AST Capítulo 399 – Sacudiendo al País Yan Jiang entero sin ayuda… Esa mujer del Clan Xiao.

Capítulo
399 – Sacudiendo al País Yan Jiang entero sin ayuda… Esa mujer del Clan Xiao.

Justo
como ovejas sin pastor, todo el Clan Yan se convirtió en un completo caos
cuando Yan Haozheng murió. Qing Shui buscó a dos de ellos entre la horda que
huía con sus agudos ojos mientras cometía una masacre.

“Fuimos
forzados a esto por la gente de la rama principal. ¡Somos inocentes! Yan
Haozheng y los otros son los que deberías estar buscando. ¡Ellos son quienes tienen
resentimientos hacia el Clan Qing!“ Una mujer se paró entre la multitud y gritó
en agonía.

“¡Es
correcto! Ellos son los que controlan a nuestros hijos. No teníamos elección.
Nunca nos tomaron como parte de su familia, no tienen nada que ganar al
matarnos. Hemos estado deseando que Yan Haozheng muera por un largo tiempo.“

Qing
Shui permaneció en silencio. Todavía estaba mirando a su alrededor.

“¡Qing
Shui!” Qing Yi corrió hacia Qing Shui.

“¡Madre!”

“Por
favor, solo mata a la gente de la rama principal y el Clan Xiao. Estas personas
aquí no predominan en esta masacre. No tienen nada que ver con Yan Haozheng y
los demás…“

Qing
Shui repentinamente recordó al Clan Situ. Fue debido a su negligencia sobre el
asunto que Wenren Wugou tuvo que morir.

Él
tenía que arrepentirse de su decisión por el resto de su vida.

“Madre,
¿recuerdas los asuntos con el Clan Situ? No deseo volver a cometer el mismo
error.“ Qing Shui frunció el ceño al mirar a su madre a los ojos. Las mujeres,
después de todo, son criaturas de corazón blando.

Qing
Yi permaneció en silencio por un momento, y luego le dijo suavemente a Qing
Shui: “Pero le prometiste a Qingqing que dejarías ir a la sexta rama…”

Qing
Shui dejó escapar una sonrisa forzada. Él entendió lo que su madre quería
decir. Ella sospechaba si su hijo realmente perdonaría las vidas de la sexta
rama. Sin embargo, Qing Shui lo había pensado antes, pero finalmente decidió
que prefería no dejar a nadie con vida que dejarlos ir.

No
estaba preocupado por las consecuencias que esto le acarrearía, sino por las
consecuencias que afectarían a las personas cercanas a él.

Parecía
que este sería el momento de expandir el poder del Clan Qing.

No
necesitaba masacrar a todo el clan para demostrar eso. Mientras todos entiendan
la fuerza de su clan, no hay necesidad de matar abiertamente a todos. La
masacre también es una forma de debilidad.

¡Pero
había algunas personas que necesitaban morir!

¡Gente
como Yan Haozheng!

¡Y
el Clan Xiao!

Qing
Shui tomó una decisión. Reunió toda su energía y gritó hacia la multitud,
“¡Aquellos que no son de la rama principal, de pie a la izquierda!” En un
instante, la multitud se dispersó y alrededor de doscientas personas se
adelantaron…

Antes,
había alrededor de cien, pero ahora había un aumento de cuatrocientas personas.
Las doscientas personas restantes eran de la rama principal del Clan Yan.

Había
menos de doscientas personas en total en las otras cinco ramas. Los miembros de
la rama principal y los guerreros marciales de la ciudad Yan sumaban unas cien
personas.

Qing
Shui estaba a punto de sacudir a todo el país Yan Jiang por sí solo…

Qing
Shui vio a una mujer en el grupo que contenía cien personas. Ella era hermosa
sin comparación. Parecía estar en sus veintes o treintas.

La
mujer llevaba un abrigo de piel de zorro azul cielo con el pelo recogido en un
moño alto. Su piel era suave como el jade impecable, sus cejas como lunas
crecientes, sus dientes tan blancos como la nieve, sus ojos tan claros como el
agua, y el rasgo más prominente de todos, su cuerpo voluptuoso.

Ella
era una mujer madura y encantadora.

Huoyun
Liu-Li era, sin lugar a dudas, muy encantadora, pero esta mujer emitía una
vibra de “hueso rosado seco”* lo que significaba que se destacaba de otras
personas debido a sus características. *(ni idea de a que se refiera con eso)

Sus
pechos eran grandes y levantados. A Qing Shui nunca le gustaban los pechos
excesivamente exagerados, especialmente si parecían dos balones de voleibol.
Esos no eran su tipo, y la mujer del Clan Xiao definitivamente tenía enormes
pechos con puntas perfectamente redondeadas.

Eran
grandes pero regordetes.

El
movimiento tambaleante de los pechos desencadenaría la bestia dentro de un
hombre. Tenía una cintura esbelta y caderas redondeadas. Incluso la vista de su
espalda podría seducir a la gente.

Después de
analizar a esta mujer, Qing Shui estaba muy seguro de que ella era la mujer de
Xiao Clan.

¡La mujer del
Clan Xiao!

Sin embargo,
la mujer miró a Qing Shui con ojos lujuriosos, como si no se hubiera visto
afectada por la muerte de Yan Haozheng.

Ella nació como
una bella mujer de virtud y delicadeza. Su aura madura todavía tuvo un gran efecto
en Qing Shui.

Cambió su
atención al hombre a su lado a manera de evitar su mirada lujuriosa.

El hombre
refinado y digno parecía tener unos treinta años. Su mirada en este momento era
diferente a la de la mujer. Tenía un profundo odio en sus ojos mientras miraba
a Qing Shui.

“¡Debes ser
Yan Zhongfeng!” Qing Shui sonrió.

Estos dos
fueron la razón de la muerte de su padre y la terrible vida de Qingqing, así
como la desesperación que trajeron a su madre.

Había
alrededor de un centenar de guerreros marciales rodeando a Yan Zhongfeng y la
mujer del Clan Xiao. Sorprendentemente, todos ellos estaban en el nivel del
Pico del reino Xiantian y Rey Marcial.

Se dio cuenta
de que un anciano con cabello cano es diferente a los otros. Qing Shui podría
vagamente estimar que su poder es igual o mayor al de Yan Haozheng.

Hubo algunos
hombres mayores que también eran comparables con Yan Haozheng.

Ahora todo
estaba claro. Qing Shui observó a los guerreros marciales que rodeaban a la
pareja. Cada uno de ellos estaba equipado con armas, y parecían haber hecho
preparativos para un enfrentamiento.

“¡Qing Shui,
morirás hoy!”, Dijo Yan Zhongfeng con una voz de profundo odio.

Sabía que una
vez que su padre muriera, no sería capaz de mantener su posición y estatus en
el Clan Yan. Su abuelo nunca lo había apoyado. Yan Zhongfeng había estado bajo
presión para preservar su relación con el Clan Xiao.

Además, la
mujer a su lado comenzaba a perder interés en él. Desde que Yan Zhongfeng
enganchó exitosamente a Xiao Shiyun del Clan Xiao, no solo había obtenido el
control de su cuerpo, sino que también había demostrado su comportamiento
coqueto.

Ella habría
ido a por otra persona si fueran lo suficientemente valientes como para
seducirla. Aun así, ella todavía estaría inquieta.

Yan Zhongfeng
lo sabía bien, pero debido a cuestiones familiares con el Clan Xiao, tendría
que ser paciente con ella.

Yan Zhongfeng
no era un hombre ambicioso. Todo lo que siempre quiso fue conquistar a todo el
Clan Xiao con su propia habilidad para que Xiao Shiyun viviera para
complacerlo, y no al revés…

“No tienes
derecho a decir eso. Sabes mejor que nadie por qué estoy aquí. ¿Crees que
puedes matarme con esta gente a tu lado?”

“Tales
palabras engreídas, pero te quedan bien. Si yo las dijera, sería visto como un
tonto.“

Yan Zhongfeng
se retorció.

“Mátenlo. Si
alguien puede matarlo, les concederé un deseo siempre y cuando pueda
cumplirse.“

Los guerreros
marciales que lo rodeaban sabían que tenían que luchar con todo lo que tenían.
No huyeron cuando tuvieron la oportunidad, porque la única forma de sobrevivir
era matar al joven que tenían delante.

Uno de los
hombres de mediana edad gritó, “¡Todos trabajen juntos y mátenlo, de otro modo
morirán en sus manos!”

Nadie fue tan
tonto como para huir de la pelea.

La atmósfera
inmediatamente se tensó. “Es solo una persona joven. ¿Qué tan fuerte puede ser?
Cuatro manos son mejores que dos puños, así que tomen sus espadas y mátenlo.“

Qing Shu
sostuvo la Espada Osa Mayor con su mano derecha y un manojo de piedras en su mano
izquierda.

Estas piedras
podrían causar una muerte fatal cuando golpeen los puntos vitales del oponente

¡Rugido!

Qing Shui
levantó la cabeza y dejó escapar un rugido ensordecedor. Disparó todas las
piedras de su mano izquierda a su máxima velocidad.

Aproximadamente
una docena de guerreros marciales Xiantian cayeron al suelo instantáneamente.

Este era el
verdadero poder de un fuerte guerrero marcial Xiantian furioso. Habría momentos
en los que podría asestar un solo golpe a sus enemigos.

La vida fue
de hecho una cosa frágil.

¡Chaleco
Blindado Siete Estrellas!

Qing Shui
desató el poder de la Espada Osa Mayor y la combinó con su armadura. Ya había
ganado tres veces la defensa al consumir el Núcleo de la Tortuga Mística Dorada
anteriormente, y con la doble defensa de la Espada, había ganado un total de
seis veces de defensa…

El objetivo
principal de la Antigua Técnica de Fortalecimiento fue fortalecer la fuerza
física del cuerpo.

Con la
combinación del terrorífico poder de Qing Shui, se había convertido en una
aterradora máquina de matar.

Esto era peor
que los tigres entre un rebaño de ovejas.

O incluso la
muerte de un solo golpe.

Esto incluso
podría resultar en la aniquilación total.

En solo unos
momentos, Qing Shui había aniquilado a los cientos de guerreros marciales con
solo su fuerza bruta.

Su armadura
estaba manchada de rojo por haber matado a esos hombres. La Espada Osa Mayor todavía
estaba limpia. No había una sola mancha de sangre en la hoja. Los únicos que
quedaron fueron Yan Zhongfeng, la mujer del Clan Xiao y algunos ancianos.

“¡Sal de
ahí!”

Qing Shui
dijo bruscamente sin mirar alrededor

“¡Tos!”

Después de un
suspiro, un anciano se acercó. Su cabeza estaba llena de cabello blanco. Su
cuerpo se veía muy frágil.

“¡Abuelo,
sálvame!”

Yan Zhongfeng
se estremeció y suplicó por su vida cuando vio al anciano.

Él tenía
miedo. La locura de Qing Shui había extinguido toda su voluntad de luchar

“¡Padre!”

“¡Padre!”

“¡Abuelo!”

“¡Bisabuelo!”

En un
instante, todos lloraron. Este hombre era el maestro del Clan Yan, así como el
padre de Yan Haozheng y Yan Haoran…

“Qing Shui,
no espero mucho de ti. Pero, ¿qué podemos hacer por ti para liberar a estas
personas? Con gusto daré mi vida a cambio de la suya.“ El anciano miró a Qing
Shui con sentimientos encontrados.

Qing Shui sacudió
su cabeza suavemente.

“¡Laibao!” El
anciano gritó con una voz suave.

Un anciano
con la cabeza llena de pelo blanco emergió de la parte posterior. Se veía
ligeramente viejo a pesar de su edad.

“¡Señor!”

Laibao saludó
al anciano con respeto mientras se estremecía. “Ve delante del viejo Qing para
que pueda verte mejor. En aquel entonces, una de sus manos apuntó con el
cuchillo a su cuello. Quiero esa mano cortada“ Dijo el anciano con dignidad a
pesar de su voz suave.

Laibao bajó
la cabeza mientras sostenía el cuchillo en su mano izquierda. Se detuvo a una
distancia de cinco metros frente a Qing Luo y cortó abruptamente su mano
derecha. Sudaba balas mientras contenía la voz para que nadie pudiera oír su
dolor.

El anciano se
volvió hacia Qing Shui en busca de una respuesta, pero Qing Shui solo negó con
la cabeza y permaneció en silencio.

“¡Yan Hong!”

“¡Señor!”

Otro anciano
se levantó.

“Tú fuiste
quien trajo a Qingqing. Deberás expiar tu pecado con la muerte. No te preocupes,
me haré cargo de tu familia,“ dijo el anciano casualmente.

Y entonces,
¡Yan Hong se quitó la vida!

Mientras
tanto, Yan Zhongfeng se estremeció con intensidad.

Qing Shui
permaneció impasible, pero su expresión era tranquila. Observó al anciano en
silencio.

“Qing Shui,
la sangre que fluye por tu cuerpo es de la sangre del Clan Yan. No hay
necesidad de matar a los del mismo clan que tú. Estoy profundamente dolido por
esto,“ dijo el anciano débilmente.

“¿Quién era
el maestro del Clan Yan cuando sucedió?”, Preguntó Qing Shui.

El anciano se
sobresaltó por su pregunta.

Su expresión
se volvió apática cuando abrió la boca: “Fui yo.”

“La rama
principal mató a Yan Zhongyue. Entonces permíteme preguntarte esto: ¿por qué
sigues permitiendo que vivan estas personas que mataron a un hombre del mismo clan?
Cuando Yan Haozheng usó a los niños y mujeres de la sexta rama para obligarme,
¿hiciste algo al respecto?“ Qing Shui sonrió al anciano ‘amable, honesto’ y
‘agradable’.

Los hombres
despiadados, crueles y dispuestos a construir su éxito a costa de muchas vidas
no pueden lograr grandes cosas en la vida. Para una familia que mantenía a su
clan en la cima al eliminar a otros clanes de poder comparable, les sería fácil
tocar fondo cuando todo comenzara a caer.

“Entonces
solo dime tus condiciones y yo lo permitiré. Sea lo que sea, espero que el Clan
Yan aún pueda dejar un legado atrás.“ El anciano parecía estar tolerando a Qing
Shui mientras hacía su oferta a regañadientes.

“Te daré una
respuesta después de haber eliminado a estos dos.” Qing Shui ya estaba en
movimiento para eliminar sus objetivos: Yan Zhongfeng y esa mujer del Clan
Xiao. Podía decir que el anciano estaba tratando de mantener vivo a Yan Zhongfeng
cuando hizo sus ofertas.

Todos los
herederos directos del Clan Yan habían desaparecido. Quería a Yan Zhongfeng
vivo debido a su condición de marido de la mujer del Clan Xiao. Con esa
relación establecida, el Clan Yan podrá obtener todo el apoyo del Clan Xiao.
Sin embargo, si Yan Zhongfeng y la mujer murieron, el Clan Yan estará
terminado.

El Clan Xiao
nunca perdonará al Clan Yan por eso, Qing Shui usó rápidamente el Método del
Núcleo de Qi del Rey Saltarín de Armadura Negra en sus piernas mientras iba
directamente hacia la pareja.

Su velocidad
aumentó inmediatamente.

¡Garra del
Tigre!

“¡No te
atrevas!” La expresión del anciano cambió en un instante.

 ¡Rápidamente lo persiguió con una ira
ardiente!

Qing Shui usó
la ”Garra del Tigre” en Yan Zhongfeng. Yan Zhongfeng es un guerrero marcial de
del Rey Marcial de Grado 4. Fue considerado un genio para poder avanzar de un
Rey Marcial de Grado 1 a un Rey Marcial de Grado 4 en un lapso de veinte años.
Sin embargo, su avance requirió un consumo continuo de hierbas medicinales
preciosas y una gran cantidad de dinero para comprar las Píldoras Concentradoras de Espíritu.

Con los
efectos del Chaleco Blindado Siete Estrellas actualmente activo, tenía la
intención de matar a Yan Zhongfeng sin importar lo que fuera necesario.

¡Patada Látigo
del Tigre!

¡Utilizó el
Patada de la Cola del Tigre en la mujer de Xiao Clan!
Bookmark(0)
AST Capítulo 397 – Mata a algunos, Que comience la masacre.
AST Capítulo 400 – Destruyendo despiadadamente la flor, la caída del Clan Yan, los cambios de Qingqing.