AST Capítulo 269 – Los pensamientos de las dos damas, Mingyue Gelou avanza al Xiantian.

Capítulo
269 – Los pensamientos de las dos damas, Mingyue Gelou avanza al Xiantian.

Ver
al Líder de la Secta Espada Inmortal aplastándose desde lo alto del cielo como
un cometa, ese grito de desesperación se volvió en el más melodioso sonido en
los oídos de Qing Shui.

Bajó
su cabeza y miró la Campana del Alma en sus manos, sintiendo una gran sensación
de indescriptible satisfacción, giró la cabeza y miró a la belleza sin paralelo
de Canghai Mingyue mientras ella estaba extremadamente cerca de él. Ella estaba
mirándolo aturdida.

Qing
Shui pudo ver un claro reflejo suyo en ese par de oscuros y profundos ojos. Las
negras y largas pestañas que se extendían como abanicos eran tan hermosos que
causaron que Qing Shui quedara en un trance.

Inclinado
contra Canghai Mingyue, Qing Shui pudo sentir un lugar de suavidad y
elasticidad. A pesar de que el dolor que estaba experimentando lo estaba
partiendo, pudo sentir un indicio de comodidad.

Esto
podría considerarse como un sentimiento de felicidad mientras estabas dolorido.

Entonces
miró hacia Huoyun Liu-Li que estaba a su lado. Hacia Qing Shui, ella mantenía
un injustificado sentimiento de confianza, ella miraba a Qing Shui con una
brillante sonrisa. La llamativa cicatriz ofrecía un encanto único para Qing
Shui en ese momento. Sin afectar su belleza de ninguna manera en lo absoluto.

Viendo
la ardiente mirada de Qing Shui sin disimulo, una mirad que estaba llena de
lujuria, Huoyun solo sintió felicidad. Hasta ahora a Qing Shui le gustaba ella,
no le importaba como parecería ante los otros.

“¿Qué
deberíamos hacer ahora? ¿Iremos al Palacio Celestial?” Canghai Mingyue apoyó a
Qing Shui, ayudándolo a sentarse lentamente mientras preguntaba.

Qing
Shui lo pensó un poco y dijo: “No, regresaremos. Buscaremos un lugar para
recuperarnos primero. Después de que nos recuperemos, regresaremos a arrancar
la Secta Espada Inmortal desde la raíz. No regresaremos al Palacio Celestial
primero.” Siendo empujado a tal patético estado, no sería capaz de perdonarse
si no les daba algún castigo.

“Qing
Shui, aunque la Secta Espada Inmortal está condenada, todavía están la Secta
Jubilosa, el Aristócrata Bestia Imperial y también muchas personas que han
estado codiciando la Secta Espada Inmortal. ¿Crees que todavía seremos capaces
de conseguir una rebanada del pastel cuando regresemos?” Canghai Mingyue
frunció el ceño un poco con sus hermosas cejas como si mirara a la distancia
lejana.

Qing
Shui se quedó un corto momento en estupor mientras miraba a Canghai Mingyue. Él
sintió que en este momento, ella se había forzado a sí misma a salir de su
miseria, mientras que sus pensamientos se había vuelto afilados. Cuando ella
sintió la mirada de Qing Shui, se sintió un poco en pánico, y miró empezó a
mirar a sus alrededores.

Qing
Shui todavía estaba atraído por sus pequeñas acciones y su apariencia de
belleza sin igual.

“Pensar
que nuestra Yueyue también tenía momentos tan lindos. Siempre creí que eras esa
diosa que despreciaría por siempre al mundo a placer.” Qing Shui rió entre
dientes después de haberse recuperado de su estupor.

El
rostro de Canghai Mingyue se puso rojo, sin atreverse a mirar a Qing Shui.
Después de un tiempo, ella habló con una tenue voz. “Qing Shui, me gustaría ir
a casa para echar un vistazo y establecer una tumba para mis padres.”

Recordando
que nadie había recuperado el cuerpo de su madre, aunque ella sabía que no
deberían regresar, ella sintió tanto dolor de cabeza que no podía respirar.

Aunque
ella esperaba que este día llegaría, cuando realmente pasó, ella todavía estaba
perdida. Nada quedó de los rastros de sus padres, pero su padre había muerto
sonriendo. Habiendo matado al viejo ciego, él estaba satisfecho.

Al
ver que el cielo ya se había iluminado y estaban sobre una cordillera, Qing
Shui dejó que el Ave de Fuego encontrara un lugar para aterrizar. Desde que el
viejo ciego y el líder de la Secta Espada Inmortal ya habían muerto, la Secta
Espada Inmortal ya no era más una amenaza para Qing Shui. Con el ave de fuego,
no habría problema para que él escapara.

“Vamos
a descansar por ahora, y entonces te acompañaré de regreso después de que haya
recuperado algo de fuerza, ¿De acuerdo?” Qing Shui quería encontrar un lugar
para aterrizar antes de pasar medio mes de tiempo en el Reino Violeta Jade
Inmortal, dejando que sus heridas se recuperaran.

Canghai
Mingyue echó un largo vistazo a Qing Shui antes de que de agitar su cabeza, sus
ojos rebozaban de lágrimas. “No, regresaré por mi cuenta. Tu ya estás así, no
quiero que tomes más riesgos debido a mi.”

En
ese momento, Qing Shui dejó que el ave de fuego aterrizara en una plataforma
plana que se extendía de un barranco escondido mientras notaba que había densas
vides y árboles alrededor del área.

“Tus
padres te pusieron a mi cuidado. ¿Cómo podría dejar que tomes el riesgo sola?”
Dijo Qing Shui suavemente.

Al
escuchar las palabras de Qing Shui, la felicidad de Canghai Mingyue sintió como
si un balde de agua fría fuera derramado sobre ella. Ella no pudo evitar pensar
que él solo estaba cumpliendo los deseos de sus padres o deseando morir.

Su
amarga sonrisa desapareció en un instante, antes de que le sonriera a Qing
Shui. “Gracias”.

Qing
Shui no notó los cambios de Canghai Mingyue, él fue cargado en los brazos de
Canghai Mingyue mientras se bajan de la espalda del ave de fuego. Qing Shui
envió al ave de fuego a vigilar los alrededores.

Los
tres buscaron un área que no estuviera tan empinada y también buscaron
alrededor por un lugar oculto y cómodo.

“Hay
una pequeña cueva ahí.” Huoyun Liu-Li repentinamente señaló un lugar bloqueado
por algunos árboles de pino.

“Todos
sean cuidadosos, podría haber algunas bestias salvajes dentro.” Qing Shui les
recordó y llamó al Ave de Fuego de regreso.

———————-

Justo
cuando Qing Shui y las chicas entraban en la cueva, de regreso en la Tienda
Medicinal del Clan Qing en la Ciudad Hundred Miles hubo también grandes
cambios.

Había
una dama con una disposición equilibrada. Una joven señora con una belleza santa
sin paralelo. Su semblante exquisito y puro parecía especialmente digno.

Era
una mujer que había permanecido en el Clan Qing, Mingyue Gelou.

Ella
estaba realizando la Forma del Tigre en el patio trasero del Clan Qing,
realizando una serie de agudos y penetrantes Rugidos de Tigre. Ella hace tiempo
que había alcanzado la etapa de la gran perfección de la Forma del Tigre y lo
había llevado a alturas incluso más grandes. Era una pena que Mingyue Gelou no
estuviera al tanto de el reino de cultivación que había alcanzado.

Desde
el inicio del año, ya no había nadie en el Clan Qing que pudiera ser su
oponente. El Viejo Maestro Qing Luo había venido una vez y dijo que ella había
alcanzado el pináculo del nivel Houotian.

A
pesar de que los miembros del Clan Qing hace tiempo lo habían adivinado,
todavía estaban asombrados. Pensar que una persona que no había pasado por
ninguna cultivación en lo absoluto fuera capaz de alcanzar el pináculo del
Houtian dentro del tiempo de dos años…

Era
una pena que aparte de Qing Shui, nadie más sabía que ella había nacido con sus
canales meridianos limpios y conectados. Eso era el porqué obtendría el doble
de recompensa por la misma cantidad de esfuerzo que otros dedicaron a su
cultivo.

Además
ella solo había cultivado el Galope del Ciervo y la Forma del Tigre que Qing
Shui le había enseñado y hace tiempo que había excedido las etapas de la gran
perfección, alcanzando una etapa en la que cada movimiento estaba en la punta
de sus dedos. Cada movimiento realizado por ella aparecía con majestuosidad, y pareció alcanzar un estado similar al Reino Oscuro. Era solo que Qing Shui aún no
lo había visto por sí mismo.

Ahora,
no había nadie en el Clan Qing que no tuviera un gran respeto por  Mingyue Gelou. Aunque todos la habían
tratado bien todo el tiempo, especialmente Qing Yi, la mayoría de las personas
lo hacía solo porque ella era la mujer de Qing Shui.

Qing
Luo por ejemplo, siempre había pensado que como Mingyue Gelou tenía una hija,
no era una buena pareja para Qing Shui. Pero había descartado ese pensamiento
desde hace mucho tiempo, ya que los hijos y los nietos tienen sus propias
bendiciones, además, ya nadie podía refutar las decisiones de Qing Shui nunca
más.

Esta
era la reacción natural para un practicante marcial que ha alcanzado grandes
alturas. En la vida anterior de Qing Shui, aquellos con dinero tendrían un
sentimiento de superioridad, incluso entre parientes. En el mundo de los nueve continentes,
los clanes que se enfatizaban en las artes marciales eran similares.

Ahora,
cada mañana las tres generaciones del Clan Qing practicarían la Forma del Tigre
con Mingyue Gelou. Esto era por que ellos sabían que ella fue capaz de alcanzar
esta etapa simplemente por cultivar solo la Forma del Tigre. Además, su futuro
era muy brillante, debido a que ella había mostrado el potencial de avanzar al
nivel Xiantian.

Todos
en el Clan Qing, incluyendo Qing Yi, no pudieron evitar sentirse sorprendidos
por Mingyue Gelou. Al principio los cambios de Qing Shui ya les había propinado
un enorme golpe, pero todos ellos sabía que Qing Shui tenía un “Maestro”
Experto, pero para Mingyue Gelou, ella había confiado en sí misma.

Qing
You, Qing Hu y Qing Bei todos la llamaban cuñada, haciendo que ella se
sonrojara cada vez, mientras se asustaba.

“Hermano
Shui es un maniaco de la cultivación, pero nunca hubiera pensado que la cuñada
que encontró para nosotros es incluso más fuerte, esto es un golpe tan grande.”
Qing Bei murmuró.

“¡Mmm
mmm!” Qing You y Qing Hu asintieron de acuerdo.

“Cuñada
ha estado practicando por tanto tiempo, te las arreglaste para notar algo?”
Qing Bei frunció el ceño y preguntó.

El
lugar en el que estaban estaba bastante lejos de Mingyue Gelou. Eso era porque
aparte de la práctica matutina, nadie molestaría su práctica. Incluso la
pequeña Yuchang era cuidada por Qing Yi. La chiquilla ahora era muy cercana a
Qing Yi, llamándola abuelita día y noche.

“No
he notado nada. ¿Tú?” Qing You preguntó a Qing Bei.

“Creo
que la cuñada podría avanzar al Xiantian pronto.”

Qing
Bei dijo una alarmante declaración.

“¿Qué?
¿Xiantian? Aunque la cuñada está en el pináculo del Houtian, solo ha estado por
medio año. Abuelo ha estado en el pináculo por cerca de 40 años.” Dijo sorprendido
Qing You.

“¿Entonces
que hay del Hermano Qing Shui? Todos son diferentes. Has visto a alguien que
sea capaz de alcanzar el pináculo de Huotian después de un poco más de dos
años?” Dijo sonriendo Qing Bei.

“Yo
tengo el mismo sentimiento…” Qing Hu continuó deprimido.

“Hmph,
ustedes dos buenos para nada. Solo pueden ver el éxito de otros. ¿Has visto el
esfuerzo que el Hermano Qing Shui y la cuñada le han puesto en ello? La manera
en la que están completamente enfocados y dedicados, solo puede describirse
como estar poseído o fanatismo. ¿Eres capaz de hacer lo mismo?” Qing Bei actuó
como la jefa, regañando a los otros dos.

No
había forma de darle vueltas al asunto. Dentro de los pasados dos años, la
cultivación de Qing Bei había superado a la de Qing You, alcanzando el sexto
grado de General Marcial mientras que Qing you estaba en el quinto grado del
General Marcial y Qing Hu acababa de avanzar al General Marcial no hace mucho
tiempo.

Ahora
entre los de la tercera generación, Qing Bei era la más fuerte de todos ellos.
Desde luego, con excepción de Qing Shui.

Mingyue
Gelou realizó la Forma del Tigre naturalmente con gran facilidad, especialmente
la Garra Desgarradora del Tigre. Solo por la técnica, Qing Shui podría no ser
capaz de ser un rival para ella.

El
Rugido del Tigre se estaba volviendo más fuerte, las posturas cada vez más
reservadas. Cada vez una enorme cantidad de energía avanzaba, el “agarre de la
garra” era cada vez más débil.

Qing
You, Qing Hu y Qing Bei miraron a Mingyue Gelou, sin parpadear. Habían sentido
algo, justo como lo que había dicho antes Qing Bei.

Mingyue
Gelou no estaba al tanto de cuantas veces había realizado la Laceración del
Tigre, su grácil figura realizó la Forma del Tigre a la perfección. A pesar de
que Qing You y los otros hace tiempo que se habían acostumbrado a esto, esta
vez, los tres estaban mirando con ojos muy abiertos al ataque que Mingyue Gelou
había lanzado con su mano derecha.

Un
aura lechosa de medio pie de largo fluyó hacia fuera. Esa presencia era afilada
como una hoja, extendiéndose y contrayéndose con irregularidad. Después de eso,
Mingyue Gelou siguió con una Garra Desgarradora del Tigre.

El
Qi de Xiantian que representaba el reino Xiantian demostró que Mingyue Gelou se
había convertido en un cultivador Xiantian. Su cuerpo también ganó sufrió
grandes cambios, como si ella hubiera cambiado a nuevos huesos, sus impurezas
se limpiaron en ese corto momento.

Repentinamente,
el aura de alguien que avanzó al Xiantian atrajo a los miembros del Clan Qing,
Mingyue Gelou ya se había detenido, sintiéndose muy reconfortada, especialmente
durante el momento en el que ella avanzó. Era el mismo sentimiento que tuvo
cuando tenía sexo con Qing Shui. Ese momento era muy maravilloso.

La
avergonzada Mingyue Gelou no pudo evitar pensar en Qing Shui, que se había ido
hace más de dos años. Ella no sabía si estaba bien o qué tan lejos estaba ella
de alcanzarlo.

Ser
capaz de conocerlo fue una gran bendición de los cielos.

“Mingyue,
felicidades por tu avance para alcanzar el Xiantian. Es una pena que Qing Shui,
ese chico no esté cerca. Si no estaría regocijado.” Qing Yi cargó a Yuchang que
cumpliría pronto cuatro años, y se acercó sonriendo.

Qing
Yi se había estado refiriendo a Mingyue Gelou como Mingyue.

“¡Tía
Qing!” Mingyue Gelou sonrió y la llamó, sin mostrar la extrema alegría de
alcanzar el avance.

“¡Madre,
madre!” la chiquilla gritó alegremente.

Mingyue
Gelou sonrió, extendiendo su mano para pellizcar las tiernas mejillas de la
pequeña Yuchang amorosamente.

“Nuestro
Clan Qing ahora tiene otro cultivador Xiantian. Mingyue tienes un brillante
camino ante ti. Siempre hemos pensado que Qing Shui era una excepción, pero
parece comparada a Qing Shui tu no pierdes en lo absoluto.”

“Vamos,
haremos algo de buena comida para almorzar y tener a toda la familia celebrando
juntos. Es una pena que no sepamos dónde está Qing Shui justo ahora.” Dijo Qing
Yi mientras miraba hacia los pocos miembros del Clan Qing de la secunda y
tercera generación, que se sentían melancólicos al mencionar el nombre de Qing
Shui.

“No
te preocupes por Qing Shui. Él es incluso más incomprensible de lo que había
pensado. Solo podemos apoyarlo. En el futuro, el Clan Qing definitivamente
estará orgulloso de él. Hermanita, él regresará después de casi dos años.
Deberíamos de estar felices por él.” Qing He sonrió amablemente mientras
consolaba a su decepcionada hermana.
“¿Papá
ya no me quiere? Mami, ¿Dónde está papá…” Las palabras de la pequeña Yuchang
hicieron que otros se sorprendieran un poco. Pensar que una niña tan joven
sería capaz de recordar a Qing Shui incluso después de que pasaron casi dos
años.

Y
en ese momento, el seriamente herido Qing Shui era apoyado por las dos damas
mientras entraban a la cueva oculta.
Bookmark(0)
AST Capítulo 268 – Campana del Alma manchada de sangre, La muerte más frustrante.
AST Capítulo 270 – Uno de los Doce Retratos de Belleza, Cuerpos Divinos.