado será por dentro. Cuando una persona parecía ser la
persona más feliz entre la multitud, es muy probable que sea la persona que más
sufría.”
Las palabras de Di Qing no
sorprendieron a Qing Shui. Esta mujer siempre ha estado constantemente en
contacto con el mundo exterior. Ella era diferente de la Señora del Salón
Nublado. Parecía que a espaldas de todos, a menudo había una historia que nadie
conocía. No fue totalmente inesperado que estas cosas sucedieran.
“Hermana, ¿podemos las hermanas no ser
así? Sé que estás muy sola, en realidad, yo también estoy sola.” Di Qing tiró
suavemente de la manga de Di Chen.
La señora del Salón Nublado no se
sacudió la mano de Di Qing. En realidad se sentía bastante confundida. Encima
de eso, también estaba la condición actual de Qing Shui por quien ella se
preocupaba. Ella sonrió amargamente mientras convocaba al Luan Azul.
“¡Volvamos!”

“Esto es para ti. Creo que
volverás muy pronto.” Di Chen pasó la Píldora de Revitalización Mayor a
Qing Shui.
Qing Shui no lo rechazó. Por ahora, no
tenía otra opción, ya que ya no podía refinarlo. De lo contrario, no habría
importado incluso si él le diera una. Pero justo ahora, Qing Shui sintió que
sería más útil si dejaba que Lin Zhanhan la ingiriera.
Aparte de sus piernas, los huesos de
todo el cuerpo de Qing Shui se habían roto básicamente en pequeños pedazos. Se
quitó lentamente la armadura de batalla y se puso una ropa delgada.
Cada vez que se movía, sentía un
tremendo dolor en todo su cuerpo.
Por ahora, solo la Imagen Yin-yang en
su mar de conciencia seguía girando lentamente, emitiendo fragmentos de luz
dorada. Desafortunadamente, carecía del Qi de la Antigua Técnica de Fortalecimiento,
haciéndolo casi inútil. Pero todavía le dio a Qing Shui un pequeño rayo de
esperanza.
Esta misteriosa imagen del Yin-Yang le
dio a Qing Shui la sensación de que tenía algún tipo de poder misterioso y
desconocido.
“¡No te muevas! ¡Voy a ayudarte a
envolver tus heridas!” Di Chen sostenía unas vendas cuando le habló a Qing
Shui.
Eventualmente, Qing Shui, de una manera
extremadamente antinatural, se quitó la ropa de arriba. Las dos mujeres lo
ayudaron lentamente a envolver sus heridas con vendajes. Empezaron arreglando
sus huesos primero. Desafortunadamente, Qing Shui en este momento, no tuvo el
ánimo de experimentar esta tremenda gentileza.
Solo había pasado un tiempo y Qing Shui
ya estaba envuelto como un dumpling de arroz. Sus dos brazos también fueron colocados
rígidamente en su lugar.
“¿Por qué eres tan buena
conmigo?” Cuando Qing Shui hizo esta pregunta, tuvo una sensación de déjà vu. Después de pensar, se dio cuenta de que esta era la misma frase que la
gente le preguntaba en el pasado.
Qing Shui quería saber la respuesta a
esta pregunta con urgencia.

“No lo sé, solo siento que eres
muy importante para mí…” Esta fue la respuesta de la Señora del Salón
Nublado.

·············
Soportaron las dificultades de viajar y
corrieron hacia el Palacio Celestial. Después de dos meses, los vendajes
alrededor de Qing Shui habían sido retirados hace mucho tiempo. Aunque se dijo
que cuando uno lastimaba sus músculos o huesos, solo tardaría cien días en
recuperarse, pero las lesiones de Qing Shui eran mucho más graves que eso. Afortunadamente,
su velocidad de recuperación todavía estaba a muy buen ritmo. Si todavía
tuviera su cultivo, creía que con su capacidad de recuperación, un día habría
sido suficiente para que se recuperara por completo.
El Luan Azul voló directamente al
Palacio Celestial.
Mucha gente vio a Qing Shui. Pero por
sus extrañas miradas, Qing Shui ya podía decir que todos se habían enterado de
lo que había sucedido.
Pero Qing Shui se burló y se rió de sí
mismo: “¡Hermana Chen, está bien, bájame!” Esta fue la primera vez
que Qing Shui llamó voluntariamente a alguien hermana.
Cuando Di Chen lo escuchó llamarla su
hermana, ella también se sorprendió. Pero después de eso, ella dio una sonrisa
irónica cuando hizo descender el Luan azul.
“Todos miren, Qing Shui, ¿no se
supone que está muerto?”
“Escuché rumores que decían que los
meridianos en su cuerpo estaban destruidos. Incluso puedo sentir que todo su
poder había sido lisiado. Ya no se siente tan misterioso como en el pasado,”
dijo en voz alta un hombre de mediana edad.
“Cuando uno está en el pináculo, es
probable que haya enemigos. Él es realmente demasiado sobresaliente.”
“Su vida más adelante
probablemente será realmente difícil. Mucha gente no lo va a dejar ir
fácilmente.”
··········
Así funcionaba el mundo, era la
hipocresía de la humanidad. Fue lo mismo donde quiera que vayas. Estas personas
irrelevantes no afectarían a Qing Shui ni siquiera en lo más mínimo. Por no
hablar de que Qing Shui ni siquiera les estaba prestando atención en este
momento.

Las noticias sobre el regreso de Qing
Shui se propagaron como un incendio forestal. Además, las noticias sobre su
regreso como una persona inútil se difundieron salvajemente por todo el Palacio
Celestial. No solo el Palacio Celestial, sino también la Torre de la Espada, la
Secta Bestia Demoníaca, la Secta Alquimista y el Clan Hai también se enteraron.
“Jaja, pensar que él también
terminaría así…” dentro de un patio, Tan Yang del 
Clan Tan de la Torre de
la Espada rió a carcajadas. Se rió hasta el punto de que perdió la razón, tanto
que comenzó a llorar lágrimas. Para alguien que no sabía lo que estaba pasando,
podrían verlo como una persona excéntrica.
“Abuelo, gracias! Hoy es el día
más feliz de mi vida. Y qué si no puedo recuperarme, quiero ver su cara cuando
mucha gente lo insulta,” dijo Tan Yang alegremente mientras miraba al
anciano Tan.
El viejo Tan también dejó escapar un
suspiro de alivio. Se podría considerar que Qing Shui, que está lisiado, eliminó una de las mayores preocupaciones de su corazón. De lo
contrario, es muy probable que la Torre de la Espada sea eliminada. El Clan Tan
también terminaría como el Clan Feng.
“Yang’Er, el abuelo
definitivamente te hará recuperarte. Ya he encontrado una manera de hacerlo, es
solo que todavía necesito un poco de tiempo.”
················

¡La Secta Bestia Demoníaca!
“Jaja, esto es genial, simplemente
genial! El Continente Greencloud ha vuelto una vez más a como solía ser,” dijo
el Gran Anciano mientras miraba al anciano elegante y armonioso.
“En realidad, estoy más emocionado
de ver cómo el mocoso se dispararía a través del continente” El elegante y
armonioso anciano se echó a reír mientras miraba al Gran Anciano.

“Señor Tai, en realidad, también quería
presenciarlo. Es solo que no quiero arriesgarme. Los conflictos entre él y la
Secta Bestia Demoníaca han llegado al extremo. Solo puedo decir que es una
pena.”
Bookmark(0)
AST Capítulo 507 – Hiriendo a Huang Qing, el Santo Marcial de la Residencia del Señor del Cielo Tirano aparece.
AST Capítulo 511 – Un viaje de regreso, de vuelta a la Ciudad Hundred Miles.