AST Capítulo 341 – ¿Una pulga? Monumento de Piedra del Rey Saltarín de Armadura Negra.

Capítulo
341 – ¿Una pulga? Monumento de Piedra del Rey Saltarín de Armadura Negra.

Qing
Shui miró debajo y se dio cuenta de que la recompensa de la Quinta Capa era
solo eso, pero estaba satisfecho. El Arte de Persecución y la Técnica Divina de
Limpieza de Brazo y Limpieza de Pie fueron suficientes para él.

Memorizó
el Arte de Persecución y pudo ejecutarlo. Todo lo que necesitaba era más
práctica. Ahora, primero tenía que familiarizarse con la Técnica Divina de
Limpieza del Brazo y Limpieza del Pie. Sería mejor si pudiera alcanzar la etapa
del éxito pequeño.

Al
principio cuando empezó a practicar, Qing Shui notó que la Técnica Divina de
Limpieza del Brazo era especialmente fácil de captar. Había algunos puntos
vitales en sus brazos que ya habían sido abiertos, lo cual fue una ventaja que
Qing Shui captó cuando practicó el Puño Rápido Solitario. Por lo tanto su brazo
se sintió suave y desbloqueado cuando entrenó la Técnica Divina de Limpieza del
Brazo.

La
Limpieza de puntos de acupuntura normalmente involucraba “Explosión de Qi”,
donde la Fuerza Qi se impulsaría hacia delante durante la cultivación. La
explosión de Fuerza Qi requería consistencia, utilizando una pequeña
probabilidad de desbloquear un cierto punto vital hasta que todos los tres puntos
vitales fueran limpiados, y uno alcanzaría la etapa de éxito pequeño.

Una
vez que Qing Shui empezó a entrenar puso todo su corazón en ello. Su memoria
casi fotográfica le facilitó recordar los puntos cruciales.

Desde
luego, había un inseparable vínculo entre comprensión, dominio y percepción.

Entrenó
en pequeñas partes y secciones, y debido a que empezó, Qing Shui notó que era
especialmente fácil para la Fuerza Qi de la Técnica Divina de Limpieza del
Brazo ser interrumpida. ¿Era debido a la falta de fuerza, o incapacidad de
conectarlos?

Después
de muchas pruebas, Qing Shui descubrió que la idea más tonta era la más útil.
Desde luego que era solo paciencia para practicar una y otra vez. Habría
algunas mejoras ocasionalmente incluso a que a menudo se interrumpía, pero fue
fácil alcanzar esa misma posición de nuevo. Había, por supuesto, también muchas
interrupciones sin ninguna mejora, lo cuál significaba que Qing Shui había
estado entrenando en vano.

Qing
Shui no sabía si fue su terquedad o perseverancia que lo mantuvo intentándolo
una y otra vez, y persistió a pesar de las interrupciones una y otra vez.

Simplemente
así, Qing Shui se las arregló para circular solo apenas un tercio de la Técnica
Divina de Limpieza del Brazo, después de salir del Reino Violeta Jade Inmortal.
Por no mencionar limpiar algún punto especifico de acupuntura, fue básicamente
imposible ‘limpiar’ cualquier punto de acupuntura sin primero alcanzar un flujo
de Qi suave y sin obstrucciones.

En
la mañana Qing Shui se despertó, bañó y fue a la plaza. Había mucha gente
presente, incluyendo a Gongsun Jianyun, incluso más que el número de ayer.

“Buenos
Días”

Gongsun
Jianyun sonrió y saludó a Qing Shui.

Qing
Shui asintió, y empezó a practicar los eternos 24 movimientos de Tai Chi. Había
ahora muchos componentes en el Puño Tai Chi, lo que resultó en un relativo
aumento en su poder.

El
Puño Tai Chi que casi había superado el Reino Obscuro, la Fuerza del Toro
Frenético que no había mejorado desde hace mucho tiempo y la Forma del Tigre
que estaba en el estado de Inamovible como Montaña. La parte más importante de
todo eso era el insondable concepto de Qing Shui, ese misterioso estado que era
incapaz de poner en palabras y solo podía sentirse por sí mismo.

Repentinamente,
Qing Shui pensó en el “Arte de Persecución” que acababa de aprender e intentó
incorporarlo a su Puño Taichi. El Arte de Persecución puede ser fusionado con
cualquier tipo de técnica.

Fusionarlo
no era difícil y no le tomó mucho tiempo, y lo completó en menos de una hora.
Era una pena que la fusión y combinación no alcanzó mucho efecto. Después de
todo solo aprendió el Arte de Persecución hace poco.

Después
de terminar, pensó que no se sentía tan feliz como ayer cuando experimentó la
“Minuciosa Sutileza”, logró una gran cantidad de mejora. Siempre y cuando
hubiera mejoras, habría pasos en el sendero de progreso y acumulación de
experiencia.

Un
día cuando se volteara a mirar atrás, se daría cuenta de que estaba muy, muy
adelantado.

Después
de eso, Qing Shui pasó media hora hablando con Gongsun Jianyun sobre los
inicios de Tai Chi; estados mentales, actitudes mentales, experiencias, incluso
combates de práctica con ellos y respondiendo algunas de sus preguntas de
principio a fin.

Gongsun
Jianyun y los otros habían imitado los movimientos por bastante tiempo, pero
después de la explicación de Qing Shui de hoy se dieron cuenta de cuán
entretenido era su entrenamiento. Incluso si ellos entrenaban por 100 o mil
años, su entrenamiento sería irrelevante si nunca entendieran la verdadera
esencia del Tai Chi.

Agradecidamente,
las palabras de Qing Shui los iluminaron y les permitió llegar a un
entendimiento más profundo. Era como si hubieran estado merodeando afuera de
una gran puerta, y ahora habían empujado para abrir la puerta entrado a un
espacioso patio.

Esto
era experiencia, la apertura de un nuevo reino.

En
cuanto Qing Shui se fue, también les enseñó ‘empujando las manos’ de Tai Chi, y
les recordó empujarse entre ellos de vez en cuanto, para ganar mejor
experiencia del Puño Tai Chi.

Sin
embargo, Qing Shui no había ido muy lejos cuando fue detenido por algunas
personas.

Un
viejo con una apariencia vigorosa. Bloqueó el camino de Qing Shui, y tenía una
complicada expresión en su rostro.

“¿Eres
Qing Shui?” El hombre miró fríamente a Qing Shui.

“¡Wow,
rápido, miren ese es Xi Ri! Solía ser la elite más joven.” Alguien los notó y
exclamó fuertemente.

“Es
verdad, Viejo Gu, de prisa, Qing Shui y Xi Ri se han topado.”

Los
gritos parecían haber enojado a Xi Ri y sus cejas se fruncieron.

Muchos
otros escucharon los gritos y corrieron, incluso Gongsun Jianyun y su grupo se
reunieron alrededor.

En
la espaciosa plaza, la conmoción era especialmente llamativa, y muy rápidamente
incluso más personas empezaron a apretarse.

“¡Así
que él es Xi Ri!” Qing Shui miró al hombre ante él en silencio. El hombre que
tenía una buena disposición parecía inmerso en una gran agonía.

No
es de extrañarse que Yan Ling’er le pidiera que mostrara piedad, era fácil para
un hombre que protege a su hermana ganar la compasión de chiquillas como Yan
Ling’er.

Al
ver que este hombre que era media talla más grande que él, Qing Shui pudo
sentir que sus habilidades eran de hecho superiores, pero Qing Shui todavía
tenía confianza de robar la victoria sobre él.

“Sabes
quién soy, debes saber porqué estoy aquí por ti.” Xi Ri ahora respondió
tranquilamente.

“No
lo sé” Respondió Qing Shui francamente con tres palabras.

Xi
Ri estuvo sorprendido por un momento, pero no tuvo mucha reacción. Entonces
lentamente dijo, “Quiero un duelo contigo, no puedes escapar a la
responsabilidad por haber causado la muerte de Xiao Yue.”

Su
decidido tono de Qing Shui lo hizo dudar si en realidad era parte de ello.

Qing
Shui se quedó en silencio. No tenía caso rechazar su reto, pero Qing Shui
levantó su cabeza después de un rato. “¿Qué sentido tiene desafiarme?”

“Paz
mental y justificación. O nunca seré capaz de mirarme a mi mismo.” Xi Ri
respondió con una firme resolución.

“De
acuerdo, aceptaré tu desafío. Te veré aquí tres días después. Pero ¿que harás
acerca de aquellos que forzaron a la muerte a Xi Yue?” Preguntó tranquilamente
Qing Shui.

“Todos
están muertos”

“Muy
bien ¿Vas a matar solo a algunos de ellos? ¿Qué hay de sus familias? ¿No vas a
encargarte de aquellos que criaron a esas bestias?” Qing Shui sonrió
débilmente.

“Desde
luego, pero eso necesitará tiempo. Tendré que esperar, pero no puedo esperar para luchar contra ti.” Xi Ri miró a Qing Shui, sus brillantes ojos
estallaron con pensamientos de un duelo ya mismo.

“Muy
bien, ¿Qué pasa si accidentalmente me matas?” Qing Shui preguntó seriamente.

Xi
Ri lo pensó con una similar seriedad y lentamente respondió. “Me entregaré.
Vida y muerte están decretadas por el destino, riqueza y rango son asuntos del
destino, y para insistir en ciertas cosas significará que necesito sacrificar
otras.”

Qing
Shui apreció su perspectiva y asintió. “Lucharemos aquí en tres días, se
responsable de tu propia vida y muerte.”

Qing
Shui se fue entonces. Su destino era el área con los monumentos de piedra a
espaldas de la montaña, ya que había planeado captar algunas estelas de piedra
antes de irse.

En
su camino.

Suspiró
ante su monótona vida, y Qing Shui rápidamente caminó hacia el área de los
monumentos de piedra.

Desde
la última vez, para Qing Shui parecía que había sido un largo tiempo desde que
vino a ver los monumentos de piedra a espaldas de la montaña. No estaría
tranquilo solo porque Qing Shui no los visitara, pero para ser honestos, no
había realmente muchos que vinieran a apreciar las técnicas marciales.

Los
monumentos de aquí tenían bestias, flores, plantas; era un lugar para aliviar
el aburrimiento en medio del hermoso paisaje ya que raramente habría una
historia de alguien que aprendiera una poderosa técnica de estos monumentos.

Un
hecho real, había muchas parejas que venían aquí a relajarse; esto era como una
plaza en su vida anterior, mientras que la plaza aquí era un terreno de batalla
en realidad.

Qing
Shui casualmente caminó pasando muchas plantas que había visto antes, y entre
ellas había muchas flores y plantas extrañas que solo requerían un  rápido vistazo, por lo tanto Qing Shui
brevemente miró a través de ellos. Las flores y plantas tomaron 400 de los 1000
monumentos de piedra.

Mientras
miraba las 400 estelas de piedra de verdor, Qing Shui también había ubicado más
de 300 esculturas de bestias, pero no las miraría mucho antes de irse, las
primeras estelas que había visto eran solo un resumen del resto.

Esto
hizo que Qing Shui sintiera que los 300 monumentos de piedra de bestias estaban
destinados a profundizar en el reino de uno, o para facilitar a la gente entrar
a los reinos místicos.

Qing
Shui echó un vistazo, y se dio cuenta de que ya había visto más de 700 estelas
de piedra. Esta vez, Qing Shui vio una por la que estaba esperando. Era un
monumento de piedra de una bestia gigantesca, y se quedó en blanco cuando lo
vio.

Era
una bestia negra con una salvaje expresión, y tenía fuertes y gruesas piernas.
Qing Shui pensó en un bicho en su vida anterior, la cual era también una plaga.

¡Una
Pulga!

Sin
embargo fue agrandada incontables veces aquí; las originalmente gruesas y
cortas antenas ahora era enormes, la boca grande y afilada de 2 pies de largo
tenía la forma de un punzón, su área de abdomen era ancha, con 9 secciones y
las patas traseras eran anormalmente fornidas. Una mirada y uno sabría que
estaba llena con una fuerza explosiva, pero estaba en una posición medio en
cuclillas ahora, lo que daba la impresión de una tensión cuando estaba
amenazado. La explosiva fuerza instantánea sería aterradora.

Había
una capa de una armadura de acero en su enorme cuerpo, la negrura emitía un
brillo metálico. Aunado a los oscuros ojos salvajes, Qing Shui no esperaba que
una pulga agrandada pareciera tan feroz y asesina.

Qing
Shui solo sabía que esas pulgas en su vida anterior no tenían alas, incapaces
de volar, pero tenían fuertes habilidades de salto. Podían saltar una distancia
y altura de 350 veces su tamaño. Qing Shui miró a la “pulga” en el monumento de
piedra y pensó, si tuviera tal habilidad ahora, con su largo de al menos 3
metros, cada saltó sería al menos de mil metros a lo lejos…

Más
importantemente, su cabeza era un grueso punzón, de medio metro de largo con
cabello negro brillante, que exudaba un aire asesino y afilado.

“Esta
era la bestia asesina más rápida y peligrosa en la tierra.”

“¡Rey
Saltarín de Armadura Negra!”

Una
gruesa voz interrumpió el tren de pensamiento de Qing Shui. Se volteó y vio a
un extraño de mediana edad sonriéndole.

“Soy
Xu Shijie, me pregunto si el pequeño hermano Qing Shui está interesado en
charlar.” El hombre sonrió y preguntó, desde aproximadamente dos metros de
distancia de Qing Shui.

Qing
Shui supo de un vistazo que había venido específicamente por él.

“Señor
Xu, ¿me pregunto si pudieras explicarme un poco acerca de este Rey Saltarín de
Armadura Negra?” Preguntó Qing Shui mientras evadía la pregunta.
Bookmark(0)
AST Capítulo 339 – Una fuerte Asociación de Ancianos en el Palacio Celestial, Arte de Limpieza de Puntos de Acupuntura.
AST Capítulo 343 – Pelea de nuevo, Puño Divino Espíritu Gigante grado legendario.