AST Capítulo 450 – Distracción de la soledad ¿Un niño?.

Capítulo
450 – Distracción de la soledad ¿Un niño?.

Los ojos de Mingyue Gelou se habían vuelto
rojos. Ella yacía sobre el pecho de Qing Shui y comenzó a sollozar. Él no la
apartó, incluso cuando su ropa estaba manchada por la sangre en su armadura.
“¿Duele?” Qing Shui suavemente acarició
las heridas en su rostro.
“No, no duele. Pero es más doloroso
mirarte así.“ Mingyue Gelou tocó la mancha de sangre en la armadura de Qing
Shui.
“¡Está sucio!”
“No está sucio en absoluto…”
“¡Solo espera un momento, iré a bañarme
y cambiarme de ropa!” Qing Shui abrazó a Mingyue Gelou mientras le susurraba al
oído suavemente.
“Pero tus heridas…”
“¡No importa!”
Cuando Qing Shui levantó la cabeza,
notó que las mujeres no estaban en ninguna parte. Las dos mujeres ya habían
regresado a la sala de estar. Qing Shui se frotó la nariz y procedió hacia la
sala de estar también. Se sentía bastante incómodo usando ropa ensangrentada.
Como se esperaba, tan pronto como entró
a la sala de estar, Huoyun Liu-Li lo miró intrigante. De repente, se dio cuenta
de que había sido ignorante sobre muchas cosas antes.
Qing Shui sintió que podría haberlos
descuidado por alguna razón. Se acordó acerca de su relación con Huoyun Liu-Li;
nunca habían dado el siguiente paso de su relación, sin embargo, ella nunca ha
guardado ningún secreto de Qing Shui. Huoyun Liu-Li fue capaz de desnudar su
alma por él abiertamente.
En cuanto a Mingyue Gelou, antes tenían
una relación íntima, lo que sucedió hace mucho tiempo. Qing Shui mostró una
expresión de dolor y una sutil sonrisa hacia las dos damas antes de subir al
piso de arriba.
Entró en una habitación desconocida y
cerró la puerta. Después de eso, entró en el Reino del Jade Inmortal Violeta,
se lavó la cara y se puso ropa casual. Qing Shui también lavó la armadura de
batalla que se quitó antes de salir a la habitación una vez más.

Cuando bajó las escaleras, Canghai
Mingyue y Huoyun Liu-Li estaban jugando con Yuchang, mientras Mingyue Gelou
subía las escaleras para cambiarse de ropa a causa de las manchas de sangre.
Tan pronto como la pequeña Yuchang vio a Qing Shui, ella rápidamente corrió y
lo abrazó.
“¡Papi!”
“¡Hehe!”
Qing Shui se rió de buena gana mientras
abrazaba a la pequeña Yuchang. Huoyun Liu-Li se sorprendió ante su expresión,
ya que ella nunca lo había visto riendo con sinceridad. Canghai Mingyue también
se sorprendió, mirándolos fijamente.
Canghai Mingyue recordó los días en que
se aferraría a su padre como Yuchang. Ella siempre estaría al lado de su padre
cada vez que lo viera. Incluso cuando creció, a menudo se aferraba a él como lo
hacía cuando era niña.
Ella solía tener a sus padres en casa
para saludarla y apoyarla cada vez que regresaba. Pero ahora, ella había
perdido todo; su corazón se sentía vacío. No pudo evitar recordar los preciosos
recuerdos de sus padres cuando vio el rostro feliz de Yuchang.
“Qing Shui, ¿No crees que nuestra
futura hija será así de linda también?” Huoyun Liu-Li le preguntó a Qing Shui
con una expresión calmada.
Qing Shui se sorprendió por su
pregunta, pero se las arregló para sonreír y dijo: “Por supuesto, nuestra hija
será la más linda…”
Justo en ese momento, notó la expresión
en blanco de Canghai Mingyue. Sintió un dolor en su corazón mientras sostenía a
Yuchang en sus brazos. Luego caminó para pararse frente a ella.
Cuando Canghai Mingyue sintió la
presencia de Qing Shui acercándose, finalmente regresó a la realidad. Miró tanto
a Qing Shui como a Huoyun Liu-Li mientras mostraba una sonrisa avergonzada. Sin
embargo, tenía una bonita sonrisa, pero albergaba un dolor y pena
indescriptibles.
“Mingyue, todo estará bien. Todavía
tienes a Liu-Li y a mí. Ahora somos una familia.“ Dijo Qing Shui en un tono
serio mientras la miraba a los ojos.
“Sí, hermana. ¡Ya no te sentirás sola una
vez que hayas dado a luz a una niña adorable con Qing Shui, jeje!“ Huoyun
Liu-Li miró a Canghai Mingyue y a Qing Shui juguetonamente.

Qing Shui se sintió impotente mientras
miraba a esta demonio. Ella tomó sus frases anteriores y las reemplazó con el
nombre de Canghai Mingyue. A pesar de todo, Qing Shui estaba en realidad
agradecido con Huoyun Liu-Li, porque ella siempre sabía las palabras exactas
para decirle a Canghai Mingyue.

Qing Shui nunca se rendiría ante Canghai
Mingyue, independientemente de las circunstancias. Sin embargo, su corazón se
había llenado de soledad debido a la muerte de sus padres. En orden de que Canghai
Mingyue se recupere rápidamente y se adapte a su nuevo entorno, puede ser la
mejor idea para ella concebir a un niño como una distracción…
Puede que no sea una idea adecuada,
pero fue lo mismo con Mingyue Gelou. Qing Shui entendió muy bien la situación
en su mundo real. Había una niña que creció sin darse cuenta de que sus padres
no eran sus padres biológicos. Cuando descubrió la verdad, se sintió sola,
aunque sabía cuánto la amaban sus padres adoptivos. Aun así, ella se sentía
extremadamente sola. Pero cuando se casó y concibió un hijo, se dio cuenta de
que el mundo no era un lugar tan solitario como lo había pensado inicialmente.
La línea de sangre y los legados no
serían posibles sin transmitirlos a los descendientes. Un descendiente no era
solo el resultado de un regalo sagrado de los Cielos, sino que era el resultado
del amor. Sin embargo, sin importar cuánto se amarán las dos personas,
eventualmente sentirían una brecha entre su relación; no sería perfecto si no
tuvieran un hijo para concebir.
Canghai Mingyue no desaprobó lo que
dijo Huoyun Liu-Li. Mientras miraba a Qing Shui, sus mejillas poco a poco se
pusieron rojas. Ella se sonrojó con una expresión llena de timidez, pánico y
anticipación.
Justo en ese momento, Cang Wuya y Fei
Wuji entraron.
“¡Abuelo!”
“¡Mayor!”
“¡Mayor!”
En ese momento, Mingyue Gelou bajó y
suavemente llamó. “¡Hola, Tío Marcial!”
“Jaja, ¡Hola a ti también!” Cang Wuya
se rió felizmente.

“¡Hola, abuelo!” Dijo Yuchang en un
claro tono infantil.
Cang Wuya se sobresaltó por la voz de la
niña. La levantó feliz y le preguntó: “Hola, ¿Cómo te llamas?”

“Mi nombre es Yuchang. Mmm, espera. Mi
nombre es Qing Yuchang. Sigo el apellido de papá.”
Todo el mundo estaba sorprendido por
sus palabras. Intentaron buscar una reacción de Mingyue Gelou. Qing Shui fue el
único que sonrió cuando le preguntó a Yuchang: “¿Por qué Yuchang quiere el
apellido Qing?”
“No lo sé. No tengo un apellido.
Alguien dijo que mi apellido es Tan, pero no quiero tener el mismo apellido que
las personas malas. Quiero ser una Qing como papá.“ Yuchang miró a Qing Shui
con una expresión seria.
“Jaja, eres mi hija, por supuesto que
siempre serás una Qing”. Qing Shui se rió entre dientes mientras le daba
palmadas en la cabeza a Yuchang. Él fue quien salvó su vida, por lo que,
naturalmente, ya la había tratado como a su propia carne y sangre. Qing Shui
daría todo lo que tenía por Yuchang.
Las dos damas se rieron al pensar en
Yuchang como una chica divertida. Quién sabía que ella sería tan diabólicamente
inteligente.
“¡Abuelo, Gelou se quedará en tu casa
por un tiempo!”. Ya que Canghai Mingyue estaba presente, Qing Shui tuvo que
referirse a Mingyue Gelou como “Gelou” para evitar confusiones.
“Hay muchas habitaciones aquí, así que
siéntete libre de quedarte. Entre más personas, más alegría. Además, los viejos como yo
amamos la atmósfera animada“. Cang Wuya se rió.
La tarde acababa de pasar. Cang Wuya
rió entre dientes, “Iré a preparar comida, quédense aquí y platiquen entre
ustedes.“
“Abuelo, ya que estamos aquí, nosotras podemos
hacer eso. Puedes ir y descansar.“ Huoyun Liu-Li tiró del brazo de Cang Wuya y
lo detuvo de ir más lejos. Después de eso, Huoyun Liu-Li, Canghai Mingyue y
Mingyue Gelou fueron juntas a la cocina.
Mientras tanto, Yuchang corría de un
lado a otro jugando sola. De vez en cuando, corría a la cocina para ver cómo
estaban las damas.
“Qing Shui, ¿Cuándo avanzaste al Pico del
Rey Marcial?” Fei Wuji se rió entre dientes. Solo tres personas permanecieron
en la sala de estar.
“Hace poco. Puedo sentir que mis
poderes han aumentado enormemente, pero aún no estoy seguro del nivel de mi
fuerza y del tipo de poder que tengo“. Dijo Qing Shui con sinceridad.
“Bueno, tienes que tener cuidado de
ahora en adelante en estas circunstancias. Continúa entrenando también. Esas
personas de la Torre de la Espada nunca te dejarán ir, pero no tienes que preocuparte
demasiado por ellos“ Cang Wuya estaba orgulloso de su discípulo.
Mingyue fue bendecida por tener a Qing
Shui a su lado…
“Hmm, Abuelo, ¿Qué piensas del poder
del Clan Tan? ¿Tienen una gran influencia en la Torre de la Espada?“ Qing Shui
sabía que el Palacio Celestial lo protegería después del incidente con la Torre
de la Espada. Aunque ser observado todo el tiempo por otras personas se sentía
incómodo, al menos estaba bien protegido.
Qing Shui decidió aumentar su poder y
fuerza tan pronto como sea posible. Siempre y cuando se vuelva lo
suficientemente poderoso, todo lo demás sería fácil. El poder significaba todo
para este mundo. La justicia y la moral no serían posibles sin la base del
poder; nadie seguiría a un hombre desprovisto de poder y control.
Una parte de lograr la victoria sería
la justicia. Sin embargo, el poder sería el factor determinante
independientemente de los sentimientos y el apoyo de otras personas.
Además, había evidencia de registros
históricos que detallaban cómo los malhechores monopolizaron a toda la nación
en aquel entonces.
Hace 20,000 años, el “Emperador Oscuro”
gobernó el mundo de los nueve continentes junto con su Secta Ala Negra durante
aproximadamente 300 años. Eran malvados y despiadados, y matarían a cualquiera
sin importar su inocencia. Debido a su enorme poder y autoridad, muchas
personas que los desobedecieron terminaron muertos o se vieron obligados a
someterse bajo su yugo.
No importa desde qué ángulo lo mire uno,
siempre que sean capaces de derrotar a sus oponentes para lograr sus objetivos,
se considerarán a sí mismos como los guerreros más fuertes del continente. La
mayoría de la gente se enfocaría en el resultado en lugar del progreso de lograr dicho resultado. Independientemente de cuán diligente o trabajador fue uno
durante su progreso, no sería nada si fuera derrotado o pierde en una batalla.
“El Clan Tan es uno de los clanes más
fuertes en la Torre de la Espada. Hay alrededor de 20 miembros del Clan Tan
como Ancianos Supremos, y algunos como Ancianos. Todos son descendientes de un
linaje puro. Estoy seguro de que Tan Yang lo sabe. Tienen una gran influencia
en la Torre de la Espada, pero hay alguien más que los contiene“ dijo Fei Wuji.
“Esas personas conteniéndolos, ¿Crees
que son como los viejos ancestros del Palacio Celestial?”
“Más o menos. Pero desde la derrota de
Tan Yang, todo ha cambiado. Tan Yang es el joven discípulo más sobresaliente
del Clan Tan, quien se hará cargo como maestro del clan algún día. El Clan Tan
es muy ambicioso, y el que decidirá el futuro de su clan no es otro que Tan
Yang“.

La charla ociosa continuó por un
tiempo. Un aromático olor llenó el aire desde la cocina. No podían esperar a
que se sirviera la comida.
“Qing Shui, ven conmigo y conoce a
alguien esta tarde. Él quiere verte.“ Dijo Fei Wuji inesperadamente.
Mientras tanto, Cang Wuya solo destelló
una sonrisa y permaneció en silencio.
“¿Quién?” Qing Shui tenía curiosidad,
porque se sentía extraño acerca de la situación.
“El viejo ancestro del Palacio
Celestial, el Verdadero Maestro del Palacio Celestial”. Cang Wuya se rió de
buena gana.
“¿El Verdadero Maestro del Palacio
Celestial?” Preguntó Qing Shui con tono sorprendido.
“¿No era él uno de los mejores
guerreros marciales del Continente Greencloud?”
“Sí. Solo ve a conocerlo. Él podría ser
capaz de beneficiarte de alguna manera.“ Cang Wuya sonrió.
Sin embargo, Fei Wuji permaneció en silencio.
Él pareció perplejo.
Cang Wuya suspiró cuando vio la expresión
de Fei Wuji.
“¡Está bien!”
El almuerzo fue suntuoso. Todo fue
gracias a las habilidades culinarias de Mingyue Gelou y la procuración de los
ingredientes más frescos. Todos tuvieron una encantadora comida, especialmente
Qing Shui. El cordón en su corazón parecía haberse aflojado un poco. Al menos
no estará sufriendo como solía hacerlo.
Aún le dolía a Qing Shui recordar la
escena donde Mingyue Gelou y la pequeña Yuchang lo dejaron, especialmente las
palabras que Mingyue Gelou le dijo antes de irse con Yuchang. Sin embargo,
nunca fue demasiado tarde para enmendar las cosas con ellas ahora que los tres
volvieron a estar juntos.

“¡Qing Shui, vamos a pagarle una visita!”.
Cuando terminó el almuerzo, Fei Wuji sonrió y se levantó y llamó a Qing Shui.
Bookmark(0)
AST Capítulo 449 – Condición, El Regreso de Mingyue Gelou.
AST Capítulo 452 – El pasado del Viejo Ancestro, Puerta al Santo Marcial, La fuerza de 10 países.