AST Capítulo 334 – MATAR. No me llames Hermano de ahora en adelante.

Capítulo
334 – MATAR. No me llames Hermano de ahora en adelante.

“No
temen que diga que todos ustedes la forzaron a su muerte?” Xu Gangze usó su
última carta de triunfo y jaló a todos al agua.

“Jaja,
¿Crees que el Clan Xi te creerá a ti o a nosotros?”

Justo
en ese momento, la puerta de la habitaciones abrió con un “Bang”. Un hombre que
no realmente se veía joven entró a la habitación. Su aura era tan afilada como
una espada.

Xu
Gangze y los otros instantáneamente palidecieron ante su aparición. El color en
sus rostros fue completamente drenado y se pusieron pálidos como cenizas.

Los
ojos del hombre se pusieron en la familiar figura yaciendo en el piso, solo que
su cabeza ahora era un desastre de sangre. Pero el hombre sabía por ese
sentimiento familiar que ella era su propia hermana pequeña.

Él
era la leyenda del Clan Xi, y el hermano mayor de Xi Yue. El ascenso y la caída
del Clan Xi estaban estrechamente vinculados a cada uno de sus movimientos,
porque él era el siguiente heredero del Clan Xi y era capaz de dirigir el Clan
a hacia la gloria.

Xi
Ri era considerado el más fuerte entre la generación más joven. Aunque apenas
era considerado joven por su edad. Él ya tenía 40 años, así que todo este
tiempo fue considerado como el joven al final de la generación anterior en
lugar de joven de la generación actual.

Debido
a su talento extremo, ya se las había arreglado para llegar al pico del quinto
Grado de Rey Marcial antes de la edad de 40. Incluso alguien tan sobresaliente
como Canghai solo llegó al pico del sexto Grado de Rey Marcial a la edad de 80.

Y
Canghai era el famoso genio de el Palacio Celestial en ese tiempo.

El
talento de Xi Ri no era inferior al de Canghai. Elevarse a través de cada nivel
subsecuente después del quinto Grado de Rey Marcial era tan difícil como
ascender a los cielos. Sin embargo, con un lapso de más de 40 años y la ayuda
de medicinas preciosas, no era imposible para Xi Ri alcanzar las alturas que
Canghai logró para el tiempo en el que él tuviera esa edad.

“Hermano
Xi…” Xu Gangze gritó débilmente.

“¡USTEDES
DEBEN MORIR!”

El
momento en que Xi Ri se volteó para hablar, la atmósfera opresiva ya se había
vuelto incluso más abrumadora, al punto de sofocación.

Xu
Gangze se congeló de la cabeza a los pies, como si estuviera en una cueva de
estalactitas. Él supo por las palabras de Xi Ri que su vida ya había llegado a
su punto final.

“Hermano
Xi, fue Qing Shui y ellos…” Xu Gangze señaló al resto y gritó al opresivo
hombre en un tono sollozante.

“Buscaré
a Qing Shui cuando regrese. Pero hoy todos ustedes deben morir y sus clanes
también sufrirán. No me importaría borrarlos también su puedo hacerlo.” El
hombre arrastró las palabras y caminó hacia Xu Gangze.

“¡Hermano
mayor Xi, no quiero morir, ten misericordia no quiero morir…!”

“Xiao Yue no quería morir tampoco, pero ella estaba demasiado sola ahí, en cualquier
caso, ustedes estaban enamorados. Ella debería haber disfrutado su tiempo
contigo.” La voz de Xi Ri estaba vacía de emociones.

“Gangze
ah, mira los rostros de estas personas claramente. Te dejaré verlos morir
primero. Deberías estar satisfecho ¿cierto?” dijo lentamente el hombre, el tono
de su voz era calmado como el agua profunda. Pero cualquiera sabía que podía
entrar en erupción en las furiosas olas que golpeaban la orilla.

Xu
Gangze supo que las posibilidades de que hoy sobreviviera eran cero, así que
apretó la quijada y dijo: “Hermano Xi, deseo que puedas matarlos con un método
cruel. Miraré también, incluso sabiendo que me matarás de una manera más cruel
después de eso.”

“Cumpliré
tu deseo final.”

Xi
Ri se lanzó hacia uno de las personas rápidamente justo después de que
terminara de hablar. Las otras tres personas trataron de escapar, pero antes de
que pudieran dar más de tres pasos… el sonido de crujidos pudo ser escuchado.

Gritos
de terror y desesperación rápidamente los siguieron. Las tres personas cayeron
paralizados en el piso, sus columnas fueron aplastadas.

“¡Bang!”

Las
costillas de la primera persona en ser asaltado por Xi Ri fueron destrozadas.
No fue suficiente para matarlo, ni lo suficientemente doloroso para que se
desmayara.

“Xiao
Yue, solo mira, Tu hermano mayor no dejará que mueras en vano. Enviaré al
primero hacia tu lado muy pronto.” Xi Ri dijo suavemente, sus ojos estaban
húmedos con lágrimas.

“¡KA-CHA!”

Los
huesos de sus piernas fueron pisoteados y aplastados.

“¡KA-CHA!”

¡Huesos
del muslo!

Brazos,
hombros y los huesos de las costillas restantes… para cuando finalmente estaba
muerto, casi todos sus 206 huesos en su cuerpo fueron aplastados.

Los
otros miraron horrorizados la escena desarrollada frente a ellos con terror. El
pálido rostro del hombre se torció de miedo, no le quedaba ni siquiera una onza
de fuerza para cometer suicidio. Los gritos de terror les permitió entender que
vivir no era mejor que morir. El efecto de la habitación a prueba de sonido era
especialmente bueno, y encima de eso este lugar estaba aislado en primer lugar.
Xi Yue debe haber venido sola pensando que no se atreverían a hacerle nada.
Poco sabía ella que moriría así.

Las
restantes tres personas fueron acabados de la misma forma. Xi Ri tomó un
vistazo final a Xu Gangze, quien ya había cometido suicidio antes de inclinarse
para recoger y llevar el cadáver de Xi Yue.

·······················

“Gangze
está muerto…” Xu Shiji del Clan Xu se sentó en la Silla Taishi.

“Sí,
Viejo Maestro. También Zheng Zhong del Clan Zheng, Zhou Yuan del Clan Zhou, Zhu
Hui del Clan Zhu y Wei Xu del Clan Wei.” Un hombre vestido con ropas simples
bajó su cabeza y confirmó.

Xu Shiji
se veía como un hombre de mediana edad. Apuesto no era precisamente la palabra
para describirlo, aunque ciertamente era muy varonil. El Clan Xu era muy
cercano al los Clanes Zhen, Zhou, Zhu y Wei. Estaban estrechamente alineados el
uno con el otro. Sin embargo era una relación de mutua explotación; una
relación construida con puros intereses. El obscuro secreto de Xu Shiji eran
sus lazos secretos con la concubina de la Cabeza del Clan Zhen.

Hacer
cornudo a la cabeza del Clan Xu lo hizo sentir extremadamente realizado. Además
de eso, ella era una espía importante del Clan Zhen para él porque esa era la
concubina favorita de la cabeza del Clan Zhen, Zhen Yuanhao.

Xu
Shiji inmediatamente envió por los otros clanes. Esto era un importante asunto.
Los cinco clanes se reunieron rápidamente en el salón del Clan Xu. Viendo los
miserables y ansiosos aspectos en todos sus rostros , Xu Shiji sabía que ellos
fueron informados de las noticias.

“¿Qué
proponen hacer todos? Quizás este Xi Ri no se atreva a hacernos nada, y ellos
estarán indefensos si nuestros clanes están unidos. Pero en algunas décadas o
siglos. Nuestros clanes podrían ser borrados de este mundo de los nueve
continentes. Yo predigo que incluso podríamos morir de una muerte horrible.” Xu
Shiji destacó los puntos cruciales para ellos.

Todos
estaban al tanto del talento sobresaliente de Xi Ri y su potencial crecimiento
en el futuro.

“Entonces
¿Cómo deberíamos hacer esto? Ni siquiera podemos discutir las posibilidades de
asesinarlo ya que las leyes del Palacio Celestial lo prohiben.” Zhou Dachuan
dijo con un ceño fruncido de preocupación.

“Siempre
y cuando nuestros clanes permanezcan juntos, no puede hacernos nada.” Zhu
Hongfei del Clan Zhu habló después de pensarlo.

Estas
personas acaban de perder a sus hijos, aún así en realidad ni siquiera se
sentían tristes por ello. Un Cabeza de clan tiene muchos hijos. Entre más
grande fuera un clan, más débil se volverían sus lazos familiares. Todo giraba
únicamente en torno a la continuación del clan.

“Hongfei,
es cierto que no podemos violar la ley. Pero dadas ciertas circunstancias, hay
personas que pueden ser exentas de las leyes. Cuando el momento llegue. Si
nuestros cinco clanes se unen, podemos derrocar rápidamente incluso al poder
absoluto.” Xu Shiji parecía tener una alta posición entre estas personas. Sus
clanes podrían ser solo clanes pequeños, pero el Clan Xi no era un clan muy
grande tampoco. Así que si los cinco clanes se unían, ellos de hecho podrían
tener una oportunidad contra el Clan Xi.

“Podemos
deshacernos de él “tomando prestado” el brazo de alguien.” Xu Shiji finalmente
sugirió después de titubear por un momento.

“Hermano
Xu está hablando de Qing Shui del Salón Starmoon.” Wei Xiong del Clan Wei quien
había estado en silencio todo el tiempo habló.

“Cierto,
Hermano Wei tiene razón.”

“Pero
¿Cómo podemos pedir prestado su brazo?” Aunque Wei Xiong se las arregló para
seguir el tren de pensamiento, todavía no tenía idea de cómo hacerlo.

Xu
Shiji miró los rostros de anticipación de todos con una sonrisa antes de
continuar lentamente. “Conozco la personalidad de Xi Ri bien y sé que él
desafiará a Qing Shui. Así que podemos ofrecer beneficios a Qing Shui. Sería lo
mejor si puede matarlo. O al menos lisiarlo así él nunca podrá obtener ningún
logro en el camino de cultivación.”

“¿Qué
deberíamos usar para influenciar a Qing Shui? ¿Y él definitivamente podrá
derrotar a Xi Ri?” después todos se quedaron en silencio, Wei Xiong finalmente
hizo la pregunta que todos tenían en mente.

“Dinero,
bellezas, tesoros… es un hombre joven. Debe haber algo que no pueda resistir.
Aunque nuestros clanes no se han desarrollado mucho a lo largo de los años
pasados, no deberíamos tener ningún problema para sacar algunas cosas ¿Cierto?”

Xu
Shiji continuó antes de que alguien dijera otra palabra. “Oh cierto, les
compartiré una pieza de información. ¿Sabes porqué Fei Wuji del Salón Estrella
de la Mañana y Qing Shui terminaron en un empate con ambas partes heridas
mientras que el resto fueron lisiados?

“¿Estás
diciendo que esto fue un trato entre Qing Shui y el Clan Feng?” La expresión de
Wei Xiong estaba llena de emoción.

“Siempre
y cuando tengamos lo que le gusta, tendremos su debilidad y la oportunidad de
explotarla.”

····························································

Cuando
Qing Shui regresó a su residencia alrededor del anochecer, vio a Yan Ling’er
caminar de un lado a otro frente a la puerta, y se veía desolada. Ella llegó a
detenerse tan pronto como vio a Qing Shui y lo esperó en silencio.

Cuando
caminó a su lado, Yan Ling’er le contó: “Hermano Qing Shui, la Hermana Xi Yue
está muerta.”

“¿Xi
Yue?”

Qing
Shui fue tomado por sorpresa por las noticias y recordó a la chica a la que
insultó como loca. Recordó que ella era bastante bella y se habían encontrado
algunas veces. Pero en general no se mezclaron mucho entre sí.

Sin
embargo había solo un puñado de personas que habían hablado con Qing Shui. Así
que las noticias de su muerte lo hicieron sentir un poco incómodo, porque era
como ver a una flor marchitarse.

Él
simplemente no sabía qué decir.

“Ella
fue forzada a morir por alguien más. Fue un suicidio. Su prometido la condujo a
eso, pero todos ellos están muertos. El hermano mayor de Xi Yue, Xi Ri se
encargó de todos ellos.”

Yan
Ling’er habló suavemente. Qing Shui todavía no encontraba palabras para
expresar.

“Su
prometido, Xu Gangze escuchó cuando la insultaste. Pero luego descubrió que la
hermana Xi Yue había venido a buscarte, pensó que los dos lo habían hecho…”

Sus
palabras conmocionaron a Qing Shui esta vez, porque conocía la frase. “Yo no
maté a Bo Ren pero Bo Ren murió debido a mi.”

“Su
hermano mayor Xi Ri ya sabe sobre esto y podría venir a buscar problemas
contigo. Así que me gustaría pedirte un pequeño favor.” Yan Ling’er continuó
suavemente.

“¿Qué
es? Sin importar lo que haya pasado, Qing Shui se sintió un poco responsable
por este incidente.

“El
Hermano Mayor Xi Ri es un talentoso cultivador del Palacio Celestial, aunque
creo que puede ser ligeramente inferior a ti. Me gustaría que el Hermano Qing
Shui no fuera tan duro con él.“ La voz de Yan Ling’er se volvió más y más
suave.

Si
fuera un duelo de vida o muerte, ir fácil con el oponente era una tarea muy
difícil. Una persona todavía puede sacar lo mejor de sus capacidades cuando su
vida no está amenazada, por no decir el hecho de que ella mencionó que Qing
Shui era solo ligeramente más fuerte que él.

Qing
Shui miró a la delicada y amable chica, había perdido la cuanta de cuántas
veces ella lo había llamado Hermano Mayor. Aunque el odio por el Clan Yan en su
corazón era fuerte, él sabía que ella no tenía nada que ver con ellos. Pero
entonces de nuevo, pensó en cómo él podría romper su corazón en el futuro.

No
importa, él hará esta promesa con ella esta vez. Pero cuando regrese al Clan
Yan, quien sea que venga a detenerlo se convertirá en su enemigo.

“Te
prometeré eso, y no me llames Hermano Mayor de ahora en adelante. Sabrás porqué
en el futuro.” Qing Shui pasó a Yan Ling’er y subió las escaleras.
Bookmark(0)
AST Capítulo 333 – Consecuencias de la Guerra, La muerte de Xi Yue.
AST Capítulo 337 – Viendo fríamente por encima del mundo, Señora de Palacio del Salón Nublado.