AST Capítulo 351 – La enfurecida Wenren Wushuang, Flecha Dorada Devoradora de Almas.

Capítulo
351 – La enfurecida Wenren Wushuang, Flecha 
Dorada Devoradora de Almas.

“La
hermana mejor de esa dama que fue violada hasta morir…”

Wenren
Wushuang sintió como si hubiera sido golpeada por un rayo, y se quedó ahí
aturdida. Sus ojos poco a poco se volvieron rojos, y empujó su espada hacia la
dama que acababa de hablar.

Técnicas
de Espada del Reino Verdadero. Este fue el avance de Wenren Wushuang después de
que Qing Shui se había ido. Pero justo ahora, el empuje que contenía furia
inmensa rebanó la garganta de la dama en la entrada de la Corte de la Noche
Fragante.

“¡Ahhh,
Asesinato!”

“¡Alguien,
por favor venga!”


Wenren
Wushuang empuñó la afilada espada que todavía goteaba sangre y entró a este
lugar ahora se sentía extraño y helado para ella. Todo con lo que se suponía
que sería tan familiar para ella se volvió tan duro a sus ojos como si no lo
hubiera visto antes.

Una
vez que entró al salón, Wenren Wushuang vio algunos guardias con una complexión
robusta que se suponía que estaban para cuidar la Corte de la Noche Fragante.
Eran cultivadores que habían alcanzado el pináculo del Houtian después de que
su maestro había gastado toneladas de costosas píldoras para edificarlos solo
con el propósito de proteger a su hermana mayor.

“¡Segunda
Señorita!”

El
líder era un hombre fuerte que era un poco viejo. Cuando vio a Wenren Wushaug,
inmediatamente cayó de rodillas.

“¿Dónde
está mi hermana?”

La
voz sin emociones de Wenren Wushuang helada resonó, y no escondió su intención
asesina y dolor. Exudaba una furia como si deseara quemar todo lo que veía.

“Señorita
Mayor, ella…”

“¿Qué
te dije antes de que me fuera?” Wenren Wushuang continuó forzadamente
diciéndose que lo que estaban diciendo no era verdad. Su hermana debe estar
viva, no hay forma. ¿Cómo podría soportar dejarla atrás?

Las
lágrimas fluyeron de su rostro hermoso como el jade.

“¿Dónde
está mi hermana?” Wenren Wushuang ni siquiera lanzó una mirada a los pocos
hombres que estaban arrodillados en el suelo.

Justo
entonces, algunos hombres que vestían el uniforme de guardianes llegaron desde
lejos, sus ropas todas hechas un desastre. Parecían estar muy orgullosos de su
apariencia libidinosa y sin restricciones.

“Viejo
Séptimo, es de verdad jodidamente bueno ser un guardia aquí. Debimos haber
quemado incienso de calidad superior en nuestras vidas anteriores. Un lugar con
el que nunca me atrevería a soñar, mujeres con las  que nunca había sido capaz de permitirme, ahora todas ellas
se inclinan ante mi entrepierna.” Un delgado joven con sus ropas desarregladas
gritó.

El
hombre fue atraído inmediatamente a Wenren Wushuang cuando salió. Sin
parpadear, miró a Wenren Wushuang, y murmuró solo después de escuchar el grito.
“Viejo Quinto, ve cuán bonita es esa chiquilla. ¿Podría ella ser también una
mujer de la Corte de la Noche Fragante? Vamos. ¿Cómo nos perdimos de una chica
de una calidad tan superior? Esta vez, no tienes permitido arrebatármela.”

Después
de que el Viejo Séptimo terminó sus palabras, rápidamente se dirigió a donde
estaba Wenren Wushuang.

Los
hombres que estaban arrodillados ante Wenren Wushuang, bloquearon su camino, y
al mismo tiempo bloquearon la vista de la espada de Wenren Wushuang que estaba
cubierta de sangre.

“Qué
hermosa chiquilla. Viejo Quinto, esta muchacha realmente puede decirse que es
una muchacha divina como la que mencionaste…”

“¡Pfft!”

Las
palabras del Viejo Quinto ni siquiera fueron terminadas cuando vio una sombra
de espada pasar destellando. Solo sintió un escalofrío en su cuello, y entonces
estaba nublado en oscuridad.

Ese
Viejo Séptimo estaba en un estupor, sin atreverse a creer lo que acababa de
ver. La persona que estaba vivito y coleando hace un momento, y teniendo un gran
rato sobre una mujer, ahora yacía en un charco de sangre.

“Señorita
Mayor fue enterrada en las tumbas sin marca de la Ciudad Hundred Miles.”

“¿Chicos
ustedes van a tomar sus propias vidas o debería hacerlo yo?” después Wenren
Wushuang terminó eso se apartó del Viejo Séptimo que todavía estaba en un
estupor, ella miró hacia los pocos subordinados que solían ser leales a ellas y
preguntó.

“Segunda
Señorita, los oponente son realmente demasiado fuertes. Nuestras muertes no
valen nada, pero no deberías quedarte más aquí. Hay un cultivador en el Clan
Situ que está en el pináculo de Xiantian. Después de que el líder terminara sus
palabras, sacó su espada y cometió suicidio ante Wenren Wushuang.

Los
otros hombres también consecutivamente hicieron lo mismo. Esto debido a que
incluso si se fueran a vengar, sus destinos seguirían siendo los mismos. Sería
mejor para ellos conserva su honor.

Wenren
Wushuang se dirigió al quinto piso, y sacó un arco verde oscuro y tres flechas
doradas de un compartimiento oculto. El arco verde oscuro era solo de dos pies
de largo, y tenía un aura fuerte y vigoroso.


Tienda
Médica del Clan Qing.

Mingyue
Gelou encaró el sol naciente, y poco a poco realizó la Forma del Tigre. Cada
vez que golpeaba, iría acompañado de un fuerte rugido del tigre. Cada vez que
ella se movía se veía completamente natural. No solo extremadamente hermosa,
sino que también exudaba un encanto de santidad, gran porte, y también daba un
sentimiento natural.

Si
Qing Shui estuviera alrededor, definitivamente estaría sorprendido de descubrir
que Mingyue Gelou ya había alcanzado el pináculo del Reino Oscuro de la Forma
del Tigre, y su Forma del Tigre estaba a un nivel comparable al suyo.

¡Aplausos
sonaron y detrás de ella y una voz habló, “Hermosa, hermosa, incluso más hermosa
que en el retrato.”

Justo
entonces, un grupo de diez o más personas surgieron, con Li Long a la cabeza.
Cuando vio a Mingyue Gelou, no pudo evitar aplaudir y elogiar.

Mingyue
Gelou frunció el ceño mientras veía a estas personas quienes no parecían haber
venido con buenas intenciones. Ella también sabía de los recientes
acontecimientos en la Ciudad Hundred Miles. Nacida con sus canales meridianos
completamente limpios, su Sentido Espiritual era especialmente sensible. Con
una mirada, pudo ver que el dúo a la cabeza, especialmente el hombre delgado
que habló, era una existencia contra el que ella no podía ganar en su actual
estado. Ella tenía muy claro con quién venían ellos, y se veían exactamente
como se rumoraba.

“¡El
Clan Situ va a tomar acción contra el Clan Qing!”

Mingyue
Gelou no se asustó, pero su mirada parecía muy complicada mientras miraba hacia
ellos.

“Qing
Shui, ¿Dónde estás? De verdad deseo verte una última vez. Este podría ser el
día en que nos despediremos para siempre, pero definitivamente haré lo mejor
para ayudarte a proteger esta familia, sin ningún arrepentimiento.”

Mingyue
Gelou miró a la lejanía y murmuró para sí misma.

Chiquilla,
lo que tu madre y tú tienen fue dado todo por Qing Shui. Ahora, madre tiene que
salir, y solo puedo esperar que no estén completamente desprovistos de
conciencia y estén dispuestos a darte una salida.”

Mingyue
Gelou estaba entumida, lágrimas goteaban de su rostro. Ella no podía soportar
separarse de su hija, pero no podía darle la espalda al Clan Qing tampoco. Hoy,
por ese hombre que le había dado todo, ella estaría dispuesta incluso a pelear
hasta su último aliento. Si ella fuera a escapar por su cuenta, ¿qué si ella
vivía? Nunca se podría perdonarse.

“Pequeña
Bei, llévate a Yuchang, y Qing Hu, Qing You… ustedes vayan abajo a la
habitación subterránea. No salgan no importa lo que pase. Recuerden.” Qing Yi
dijo ansiosamente.

“¡No
quiero!”

“¡No
quiero!”

“Quiero
pararme a su lado y pelear con todos.”

“Ya
que ese es el caso, entonces enfrentémoslo juntos.” El tercer tío de Qing Shui,
dejó salir un suspiro de indefensión. A su lado, las lágrimas de Yuan Ying
gotearon, desconcertada.

Pero
¿quién entendería los complicados sentimientos de Qing Yi en este momento? No
podía soportarlo tendida. Aún no sabía si su hijo estaba bien. ¿podría ser que
ni siquiera podría ver a su hijo una última vez antes de morir?

Era
algo bueno que él no estaba aquí. Su hijo era un genio bendecido por los
cielos, y si le daban tiempo, definitivamente podría llevar al Clan Qing a
mayores alturas en el futuro. Era una pena que ella no podría vivir para ver el
día en que su hijo se dirigiera por su cuenta al Clan Yan, ni ver a esa
lamentable muchacha que se dirigía a ella como madre. Ella de verdad quería
escucharla llamarla madre…

Qing
Yi repentinamente extendió su mano para golpear en la parte trasera de la
cabeza de Qing Bei, y la dejó inconsciente. Entonces repitió el mismo
movimiento en la pequeña Yuchang también. Cuando Qing Yi hizo eso, el tercer
tío de Qing Shui hizo lo mismo a Qing Hu. Fue una pena que Qing You estaba
completamente preparado y había esquivado testarudamente.

Entonces
rápidamente los pusieron en la cámara subterránea más oculta y única.

Cuando
Qing Yi y los otros salieron, descubrieron que Mingyue Gelou ya estaba comprometida
en una pelea con la otra parte.

“Siempre
y cuando vengas con nosotros, no te haremos ni un poco de daño, y tu futuro
estilo de vida definitivamente será mucho mejor que el que estás llevando
ahora. Además, hay dos de nosotros para acompañarte. Definitivamente te haremos
sentir extremadamente bien, y no tienes que vivir como una viuda como lo has
estado haciendo ahora.” Li Long dejó salir una lasciva sonrisa y dijo. Después
de que vio a Mingyue Gelou, el ardiente sentimiento en su cuerpo se volvió muchas
veces más fuerte.

Mingyue
Gelou entrecerró sus ojos, y no dijo una sola palabra, ni miró a estas
personas. Era solo que sus manos ya levantaron la postura de la Forma del Tigre
después de un rato, ella dijo poco a poco, “¿Si voy con ustedes, dejarán fuera
de esto al Clan Qing?”

Mingyue
Gelou miró fríamente hacia ellos. Ella sabía cuál era su escama inversa de Qing
Shui. No importa a qué precio, ella debe proteger a Qing Yi, incluso si era
solo por el bien de Qing Shui.

“¡Mingyue!”

Qing
Yi y los otros ya se había apresurado a pararse a lado de Mingyue Gelou.

“¡Chicos
han venido!” Mingyue Gelou esbozó una pequeña sonrisa.

“Mingyue,
ha sido duro para ti. No te dejaremos hacer esto. Si no, ¿cómo podría nuestro
Clan Qing tener cara para vivir en el futuro?” Dijo Qing Yi con los ojos rojos.

Mingyue
Gelou sacudió su cabeza. “Todo lo que tengo me fue dado por Qing Shui, estoy
muy feliz de hacer esto. Estoy dispuesta a hacer esto. No sabes cuán importante
eres para Qing Shui tía, para Qing Shui y para Yuchang.”

Mientras
Mingyue Gelou decía eso, las lágrimas nublaron sus ojos.
“¡No
estamos de acuerdo! Hoy incluso si tenemos que pelear y morir, no nos
arrepentiremos de esto.” Qing You gritó fuerte. Él siempre la había llamado
cuñada, y siempre la había tratado como la esposa de Qing Shui, su cuñada.
¿Cómo podría un hombre quedarse a un lado y ver que pase esto?

“Qing
You…”

Si
la cuñada insiste en hacer esto, entonces moriré justo aquí hoy. No tendré cara
para mantenerme vivo, ni cara para toparme con el Hermano Qing Shui.”

“Jaja,
ella definitivamente se irá con nosotros. En cuanto a ustedes chicos, no me
molestaría matar a la mitad de ustedes primero.” Situ Shang sonrió y caminó con
una cruel sonrisa en su rostro, su tono era muy misterioso.

“Hermanos
Marciales. Les dejaré a ambos llevarse a esa dama. En cuanto al resto, si
ustedes le han tomado gusto pueden traerlos de regreso también.” Situ Shang
dijo riendo entre dientes.

“Hermano
Marcial, déjame esto a mi, quiero ver cuán obstinada es esta muchacha.” Yan Xu
sonrió y le dijo a Li Long.

“¡Rugido!”

¡Laceración
del Tigre!

Mingyue
Gelou desencadenó un fuerte movimiento de la Forma del Tigre, y apuntó  a los ojos, garganta, corazón,
entrepierna y otras áreas débiles del oponente.

Sin
embargo, Yan Xu era mucho más fuerte comparado a Mingyue Gelou, si no tuviera
la intención de tontear, ella habría perdido hace mucho tiempo. Después de
todo, la brecha entre sus habilidades era extremadamente vasta.

“Hermano
Marcial, en realidad, esta dama se ve muy encantadora y tampoco es mala. La
llevaremos de regreso junto con nosotros.” Dijo Li Long y miró a Qing Yi
lascivamente.

“Te
atreves…” Qing You estaba furioso, y agitó un gran martillo de acero mientras
cargaba hacia Li Long.

“¡Estás
cortejando la muerte!”

Li
Long que estaba en el pináculo de Xiantian golpeó con una palma hacia Qing You.

“¡No!”

“¡Qing
You, rápido esquiva!”

Qing
You sabía cuán aterradora era su palma, y ya podía sentir el olor a la muerte.

Un
agudo sonido cortó a través del aire, y causó que el cráneo de todos picara.
Incluso Li Long frunció el ceño, y repentinamente sintió que había dos fuertes
auras que enviaron ataques hacia él lo que causó que todo su cuerpo se tensara.

Miró
hacia las dos corrientes luces color dorado que se dispararon hacia él como
estrellas disparando.

“Flecha Dorada Devoradora de Almas.”

Conmocionado,
Li Long rápidamente lanzó una mirada a lo lejos e ignoró a Qing You, y rodó
hacia atrás sin preocuparse sobre su aspecto.

¡Pu.
Pu!

Dos
cráteres con la profundidad de decenas de metros fueron creados por la
explosión.

¡Qué
fuerza de flecha tan abrumadora!

En
los cielos había un gigantesco Ave Bermellón Blanco. Una dama con una belleza
sin paralelos estaba encima de él, y sostenía un arco verde oscuro, lo tensó
hacia atrás al máximo y apuntó una flecha color dorado a Li Long.

¡Wenren
Wushuang!
Bookmark(0)
AST Capítulo 349 – ¡Te extrañé, de verdad lo hice, todos los días!
AST Capítulo 353 – El plan de Qing Shui, ser más duro, ser más vicioso.