AST Capítulo 379 – Los pensamientos de las mujeres, Tai Chi Uno con el Cielo.

Capítulo
379 – Los pensamientos de las mujeres, Tai Chi Uno con el Cielo.

El
sutil calor venció su corazón.

“¡Mingyue!”

Después
de que Qing Shui llamara suavemente a Mingyue Gelou, no dijo nada más. Vio la
cosa que necesitaba justo en sus ojos.

Su
entendimiento, conectado por el corazón y alma sin comunicación verbal, se
sentía excesivamente maravilloso. Ellos podían leer la mente de cada uno con
solo sus ojos y expresiones.

Tuvieron
una feliz cena después de eso, pero nadie supo que Qing Shui acababa de pasar
por una batalla de vida o muerte. Nadie ni siquiera sabía que fue Qing Shui
quien provocó que el Pantano de las Diez Mil Tortugas emitiera un rugido
estruendoso.

Llegó
la noche y debido a que Qing Shui ya había ingresado al Reino del Jade
Inmortal 
Violeta durante el día, solo pudo entrar por un corto tiempo. Fue expulsado
antes de poder hacer algo dentro del reino.

Todo
este tiempo, Qing Shui había estado pasando sus cuatro horas dentro del reino
espacial. De repente, se dio cuenta de que no tenía nada que hacer con tanto
tiempo libre, el tiempo pasaba muy lento cuando uno esta libre, la noche
acababa de caer.

Miró
hacia fuera desde su ventana y vio las calles ardiendo con luz en la Ciudad
Hundred Miles. Las “piedras de luz” fueron suspendidas en medio del aire una
por una. Algunas de las luces fueron colgadas en el árbol, mientras que otras
estaban en lámparas especialmente diseñadas para contenerlas.

La
gente estaba continuamente caminando en las calles. Había muchos jóvenes y
mujeres sosteniéndose de las manos mientras paseaban en el vasto mar de
personas. Todos tenían expresiones alegres en sus caras. De vez en cuando, una
joven pareja se mirarían entre ellos y sonreirían. Daba envidia ver a estos
jóvenes con una sonrisa de amor en sus rostros.

Muchas
parejas jóvenes sacaban a sus hijos a las calles. Algunos sostenían sus niños y
otros los dejaban por su cuenta. Los rostros de los niños estaban llenos de
risas satisfechas y felices risas.

Entonces,
Qing Shui notó que había olvidado algo.

¡Mingyue
Gelou!

Qing
Shui sabía que había descuidado tanto a la madre como a la hija. Aunque
proclamaba que las amaba, él siempre estaba ocupado o buscaba excusas sólidas
para ganar tiempo, lo que resultaba en menos tiempo para la madre y la hija,
especialmente a la pequeña Yuchang. Qing Shui sintió un poco de culpa cuando la
pequeña Yuchang lo llamaba ‘Papi’ cada vez.

El
amor era normalmente acumulado por todo tipo de actos, y podía ser categorizado
en dos tipos, grandes y pequeños. Qing Shui no estaba realmente seguro acerca
de este concepto. Algunas personas decía que el gran amor era un tipo de
patriotismo por un país, así como a una ciudad. Mientras que el amor pequeño,
por otro lado, era un amor por la familia, amor por la esposa de uno, hijos y
parientes.

Qing
Shui salió de su habitación en ese momento, coincidentemente vio a Mingyue
Gelou llevar a la pequeña Yuchang de la mano. Parecía que se estaban preparando
para salir.

Mingyue
Gelou estaba muy sorprendida cuando vio a Qing Shui, porque nunca estaba
alrededor durante esta hora. Por lo tanto, cuando lo vio hoy, se quedó ahí
ausente por un momento.

“Papi,
ven a jugar con nosotros.”

La
pequeña Yuchang no pensaba mucho lo que decía. Mingyue Gelou siempre estaba
buscando excusas para que Yuchang no molestara a Qing Shui. Pero ahora que se
habían visto, Mingyue Gelou rápidamente la tomó de la mano después de escuchar
lo que dijo su hija.

“Tu
padre tiene algunas cosas que hacer. Jugará contigo la próxima vez ¿de
acuerdo?”

Mingyue
Gelou rápidamente persuadió a la pequeña. Ella era una mujer de altos
principios después de todo. Además, siempre  sentiría un poco la piel de gallina cuando la pequeña
Yuchang lo llamaba “papi”, ya que Qing Shui no era su verdadero padre. Incluso
si ella lo llamaba papi, ese hecho nunca cambiaría.

Qing
Shui, Qing Yi y los otros miembros del Clan Qing siempre habían tratado a la
pequeña bien, como si fuera de su propia sangre. Mingyue Gelou sabía que todo
eso se debía a que el hombre frente a ella la amaba, y también a su pequeña
niña.

“Vengan,
vamos. Papá vendrá  jugar con
ustedes dos.” Qing Shui tomó a la pequeña Yuchang de los brazos de Mingyue
Gelou, y juntos, salieron de la compañía mercante del Clan Qing.

Mingyue
Gelou estaba asombrada. Ella ocasionalmente miraba a Qing Shui, tratando de
hacer reír a su hija. Ella sintió ternura en su corazón. Todo lo que ella hizo
valió la pena.

Las
madres harían todo con todo su corazón y alma por el bien de sus hijos.

Justo
como Mingyue Gelou, ella no temía si le gustaba a Qing Shui o no, siempre y
cuando amara a su hija, ella lo soportaría. Sin embargo, si Qing Shui odiara a
esta pequeña pero la amara a ella, ella definitivamente elegiría dejarlo.

Qing
Shui y Mingyue cada uno sostenía una mano de la pequeña Tuchang. La pequeña se
sentía encantada desde el momento en que partieron de la compañía mercante del
Clan Qing. Su naturaleza, su forma de hablar y su risa hicieron a Qing Shui muy
feliz.

Pero
Qing Shui no notó que Mingyue Gelou estaba tratando de contener sus lágrimas,
al ver cuán feliz estaba su hija también la hizo querer llorar de felicidad.

La
pequeña había crecido tanto. Normalmente, ella no se permitiría demasiado el
amor de su padre. Sin embargo, por primera vez, el amor al que más se entregó
hoy fue el de su padre.
“No
importa qué, mi hija lo ha sentido, el amor de un padre.” La mente de Mingyue
Gelou se echó a volar, pero su corazón en realidad estaba lleno de felicidad.

Era
una persona que pedía muy poco en la vida. Solo quería una vida sencilla. La
mitad de su vida, o casi toda, había sido ocupada por su hija.

“Papi,
quiero esto.”

La
chiquilla se volvió muy vivaz en las grandes calles. Justo entonces, vio un
puesto vendiendo bocadillos y refrescos. Tenían toda clase de bocadillos, que
van desde la gelatina de hierba, gachas de semillas de loto, pasta dulce de
jalea de bayas, brochetas de carne a la parrilla, langostinos a la parrilla,
castañas de agua, huevos de ave al vapor…

Ella
señaló una de las brochetas de carne de almeja.

“Jefe,
déme tres brochetas de carne de almeja.”

Qing
Shui pagó las brochetas, la comida olía realmente bien, pero Qing Shui ya se
había acostumbrado a comer las delicias dentro del 
Reino del Jade Inmortal Violeta.
A pesar de eso, aún comió, porque quería disfrutar una comida con esta pequeña
niña suya.

Le
dio a la pequeña Yuchang una de las brochetas. Entonces, le dio la otra a Mingyue
Gelou. Ella lo tomó con un toque de titubeo, mientras bajaba la cabeza.

“Papi,
huele bien…”

Qing
Shui le limpió el aceite de su boca.

Y
para su sorpresa, lágrimas estaba cayendo del rostro de Mingyue Gelou. Qing
Shui pudo sentir lo conmovida que estaba, apresuradamente limpió sus lágrimas y
la abrazó.

Ya
era muy tarde cuando regresaron. La luna brillaba como una bandeja de plata en
el cielo. La luz de la luna iluminó los terrenos, y ni siquiera las piedras de
luz en la calle podrían superar la intensidad del rayo de la luz de luna.

La
pequeña se estaba quedando dormida. Qing Shui la sostuvo en sus brazos mientras
caminaban de regreso, pero se quedó dormida no mucho después. Qing Shui regresó
directo con Mingyue Gelou.

Qing
Shui sintió un suave cuerpo abrazándolo desde atrás.

Los
latidos de Qing Shui se aceleraban más y más. Había sido un largo tiempo desde
que regresó. No había copulado con Mingyue Gelou durante medio año,
especialmente recientemente.

Qing
Shui estaba todavía desconcertado de que Mingyue Gelou, quien siempre había
sido muy reservada, repentinamente se volviera tan apasionada.

Era
raro que ella tomara la iniciativa, Qing Shui tomó a Mingyue Gelou en sus
brazos y se dirigió hacia la cama grande de afuera.

Mingyue
Gelou estaba en realidad empezando a arrepentirse de su decisión cuando abrazó
a Qing Shui por detrás. Ella no sabía porqué había actuado tan impulsivo. Ella
no quería nada, pero cuando vio cómo estaba tratando a su hija, simplemente lo
abrazó…

Se
sonrojó mientras lo pensó. Tal vez fue muy impulsiva.

Era
la mitad de la temporada de verano ahora. Las ropas que ambos vestían eran muy
finas. Qing Shui podía sentir el inmenso calor de su delicado cuerpo,
especialmente cuando su normalmente elegante expresión repentinamente se
convirtió en una sonrojada llena de timidez. Cautivado por su encanto, Qing
Shui no hizo movimientos excesivos.

“Mingyue,
abre tus ojos. Me gusta cuando abres tus ojos.”

Qing
Shui jadeó levemente cuando miró a Mingyue “dando vueltas” mientras cerraba los
ojos.

Ella
lentamente abrió sus ojos. Ese tenue deseo en sus ojos, el rubor rosado en sus
mejillas, así como su jadeo abrumador, estimuló cada uno de sus sentidos.

¡Una
noche de hacer el amor!

Mingyue
Gelou solo se quedó dormida cuando era casi el amanecer. Su rostro estaba lleno
con una mirada satisfecha. Era la satisfacción tanto del alma como del cuerpo.

Por
otro lado, Qing Shui regresó a su habitación y fue directo al 
Reino del Jade Inmortal Violeta.

La
cultivación era lo más importante para Qing Shui, ya había alcanzado el ciclo
125 de la quinta Capa de la Antigua Técnica de Fortalecimiento. El poder de
Qing Shui también había aumentado tremendamente con la ayuda del las Técnicas
Divinas de Limpieza del Brazo y del Pie en las etapas de la Gran Perfección y
del Éxito Mayor respectivamente.

La
“Píldora a un Paso de la Nube Verde” era digna del título ‘Píldora Divina’ de
acuerdo a Qing Shui. Porque la mayoría de las personas solo dominarían un tipo
de técnica, las limitaciones naturales de la ‘Píldora a un Paso de la Nube
Verde’ disminuiría el valor de la píldora a menos de que fuera usada por
alguien como Qing Shui. De lo contrario, estas píldoras solo se considerarían
un poco mejores que el segundo y tercer nivel de las píldoras medicinales Grado
Rey.

Sin
embargo, la Píldora a un Paso de la Nube Verde pertenecía a la categoría de
píldora medicinal ultra rara, así que el precio de la píldora sería bastante
alto.

Al
igual que si Qing Shui solo dominara la Antigua Técnica de Fortalecimiento, o
si intentara dominar otras dos técnicas, las mejoras mostradas serían geniales,
pero en general serían poco emocionantes. Solo aquellos como Qing Shui que
poseían una cosa que desafiaba los cielos como el 
Reino del Jade Inmortal Violeta,
así como otras técnicas marciales perversas, serían capaces de desatar los
efectos inimaginables de la Píldora a un Paso de la Nube Verde.

¡Puño
Tai Chi!

Era
difícil de imaginar los beneficios que la etapa de la gran perfección de la
Técnica Divina de Limpieza de Brazo le trajo a Qing Shui. Había un rastro de eficacia
en el fuerte y simple Puño Tai Chi esta vez.

El
Puño Tai Chi repentinamente sufrió un tremendo cambio debido a ello.

Qing
Shui se veía estupefacto, eran solo un simple Mano de Nube y Latigazo Único de
Tai Chi, pero la demostración de estos movimientos se sintió diferente. No solo
estaba su energía bien disimulada y sin exponer, cada golpe que hizo se sintió
bastante impactante.

¿Forma Imponente?

¡Técnica
de explosión de Martillo!

¡Boom!

Solo
ahora Qing Shui supo que su Tai Chi que había estado en e Reino Oscuro, estaba
ahora elevándose hasta el pináculo de él. no solo eso, incluso había avanzado
al Reino ‘Uno con el Cielo’.

“¡Puño
Tai Chi ‘Uno con el Cielo!”

Qing
Shui desplegó su Puño Tai Chi sin detenerse.

¡Caballo
Salvaje Desaliñado!

¡Grulla
Blanca Extiende sus Alas!

¡Conteniendo
la Rodilla y Girando el Paso!

·················

¡Latigazo
Único!

¡Mano
de Nube!

·················

¡La
Bella Dama Trabaja con Lanzaderas!

¡Aguja
en el Fondo del Mar!

¡Hombro
Destellante!

¡Técnica
de Explosión de Martillo!

·················

Qing
Shui sonrió cuando se detuvo. Nunca hubiera pensado que la Etapa de la Gran
Perfección de la “Limpieza Divina de Brazo” podía ahorrarle tanto tiempo
permitiéndolo entrar al reino de “Uno con el Cielo” para el Tai Chi. ¿Cómo
podría no estar feliz con ello?

En
el Continente Greencloud, el número de guerreros marciales con técnicas que
podían alcanzar el “Uno con el Cielo” podían ser contadas con una mano. Los
requisitos para entrar a ese reino eran muy estrictos, similar a cómo Qing Shui
pudo entrar al reino “Uno con el Cielo” solo después de pasar a la Etapa de la
Gran Perfección de la “Limpieza Divina de Brazo”. En cuanto al Reino de la
Providencia después de ese, nunca había escuchado de alguien que pudiera
dominar hasta el reino de la “Providencia.”

Los
reinos dependían del poder de entendimiento de uno. Eran más difíciles de
comprender que la cultivación. Avanzar un reino era como una rana bajo un pozo,
era como salir de ese profundo pozo, hacia las verdades de ese cultivo
superior, como los vastos cielos azules. Esto fue extremadamente difícil de
hacer.

La
rana que saltó con éxito no midió qué tan lejos podría saltar en el pozo, sino
cuán vasto era el mundo para que saltara tan libremente.

Lo
mismo fue para la cultivación de los guerreros marciales. Los reinos no
aumentaban el poder de uno, sino que más bien, cambia la esencia de sus
movimientos marciales y la energía en su lugar.

La
esencia de un personaje podía ser percibida en el Reino de la Verdad, lo que
significa que los movimientos marciales serían consistentemente incisivos. Por
otro lado, un guerrero marcial podría hacer un ataque agudo sin exponer su
propio poder en el Reino Oscuro, resultando en un estado ultra fuerte.

Adicionalmente,
también había la “Voluntad de Dios” efecto en el reino Uno con el Cielo y
superiores.

La
fuerza de Uno con el Cielo reside en el reino mismo. Había algunos tipo de
poder del Cielo y la Tierra en cada movimiento y técnica. Cada golpe estaba
calculado con perfección.

Aunque
este reino no aumentaba directamente el poder de ataque, los cambios dentro de
los movimientos marciales aumentarían el daño. El beneficio del Reino de la
Verdad yacía en el aumento del daño de uno, la habilidad del Reino Oscuro para
ocultar el aura de uno y el poder también aumentaba el poder de daño de uno.

Uno
con el Cielo correspondía con la teoría de golpear los movimientos de uno al
integrarse en la enorme energía. Esto significaba que tenía el efecto de
desarrollar un punto de energía en dos.

Esta
era la fuerza de Uno con el Cielo.
Bookmark(0)
AST Capítulo 377 – Ingiriendo una Medicina Desafiante de los Cielos, Mejora Inconcebible.
AST Capítulo 381 – Técnicas Básicas de Espada Uno con el Cielo ¿Bolsillo Espacial?