AST Capítulo 333 – Consecuencias de la Guerra, La muerte de Xi Yue.

Capítulo
333 – Consecuencias de la Guerra, La muerte de Xi Yue.

En
ese preciso momento, todos bajo el escenario enloquecieron al momento de la
conmoción y el rugido de tigre de Qing Shui.

Jing
Changzheng del Salón de la Audiencia del Emperador miró todo con una sonrisa en
su rostro. Sus ojos brillaron con gran interés, pero la expresión facial de los
otros dos Discípulos Principales y Feng Wuji instantáneamente cambio.

Feng
Wuji en especial sintió que en este preciso momento todo era una gran broma.
Las miradas dudosas dirigidas hacia él lo hacían sentir como si estuviera
sentado directamente sobre alfileres y agujas.

Gongsun
Jianwu se quedó en blanco desde lejos. Su rostro estaba rojo como un tomate, y
recordando su atrevida actuación justo ahora. Pensó que sería la última vez que
lo vería, así que tenía que hacer lo que un “amigo” debería hacer.

Pero
ahora…

“Estoy
tan contenta de que no haya muerto.” Murmuró ella, como si hablara consigo
misma.

Qing
Shui solo pudo parar cuando sus oponentes admitieron su derrota. Vio a cada uno
de ellos bajando de la arena deprimidos. Su humor ahora hacía un gran contraste
con las almas ardientes que tenían cuando subieron a la arena hace un momento.

Había
una gran diferencia entre alguien más siendo carne en la tabla para cortar que
uno mismo siendo la carne en la tabla para cortar de alguien más. Qing Shui había
entendido profundamente esto en el lapso de una hora.

Qing
Shui y las personas de la Torre de la Espada habían experimentado el cambio
entre esos dos sentimientos. Solo que el cambio para Qing Shui fue el sueño de
muchos mientras que por otro lado, el cambio para aquellos de la Torre de la
Espada fue un nuevo agravio para ellos.

La
gente de la Torre de la Espada se fue. Su melancolía en su retirada formó un
completo contraste con los vítores de los Discípulos del Palacio Celestial. El
mundo de los nueve continentes solo aplaudió a los poderosos.

La
comparación entre la arrogancia de su llegada y su actuación lamentable interminable.

Qing
Shui estaba sorprendido de que Canghai Mingyue fue la primera persona en
abrazarlo tan pronto como bajó de la arena. No dijo nada, solo envolvió sus
manos alrededor de su cuello y se hundió en su abrazo.

Los
sonidos de sollozos y chasquidos de lenguas se mezclaron con los vítores de los
alrededores. No estaba seguro si era envidia, celos o felicitaciones. Sin
importar qué, Qing Shui ya había dejado una profunda impresión en la mente de
todos.

Las
dos damas, Cang Wuya y Fei Wuji así como también la gente del Salón Starmoon
eran los más felices de todos. Después de esta competencia, el combate entre
salones este año ya no tiene mucho significado para el Salón Starmoon debido a
que la actuación de Qing Shui de hoy ya lo había probado todo.

El
repentino avance también había arruinado el plan de Qing Shui. Había estado
esperando avanzar a la Quinta Capa Celestial para el final del año o el
siguiente año y entonces se prepararía para ir hacia el Clan Yan.

Qing
Shui amablemente acarició la delicada espalda de Canghai Mingyue. Huoyun Liu-Li
también se apretó contra los apretados brazos de Qing Shui, lo que hizo que los
ojos de todos se abrieran ante tal vista.

Los
ojos de Qing Shui también estaban muy abiertos, porque esta era la primera vez
que tenía a dos damas en sus brazos. Uno solo podía entender este sentimiento
después de tener una probada de ello. Esa era también la razón de porqué a
muchos hombres les gustaría juguetear con dos chicas al mismo tiempo.

Aunque
tenía dos bellezas de excepcional belleza divina, estaba calmado. Fei Wuji miró
a los tres jóvenes encantado desde una distancia.

Gongsun
Jianwu vio a las dos damas dejar su abrazo desde lejos. Ella se sentía
confundida, muy confundida. Sin embargo, ella no se sintió demasiado triste por
eso, debido a que este tipo de situación ya estaba dentro de su expectativa.

Ella
sabía que sus calificaciones y sabiduría no eran bajas y algunos dirían incluso
que eran demasiado altas. Aún así ella no pudo evitar encariñarse de él,
incluso aunque había esperado que tuviera mujer, y finalmente las vio hoy. Dos
bellezas que no tenían comparación en su generación, su belleza era tan
devastadora que podrían derrocar imperios. Quizás solo la Señora de Palacio del
Salón Nublado podría compararse con su belleza ganándoles por un poco.

“¡Regresemos
a mi casa a beber el día de hoy!” Dijo felizmente Cang Wuya.

Fei
Wuji no emitió una sola palabra desde el inicio hasta el final, sus cejas
estaban ligeramente levantadas. Pero una feliz sonrisa colgaba de su rostro. Y
Cang Wuya no se lo perdió.

“Wuji,
supéralo. No pienses demasiado. Él fue el único que te trata mejor en este
mundo, pero no tiene otra opción en muchas cosas.” Dijo Cang Wuya con una voz
apagada.

Fei
Wuji permaneció en silencio. Él lo sabía, en su corazón solo su maestro lo
trató mejor. Él era quién más se preocupaba por él y era igual que una figura
paterna para él.

Una
feliz sonrisa apareció en los rostros de las dos damas en su camino de regreso.
La gente solo aprende a atesorar después de haber recuperado o haber perdido a
alguien. Esta vez, fue como si hubieran perdido a Qing Shui pero lo hubieran
recuperado de nuevo.

“Qing
Shui, esa fuerza tuya fue algo realmente inesperado. Si el Viejo Maestro lo
hubiera sabido, no habría tenido que quebrarse el cerebro con esquemas. Incluso
estaba preparado para dejar que todos ellos se quedaran en el Palacio
Celestial…”

Viejo
Maestro “…”

“Qing
Shui, no digas más, no pude arreglármelas para proteger a Canghai. Pero
protegeré a cualquiera relacionado con él con mi vida. La persona a la que
debes agradecer es de hecho a tu Tío Marcial Wuji. Él realmente rompió su voto
por tu bien.” Suspiró Cang Wuya

Qing
Shui se quedó en silencio, pero él recordaría todo en su corazón. La gente que
lo había tratado con sinceridad y la gente a la que le debía un favor, él
devolvería a ellos por un ciento o mil pliegues.

Ellos
disfrutaron de un almuerzo en la residencia de Cang Wuya. Todos estaban
felices, especialmente Qing Shui. Un gran camino había sido abierto frente a él
y todo lo que necesitaba hacer era solo entrar en él.

“Qing
Shui, ¿Cuáles son tus planes?” Cang Wuya miró a Qing Shui mientras sorbía su té
después de la comida.

“Regresaré
a casa después de medio año. Si todo va bien, regresaré al Palacio Celestial
poco después. Puede que no me quede mucho tiempo porque quiero explorar el
exterior.” Dijo Qing Shui suavemente después de contemplarlo por un momento,
pero su voz estaba llena de determinación.

“Buen
hombre, deberías hacer eso. Es una muy buena manera de pensar.” Cang Wuya no
cuestionó nada. El tono de su voz era amable y su expresión permaneció sin
cambios.

“Viejo
Maestro, Qing Shui recordará lo que has hecho por él y nunca se olvidará de
ello.” Qing Shui sonrió pero no mencionó nada sobre pagarle. Él sabía que el
Viejo Maestro no hacía todo esto por la paga.

Al
mismo tiempo, Qing Shui se volvió en el tema más discutido en el Palacio
Celestial. Un vencedor inesperado había emergido en el Palacio Celestial
recientemente, y todos hablaban acerca del martillo y la fuerza de Qing Shui.

Una
bella dama de uno de los pabellones en el Salón Algodón habló al fuerte y
apuesto joven a lado suyo. “Gangze, ¿qué opinas de la fuerza de Qing Shui?”

Su
voz era fresca y melodiosa como un pajarito, pero también ligeramente lánguida
y mimada. Si Qing Shui estuviera aquí, reconocería a esta chica. Ella era Xi
Yue, la chica a quien él había insultado diciéndole loca.

“¿Qué
pasa baby? ¿Es porque no te alimento lo suficiente el porqué quieres hacerlo
con él?” El hombre llamado Gangze abrazó a Xi Yue y se echó a reír. Los
profundos ojos de su rostro firme brillaban con un instinto bestial.

“Xu
Gangze, déjame repetir esto de nuevo. No siento nada por él ni quiero tener
nada que ver con el de ningún modo. Deja de asociarme siempre con él.” Xi Yu
dijo repentinamente enfadada.

“Hmph,
tú pequeña puta. Eres la mujer de Xu Gangze. Para estar pensando en otros
hombres, ¿cómo te atreves a desatenderme?” La furia en los ojos de Xu Gangze
ardió incluso más caliente.

“¿Me
regañas ahora? ¿Tú prefieres creer en rumores de otras personas que en mi?
Suéltame.” Xi Yue miró al hombre después de terminar su frase.

“¿Creerte?
¿Alguna vez te has dado cuenta cuán feliz te ves cada vez que mencionas a Qing
Shui? Cualquiera podría saber que has sido fornicada por ese hombre  por ese aspecto de puta en tu rostro.”
Xu Gangze resopló con desdén.

“¿Si
es así entonces cuál es el significado de nosotros estando juntos? Haré una
ruptura limpia contigo el día de hoy, Xu Gangze. De ahora en adelante somos
extraños.” Xi Yue dijo dolorosamente. Ella vio el dolor destellando en sus
ojos.

“Jaja,
así que tu cola de zorro ha sido expuesta. Tan pronto como trajiste el tema,
hablas sobre romper inmediatamente. Así que tienes tanta prisa para encontrar a
ese bastardo.” Xu Gangze aulló a carcajadas en su ira.

“T-Tú…
¡Estaba equivocada acerca de ti! ¿Qué vi en un tonto tan lamentable y obstinado
como tú?” Xi Yue escupió enojada y estaba a punto de irse.

“¿Quieres
irte? Tengamos algo de diversión antes de que te vayas.” Cuatro jóvenes altos
y fuertes emergieron en la habitación.
“Si
puedes darle una ganga a ese hombre llamado Qing Shui, será mejor que también
nos la des a nosotros hermanos. Todos disfrutemos de esto.” Los ojos de Xu
Gangze brillaban con lujuria.

Él
decidió usar a Xi Yue como recompensa para pagar sus favores a sus hermanos
antes de abandonarla.

Xi
Yue lo miró con miedo en sus ojos y gritó a todo pulmón: “¡Pervertido! ¡Bestia!
¿No tienes miedo de que seas desmembrado por el Clan Xi?”

Xu
Gangze miró a Xi Yue, no hubo cambio en su expresión. Entonces intercambió
miradas con el resto. Quizás era debido a su bestial lujuria y deseo, Xu Gangze
repentinamente se echó a reír maliciosamente.

“Iba
a dejarte vivir, pero parece que no será hoy. Diviértanse hermanos. Jueguen con
todo su poder, disfrútenla hasta la muerte.” Xu Gangze les dio la pista a
todos.

El
resto estaba admirando el hermoso rostro de Xi Yue y su bien desarrollada
figura curvilínea. Su piel estaba tan humectada y sus hermosos orbes eran como
las aguas del otoño. El rastro de miedo en ellos la hizo ver tan lamentable y
elevó sus deseos sexuales.

“Prefiero
morir que dejar que todos ustedes tengan su camino.” Xi Yue miró a Xu Gangze
con veneno en sus ojos y entonces extendió su mano abruptamente hacia su rostro
sin darles una oportunidad.

Fue
repentino y sin un rastro de titubeo. Nadie pudo detenerla incluso si hubieran
querido.

“¡Pu!”

El
resto miró la aterradora escena enfrente de ellos llenos de miedo. Una dama que
era más delicada que una flor se había convertido ahora en una vista
extremadamente aterradora.

“Mierda.
No pude cogérmela y conseguí meterme en esta mierda.” Un hombre de aspecto poderoso
con un ojos sesgado maldijo.

“Gangze,
no estamos involucrados en el incidente de hoy y esto no tiene nada que ver con
nosotros. Recuerda eso. Tú explica esto al Clan Xi por tu cuenta.” Un
aparentemente inocente e inofensivo gordo se echó a reír.

“¿No
habían estado todos de acuerdo en tomar la responsabilidad juntos? Seguramente
nuestros clanes juntos pueden pararse contra el Clan Xi. Todos ustedes no
pueden hacerme esto.” Xu Gangze palideció instantáneamente, miró a sus
“hermanos” más cercanos asustado.

“Niño
estúpido, despierta. Nosotros no pusimos siquiera un dedo en ella y ella es tu
novia. Nuestros clanes no nos pertenecen. No tenemos derecho para hablar en
nuestros clanes. ¿De acuerdo? Tú piensa en qué hacer por tu cuenta.” Dijo un
hombre pequeño y este hombre le debía la vida a Xu Gangze una vez. Pero la
naturaleza humana es impredecible, y el interés propio estaba sobre el de todo
lo demás. Todos se fueron separadamente cuando una gran calamidad estaba a la
mano.

“Ustedes…¿Cómo
pueden hacer esto… No les queda un poco de lealtad?…” Xu Gangze dijo con
urgencia.

“¿Lealtad?
Hablaremos sobre eso de nuevo su puedes permanecer vivo.” El tipo pequeño
resopló.

“No
temen que diga que todos ustedes la forzaron a su muerte?” Xu Gangze usó su
última carta de triunfo y jaló a todos al agua.
Bookmark(0)
AST Capítulo 332 – Martillo Devastador, Rugido de Tigre que Destroza el Cielo.
AST Capítulo 335 – Hay Vino Nu Er Hong y Vino de Flor de Ciruelo Limpiador de Huesos y Espíritu.