AST Capítulo 448 – Avance del Jabalí Demoníaco de Diamante, la eficiencia del Poderoso Pisotón del Elefante.

Capítulo
448 – Avance del Jabalí Demoníaco de Diamante, la eficiencia del Poderoso
Pisotón del Elefante.

Qing Shui dejó que el Jabalí Demoníaco de
Diamante cargara contra Tan Yang aparejado consigo mismo. Pero, ¿cómo podría
Tan Yang permitirle a Qing Shui acercarse a él? Disparó una flecha para detener
a Qing Shui mientras dejaba que uno de los Halcones Espina Dorsal de Hierro
descendiera hacia el Jabalí Demoníaco de Diamante.
¡Screech!
La velocidad del Jabalí de Diamante no
podría rivalizar con la de una bestia demoníaca voladora. Fue arañado por una
de las garras del Halcón Espina Dorsal de Hierro, y un sonido penetrante que
era como un metal desgarrado resonó.
¡Roar, Roar!
Un profundo rugido escapó de la boca
del Jabalí de Diamante. Qing Shui vio que los arañazos habían aparecido en la
espalda del Jabalí de Diamante, y la sangre de color amarillo claro inmediatamente
tiñó todo su cuerpo.
“Estos Halcones Espina Dorsal de Hierro
son realmente poderosos. tales bestias voladoras de tamaño pequeño no solo son
rápidas, sus afiladas garras y picos también pueden desgarrar metal y el jade.
Pensar que incluso podría infligir arañazos al Jabalí de Diamante a pesar de su
monstruosa defensa“
Qing Shui estaba dolido, pero no había
nada que pudiera hacer ahora. La flecha de Tan Yang estaba fijada en él, y
todos estaban en una situación precaria en ese momento.
Qing Shui no quería correr ningún
riesgo en este momento. Fue porque sintió que esa técnica de arquería era
diferente de la Flecha Perforadora de Nubes de antes, y es probable que fuera
incluso más viciosa. Qing Shui no deseaba probar esa flecha, que tenía una
fuerte energía espiritual y parpadeaba con un brillo negro.
El Ave de Fuego y los dos Halcones Espina
Dorsal de Hierro estaban fijados en una batalla feroz sin que ninguno de los
dos bandos tomara ventaja sobre el otro. Incluso el Ave de Fuego no podía hacer
nada después de ser enredado por tales bestias demoníacas de pequeña escala en
un área restringida. Si estuvieran más separados, podría tener una ventaja
mejor, pero ahora no tenía nada de eso en absoluto. Además, esos dos Halcones Espina
Dorsal de Hierro no eran de un nivel inferior al Ave de Fuego.

El Ave de Fuego también era solo una
bestia demoníaca de nivel de rey marcial.

La mirada de todos se giró poco a poco hacia
el Jabalí Demoníaco de Diamante, que había sido arañado con heridas por todas
partes y estaba gritando de agonía.
Si algo le fuera a pasar a ese Jabalí de
Diamante, entonces Qing Shui realmente estaría en peligro. Cuando llegue ese
momento, el Halcón Espina Dorsal de Hierro interferiría con Qing Shui, y la
flecha fatal de Tan Yang dispararía a Qing Shui sin ninguna vacilación.
Qing Shui podía imaginar que no había
forma de que fuera capaz de esquivar la flecha desde una posición tan cercana.
Frente a una flecha tan poderosa, esta distancia podría cubrirse en un parpadeo,
o incluso menos.
Si no lo molestaban, Qing Shui, que
tenía un fuerte sentido espiritual, podría usar su Espada Osa Mayor para
bloquear la flecha y reducir la mayoría de los daños.
“¡Roar Roar!”
¡Ning Ning!
Qing Shui estaba en pánico, pero no
había nada que pudiera hacer para ayudar. Incluso estaba agarrando una piedra y
quería arrojarla a ese Halcón Espina Dorsal de Hierro.
¡Wu Wu!
Las cejas de Qing Shui estaban fuertemente
fruncidas juntas. Él planeaba derribar a ese Halcón Espina Dorsal de Hierro,
incluso si tenía que aguantar forzadamente contra una de las flechas de Tan
Yang con sus poderosas defensas.
¡Pero en ese momento!

¡Roar!

¡Un fuerte, penetrante bramido grave resonó!

El Jabalí Demoníaco de Diamante emitió
una fuerte luz dorada por todas partes. Avanzó… El rostro de Tan Yang palideció,
y su flecha se disparó repentinamente hacia Qing Shui.

¡Clank!

Qing Shui lo bloqueó con su Espada Osa
Mayor, pero fue empujado hacia atrás como resultado. El fuerte impacto causó
que Qing Shui sintiera que sus órganos se volteaban, y la sangre escurría por
la comisura de sus labios.
¡Era demasiado rápido y demasiado
feroz! Pensar que incluso con sus fuertes defensas, y con la Técnica de
Limpieza Divina de Brazos en la Etapa del Éxito Mayor, después de bloquear con
su Espada Osa Mayor, todavía había sufrido heridas de tal magnitud.
¡Boom!
Qing Shui voló durante más de diez
metros antes de aterrizar en la arena y luego se deslizó hacia la parte
posterior.
Y en ese momento, el Jabalí Demoníaco
de Diamante creció hasta el tamaño de un ternero desde su cuerpo original de un
metro de largo. Parecía muy poderoso y dominante, y tenía una nariz que medía
alrededor de medio pie de largo.
¡Roar!
Dejó escapar otro grito que penetró
hasta las nubes, pisoteó el suelo, y luego se abalanzó sobre el Halcón Espina
Dorsal de Hierro que aún no había tomado vuelo. Con un agudo chillido llenó el
aire, el Jabalí de Diamante atacó con su boca y sus pies, como si estuviera
desatando las quejas acumuladas de antes. En solo un corto momento, el Halcón Espina
Dorsal de Hierro se convirtió en una pila de carne de ave destrozada.
Asombrados. Todos estaban asombrados.
Pensar que el Jabalí de Diamante, que estaba forcejeando bajo las garras del
Halcón Espina Dorsal de Hierro antes, había logrado destrozarlo por completo en
solo unos instantes.
¿En qué nivel estaba para poder tener dientes
y garras tan fuertes…
Qing Shui sonrió mientras miraba esta
escena desde la distancia. Él tomó la decisión correcta al usar la Píldora
Marioneta Divina en él. El progreso del Jabalí de Diamante fue realmente
demasiado rápido.
En ese momento, Tan Yang disparó otra
flecha una vez más. Pero esta vez, fue hacia el Cerdo Demonio de Diamante –
¡hacia sus ojos!
Aunque el nivel del Jabalí de Diamante
había mejorado enormemente, no pudo esquivarlo por completo. Sin embargo, aún
podría esquivar para reducir el daño recibido.

¡Clank!

¡Wu!
¡Boom!
El Jabalí de Diamante fue enviado a volar, e incluso las vallas en el costado de la arena fueron destrozadas. Sin
embargo, lo que más sorprendió a Qing Shui fue que este Jabalí de Diamante no
sufrió muchas lesiones. La flecha no pudo ir más allá de dos pulgadas en su
piel.
“¡Qué Jabalí tan monstruoso!”
Viendo cómo el Jabalí Demoníaco de Diamante
se puso de pie y pareció estar bien, mucha gente gritó.
Y el Jabalí de Diamante una vez más
cargó contra Tan Yang.
¡Bang!
Esta vez, fue enviado volando
nuevamente con la palma de Tan Yang. Sin embargo, lo que sorprendió a todos fue
que el Jabalí de Diamante una vez más se levantó con gran tenacidad.
Qing Shui sabía que el punto más fuerte
del Jabalí de Diamante seguía siendo sus defensas incluso después de haber
alcanzado el avance. Mientras que su fuerza y velocidad y otros atributos
también habían mejorado tremendamente, no eran comparables a sus defensas.
¡Las desgracias podrían ser bendiciones
escondidas disfrazadas!
Previamente, cuando Qing Shui estaba a
punto de tirar todo a un lado para salvar al Jabalí de Diamante, ya que estaba
siendo herido de gravedad por el Halcón Espina Dorsal de Hierro, el Jabalí de
Diamante había alcanzado un avance.
Qing Shui sostuvo la Espada Osa Mayor.
Justo cuando el Jabalí de Diamante una vez más se abalanzó sobre Tan Yang, lanzó la piedra que Qing Shui estaba sosteniendo hacia los otros dos Halcones Espina Dorsal de
Hierro en el aire.
¡Bang!
La roca se rompió, pero los dos Halcón Espina
Dorsal de Hierro quedaron ilesos. Continuaron engarzados en la batalla con el Ave
de Fuego.

¡Fuertes chillidos llenaron el aire!

Qing Shui vio que el Jabalí de Diamante
todavía estaba cargando hacia Tan Yang, pareciendo incanzable. Él hizo lo
mismo, y cuando Tan Yang atacó para hacer retroceder al Jabalí de Diamante una
vez más, Qing Shui atacó también.
¡Swoosh, Swoosh!
¡Agujas de Plata se dispararon de su
manga izquierda!
¡Ding, Ding!
Fue una pena que ese destello de luz
fuera bloqueado por la armadura plateada. Sin embargo, ¡Qing Shui acababa de
llegar al lado de Tan Yang!
¡La Espada Osa Mayor que sostenía cortó!
¡Toda su fuerza fue reunida a sus
límites!
¡Era ligeramente más que la fuerza de
un “país”!
Qing Shui estaba empeñado en matar a
Tan Yang con su espada, y por lo tanto utilizó todos sus poderes sin reservas.
Este ataque hizo que el mundo perdiera
sus colores. La majestuosa espada antigua exudaba un aura abrumadora, causando que
la sangre se drenara de los rostros de todos los presentes, especialmente aquel
anciano de setenta años de cabello blanco.
La expresión de Tan Yang cambió.
Rápidamente sacó la Espada de Filo Verde de tres pies en su espalda. ¡Tenía el
mismo destello que su armadura antes de cortara hacia abajo con fuerza y soltar
un fuerte bramido!
¡Tan cerca pero tan lejos!
En ese momento, una pared invisible
apareció a su alrededor. Era tan grueso como una muralla de una ciudad antigua,
y aunque era una pared de luz transparente, parecía especialmente robusta.
¡Energía Natural!

¡Ráfaga!

¡Boom!

¡Con un fuerte sonido, la Espada Osa
Mayor chocó con fuerza contra esa gruesa y sólida pared de luz!
Después de aguantar por un momento, la
pared de luz se hizo añicos.
El Qi de la Antigua Técnica de
Fortalecimiento circuló rápidamente y atacó a Tan Yang que empujaba su espada
hacia él.
¡Espada de la Cuarta Onda!
Cuando Qing Shui usó casi toda su
energía para aplastar el muro de luz, Tan Yang, que estaba detrás del muro,
lanzó su ataque. Este ataque fue enviado con todo el poder de un Grado 10 de Rey
Marcial. Con la mejora adicional de su armadura, arma y tal vez algunos
misteriosos artículos, ¡su poder había excedido el de un Grado 10 de Rey
Marcial!
La Torre de la Espada había invertido fuertemente
en Tan Yang. En primer lugar, era por su propio honor, y en segundo lugar, era
por la seguridad de Tan Yang.
Tan Yang había captado el momento
adecuado para atacar, pero había subestimado las habilidades de Qing Shui.
¡Clank Clank Clank Clank! *(sé que no les
importa pero este ataque de la espada de la cuarta onda es de mis favoritos ja)
Fuertes sonidos de choques resonaron y
Qing Shui retrocedió dos pasos, su energía vital y su sangre se arremolinaron
furiosamente.
Tan Yang fue sacudido del suelo y retrocedió
deslizándose.
“Jajaja, te he subestimado. Pensar que
también estás apenas en el pináculo del Rey Marcial. Es una pena que mi ‘Armadura
de batalla Estrella Lunar’ solo pueda bloquear tus ataques. No eres capaz de romper
mis defensas. ¡Hoy disfrutaré matando a alguien en el pináculo del Rey Marcial!”
Tan Yang se echó a reír maníacamente en el aire.
¡Pasos de Nube!
Qing Shui miró a Tan Yang mientras lo
perseguía. Su velocidad era rápida como el agua del río, y lo más importante
era su aura.
¡Inamovible como Montaña!

¡Energía Natural!

¡Fuerza del Toro Frenético!

¡Corte de Trueno Celestial!
¡Qi Diamante!

Qing Shui circuló a cada uno de ellos
uno por uno, y también sacó un Talismán de la Fuerza Divina y lo abofeteó en sí
mismo. Todo era para poder elevar su aura hasta sus límites.
Se estaba acercando a Tan Yang, y este
último también estaba a punto de aterrizar.
¡Roar!
¡Poderoso Pisotón del Elefante!
El fuerte Rugido del Tigre de Qing Shui
cortó a través de las nubes, y al mismo tiempo, sacó adelante su Poderoso
Pisotón del Elefante, que estaba en la Etapa de Éxito Mayor, en Tan Yang.
¡Boom!
¡Los fuertes temblores crearon un
cráter de varias decenas de metros de profundidad en la arena!
“¡Dado eres una tortuga con un
caparazón duro, sacudiré todos tus órganos y Dantian!” Qing Shui miró a Tan
Yang, cuyo rostro se había vuelto tan pálido como el papel y estaba escupiendo
sangre fresca de su boca. Él sintió una gran sensación de satisfacción.
Qing Shui sabía que Tan Yang estaba
acabado, completamente destrozado. Era incluso difícil distinguir si podría aún
sobrevivir. Qing Shui se lamentó de cuán poderosa era la ”Armadura de batalla
Estrella Lunar“.
El vasto campo ahora estaba tan callado
que incluso se podía escuchar el sonido de un alfiler cayendo. El Pisotón de
Qing Shui ejecutado antes ya había alcanzado el nivel de dos “países” e incluso
había creado un cráter tan profundo en esta arena especialmente construida.
“¿Me están engañando los ojos? ¡¿Qing
Shui ha ganado contra Tan Yang?!”

“¡Alguien! ¡Golpéeme!”

“¡Parece que es verdad! ¡Puedes sentir
el dolor!” Alguien habló con lágrimas de alegría.

“Maldita sea, ¿Por qué no te pegaste a
ti mismo?”
“Es demasiado incómodo golpearme a mí
mismo. Estoy acostumbrado a golpear a otros”.
“¡Hermana mayor, Qing Shui ganó!” Huoyun
Liu-Li tiró de Canghai Mingyue y dijo, sonriendo. Las rastros de las lágrimas
en su rostro aún no se habían secado.
“Mmm, Ganó, él ganó. Sabía que ganaría”.
Canghai Mingyue sonrió y asintió.

“Jaja, pensar que nuestro Palacio
Celestial ha producido un talento que desafía el cielo. Jaja, Viejo Mo, el Gran
Ancestro debe estar tan feliz”. Una persona que parecía un Anciano Supremo se
volvió hacia otro anciano y dijo.
“Esta noche busquemos al Viejo Cang
para tomar un trago. Él realmente tiene buena suerte”. El anciano llamado Viejo
Mo dijo felizmente.

Una persona mayor en la parte posterior
de la multitud de la Torre de la Espada se puso pálido como un trozo de papel,
y sus manos se cerraron con fuerza, todo su cuerpo temblaba mientras lanzaba
dagas a Qing Shui con los ojos.
Bookmark(0)
AST Capítulo 447 – Dejando el escenario, Entra Tan Yang y los Halcones Espina Dorsal de Hierro.
AST Capítulo 451 – Fei Wuji, Encuentro con el Viejo Ancestro del Palacio Celestial.