AST Capítulo 291 – ¡Lucha Salvaje! Otra Técnica ¡Golpe!

Capítulo
291 – ¡Lucha Salvaje! Otra Técnica ¡Golpe!

“Chicos
creen que aceptará el desafío del segundo hijo del Clan Gongsun?” Preguntó
curiosamente alguien.

“El
segundo hijo del Clan Gongsun está en el pináculo del nivel Xiantian. La única
persona que puede derrotarlo de la tercera generación del Clan Gogsun es su
hermana mayor. Parece que él es el siguiente candidato en hacerse cargo del
clan en el futuro.” Un hombre de cabello largo con una horrible cicatriz que
recorría desde el lado izquierdo de su cara respondió.

“Mira
esa expresión facial suya. El puede estar así de calmado justo ahora. Creo que
será capaz de entrar en una buena pelea esta vez.” Bastante gente se ha unido a
la diversión.

Justo
en ese momento Gongsun Jianwu apareció a lo lejos. Su elegante, cuerpo sexy y
esa pequeña sonrisa que estaba siempre en su hermoso rostro atrajo toda la
atención.

Ella
estaba mirando a Qing Shui desde lejos pero él ya estaba inmerso en su propio
mundo con los ojos cerrados inconsciente de sus alrededores.

Por
ahora, un número bastante alto de personas se habían reunido alrededor de la
arena y Qing Shui no era como si Qing Shui no los pudiera sentir en su postura
de Qi, solo no se molestaba con ellos. Solo eran como hormigas alrededor de él.
podían ser también completamente ignorados.

Qing
Shui se sintió raro acerca de esto también. ¿Esto era confianza, o arrogancia,
o presunción?

Qing
Shui no pudo evitar abrir sus ojos y ver que todos alrededor de él lo estaban
mirando. Tanto los cumplidos como los comentarios despectivos de sus
discusiones llegaron a sus oídos. Pero él no estaba particularmente interesado
sobre ellos siempre y cuando no involucraran a su madre.

Si
alguien tocara eso, Qing Shui lo haría desaparecer a toda costa.
El
joven levantó su cabeza y miró a la arena. Él era considerado un joven debido a
su juvenil apariencia. De hecho, cualquiera alrededor de los 40 todavía era
considerado un joven en el mundo de los nueve continentes.

El
joven era muy apuesto. Sus cejas eran afiladas como una espada, y sus ojos eran
brillantes como las estrellas. Tenía una afilada nariz en su rostro sin barba.
Las dos comisuras de la boca se levantaron. Qing Shui sonrió. Tal arrogancia
cruzaba su rostro.

Le
recordaba a ese corpulento hombre, el tercer hijo del Clan Gongsun. Entonces
pensó en Gongsun Jinawu. No deberían ser hermanos de la misma madre, pero
quizás Gongsun Jianwu y Gongsun Jianyun lo fueran.

Ya
era media mañana, pero Qing Shui no tenía prisa. Siempre y cuando entrara a
esta arena en las siguientes dos horas, significaría que había aceptado el
desafío de Gongsun Juanyun.

“¡Qing
Shui!” Canghai Mingyue y Huoyun Liu-Li llegaron.

“Oh,
¿porqué están aquí?” Qing Shui le sonrió a las dos chicas. Aunque el no
realmente se tomó esta competencia seriamente todavía se sintió bastante feliz
cuando las dos se tomaron la molestia de venir. Esta era una clase de cuidado
que uno recibiría de una familia. Justo como ser despedido en la puerta cuando
uno deja la casa. No se trataba de una caminata a la distancia juntos, pero la
calidez recibida podría muy bien durar un largo, largo tiempo, incluso toda una
vida.

“¿Cómo
podríamos no venir a animarte cuando te enfrentas a alguien hoy? ¿Podría ser
que no te gusta que la hermana Mingyue y yo vengamos?” Dijo Huoyun Liu-Li,
aparentando tristeza pero la mirada astuta en su rostro traicionó sus
verdaderas intenciones.

“¿Porqué
lo haría? No tengo tiempo suficiente para ser feliz de ver dos señoritas con
belleza que podría causar la caída de ciudades y países vengan a animarme.
Vengan, échenme porras.” Dijo Qing Shui y suavemente abrazó a Huoyun Liu-Li.

Él
no tenía ninguna mala intención, solo era un gentil abrazo con Huoyun Liu-Li.
Un abrazo tan íntimo fue especialmente sincero. Dos corazones latiendo tan
cerca fue muy maravilloso.

El
abrazo que compartieron fue tan corto como un suspiro, pero fue satisfactorio.
Dejó ir a Huoyun Liu-Li suavemente y se giró hacia Canghai Mingyue.

Extendió
sus brazos lentamente, pero no hubo reacción de Canghai Mingyue. Solo mantuvo baja
la cabeza, sin atreverse a mirar a Qing Shui. Qing Shui solo abrazó ese
delicado cuerpo del mismo modo, entonces lentamente caminó hacia la arena.

Pero
justo en ese momento, alguien en la distancia llamó la atención de Qing Shui
porque muchos alrededor d ella no se atrevieron a aproximarse. Ella se quedó
ahí como una grulla, su figura era alta y distante.

Gongsun
Jianwu sonrió cuando vio que Qing Shui estaba viendo en su dirección. Ella no
pudo olvidar las palabras que le dijo antes de irse. Nadie se había atrevido
nunca a hablarle en un tono tan sarcástico.

“Así
que la gente del Clan Gongsun son humanos y los miembros de la familia para ti,
la hija mayor del Clan Gongsun es lo más importante. ¿Yo solo merezco ser
torturado? Haz a otros lo que quieres que te hagan a ti.”

Ella
había vivido una vida extravagante desde que era joven. Todo lo que quisiera
estaría en sus manos sin esfuerzo. Ella conseguiría l
o mejor y las cosas más
preciosas antes que cualquiera. Nadie se atrevería a refutar lo que ella
dijera.

Ella
fue dotada con un rostro atractivo. Encima de eso, ella era el Discípulo
Principal del Salón Starmoon. Todos la consentían y un gran número de hombres
en el Salón Starmoon estaban encaprichados con ella. Ser capaz de servirla era
un honor, así que incontables hombres estaban dispuestos a arriesgar sus vidas
por ella.

La
aparición de Qing Shui le permitió darse cuenta de la existencia de un hombre
que de hecho podía ignorarla y desobedecerla. A ella le gustaba bastante este
tipo de raro sentimiento. Le gustaba el reto debido a que a ella nunca le gustó
el sentimiento de tenerlo todo a su alcance.

Qing
Shui quitó los ojos de Gongsun Jianwu y caminó hacia la arena. No entendía las
intenciones detrás de su sonrisa. ¿Era un saludo? ¿O esperaba que no fuera duro
con él?

Cuando
entró en la arena, el hombre frente a él lo miró con desdén. Qing Shui nunca
pudo entenderlo. Pero sabía que 
esas grandes familias aristócratas como ellos despreciarían más a las
personas sin respaldo como él mismo; alguien que incluso se aferraría a otra
persona sin dignidad cuando el público descubriera su identidad.

Aunque
solo era un rumor de que él se había convertido en el nieto de Canghai Wuya, casi
todos creían en el dicho de que todo sucedía por una razón y que siempre había
algo de verdad detrás de un rumor.

El
Clan Gongsun debe hacer sabido sobre la situación con Canghai Wuya, así que
Gongsun Jianyun debe haber desdeñado a su propia e indigna forma de hacer las
cosas.

Qing
Shui ignoró su mirada de desdén. No podría preocuparse menos sobre las
opiniones de otros excepto por una persona. Además, a veces incluso traicionar
la dignidad no garantizaba que uno sería capaz de aferrarse al rico o al
poderoso.

Pequeños
personajes vivían una vida dura y también vivían en tristeza.

Después
de todo, el número en los picos de la pirámide eran muy limitados, así que la
gente al fondo de la pirámide naturalmente necesitaba acostumbrarse a ser
oprimido. Aprendiendo cómo vivir entre las grietas o incluso vivir en
humillación mientras eran oprimidos era muy importante. Honorables y bien
respetados jovenes maestros como ellos nunca entenderían la vida de pobreza y los
sentimientos de los cultivadores débiles. La gente de dos mundos diferentes
nunca serían capaces de entenderse entre ellos, justo como el pobre nunca
podría entender la forma en la que los ricos lo derrochaban todo.

“¿Porqué
estás deliberadamente haciendo las cosas difíciles para nosotros, el Clan
Gongsun?” Gongsun Jianyun frunció el ceño y preguntó a Qing Shui en un tono
condescendiente una vez que estaban en la arena.

Qing
Shui le sonrió. Era un sentimiento divertido. El no sabía porqué, pero esta
clase de personas era las que más odiaba Qing Shui en su mundo anterior.
Gastando el dinero como agua, cambiando mujeres como cambiarse la ropa,
arreglándolo todo con dinero. Desde luego Qing Shui sabía que eran celos,
hostilidad hacia los ricos y el cinismo.

“¿Eres
el mayor del Clan Gongsun?” Preguntó con desdén Qing Shui. Nunca le gustó dejar
que la gente irrelevante ganara con palabras.

“Por
supuesto que no, ¿Porqué preguntas?” Gongsun Jianyin preguntó con curiosidad,
pero su expresión permaneció tan majestuosa como un gallo.

“Entonces
porqué estás aquí parado con semejante ignorancia? ¿Tú qué sabes? ¿Crees que
eres muy grande? ¿Crees que es apropiado para ti simplemente desafiar a otros?”
Dijo sonriendo Qing Shui.

“Todo
lo que necesito hacer es derrotarte.” Dijo sonriendo con naturalidad Gongsun
Jianyun.

El
tono que usó se escuchó como si derrotar a Qing Shui fuera algo natural lo cual
molestó a Qing Shui. Esa sonrisa orgullosa dejó un poco sin palabras a Qing Shui.

¿Estaba
siendo arrogante o era retardado?

“¿Has
pensado alguna vez en qué pasaría si no puedes derrotarme?” sonrió Qing Shui.

Gongsun
Jianyun se sorprendió y entonces sacudió su cabeza. “De ninguna forma, puedo
con seguridad ganar esto.” Ese tono firme incluso convenció a Qing Shui de que
podría vencerse a sí mismo.

“¿Son
todos los genios así de confiados?” Qing Shui no pudo evitar pensarlo para sí
mismo. Después de todo, Gongsun Jianyun podía definitivamente ser considerado
como un genio. Quizás fue su reputación la que lo hizo tan orgulloso, tan
salvaje y tan arrogante.
Qing
Shui ya no quiso decir nada más. Hablar con este tipo de personas solo hacia
que le hirviera la sangre. ¿Porqué hacerse las cosas difíciles a sí mismo? Qing
Shui en silencio se quedó ahí y le asintió.

Gongsun
Jianyun sacó una “espada” una centelleante “espada larga” de tres pies de largo.
Aunque parecía más como una broca que una espada. La empuñadura de la espada
era ancha, pero se estrechaba bruscamente hacia la punta. La punta ni siquiera
parecía una punta de espada.

“¡Saca
tu arma!” Le recordó Gongsun Jianyun cuando vio las manos vacías de Qing Shui.

Cuando
los hijos de la nobleza como él pelean, especialmente bajo la mirada de tantos,
era inapropiado para ellos conseguir una desventaja. Haría su victoria menos
gloriosa.

“No
es necesario, tengo prisa así que apresúrate y ven.” Dijo tranquilamente Qing
Shui.

Las
palabras de Qing Shui fueron como una piedra lanzada al agua y levantó miles de
olas. Tan pronto como todos alrededor de la arena lo escucharon, estallaron en
discusiones.

“Locura,
semejante locura. ¿Se cree que es un cultivador de Grado Rey Marcial?” algunas
voces inmediatamente resonaron.

“¿Cuándo
tendré yo alguna vez tales huevos para pararme en la arena y decirle lo mismo a
un cultivador Xiantian de décimo grado? Si muero justo después de decir eso no
tendré arrepentimientos.” Dijo con anhelo un joven, su rostro estaba un poco
pálido.

“Esto
es a lo que llamo un hombre. Tal amplitud de mentalidad. Es tan varonil. Si puede sobrevivir hoy, me tengo que casar con él.” Una curvilínea mujer con un
atuendo revelador se dijo para sí misma.

“Olvídate
de eso, incluso si puede sobrevivir el día de hoy, estoy muy seguro que no está
interesado en una mujer como tu que está en habitaciones de diferentes hombres
todos las noches.” Dijo con asco un hombre.

“El
desprecio de los perdedores por el premio es pura uva agria. Incluso si cambio
de hombre todos los días tu todavía no tendrías una oportunidad tonto de las
pelotas.” Resopló la mujer.

“¿Quieres
morir?” El joven se enfureció

“Te
reto a que me pongas un dedo encima veamos si puedes vivir otro día si lo
haces, huevos tibios.” La mujer lo miró con incluso más desdén.

El
hombre solo pudo escabullirse en silencio.

···································

El
rostro de Gongsun Jianyun también estaba rojo de ira. El joven de pie ante el
era sorprendentemente apuesto, pero definitivamente se veía más joven de edad
que él mismo. Solo un puñado de jóvenes podrían ganar contra el y necesitarían
ser un poco más viejos que él para ser capaces de luchar a la par con él.

“Tú
eres el que está buscando la muerte, no me culpes.”

Gongsun
Jianyun dejó salir un grito y entonces movió su cuerpo hacia él con su
espada. Estaba usando los Pasos de Niebla del Palacio Celestial. Aunque era
rápido a los ojos de la gente promedio. No lo era para Qing Shui que acababa de
fusionar los Pasos de Niebla con los Pasos de Espíritu Libre. Encima de eso,
durante los pasados dos días, había estado practicando como loco durante un mes
en el Reino Violeta Jade Inmortal.

“Lento,
demasiado lento.” Qing Shui sacudió su cabeza ante la silueta de su oponente.

Qing
Shui sabía que fue debido a que estaba muy familiarizado con los Pasos de
Niebla. Después de todo, había perdido la cuenta de cuantas veces había
practicado durante el pasado mes y encima de eso, ya que era muy bueno en ello
también, fue capaz de fusionar con ello los pasos del Espíritu Libre.

Qing
Shui sacudió su cabeza y se movió. También usó los Pasos de Niebla. Nada
especial, solo más rápido tan vertiginosamente rápido que lo dejaría a uno
aturdido.

El
momento en que Qing Shui se movió, la perspectiva que ganó de la escultura de
la Forma del Tigre descrita en los monumentos de piedra le dieron a la ya
poderosa postura del Poder del Tigre efectos aun más tremendos e
impresionantes.

¡Montaña
del Tigre!

Qing
Shui elevó el Qi de la postura hasta el pico en solo un momento y se apresuró
directo hacia Gongsun Jianyun con sus Pasos de Niebla. Él solo golpeó el hombro
de Gongsun Jianyun con un solo movimiento de látigo de Tal Chi.

¡KACHA!

El
sonido de huesos rompiéndose resonó claramente, Gongsun Jianyun fue lanzado
hacia fuera por el poderoso pero aún así suave impacto del Puño de Tai Chi de
Qing Shui en dirección a Gongsun Jianwu.

Qing
Shui se quedó en la arena y miró a Gongsun Jianyun luchando por levantarse. Él
aterrizó al lado de Gongsun Jianwu.

Gongsun
Jianwu apresuradamente examinó a Gongsun Jianyun y descubrió que solo el hueso
de su hombro fue roto. Debería de recuperarse en un mes. Por lo que se vio,
ella debería haber estado extremadamente preocupada justo ahora.

“Gracias
por no ser tan duro con él.” Dijo ella sinceramente a Qing Shui con una
sonrisa.
Bookmark(0)
AST Capítulo 290 – Néctar de Escarcha Blanca, No le hagas a otros lo que no quieres que otros te hagan.
AST Capítulo 292 – Brillo inigualable, Martillo de dos colores que sacude el cielo.