AST Capítulo 438 – Huoyun Liu-Li, Éxito del Talismán Escudo Divino, Duda.

Capítulo
438 – Huoyun Liu-Li, Éxito del Talismán Escudo Divino, Duda.

Ella había cedido a este chico una y
otra vez, pero parecía como si él le hubiera estado dando la espalda todo este
tiempo.
Ella era una persona orgullosa y tenía
todo el derecho de serlo. Para colmo, ella era incluso una dama con una belleza
sin igual. Pensar que semejante persona cediendo ante alguien por primera vez
fuera rechazada solo con una actitud fría.
¡La arrogancia en ella hizo que ella
soltara un aura irresistible!
Qing Shui sintió que ahora era casi
exactamente igual a la dama en el Retrato de Belleza, solo que tenía una espada
de filo verde de tres pies extra en su mano.
Qing Shui se giró poco a poco, sin
mirar más hacia Qing Hanye. No quería mirar ese hermoso par de ojos ligeramente
rojos.
“¡Qing Shui!” Aunque Qing Shui ya
estaba dando su primer paso, se detuvo.
“¡Ten un viaje seguro!” Qing Hanye
refrenó el dolor en su corazón mientras sonreía, mirando a la espalda de Qing
Shui.
“¡Gracias!”
¡Invocando al Ave de Fuego, recuperó el
Jabalí Demoníaco de Diamante y subió al Ave de Fuego! Muy rápidamente, se hicieron cada vez
más pequeños.
¡La mirada de Huang Qing, que estaba
fija en la silueta que partía de Qing Shui, parecía estar muy complicada!
“Mingyue, las tumbas del tío y la tía han
cambiado. Sé dónde están ahora, así que vamos a presentarle nuestros respetos”.
Antes de irse, Qing Shui había regresado para preguntarle al abuelo de Qing
Hanye.
Los tres llegaron a la Pendiente Media
Luna de la Ciudad del Sur y miraron hacia esos árboles de hojas perennes. No
había muchas tumbas por aquí ya que no todos podían ser enterrados aquí.

Rápidamente encontraron la tumba de la
pareja Canghai. Qing Shui sacó un poco de vino del Reino del Jade Inmortal
Violeta, haciendo que Canghai Mingyue se sienta agradecido con él una vez más.
Después de todo, ni ella ni Liu-Li habían preparado estos artículos.
En el mundo de los nueve continentes,
el elemento más importante al adorar a los difuntos era el vino. ¡Gracias a
Dios que Qing Shui no carecía de ello!
“Padre, madre, Yue’er está aquí para
verlos…”
Canghai Mingyue habló en voz baja
mientras las lágrimas corrían por sus ojos. Qing Shui y Huoyun Liu-Li la
consolaron durante mucho tiempo. El dolor de estar separados por la vida y la
muerte fue el más doloroso. Esa dolorosa sensación de pérdida no era algo que
todos pudieran experimentar por sí mismos. Ella estando sola y sin ningún
pariente hizo que Qing Shui tuviera mucha compasión por ella. Al grado en que
era como si la hubiera tratado como a su esposa, una que se había elevado en
igualdad de importancia a la de sus propios parientes de sangre.
Qing Shui y las dos damas una vez más
se dirigieron al Palacio Celestial. Mientras tanto, las imágenes de Huang Qing
y Qing Hanye seguían apareciendo en su mente mientras se preguntaba si eventualmente
se unirían a la Torre de la Espada.
Parecía como si Huang Qing y Qing Hanye
estuvieran en una relación relativamente buena, y Qing Hanye también era una
persona con una aptitud relativamente buena con su Cuerpo de Nueve Yin. Por lo
tanto, las posibilidades de que ingresen a la Torre de la Espada eran altas.
Qing Shui no desea que se conviertan en
sus “obstáculos” para que se dirija a la Torre de la Espada cuando llegue el
momento. Si realmente tuvieran que pelear entre ellos, ¿sería realmente capaz de
hacerlo…?
Las dos mujeres con Qing Shui eran
extremadamente brillantes. Aunque no conocían la situación exacta, podían notar
que Qing Shui estaba muy preocupado.
“¿Tienes alguna preocupación? Te
sentirás mejor si lo hablas”. Huoyun Liu-Li dijo en voz baja mientras el Rey
Conejo se acostaba en la espalda del Ave de Fuego, sin moverse.
“No es nada. Me siento un poco cansado”
Dijo Qing Shui sonriendo.
“Entonces deberías recostarte y
descansar un poco. Acuéstate en mis piernas. Te masajearé la cabeza”. Huoyun
Liu-Li dijo en voz baja.

Qing Shui sabía que siempre que Huoyun
Liu-Li tenía tal expresión, lo que dijera era en serio. Si ella tuviera una
expresión franca y encantadora, la mayoría de las veces, ella solo lo estaría
molestando.
Para empezar, los tres estaban sentados
en la espalda del Ave de Fuego, así que Qing Shui logró descansar sobre las
piernas de Huoyun Liu-Li, o mejor dicho, los muslos, simplemente moviéndose un
poco hacia un lado.
Qing Shui podía oler un tenue olor a
violetas mientras su cuello podía sentir la suavidad y la elasticidad de sus
muslos.
Un par de manos aterrizaron en la
cabeza de Qing Shui. Estaban tanto ligeramente frías al tacto como ligeramente
calientes, lo que lo hacía sentir tranquilo. Hicieron que su corazón latiera un
poco más rápido cuando un leve calor llenó su corazón.
Disfrutando de los delgados dedos
masajeando su cabeza, Qing Shui se durmió inconscientemente. Incluso inclinó su
rostro y apoyó su rostro contra el estómago de Huoyun Liu-Li.
Pero mientras Qing Shui se había
quedado dormido, el calor de su aliento rápidamente hizo sonrojar a Huoyun
Liu-Li.
Después de dormir durante unos 15 minutos,
Qing Shui se despertó.
Después de despertarse, se dio cuenta
de que su rostro estaba presionando contra el estómago de Huoyun Liu-Li. Ese
suave sentimiento hizo que Qing Shui decidiera frotar su rostro contra su
estómago…
“Ahhhh, tú bribón…”
Huoyun Liu-Li dejó escapar un grito
mientras retorcía las orejas de Qing Shui, alejándolo de ella. Su hermoso
rostro estaba cubierto de una capa de rubor, y miró a Qing Shui con enojo.
Cough,
cough
, lo siento. Me había dormido. ¡Es realmente un pecado!” Sonrió Qing
Shui.
“¡Qing Shui malo, eres realmente malo!”
Qing Shui se rió entre dientes mientras
se sentaba, tocando furtivamente la nariz de Huoyun Liu-Li, que era hermosa
como el jade blanco.
“¡Qing Shui!”

Huoyun Liu-Li llamó a Qing Shui con voz
suave.
“Mmmm, ¿Cuál es el problema?” Qing Shui
miró a Huoyun Liu-Li, desconcertado por su expresión cautelosa.
“Quiero preguntar algo, pero debes
prometerme que no te enojarás, o tal vez no debería hablar sobre eso…” Aunque
Huoyun Liu-Li dijo que no debería mencionarlo, su expresión le decía a Qing
Shui. que ella quería decirlo, y él no tenía enojarse.
“Adelante. No me enojaré sin importar
lo que digas”. Qing Shui se frotó la nariz. Sabía lo que ella iba a preguntar,
incluso si pensara con los pies.
“¡Qing Shui es el mejor! Jaja. Erm,
¿Realmente planeas irte y… no hablar con… esa pequeña belleza?” Huoyun Liu-Li
pronunció esto muy lentamente. Ella había estado viendo la expresión de Qing
Shui durante todo este tiempo. Si veía que algo andaba mal, se callaría
inmediatamente.
“¿Estás tan dispuesta a dejarla estar a
mi lado? ¿Qué pasa si viene y te arrebata mi amor por ti?” Qing Shui tenía una
sonrisa en su rostro mientras miraba a Huoyun Liu-Li.
“Tsk, sigue soñando. Nunca dijimos que
nos casaríamos contigo”. Huoyun Liu-Li chasqueó, pero sus ojos encantadores aún
miraban suavemente a Qing Shui.
“Esta demonio, dándome esto de nuevo…”
“¿Nosotras? ¿Quiénes son ‘nosotras’?”
Qing Shui sonrió a Huoyun Liu-Li, que por el contrario quería cavar un agujero
y esconderse en él. Vestida con un traje de color púrpura, parecía ser muy
equilibrada y femenina, e incluso Canghai Mingyue parecía ser un poco
antinatural.
¡Una negación torpe que resulta en la
autoexposición!
Qing Shui estaba lleno de alegría y
conocía la intención de las damas. Aunque este resultado no fue inesperado,
todavía lo hizo muy feliz.
“Qing Shui, todavía no me has
respondido.“ Huoyun Liu-Li se agarró a uno de los brazos de Qing Shui, hablando
en un tono coqueto mientras entrecerraba sus sensuales y grandes ojos.
“No tengo tiempo para hablar sobre el
amor y las relaciones ahora. Mi cabeza ya es muy grande ahora. Además, podría
no ser algo feliz estar conmigo. Sin mí, ¿No ha estado ella viviendo tan bien?” Qing Shui dijo, un poco enérgicamente.

Huoyun Liu-Li no continuó. Sintió que
estaba muy feliz de compartir a Qing Shui con su hermana mayor, pero a pesar de
eso, sabía que era solo su deseo. Después de todo, Qing Shui todavía tenía a su
prometida en la Ciudad Hundred Miles. Pero fue bueno que Qing Shui haya pasado
la mayor parte del tiempo con ella y su hermana. Además, incluso su vida fue
salvada por él.
Huoyun Liu-Li pensó en las cosas que
habían sucedido entre ella y Qing Shui, incontrolablemente rompiendo en una
sonrisa. Ella desechó esos pensamientos inquietantes, diciéndose a sí misma que
era inútil pensar demasiado.
“Qing Shui, esa dama es realmente
hermosa, a la par de la Señora del Palacio“. Huoyun Liu-Li dijo un poco
maliciosamente.
“No siempre alabe la belleza de los
demás, Liu-Li, Mingyue y usted mismas no pierde ante ninguna otra mujer. No se
desprecien a sí mismas. Nuestra Liu-Li no pierde ante nadie más. Si alguien se
atreve a decir que nuestra Liu-Li no es tan bonita como otras personas, los golpearé
para dejarles saber quién es la más hermosa.“ Qing Shui sonrió y dijo
felizmente. Sabía que Liu-Li se estaba refiriendo a la Espada Demonio Huang
Qing.
“¡Eres un sinvergüenza, gangster, un
badass*!” *(me gusta más como suena en inglés)
Viajar puede ser muy aburrido, pero fue
una suerte que Qing Shui tuviera bellezas para acompañarlo. Además, podía
disfrutar de los paisajes en el camino o leer algunos manuales de artes
marciales. El Ave de Fuego aleteó rápidamente y se deslizó por los cielos. Fue
realmente agradable.
¡En un parpadeo, ya había pasado medio
mes!
Qing Shui nunca había descuidado su
entrenamiento por la noche. Después de pasar el día conversando con Huoyun
Liu-Li y Canghai Mingyue, Qing Shui pasaría el resto de su tiempo leyendo <Los
Antiguo Registros del Talismán Celestial.>
Ahora, Qing Shui ya había comenzado a
intentar hacer el Talismán de la Escudo Divino. Después de la batalla en la
Ciudad del Sur, Qing Shui había entendido cuán poderosos eran los Talismanes
Celestiales. Qing Shui inicialmente había querido aprender el Talismán de
Atadura primero, pero eventualmente decidió pasar por ellos uno por uno. Fue
porque siempre tuvo la sensación de que estos Talismanes Celestiales
probablemente serían progresivos por naturaleza.

Después de aproximadamente medio mes,
Qing Shui finalmente logró dibujar el Talismán Escudo Divino el día antes de
ser expulsado. Fue una lástima que no pudo probarlo a tiempo antes de que fuera
expulsado del Reino del Jade Inmortal Violeta.
Qing Shui sintió que este Talismán Escudo
Divino era un poco más difícil que el Talismán de la Fuerza Divina. El tiempo
que había pasado en el Reino del Jade Inmortal Violeta hasta ahora era de
aproximadamente un año en el mundo real.
.Solo se las arregló para dibujar el
Talismán Escudo Divino después de un año, pero el Talismán Celestial solo se
consideraba ligeramente superior al promedio.
El sol de la tarde no era tan
penetrante como el del mediodía. Ahora que la primavera acababa de llegar,
todos los seres vivos volvían a la vida, llenando el mundo con el olor de la
vitalidad. De vuelta en la Ciudad del Sur, Qing Shui realmente quería visitar a
alguien.
¡Hu You!
Esa persona que se parecía mucho a su
hermano mayor de su vida anterior; la persona a la que le había impartido su Antiguo
Arte de Forjado. Qing Shui se preguntó si lo había estado haciendo bien. Él no
debería tener un gran problema para convertirse en un hombre rico.
En la noche, después de entrar en el
Reino del Jade Inmortal Violeta, Qing Shui decidió olvidar todo lo demás y
directamente fue a probar el efecto del Talismán Escudo Divino.
Qing Shui directamente abofeteó al
Talismán Escudo Divino sobre sí mismo Y entonces, Qing Shui estalló en una
sonrisa. ¡Defensa aumentada en un 20%!
Qing Shui no entendió esta situación.
¿Fue un talismán celestial de Grado 2 a pesar de haber sido apenas completado? ¿o porque su Talismán Celestial de Grado 1 tuvo el efecto de un Talismán
Celestial de Grado 2?
Una vez que estaba completamente
agotado después de varios intentos de dibujar talismanes, cultivó un ciclo
completo de la Antigua Técnica de Fortalecimiento. Hace dos días, la Antigua Técnica
de Fortalecimiento repentinamente avanzó al ciclo 142, ya que avanzar estos dos
ciclos fue relativamente más fácil. Qing Shui sabía de esta situación ya que el
aumento en cada ciclo adicional era muy lento antes del ciclo 140. También
sería relativamente difícil progresar a través de los ciclos después del ciclo
180.

Pero los ciclos 141 al 179 serían
relativamente más fáciles de lograr. En el Reino del Jade Inmortal Violeta,
tomaría aproximadamente un año y medio para avanzar otro ciclo. Esto sería
equivalente a un poco más de medio mes en el mundo real.

Por lo tanto, después de llegar al
ciclo 140, Qing Shui se llenó de alegría por bastante tiempo. Fue porque a
partir de ahí, incluso si era difícil, podría alcanzar el ciclo 180 en 3 años.
AST Capítulo 437 – Luchando contra Espada Demonio Huang Qing, Las Disparidades.
AST Capítulo 441 – Domador de Bestias Chi Tianhao, Bestia Tigon.

Deja una respuesta