AST Capítulo 412 – La fuerza de un Pisotón, El artículo legendario Brazalete Sagrado.

Capítulo
412 – La fuerza de un Pisotón, El artículo legendario Brazalete Sagrado.

Qing Shui sabía que esta situación era
el resultado de la combinación entre el Qi Diamante y su Qi de la Antigua Técnica
de Fortalecimiento, pero, aun así, no estaban completamente combinados. Sin
embargo, Qing Shui podía sentir las densas corrientes de Qi Diamante dándole
una potente fuerza gravitacional, aunque no afectó su velocidad. La sensación
de ese poder era tan entumecedor  que se sintió muy extraño pero muy feliz al mismo tiempo.
¡Era el sentimiento de cuando había ganado
poderes inmensos!
¡La energía en todo su cuerpo fue
canalizada y repentinamente pisoteó con un pie!
¡Boom!
Qing Shui tenía una tremenda fuerza de
más de 3 millones de jin y el ”Poderoso Pisotón del Elefante” fue capaz de
aumentar su fuerza en un 50% y cinco veces el efecto sobre el suelo.
¡Este pisotón contenía el tremendo
poder de más de 15 millones de jin!
Un profundo sonido resonó y con una
serie de enormes temblores y grietas aparecieron en la superficie, pero fueron
restaurados rápidamente.
¡Esta fue la habilidad de auto-recuperación
del Reino del Jade Inmortal Violeta!
“¡Jaja!” Qing Shui estalló en una
fuerte carcajada. Esta sorpresa vino demasiado rápido. No solo ahora estaba
equipado con el Poderoso Pisotón del Elefante, sino que su fuerza también se
incrementó en un 50%, recibiendo un incremento de 1.5 millones de jin.
¡Puño Conector de la Espalda!
Qing Shui utilizó todos los poderes que
tenía como lo deseaba. Si no fuera por las fuertes habilidades de auto-recuperación
que tenía mientras estuvo en el Reino del Jade Inmortal Violeta, probablemente
estaría ahora en un estado horrible.
Después de que se calmó, Qing Shui
comenzó a pensar en la razón por la que podría haber llevado al Qi Diamante a
la Etapa de Éxito Mayor en tan poco tiempo. Al final, solo pudo atribuirlo al
Qi de la Antigua Técnica de Fortalecimiento. Aparte de esto, no podía pensar en
ninguna otra razón.
···············
Por la mañana, cuando Qing Shui se
levantó para practicar, descubrió que era el último. El resto estaba entrenando
duro, especialmente en la forma del tigre, en la que se habían entrenado
bastante bien. La mayoría de ellos había alcanzado la Etapa de Éxito Mayor en
la forma del tigre.
Qing Shui todavía les proporcionó
suficientes píldoras concentradoras de espíritu. Aunque eran de la calidad más
baja y solo podían hacer que su cultivo de un día valiera dos días, no todos
podían hacer esto en el mundo de los nueve continentes.
Aparte de los propios esfuerzos, el
trabajo duro y el nivel de comprensión, un genio también necesitaría un poco de
suerte y algunos elementos que desafían el cielo. Por ejemplo, la píldora concentradora
de espíritu que aumentó seis veces los esfuerzos de cultivación. Significaría
que 30 o más años de cultivo equivaldrían a 180 años de cultivo de una persona ordinaria.
Aparte de eso, también estaba el “Brazalete
Sagrado,” que era seis veces más fuerte que las Píldoras Concentradoras de
Espíritu, lo que daba un resultado de diez veces el de su cultivación normal.
Fue una lástima que hubiera muy pocos
de esos artículos sorprendentes. Solo un ”Brazalete Sagrado” fue suficiente
para enviar a todos los cultivadores del mundo a pelear entre ellos por él. El
valor de este objeto fue incluso mayor que las artes marciales del Reino
Divino.
Qing Shui pensó que sería bueno si
pudiera tener una Brazalete Sagrado. Luego pensó que ya tenía el Reino del Jade
Inmortal Violeta, que era mucho mejor. Sacudiendo la cabeza, se dijo a sí mismo
que uno no debería ser demasiado codicioso, así que dejó de lado los
pensamientos que lo distraían.
Levantó la cabeza para ver que Qingqing
sostenía una espada, parada allí confundida, frunciendo el ceño.
Qing Shui se acercó lentamente,
sonriendo mientras tomaba la espada de sus manos, “¿En qué estás pensando? Te
he visto de pie por un buen tiempo.”
“Intento recordar las artes de espada
que mi padre me enseñó cuando era joven, pero me di cuenta de que no puedo
recordarlas”, respondió desanimada.

“Vamos, hermana mayor, te mostraré una
técnica de espada. Esta también es la que uso. Es muy simple, pero ha derrotado
a un buen número de cultivadores del Rey Marcial.” Qing Shui desvió la atención
de Qingqing.
Las Técnicas Básicas de Espada que
estaba al nivel de Uno con el Cielo cuando las desplegaba, todos podían distinguir
que estas eras las Técnicas Básicas de Espada, pero parecían completamente
diferentes en las manos de Qing Shui.

¡Realizándolas con gran habilidad como
si uno fuera torpe, Uno con el Cielo, regresando a la naturaleza!
“¿No son estas las Técnicas Básicas de
Espada?” Qingqing miró a Qing Shui, sorprendida, con incredulidad reflejada en
sus ojos.
“Eso es correcto. Cada arte marcial o
técnica tienen su propio valor y su propia singularidad. ¿Estás interesado en
aprender estas Técnicas Básicas de Espada?” Qing Shui le entregó la espada
Qingqing, preguntando.
“Lo estoy. Esto parece muy fácil de
aprender, pero ¿por qué nunca he visto a alguien que sea capaz de realizar las
Técnicas Básicas de Espada a ese nivel?” Qingqing le preguntó a Qing Shui,
desconcertada.
“La práctica hace la perfección.
Hermana, escucha a tu hermano menor. Practica este conjunto de Técnicas Básicas
de Espada mil veces al día y esfuérzate mucho, ¿de acuerdo?”
“Mmm mmm, te escucharé”, dijo Qingqing
con una sonrisa.
“Hermano Shui, eres parcial. ¿Por qué solo
enseñas a la hermana Qingqing y no a nosotros?” Qing Bei se acercó, haciendo un
puchero.
“Sabía que dirías esto. Les he enseñado
esto hace mucho tiempo, pero parece que ustedes no son aptos para esto. ¿Cuándo
ha sido su hermano Shui tacaño contigo? ¿Acaso no recordé y compartí todas las
cosas buenas?” Dijo Qing Shui acariciando suavemente la cabeza de Qing Bei.
“¿Por qué no soy adecuada?” Qing Bei
sonrió también.
“Ya has aprendido otras técnicas de
espada, y las cosas que aprendiste antes están por todos lados. Además, ya has
superado la etapa de entrenamiento duro y repetitivo.”
“Oh, entonces ¿la Hermana Qing es
adecuada para este método de entrenamiento?” Preguntó Qing Bei.
Qing Shui asintió y sonrió, “Mmm, tu
hermana Qing básicamente no cultivó ningún arte marcial antes, con la excepción
de un conjunto de técnicas marciales. Una vez que una persona cultivó otras
técnicas de espada, ya no serían adecuadas para cultivar estas Técnicas Básicas
de Espada. O al menos, no podrán alcanzar un alto nivel de cultivo. Fue debido
a que será difícil para sus mentes sumergirse en los movimientos de las Técnicas
Básicas de Espada. Justo como después de que una persona está acostumbrada a
usar ropa bonita, nunca sería natural para él ponerse ropas andrajosas. Pero si
era una persona que nunca tuvo nada de ropa para empezar, cuando se le dan
ropas harapientas, la persona podría usarlas bien. Fue porque dejaría a la
persona parecer mejor que antes, y también sería más natural para él.“
“No me importa, hermano Shui, debes
enseñarme una técnica poderosa, ¿de acuerdo?” Qing Bei sacudió el brazo de Qing
Shui.
“Mmm, está bien. Ve y dile a los demás
que les enseñaré algo en un rato,” sonrió y dijo Qing Shui.
“Hermana, déjame contarte sobre estas
Técnicas Básicas de Espada. Aunque es la cosa más básica, pero he practicado no
menos de diez millones de veces. Puedo compartir contigo algunas ideas que lo harán
más fácil cuando aprendas,“ Dijo Qing Shui sonriendo, antes de agarrar la mano
de Qingqing que sostenía la espada.
¡Swoosh! ¡La Espada empujada en línea
recta!
“Hermana, solo necesitas sentir los
movimientos mientras escuchas lo que tengo que decir. La espada es un arma
filosa, y el objetivo de una batalla es protegerte y vencer al oponente. Si
puedes vencer a tu oponente en el tiempo de un respiro, no lo hagas en dos
respiraciones, especialmente en una lucha a muerte. Busca los puntos más
directos, más rápidos, más precisos y más duros.“
···
Qing Shui les enseñó a los demás el
Método del Núcleo de Qi del Rey Saltarín de Armadura Negra y el Puño Conector
de la Espalda que había comprendido de los monumentos de piedra. Siempre y
cuando puedan entrenar a la Etapa de Éxito Menor, sus habilidades podrían
aumentar bastante.
Qing Shui no estaba siendo egoísta con
ellos, pero era porque no tenían el Reino del Jade Inmortal Violeta como él.
Ser demasiado codicioso dificultaría masticar toda la comida. No sería bueno
para ellos si Qing Shui les enseñara muchas cosas.
Por la mañana, Qing Shui no tenía nada
que hacer y planeaba salir a caminar. Había pasado mucho tiempo desde que se
sentía tan relajado. Después de todo, había removido al Clan Yan que los había
estado molestando. En cuanto a los problemas con la Cresta del Rey León y la
Torre de la Espada, no eran algo que pudiera lograr en un día o dos. Para
ellos, Qing Shui también había decidido sus planes.
¡Cinco años para uno, veinte años para
el otro!

Qing Shui notó que era como si siempre
hubiera estado viviendo para vengarse. Pero no importa qué, estuvo bien
mientras vivió una vida plena y significativa. Fue suficiente para poder vivir
una vida sin arrepentimientos.
Pero, ¿cuántas personas podrían vivir
sin remordimientos? Qing Shui sacudió la cabeza, diciéndose a sí mismo que no
debía pensar demasiado en ello. Si lo hiciera, sentiría una ira incontrolable.
Al mirar a las diversas personas en las
calles, caminó sin un objetivo, de vez en cuando mirando a las hermosas mujeres
que pasaban.
A veces, miraban a este hombre que
estaba solo, y hasta podían hablar entre ellos. Qing Shui incluso podía
escuchar lo que estaban diciendo.
Cuando Qing Shui miraba hacia ellos,
sacaban la lengua en broma y salían corriendo…
Cuando levantó la cabeza, descubrió
que, sin saberlo, se había dirigido a la Posada de Yu He. Después de un breve
aturdimiento, Qing Shui entró y se dirigió al piso de arriba. Los recuerdos de
los momentos que compartió con Yu He y su bella figura aparecieron en su mente.
Este restaurante ya no se llamaba
Posada de Yu He. Qing Shui supuso que debía haber sido vendido a otra persona.
Buscó un asiento junto a la ventana en el pasillo en el segundo nivel.
Muy pronto, se sirvieron dos platos y
una jarra de vino. Qing Shui no vino aquí por comida, sino que vino para
ajustar sus sentimientos.
Mirando por la ventana, Qing Shui tenía
una sensación de paz cuando miraba hacia abajo a la multitud que pasaba. Fue
así de rápido, su mirada estaba fija en alguien.
Fue porque él había visto a alguien.
¡Yu He!
De manera similar, estaba caminando por
las calles, deprimida, sin una meta, o más bien, dando un paseo. Qing Shui vio
que ella no estaba tan bien torneada como antes. Su cintura y sus piernas eran
más delgadas, y se sentía como si incluso sus huesos fueran más delgados ahora.
¡Esto era realmente lo que significaba
ser una bolsa de huesos!

Sin embargo, parecía ser más elegante
que antes, sus pechos se levantaban, e incluso su trasero era más redondo y sexy.
Cuando caminó hacia la entrada de la Posada de Yu He, se detuvo y luego entró
lentamente.
La sonrisa de Qing Shui parecía
ligeramente amarga y feliz. Sintió que sus sentimientos eran actualmente muy
contradictorios.
Cuando Yu He apareció ante él con cara
de asombro, Qing Shui se rió entre dientes y se puso de pie, “Qué coincidencia,
hermana Yu.”
Yu He se quedó aturdida por un buen
rato antes de sonreír y mirar a Qing Shui. “Es realmente una coincidencia.
Realmente no es fácil querer ver al Joven Maestro Qing ahora. Hoy haré de
anfitrión y te invitaré a algunos tragos. ¿Qué opinas?”
Qing Shui obviamente podía notar que
había un toque de culpa en la voz de Yu He. Qing Shui pensó en cómo él había
manchado muchas partes de su cuerpo previamente, y una vez estuvo muy enamorado
de ella. Ahora, ¿estaba siendo desalmado o le daba la espalda porque era una viuda?
Qing Shui sacudió la cabeza. Sabía que
eso no era lo que estaba pensando. Los pensamientos de Qing Shui no eran de la
vieja escuela. Él solo sentía que no era lo suficientemente fuerte y tenía
miedo de meterla en problemas como lo fue para Wenren Wugou y Mingyue Gelou…
La mirada de Qing Shui se fijó en Yu
He, reflejando una dolorosa lucha.
“¿Es tan difícil tomar una decisión?”
Yu He miró a los ojos doloridos de Qing Shui. Ella pensó que Qing Shui no
estaba dispuesto a verla instantáneamente se sintió muy amargado por dentro.
Qing Shui recuperó la compostura y
rápidamente se disculpó, “Hermana Yu, ¿De qué estás hablando? Déjame tratarte
hoy. Siempre te he extrañado.”
“Él me extraña…”

Estas palabras continuaron repitiéndose
en la mente de Yu He y tuvo ganas de llorar. Independientemente de si sus
palabras fueron la verdad o no, valió la pena. Desde ese día en que dejó el
Clan Qing, no había pensado en estar junto a él. Esto fue lo mejor.
Bookmark(0)
AST Capítulo 411 – Etapa de la Gran Perfección del Poderoso Pisotón del Elefante.
AST Capítulo 413 – La alegre Yu He, la Banda Carmesí, Píldora Marioneta Divina.