AST Capítulo 458 – La misteriosa Señora de Palacio de Salón Nublado, la comprensión del Dibujo de Talismán.

Capítulo
458 – La misteriosa Señora de Palacio de Salón Nublado, la comprensión del
Dibujo de Talismán.

Qing Shui todavía estaba inmerso en las
Escrituras Venenosas. Le apasionaba leer esta escritura que detallaba las
diversas formas de refinar una variedad de venenos. La administración de veneno
pareció conveniente y útil durante las batallas.
“Polvo para Ralentizar…” Efecto: Tiene
la habilidad de ralentizar la velocidad del oponente. La potencia del efecto sería
determinada por la calidad del polvo.
“Polvo de Violencia…” Efecto: una alta
probabilidad de aumentar el ataque del oponente una vez. La potencia del efecto
sería determinada por la calidad del polvo.
“Polvo de Niebla Engañosa…” Efecto:
Tiene la habilidad de confundir el sentido de la vista y el tacto del oponente,
así como también de disminuir sus respuestas nerviosas. La potencia del efecto
sería determinada por la calidad del polvo.
“Polvo Corrosivo…” Efecto: Tiene la habilidad
de corroer la armadura del oponente al disminuir su defensa. Si dicho oponente
no tiene armadura, entonces el efecto se aplicará sobre la carne del oponente,
disminuyendo su fuerza. Una vez más, la potencia del efecto sería determinada
por la calidad del polvo.
Todavía más abajo mientras seguía
leyendo. El procedimiento para refinar el veneno no pareció molesto. El único
inconveniente era la etapa temprana del efecto del veneno, que se consideraba
débil. Los ingredientes de baja calidad parecían ser ineficaces para fines de
refinación, por lo que se recomienda el uso de ingredientes de alta calidad.
Aun así, conseguir ingredientes de alta calidad resultó ser una tarea difícil.
Qing Shui no tenía intención de
realizar ninguno, ya que únicamente tenía la intención de explorar el contenido
de las Escrituras. Después de todo, los materiales utilizados para confeccionar
el veneno eran difíciles de encontrar, ya que no se vendían en mercados
típicos, especialmente los diversos tipos de insectos venenosos. Además,
algunas bestias demoníacas contenían ingredientes venenosos en su cuerpo, lo
que lo hacía más difícil de adquirir. Qing Shui preferiría obtener más
conocimiento sobre estos materiales venenosos en lugar de buscar los
ingredientes a ciegas.

Se estaba haciendo tarde, y las dos
damas finalmente habían regresado. Qing Shui les permitió quedarse en este
lugar por un tiempo. Decidió volver a su propia casa a partir de ahora.

Qing Shui sintió que era inconveniente
quedarse en este lugar porque no podía ir al Reino del Jade Inmortal Violeta
cada vez que lo necesitaba. Por esta razón, decidió que sería mejor volver a su
propia casa.
Canghai Mingyue y Huoyun Liu-Li
regresaron a la casa de Cang Wuya para acompañar a Mingyue Gelou por un período
de tiempo.
El cielo se oscureció. Qing Shui no
tenía prisa, así que lentamente caminó de regreso a su habitación. Pasó por la
habitación de Yan Ling’er, pero ella se había ido. Xi Yue ya se había ido
también…
Subió las escaleras lentamente y llegó
a la puerta. Cuando estaba a punto de abrir su puerta, pudo sentir a alguien
dentro de su habitación, y tuvo la sensación de quién era.
¡Era la Señora del Salón Nublado!
Ella sería la segunda mujer en usar
este tipo de método para entrar a su habitación; el primero era la mujer del
Clan Feng. Qing Shui no se sorprendió de cómo ella había entrado en su
habitación, pero en cambio estaba más sorprendido del grado de su fuerza.
Qing Shui no pudo medir su fuerza
cuando la vio las veces anteriores. Sin embargo, fue capaz de sentir una
estimación de su fuerza esta vez. La Señora del Salón Nublado parecía tener la
fuerza de tres “países” combinados, que era un poco más alta que la de Qing
Shui.
Él abrió la puerta y entró en su
habitación. De hecho, la mujer que lo salvó de situaciones terribles dos veces
estaba adentro. Qing Shui se sentía extremadamente agradecido con ella.
No ha pagado la bondad que Yiye Jiange
le había mostrado, pero ya había planeado cómo le pagaría. Aunque sería difícil
hacerlo, sabía en qué dirección ir, al menos. Pero para la mujer frente a él,
Qing Shui no sabía cómo o qué debería hacer para pagar su amabilidad.
La Señora del Salón Nublado llevaba un
vestido completo de muselina blanca con un velo blanco que cubría la mitad de
su rostro. Sus ojos brillaban visiblemente con pupilas negras, y parecían
estrellas que brillaban en el cielo oscuro. ¡Eran estéticamente hermosos y
puros!
“¡Los pendientes de Mingyue y Liu-Li
son muy bonitos!”

Esto fue lo primero que le dijo a Qing
Shui. Ella le sonrió amablemente, pero Qing Shui se sintió perplejo ante sus
palabras; él no sabía lo que estaba tratando de decirle.
“Err, estás aquí…” Su propia
declaración lo hizo sentir estúpido.

“Te estás volviendo más fuerte a una
velocidad increíble.”
Si alguien escuchara su conversación,
no tendría mucho sentido debido a la incoherencia en el intercambio de
palabras. Del mismo modo, Qing Shui no estaba muy seguro de por qué sus
primeras palabras lo hicieron sentir que le debía algo.
Cuando Qing Shui les dio esos
pendientes a las damas, no pensó en la Señora del Salón Nublado en absoluto.
Pensó que ella podría pensar en tales baratijas como artículos indignos.
Además, su relación no había llegado a la etapa en la que él pudiera directamente
obsequiarle pendientes como si estuvieran familiarizados entre ellos.
Incluso si de repente tuviera 120
nervios en su cuerpo, nunca soñaría con darle los Pendientes Violeta a la
Señora del Salón Nublado. Qing Shui estaba reflexionando sobre el significado
de la primera frase que ella le dijo.
“Supongo que tuve la suerte de ganar
algo de fuerza sin saberlo.” Qing Shui se frotó la cabeza mientras se reía.
Después de eso, la Señora del Salón Nublado
se puso de pie. El cielo estaba oscuro y la luz de la luna se derramaba en la
habitación. Aunado al brillo de las piedras de luz, la sutil combinación de
luces creaba un aura etérea alrededor de la Señora del Salón Nublado, como si
fuera un ser celestial.
Aunque Qing Shui se sintió inmensamente
agradecido con ella, se dio cuenta de que no sabía mucho de su vida. Ni
siquiera sabía que su nombre era Di Chen hasta que lo escuchó de otra persona.
“¡Podrías meterte en problemas otra
vez!” Dijo la Señora del Salón Nublado suavemente mientras sonreía a Qing Shui.
¡Qing Shui sintió que podía ser
fácilmente mecido por su sonrisa! Tuvo una sensación de dependencia hacia ella
después de que ella le había salvado la vida dos veces.
“Lo sé, pero no creo que me
arrepienta.”
“¡De todos modos, el Viejo Ancestro
vino a buscarme recientemente!” La Señora del Salón Nublado se acercó a Qing
Shui. Estaban a alrededor de un pie de distancia el uno del otro.
Al estar bastante cerca el uno del
otro, Qing Shui podía oler un leve aroma de fragancia de su cuerpo. Fue sutil
pero extremadamente fresco. No podía decir si era su “polvo facial” perfumado o
su olor corporal.

Sin embargo, si fuera de hecho su
“polvo facial”, a muchas mujeres les encantaría elegir este tipo de polvo
facial cosmético, ya que podría ser una colección invaluable.
“Ella tiene un cuerpo divino, pero
¿Tiene que ver con que ella sea la dama en el Retrato de Belleza?” Qing Shui
sintió que era más la fragancia de su cuerpo que el polvo facial. Qing Shui
siempre había pensado que el aroma natural de las mujeres olía fantástico, pero
la fragancia de la Señora del Salón Nublado era algo más que eso.
Qing Shui de repente pensó en Yiye
Jiange y Huang Qing. Supuso que su parte en el Retrato de belleza podría haber
contribuido a esa razón. Sin embargo, Canghai Mingyue también tenía cualidades
similares a estas mujeres. Ella tiene la misma fragancia maravillosa también.
“El Viejo Ancestro tiene grandes
esperanzas para ti. Así que, ¿Quieres que el Salón Nublado te brinde algún apoyo
también?” La Señora del Salón Nublado tenía un par de ojos hechizantes que
podían mirar a través de un alma humana. Había cierta fascinación en su mirada.
Qing Shui tuvo un momento difícil para describirlo…
Esta fue la primera vez que Qing Shui
mostró una expresión lasciva frente a esta mujer. Su rostro estaba claramente ruborizado
en rojo mientras hacía todo lo posible para resistir sus pensamientos
pervertidos.
Pero luego pensó en sus heroicos
intentos de salvarlo del peligro. Tan pronto como recordó lo que ella hizo por
él, todos sus pensamientos pervertidos desaparecieron al instante. Lo más
importante, Qing Shui nunca podría estar a la altura de sus estándares, por lo
que desvió su mirada decepcionada.
Desafortunadamente, cada cambio de
expresión y acción de Qing Shui habían sido vistos por la Señora del Salón Nublado.
Tenía la misma sonrisa superficial en su rostro desde el comienzo de su
reunión.
“¡No me atrevería!” Qing Shui se rió con
fuerza, pero era la verdad.
“Prométeme una cosa y siempre te
apoyaré en lo que sea que hagas, ¿De acuerdo?”

Qing Shui no la miraría a los ojos
sonrientes, incluso si su vida dependía de ello. Tenía miedo de que se sintiera
atraído por su mirada otra vez y tomara decisiones imperdonables. Aunque nada
pasaría si sus pensamientos pervertidos surgían una vez más, Qing Shui no
quería parecer una persona baja frente a ella. No quería perder ninguna
admiración de ella, ni siquiera por un momento.

“¡Sólo dilo! Si está dentro de mi
capacidad, lo haré por ti.“ Qing Shui parecía serio mientras miraba a la Señora
del Salón Nublado.
“De verdad, ¿Lo consideraste
cuidadosamente?” La Señora del Salón Nublado sonrío ampliamente sin apartar su
mirada de Qing Shui.
“Por supuesto lo hice. Siempre y cuando
sea algo que no ponga en peligro a mi familia, lo haré, incluso si es un crimen
traicionero.” Qing Shui pensó en ello cuidadosamente mientras le respondía con firmeza.
“Si permito que me tomes como esposa,
solo puedes casarte conmigo y con nadie más”, dijo la Señora del Salón Nublado
con calma. Sus ojos parecían dar una sonrisa amable, que era impresionante y de
otro mundo al mismo tiempo.
Qing Shui estaba desconcertado. No
estaba sorprendido, pero no sabía qué hacer. Nunca en su vida habría pensado en
la Señora del Salón Nublado diciendo cosas tan absurdas como el matrimonio. A
Qing Shui no le preocupaba si ella hablaba en serio o en broma, sino que estaba
más preocupado por cómo responder a su proposición.
“Solo te estaba molestando. Bueno, debo
irme. Recuerda darme un par de aretes como obsequio cuando venga a visitarte la
próxima vez.” La Señora del Salón Nublado se levantó y se fue sin dudarlo.
Después de que ella se fue, Qing Shui
todavía estuvo deslumbrado por bastante tiempo antes de que finalmente volviera
a la realidad. Él no podía procesar sus palabras por completo. La Señora del
Salón Nublado no era del tipo que iría en contra de alguien por un par de
aretes. Ella podría tener todos los aretes del mundo si lo deseara. Pero,
curiosamente, Qing Shui nunca la había visto con aretes.
Qing Shui todavía estaba pensando en
casarse con ella como su esposa. Sabía que no podía ser real, pero estaba
empezando a pensar que estaba poniendo a prueba su honestidad cuando dijo que
haría cualquier cosa por ella.
Qing Shui se sintió impotente. Fue
cruel de parte de ella intimidarlo así…
Ella dijo que quería un par de aretes
antes de irse. ¡A pesar de todo lo que acaba de pasar, Qing Shui decidió
hacerle un par!
Luego pensó en el vestido que llevaba y
la ropa de Huang Qing. No recordaba que alguna vez llevaran una armadura de
batalla o faldas de batalla.

Qing Shui sabía demasiado bien sobre la
mecánica de la defensa de la armadura. Las armaduras pesadas no necesariamente
tendrían una mayor defensa. Las armaduras más ligeras, como el vestido de
muselina blanco de La Señora del Salón Nublado, pueden tener una defensa más
alta que las armaduras pesadas normales. Las especificaciones del vestido, sin
embargo, eran desconocidas para Qing Shui.
Ella también estaba en posesión de un
arma poderosa en la que habitaba la fuerza de un Dios poderoso. El arma no parecía
coincidir con su hermoso rostro. Cuando Qing Shui pensó en lo poderosa que era
ella, se dio cuenta de que nunca podría darle algo que ella quisiera, al menos
no ahora.
Qing Shui miró la hora y decidió ir a
su entrenamiento. ¡Nada podría ser más importante que el arte de cultivar!
Después de eso, entró en el Reino del
Jade Inmortal Violeta!
Después de un gran ciclo de Qi
circulado de la Antigua Técnica de Fortalecimiento, Qing Shui no fue capaz de
relajarse y calmarse sin importar cuánto lo intentara. Decidió ir al Reino del
Jade Inmortal Violeta para echar un vistazo.
El Reino del Jade Inmortal Violeta
parecía igual que como Qing Shui lo recordaba. Qing Shui también se complació
al ver que la Hierba Cola de Fénix Piedra de Oro volvía a crecer sana y
vigorosamente.
“¡Pronto podré terminar el refinamiento
de la Píldora de Revitalización Mayor!”
Sin embargo, todavía no estaba seguro
sobre la cantidad de Píldoras de Revitalización Mayor que podía refinar cada
vez. Era comprensible que una Hierba Cola de Fénix Piedra de Oro fuera capaz de
producir una 
Píldora de Revitalización Mayor. Pero lo que le preocupaba a Qing Shui era la reutilización de esta Hierba Cola de Fénix Piedra de Oro. Se preguntó si
se convertiría en otroa nueva Hierba Cola de Fénix si la plantaba de nuevo.
Si solo pudiera refinar una píldora,
Qing Shui la conservaría para Lin Zhanhan. Qing Shui se sintió aliviado de que
alguien en el Clan Qing con el poder del Pico Rey Marcial pudiera brindar
protección a toda la familia mientras él no estaba. Necesitaba más tiempo para
continuar su práctica dibujando el “Talismán Celestial” que Lin Zhanhan le
había enseñado.
Durante el tiempo restante, Qing Shui
continuó con su técnica de Dibujo de Talismán para calmarse. Eventualmente, se
dio cuenta de que estaba en su etapa más placentera, donde podía dibujar con
suavidad y habilidad a su antojo.

Los Talismanes de la Fuerza Divina y el
Talismán del Escudo Divino que Qing Shui dibujó comenzaron a tomar forma
rápidamente. Sabía que había tenido éxito cuando los talismanes emitieron un
destello de brillante resplandor. Este fue uno de los hitos en su vida.
Después de un largo tiempo, finalmente
se detuvo después de haber agotado todas las pieles de bestia en forma de
talismán que había forjado la última vez.

Aunque el Talismán de la Fuerza Divina
y el Talismán del Escudo Divino no tuvieron un gran avance, Qing Shui sintió
como si hubiera ganado un cierto nivel de comprensión en el Dibujo de Talismán.
Para él, fue una mejora mejor que el primer nivel de avance.
Bookmark(0)
AST Capítulo 457 – Hierba Revitalizante de Yan, Píldora de Revitalización Mayor, Clan Tan de la Torre de la Espada Larga.
AST Capítulo 461 – ¡Consumiendo la Píldora de la Bestia! El Aura monstruoso que sacudió los Nueve Continentes.