AST Capítulo 332 – Martillo Devastador, Rugido de Tigre que Destroza el Cielo.

Capítulo
332 – Martillo Devastador, Rugido de Tigre que Destroza el Cielo.

El
número uno del Continente Greencloud.

Qing
Shui estaba conmocionado por sus propias ideas, pero no fue imposible morder la
bala. En este momento, Qing Shui vio un amplio camino que conducía a un vasto
cielo sin obstáculos.

Comió
y tuvo un buen descanso. Qing Shui se puso la armadura de batalla, y empuñó el
Martillo que Sacude el Cielo. Mientras bajaba las escaleras, notó que Cang Wuya
y dos mujeres estaban de pie ahí.

Las
dos mujeres tenían lágrimas y preocupación en sus ojos, tanto que sus ojos se
volvieron rojos. Cuando vieron a Qing Shui no pudieron decir nada sino que lo
miraron.

Cang
Wuya tenía la misma preocupación en su rostro. Pero después de ver a Qing Shui,
le dio una extraña mirada, antes de echarse a reír de corazón.

“Bien,
jaja, bien. Qing Shui, pelea hasta la muerte, no hay necesidad de tener piedad.
Recuerda, todo es por el bien de tu supervivencia.” Cang Wuya se echó a reír.

“Viejo,
¿de qué se trata todo esto…?”

Qing
Shui estaba extremadamente perplejo. Parecía que el viejo había descubierto
sobre su aumento de nivel. Incluso ahora, Qing Shui sospechó que el viejo podía
ser el más fuerte entre los Reyes Marciales.

Regresando
a la arena, un montón de personas vieron la armadura dorada de cuerpo completo
de Qing Shui. La ropa hace al hombre, y Qing Shui se había transformado en un
apuesto y refinado hombre. Con la adición de su templado único de su
extraordinariamente poderosa armadura dorada de cuerpo completo, emitía un aire
de “intelectual y elegante.” Que pertenece a un hombre, y tenía un aura tan
dominante. Esto causó que muchas mujeres lo miraran sin aguantar.

“Un
hombre tan apuesto, no importa cómo lo veamos, él es lo mejor de lo mejor.” Una
hermosa y madura mujer suspiró.

“Una
pena que ese martillo disminuya su elegancia, pero le añade un montón a su
dominio.” Continuó otra mujer.

“Justo
ahora un grupo de gente de la Torre de la Espada incluso dijeron que Qing Shui
no se atrevería a venir aquí. Qing Shui ¡MATALOS A TODOS!” Un joven del Salón
Starmoon gritó furiosamente.

Es
una pena que esta vez no había mucha gente de acuerdo con él, ya que estaban un
poco preocupados. Después de todo, era increíble ver a los suyos siendo
apaleados hasta la muerte por otra secta, además por nueve de ellos…

Las
nueve personas de la Torre de la Espada ya empuñaban sus armas y estaban de pie
en la arena. Qing Shui notó que sus armas eran todas espadas, pero eran todas
de diferentes tipos, espadas pesadas, espadas largas, espadas cortas, espadas
grandes, espadas gemelas, espadas de marfil, espada de manga, espada de
pliegues y espada flexible.

Cuando
Qing Shui llegó, vio que Fei Wuji se veía desolado, pero después de que sus
ojos se encontraron con Cang Wuya, asintió a Qing Shui. Qing Shui se sintió
agradecido hacia Fei Wuji.

Debido
a las palabras de Fei Wuji, pudo conseguir media hora de tiempo para Qing Shui.
Esta cantidad de tiempo había cambiado la vida de Qing Shui.

Después
del avance de Qing Shui, sintió que muchas cosas en este mundo eran sino una
nueve que simplemente flotaba, y se contentó con dejar que las cosas fueran.
Sin embargo, las consideraciones que colocó en “emociones” aumentaron incluso
más. Ya fueran lazos familiares, la amistad o el amor.

Incluso
si ese escenario se repitiera de nuevo, todavía entraría y salvaría a Canghai
Mingyue sin titubear.

“Qing
Shui.” Justo en este momento Qing Shui escuchó ligeramente un familiar sonido,
una voz femenina muy agradable.

Se
Volteó con incertidumbre y fue de hecho Gongsun Jianwu, él miró a su cuerpo
demoníaco; con curvas exageradas, un par de atractivos ojos de zorro, sus
largas pestañas negras y densas, y su pequeña y linda nariz ligeramente
curveada la hacían especialmente sexy. Mientras él veía eso, pensaría en la
mujer en su cama. Comparada con Qinghan Ye, esos ojos eran diferentes, Qinghan
Ye era hermosa en el interior, pero esta mujer era una zorra.

Qing
Shui la vio de pie frente a él, no podía entenderlo bien. Él se había topado
con ella varias veces y nunca la había hecho quedar bien. ¿Porqué vendría esta
vez? ¿Porqué no aprende de Yan Ling’er o de Xi Yue? ¿Para qué vino?

“Te
doy un amuleto de protección. Esto te mantendrá a salvo de daño y te traerá
buena suerte.” Después de decir eso, puso el amuleto directamente en el cuello
de Qing Shui. Ella miró a Qing Shui profundamente, entonces se giró y se fue
arrepentida.

Ella
pudo ver en los ojos de Qing Shui que no había palpitar, ni siquiera un poco de
expresión. Incluso después de verla no hubo ni una onza de cambio en su expresión.
Pero ella siempre sentiría su presencia en el corazón. No amor, quizás solo le
gustaba, una profunda impresión y una fuerte atracción.

Qing
Shui veía como la hermosa figura desaparecía. Él no sabía lo que significaba,
un amigo en la necesidad es de hecho un amigo. Solo cuando estas en tu peor
momento, solo entonces verás la humanidad del lado más frágil.

Caminó
hacia la arena lentamente. Había una enorme multitud alrededor de la arena,
pero nadie hizo ruido, todos estaban conteniendo el aliento mientras miraban
los cambios ocurridos en la arena.

“Anciano,
¿podrías por favor anunciar la segunda regla?” Después de que entrara en la
arena, Qing Shui se inclinó y dijo a la persona a cargo de la Torre de la
Espada y del Palacio Celestial. Su voz era más clara con el silencio alrededor
de él.

“De
acuerdo. Debido a que el Discípulo del Palacio Celestial Qing Shui ha roto la
regla de la arena y voluntariamente aceptó la segunda regla instaurada por el
Palacio Celestial y la Torre de la Espada, él ha aceptado un duelo a muerte con
nueve guerreros de la Torre de la Espada. La batalla empezará, y solo habrá uno
o dos resultados, Qing Shui morirá o morirá por el duelo. Los nueve guerreros
de la Torre de la Espada también se batirán en duelo a muerte antes de admitir
la derrota. Solo cuando admitan la derrota, Qing Shui no tiene permitido matar
a nadie más.

La
voz del Anciano resonó claramente.

“¿Hay
alguna pregunta? Si no hay más preguntas, anunciaré el inicio de la batalla.”

“No
tengo más preguntas.” Respondió Qing Shui y se inclinó. Al mismo tiempo, su
mano derecha empuñó el martillo, y su mano izquierda apretó las Agujas Doradas
en sus mangas.

“¡Que
empiece la batalla!”

Después
de que la voz del anuncio resonó, nadie trató de saltar a la garganta del otro. Qing
Shui restringió su momento y se quedó ahí firmemente.

Quizás
los nueve guerreros de la Torre de la Espada despreciaban a Qing Shui. Ellos se
veían tranquilos, y bromeaban acerca de Qing Shui, sin prisa por tomar acción.
Esto se sintió como un juego del gato y el ratón, el gato no quiere comerse al
ratón de inmediato.

“Queridos
hermanos, ¿porqué no me dejan ir primero? Si vamos todos de una sola vez y
golpeamos ciegamente, ¿no seríamos demasiado salvajes? Dijo el joven que
empuñaba las espadas gemelas.

“Hermano
Qin es el discípulo más sobresaliente de la Torre Espadas Gemelas. Él debería
ser suficiente para lidiar con él. pero todavía necesitas ser cuidadoso, su
espada voladora es difícil de manejar.” El joven alto que empuñaba la espada
pesada dijo afectivamente.

“Gracias
Hermano Wu por el recordatorio. No pensaré en nada de esto.”

El
joven empuñaba una espada corta blanco plata en cada mano. Cada espada era solo
de dos pies de largo. La espada destellaba como la luz de la luna, lo que hacía
que la gente se sintiera aterrada. Se echó a reír juguetonamente y caminó hacia
Qing Shui.

Las
espadas gemelas eran de hecho tan brillantes como la luz de la luna. Qing Shui
no pensó que fuera raro. Aunque se veía impresionante, no era tan impresionante
como su Espada Osa Mayor. Más importante, las espadas gemelas o las espadas
cortas gemelas, pueden ser usadas no solo por mujeres, sino que aparentemente
los hombres pueden usarlas también.

Qing
Shui miró al joven mientras se acercaba. Cuando escuchó que era el mejor
discípulo de la Espada Gemela en el noveno Piso de la Torre de Espada, supo que
su oponente lo despreciaría.

“Vamos
a resolver esto rápidamente, ya que el oponente se adelantó por su cuenta,
entonces propinaré el primer golpe mortal, esto los asustará.” Pensó
profundamente Qing Shui.

La
Antigua Técnica de Fortalecimiento en su cuerpo lentamente se activó, tanto la
Fuerza del Toro Frenético como la Energía Natural también se activaron. Su mano
derecha empuñó el Martillo que Sacude el Cielo fuertemente, una armadura de
cuerpo completo y también su reciente avance le habían dado un impulso de
poder, Qing Shui supo que en el momento en que estaba en un nivel diferente que
su oponente. Pero estaba también con miedo de fallar tan miserablemente.
Similarmente, podría haber un Rey Marcial de Grado Seis o incluso Grado Siete
entre ellos, pero Qing Shui sabía que las posibilidades de eso eran pequeñas,
debido a que su Sentido Espiritual y su Técnica de Visión Celestial eran ambas
únicas.

Cuando
la distancia entre Qing Shui y el joven que empuñaba las espadas gemelas era de
alrededor de unos 10 metros, Qing Shui explosivamente elevó su velocidad.

“¡Rawrr!”

Qing
Shui que tuvo su reciente avance dejó salir un rugido que destrozó el cielo.
Este repentino rugido no era menos que un fuerte chasquido de trueno. Además,
Qing Shui se había precipitado hacia el joven.

La
expresión del joven instantáneamente cambió. La velocidad que estaba preparando
para aumentar había sido parada, y la siguiente cosa que vio fue un Qing Shui
rápido como un meteorito que de repente empuñó su martillo y estaba a punto de
derribarlo.

Qing
Shui golpeó con todo su poder, con la adición del 30% de la Fuerza del Toro
Frenético, 30% del Golpe de Trueno Celestial y el 20% del daño del arma. Un
golpe del martillo rompería la tierra y azotaría al cielo.

Rompiendo
la tierra, el cielo y la tierra enfurecen.

La
fuerza de su golpe de martillo había completamente estallado su mente,
especialmente a esas personas mayores. Estaban completamente conmocionados, las
mandíbulas de todos cayeron. Sin importar si eran del Palacio Celestial o de la
Torre de la Espada.

El
Martillo que Sacude el Cielo era tan negro como la tinta, el chillido del
enorme martillo sonó en el aire, como un llamado de la muerte misma. Causó que
todo el lugar se volviera negro profundo.

“¡Bang!”

El
joven de la Torre de la Espada usó sus espadas gemelas inútilmente para
proteger todo su cuerpo. Desafortunadamente, como una mantis tratando de
detener un carruaje, no pudo detener el golpe de martillo. Después de ese fuerte
choque, el aire estuvo instantáneamente lleno con el aroma de la sangre y un
poco de una niebla sangrienta.

“Dios
mío, este golpe de martillo es demasiado brutal, ¿Qué clase de poder tiene
eso?”

“¡Un
movimiento. Solo un movimiento. Ese golpe fue tan varonil, tan violento, lo
amo!”

“¡Roar!”

Justo
cuando todos todavía estaban en medio de la discusión, Qing Shui dejó salir
otro rugido, su silueta se movió con una aterradora velocidad hacia el alto y
fuerte hombre con la espada pesada. Esa velocidad dejó a todos sin palabras, al
punto de estar abrumados. Este golpe de martillo contará como un pago con
intereses para Mingyue.

Esto
fue el sonido de “destrozando el alma”, lo que causó que el oponente
momentáneamente perdiera la conciencia. Esto también fue el momento cuando Qing
Shui pudo aturdir a su oponente después de haber alcanzado la Quinta Capa
Celestial.

Pero
también fue en esta fracción de segundo en que no pudieron evitar ningún
ataque. Pero por supuesto, si el oponente tenía un poder mucho más alto, entonces
el Poder del Tigre de Qing Shui no tendría esta clase de efecto.

“¿Te
atreves?” En ese momento, un hombre mayor gritó enfurecido del lado de la Torre
de la Espada, él era el Anciano de la Torre de la Espada Pesada, y fue también
el abuelo del joven que empuñaba la espada pesada.

Otra
tragedia se repitió una vez más. Una vez más, el Martillo que Sacude el Cielo
de Qing Shui usó su espeluznante violencia y golpeó a ese fuerte joven.

El
joven abrió su boca, abrió grande su boca mientras el aire lleno con el poder
del martillo y otro rugido de tigre que rompe el cielo. Pero ningún sonido
salió de su boca.

“¡Bang!”

La
masacre de la humanidad se repitió nuevamente.

“¡Rápido
admitan la derrota bola de idiotas!”

“¡Admito
la derrota!”

“¡Admito
la derrota!”


Qing
Shui finalmente se detuvo. Los jóvenes estaban conmocionados por su poder, Qing
Shui miró a los restantes siete guerreros de la Torre de la Espada, sus rostros
estaban pálidos de miedo.

Qing
Shui supo que fueron avergonzados. Esta era un tipo de vergüenza, no importa lo
que todos dijeran, esta fue su vergüenza. Más importantemente, este será el
final de su carrera ya que tendrían dificultades para intentar mejorar de
nuevo.

Los
dos viejos de la Torre de la Espada eran los mayores entre todos ellos. Ambos
suspiraron indefensos, mientras sintieron que un gran cambio ocurriría en el
Continente Greencloud en un instante.

“Regresemos.”
Ying Kong suspiró y dijo a Xue Guo.
Bookmark(0)
AST Capítulo 331 – Inesperado avance, Quinta Capa Celestial de la Antigua Técnica de Fortalecimiento.
AST Capítulo 333 – Consecuencias de la Guerra, La muerte de Xi Yue.