AST Capítulo 271 – ¿Pescador? Él es el Primer Anciano de la Secta Espada Inmortal. Toma una decisión.

Capítulo
271 – ¿Pescador? Él es el Primer Anciano de la Secta Espada Inmortal. Toma una
decisión.

Qing
Shui hizo una olla de Sopa antes de salir del Reino Violeta Jade Inmortal, ya
que notó que el arrollo subterráneo, pasaban peces y langostinos, y muchos de
ellos de hecho.

Qing
Shui sacó la sopa de pescado mientras salía, sorprendiendo a las dos damas. Él
simplemente evitó las miradas por miedo a que pudieran cuestionarlo. Después de
todo, había algunas cosas que no podían ser explicadas sin decir la verdad. Sin
embargo, gracias a Dios para él que había muchas cosas extrañas ene el mundo de
los nueve continentes.

Solo
que las cosas que habían pasado recientemente habían disminuido bastante su
curiosidad, tanto que la explicación que Qing Shui había preparado no se puso
en práctica.

Después
de beber la sopa de pescado, se sintieron más recuperados. Qing Shui también
bebió un tazón ya que no podría posiblemente decir que ya había bebido antes.
Al escuchar que había agua, las dos damas dijeron que les gustaría lavarse.

“Sigue
vigilando aquí. No estaremos vestidas, ¡no espíes!” Huoyun Liu-Li dijo
sonriendo un poco apenada.

Canghai
Mingyue se sonrojó y se alejó caminando con la sonriente Huoyun Liu-Li. Qing
Shui estaba sin palabras. ¿Estaba ella tratando de seducirlo? ¿O ella estaba
tratando de “vengarse” por lo que él había dicho antes?

“Demonio,
este demonio. Un día, le enseñaré una lección.”

Qing
Shui se quedó ahí en silencio en la entrada de la cueva. Aunque él no podía ver
nada, podía escuchar los sonidos de ellas desnudándose, causando que imágenes
ardientes aparecieran en la mente de Qing Shui.

Al
grado de que Qing Shui empezó a fantasear sobre el retrato de belleza que había
dejado en el Reino Violeta Jade Inmortal. Estaba escrito en la pintura que las
damas en los dibujos todas tenían cuerpos divinos y que eran grandes tesoros.

Qing
Shui no sabía hace cuanto tiempo fue hecha esta pintura, ni a qué era
pertenecía su creador. Se dijo que había gastado más de 300 años para crear los
doce retratos de belleza. Las pinturas daban un aura muy fuerte pero simple, y
no había una sola mancha de polvo en el personaje de la pintura. Era difícil de
imaginar para Qing Shui cómo ese único lugar pudo permanecer limpio sin una
sola mancha de polvo cuando todas las otras áreas en la cueva estaban cubiertas
de polvo.

¿Era
debido a ese único pedazo de tierra o debido a la pintura? El arroyo
subterráneo pasaba por el área, y era un pedazo de tierra con gran fengshui.
Además, cuando estuvo ahí antes, Qing Shui tuvo un indicio de una brisa que
soplaba haciéndolo sentirse realmente refrescado.

Hermana
mayor, tus pechos se ven tan hermosos. ¿Crees que Qing Shui se lance sobre ti
si ve esto?” La voz de Huoyun Liu-Li no era muy suave y Qing Shui la escuchó.

“Ella
está haciendo esto a propósito…” Qing Shui estaba sin palabras.

“¿Liu-Li,
qué estás diciendo?” Canghai Mingyue se quejó con una voz avergonzada.

“Jeje,
vamos a molestar a ese maleante de afuera.” La voz de Huoyun Liu-li estaba
volviendo loco a Qing Shui.

“Ahhh,
Liu-Li eres tan mala, deja de tocar…”

Qing
Shui, “…”

“Señoritas,
si ustedes continúan seduciéndome, las dos serán responsables de extinguir el
fuego que ustedes iniciaron, no me molestaría tener sexo con las dos en el
agua.” Qing Shui aulló viciosamente.

Con
el aullido de Qing Shui, el otro lado inmediatamente se volvió tranquilo. Qing
Shui repentinamente se sintió relajado.

“Ahhh,
hermana mayor, sé más gentil, se está poniendo rojo por tu toque.”

Después
de un tiempo, la voz de Huoyun Liu-Li que hacía que Qing Shui hormigueara  resonó de nuevo. Qing Shui entró
directo.

Al
ver la escena ante él, Qing Shui se quedó completamente sin palabras. Las dos
damas estaban apropiadamente vestidas y Huoyun Liu-Li sostenía una tortuga que
él asumió que era del manantial. Cada vez que la tortuga sacaba la cabeza,
Canghai Mingyue la golpearía suavemente.

Qing
Shui sintió como si fuera a empezar a estallar en sudor…

Una
vez que Qing Shui vio a las dos damas riendo suavemente y astutamente. Sin
embargo, Qing Shui estaba mirando a la pequeña tortuga aturdido, y lo que
apareció en su mente fue la escena de Canghai Mingyue no golpeando la cabeza de
la tortuga, si no su… [1]

Canghai
Mingyue miró a Qing Shui, desconcertado. Ella no sabía porqué Qing Shui estaba
mirando su mano aturdido. Qing Shui frotó su nariz y le sonrió incómodamente.

“Mingyue,
recuerda, en el futuro, no toques la cabeza de una tortuga enfrente de otro
hombre…”

“¿Porqué?
¿Hay un dicho sobre eso?” Preguntó Huoyun Liu-Li perturbada.

En
ese momento, Qing Shui estaba seguro de que estas dos damas no habían visto esa
parte de un hombre antes. Después de todo, las cabezas de las tortugas se veían
semejantes a esa parte del cuerpo.

“La
cabeza de ese gran pájaro se ve exactamente igual la cabeza de esta tortuga, e
incluso sus nombres eran iguales…” Qing Shui rió entre dientes. Él sabía que
mujeres como Canghai Mingyue y Huoyun Liu-Li podrían no haberse topado con
palabras tan crudas.

Huoyun
Liu-Li dio un grito impactante. Qing Shui estaba pasmado. Parecía como si ella
se hubiera dado cuenta de lo que estaba diciendo Qing Shui y ella miró a Canghai
Mingyue, sonrojada.

Canghai
mingyue ni siquiera había conocido antes el término, gran pájaro… y ahora lo
había conocido a través de Qing Shui. Y desde el tono de Qing Shui
anteriormente, no sonaba como algo bueno y se aprovechó verbalmente de ella.
Ahora, solo sentía que era divertido ver la cabeza de la tortuga encogiéndose y
estirándose, pero pensar que estaba conectada con el gran pájaro…

Canghai
Mingyue que había pensado que Qing Shui estaba molestándola repentinamente notó
la expresión de Huoyun Liu-Li y rápidamente escondió su mano detrás de su
espalda. Su ansioso aspecto era especialmente encantador y conmovedor.

Huoyun
Liu-Li rápidamente arrojó la tortuga al manantial, murmurando, “Tú cosa mala,
eres tan malo como Qing Shui.”

Qing
Shui estaba sin habla, ¿No era eso decir que él era una tortuga? Olvídalo, solo
tómalo como si él las hubiera dejado golpear la cabeza de la tortuga…

Después
de lavarse, las dos damas se veían completamente refrescadas. Huoyun Liu-Li
sacó una pequeña pieza cuadrada de seda púrpura y se cubrió el rostro,
revelando solo sus atractivos ojos, viendo a Qing Shui encantadoramente.

“Mingyue,
vamos a regresar a echar un vistazo..” Qing Shui sabía que Canghai Mingyue
estaba aguantando por ir a buscar el cuerpo de su madre. Además, el viejo ciego
y el Líder de la Secta Espada Inmortal ya estaban muertos. Qing Shui no pensaba
mucho en las personas restantes. Al menos, no debería tener problemas escapando
con de este grupo.

Canghai
Mingyue estaba pasmada por un momento antes de mirar a Qing Shui y sonreír.
“Gracias, Qing Shui.”

Esta
vez, Qing Shui no dijo nada. A pesar de que ella dijo gracias sonriendo, lo
hizo sentirse incómodo, Qing Shui estaba un poco molesto.

Ya
era tarde. Canghai Mingyue y Huoyun Liu-Li charlaron sobre cosas
insignificantes y a Qing Shui no le gustaba.

Qing
Shui supo que si fuera el de su vida anterior, mujeres como Canghai Mingyue y
Huoyun Liu-Li definitivamente no se toparían en su camino con él. ellas
pertenecían a un mundo totalmente diferente. Incluso si trabajara duro toda su
vida, podría no ser ni siquiera capaz de decirles una palabra a ellas.

En
el mundo de los nueve continentes, las habilidades de uno lo decían todo. Qing
Shui había puesto extrañamente sus manos en algunas fuertes técnicas
equipándolo con algo de poder. Sin embargo, Qing Shui todavía
subconscientemente discriminaba contra tales mujeres, pero aún así al mismo
tiempo, él tenía la urgencia de mancharlas, ya que le daría una gran sensación de
satisfacción. Por lo tanto Cada vez que Qing Shui tenía oportunidad, la
molestaría solo para profundizar su impresión de él, incluso si era negativa
era bueno, siempre y cuando ella pudiera recordarlo.

A
pesar de que había algunas ocasiones en que Qing Shui tenía el sentimiento de
que Canghai Mingyue era un poco dependiente de él, él sabía que era debido a su
estado mental que era muy frágil en estos momentos. Pero incluso así, Qing Shui
no sentía que ella tuviera sentimientos de amor hacia él. lo máximo sería que
ella lo tratara como a un pariente…

Hacia
Canghai Mingyue, Qing Shui siempre sentía que su distancia era muy lejana.
Incluso cuando ella estaba llorando en sus brazos, había una brecha entre sus
corazones. Una decepción de no ser capaz de alcanzarse.

Muy
pronto, estaban sobre la Residencia Canghai. Qing Shui miró hacia abajo y no
vio nada más que silencio. Con una mirada, vio el cuerpo de la madre de Canghai
Mingyue todavía estaba ahí, y todavía estaba ese pozo llamativo.

Canghai
Mingyue abrazó el cadáver de su madre y se derrumbó en llanto de nuevo.
Consolada por tanto Qing Shui como por Huoyun Liu-Li, enterraron el cuerpo de
su madre donde Canghai había muerto, en orden de dejar que la pareja fuera
“enterrada juntos”.

“Mingyue,
ya no te sientas triste. Los dos están en el cielo sonriéndote.” Qing Shui
amablemente acarició a la arrodillada Canghai Mingyue.

Al
escuchar las palabras de Qing Shui, Canghai Mingyue lloró incluso más fuerte
que antes. Qing Shui sonrió amargamente y acaricio gentilmente su espalda.

“Sal
de ahí. Has estado observando por mucho tiempo.” Qing Shui jaó a Canghai
Mingyue y dijo despreocupadamente.

Canghai
Mingyue y Huoyun Liu-Li estaban en shock mientras miraban hacia Qing Shui.

“Jajaja,
Qing Shui, tu sentido espiritual es tan fuerte. Tenía razón sobre ti.” Algunas
figuras salieron, Qing Shui se quedó en un estupor cuando vio al líder.
Así como las dos damas.

Era
el abuelo de Qinghan Ye, ese insondable anciano. Los cuatro hombres detrás de
él eran todos viejos canosos, cada uno de ellos vestía un conjunto de ropas
color blanco.

Miembros
de la Secta Espada Inmortal.

“Viejo
señor, ¿Esto es?” Qing Shui no pudo contener su asombro y preguntó. Después de
todo, estaba seguro de que las personas detrás de él eran todas de la Secta
Espada Inmortal, pero todos ellos parecían completamente respetuosos ante el
abuelo de Qinghan Ye.

“Gran
Anciano, esa dama es la hija de la pareja Canghai, debemos eliminar la fuente
desde la raíz. No podemos dejar a este chico tampoco.” Un viejo fornido de pelo
cano dijo, sin preocuparse. Era obvio que lo dijo no pensando muy altamente de
Qing Shui y los otros.

Qing
Shui se sintió extremadamente abrumado, ¿él era el Gran Anciano de la Secta
Espada Inmortal? Ahora que el viejo ciego y el Líder de la Secta estaban ambos
muertos, el único en el Concejo de Ancianos con la mayor autoridad era el Gran
Anciano.

Qing
Shui nunca hubiera esperado que este viejo con insondables poderes pudiera ser el
Gran Anciano de la Secta Espada Inmortal.

Qing
Shui miró al abuelo de Qinghan Ye. Este viejo era definitivamente más fuerte
que el Líder de la Secta Espada Inmortal, más débil que Canghai, y más débil
que el viejo ciego antes de que avanzara. Sin embargo, no era alguien que Qing
Shui pudiera manejar.

Qing
Shui se sintió muy amargo, recordó su primer encuentro cuando estaba asombrado
de que tal experto abriera una tienda de medicina, y estaba conmovido por su
amor a su nieta.

¿Cuál
era la situación ahora si embargo? En una situación en la que la grulla y la
almeja lucharon, el pescador fue el ganador al final y el anciano fue el
pescador. *(Antiguo
proverbio chino “En la batalla entre la grulla y la
almeja, el pescador tiene lo mejor de ella”)

Canghai
Mingyue miró a Qing Shui, abatida. Ella levantó su cabeza y habló, “Soy del
Clan Canghai, y soy el último miembro del Clan Canghai. Ellos no tienen nada
que ver con mi Clan Canghai. Si ustedes están dispuestos a dejarlos ir, me
cortaré la garganta ante ustedes.” Canghai Mingyue sabía que las heridas de
Qing Shui eran muy serias y que era difícil para ellos escapar. Ella era la que
quería regresar y había implicado a Qing Shui y a Huoyun Liu-Li, pero era
demasiado tarde para hacer nada ahora.

Qing
Shui sonrió amargamente y jaló a Canghai Mingyue de regreso, “Todavía no estoy
muerto, ¿Porqué estás avanzando?”

Canghai
Mingyue permitió que Qing Shui la jalara. Al escuchar las palabras de Qing Shui
“Todavía no estoy muerto, ¿Porqué estás avanzando?” las lagrimas empezaron a
caer mientras decía, “Qing Shui, lo siento, lo siento…”

Qing
Shui amablemente limpió sus lágrimas. Su piel era tan traslúcida y delgada que
era como si se fuera a romper con un simple toque. Sus dedos temblaron un poco
cuando hicieron contacto con su piel. Entonces decidió solo limpiar las
lágrimas con la parte trasera de su mano. Pero entre más limpiaba, más fluían.
Él la abrazó fuertemente.

“Qing
Shui, somos considerados conocidos y Ye’er está en gran deuda contigo. ¿Qué
opinas de esto? ¿Estás interesado en seguirme a la Secta Espada Inmortal? Te
daré a Ye’er en matrimonio. Sé que tienes una constitución única. Siempre y
cuando ustedes se casen y complete la relación sexual, te dejaré convertirte
en mi Ancestro de la Secta Espada Inmortal.” El Gran Anciano de la Secta Espada
Inmortal dijo calmadamente.

Era
imposible para Qing Shui no se sintiera tentado en ese momento. No solo
conseguiría una belleza, si fuera a empezar en la Secta Espada Inmortal, sería
de capaz de ahorrarse al menos 20 años de esfuerzo.

“Esto
suena como un trato tan bueno.” Qing Shui dijo sonriendo,

“Gran
Anciano…”

“Gran
Anciano…”

El
Gran Anciano agitó su mano e interrumpió a los otros, miró a Qing Shui y dijo,
“Solo hay una condición más.”

“¿Oh?
Por favor dígala” Qing Shui rió entre dientes sintiendo el corazón ligero.

Cnghai
Mingyue hace tiempo que había dejado ir a Qing Shui y estaba mirándolo un poco
confundida.

“Mata
a las dos damas junto a ti.”

Qing
Shui no estaba sorprendido ante su solicitud, la había estado esperando,
después de escucharla, se rió alegremente.

“¿De
qué te ríes?” El Gran Anciano Sonrió mientras preguntaba calmadamente
Bookmark(0)
AST Capítulo 270 – Uno de los Doce Retratos de Belleza, Cuerpos Divinos.
AST Capítulo 272 – El cambio en Canghai Mingyue, hacia delante al Palacio Celestial.