AST Capítulo 268 – Campana del Alma manchada de sangre, La muerte más frustrante.

Capítulo
268 – Campana del Alma manchada de sangre, La muerte más frustrante.

Los
tres se subieron a la espalda del ave de fuego con la ayuda de la esposa de
Canghai.

Canghai
Mingyue originalmente había pensado que su madre estaría con ella, y para
cuando ella se dio cuenta de que no sería así, ya era demasiado tarde.

“Ve,
Qing Shui, cuida bien de  Yueyue,
tú serás su única familia de ahora en adelante…”

Gritó
la madre de Canghai Mingyue, era una voz tanto de desesperación como de esperanza,
ella abruptamente se giró y caminó hacia el líder de la Secta Espada Inmortal,
que ya estaba corriendo hacia ella. Su movimiento era enérgico como si
estuviera lleno con determinación para morir, ella presionó hacia delante con
una formidable voluntad.

Y
todo esto, la vida de un Rey Marcial, fue solo para impedir que el oponente
avanzara, de modo que su hija pudiera ganar el espacio de una respiración para
escapar.

Qing
Shui cerró sus ojos, el ave de fuego extendió sus alas y se elevó al cielo.

“Madre…………”

Huoyun
Liu-Li abrazó a Canghai Mingyue llorando, ambas estaban llorando abrazadas,
Qing Shui no quería ver la escena de la madre de Canghai Mingyue siendo
masacrada.

Algunos
momentos después, hubo in chillido, Qing Shui miró la bestia gigante que empezó
a elevarse en la distancia.

Halcón
Monarca Campeón Negro. 
Qing
Shui miró con amargura la gran ave que aumentaba de tamaño. Llevaba en su
espalda a ese hombre de mediana edad de túnica púrpura empapado en sangre.

Esa
sangre fresca pertenecía a la madre de Canghai Mingyue.

“Qing
Shui… ¿cómo estás?”

Huoyun
Liu-Li preguntó impacientemente mientras miraba a Qing Shui empapado en sangre
acostado en la espalda del ave de fuego.

“Estoy
bien, cuida a Mingyue.” Dijo suavemente Qing Shui. Había demasiada indefensión
en su débil tono.

Canghai
Mingyue levantó la cabeza y miró a Qing Shui, fue solo en ese momento que vio
el actual ‘estado patético’ de Qing Shui. Esta fue la segunda vez para Canghai
Mingyue viendo a Qing Shui bañado en sangre, y la ves anterior fue solo del
otro día. Parecía ser más serio que la última vez. Le quedaba al menos algo de
poder de combate la vez anterior, pero
 esta vez no podía ni siquiera levantarse.

“Qing
Shui, Qing Shui…” Canghai Mingyue estaba prácticamente ilesa, ella estaba llena
de excesivo dolor. Estar viendo a Qing Shui en este estado llenó su corazón de
dolor, pena y dulzura…

“Mingyue,
no estés triste, a pesar de que el mayor se ha ido, ellos no tenían
arrepentimientos para hacer esto por tu bien y ellos lo hicieron” Qing Shui
miró al Líder de la Secta Espada Inmortal que los estaba persiguiendo desde la
distancia. Había algunas otras bestias voladoras, pero solo la velocidad del
Halcón Monarca Campeón Negro podía exceder la del ave de fuego.

“Qing
Shui, estoy tan triste, soy tan inútil…………” Canghai Mingyue estaba arrodillada
en la espalda del ave de fuego, encarando la dirección donde sus padres habían
partido.

“Mingyue,
nadie está libre de problemas en esta vida. Incluso una persona que es
aparentemente feliz tiene su propio dolor. La vida es larga y todavía hay
muchas cosas que tienes que enfrentar en el futuro. Aprende a ser fuerte y
trabaja duro para que puedas vivir sin arrepentimientos en tu vida… cough
cough.”

Qing
Shui tosió sangre, pero no le importó en este momento. Ya era una gran fortuna
estar todavía vivo con estas heridas.

“Qing
Shui…”

“Qing
Shui…”

Canghai
Mingyue y Huoyun Liu-Li se sentaron una al lado de Qing Shui flanqueándolo y
apoyando su cuerpo.

“Qing
Shui, ya vienen, ¿Qué hacemos?” Huoyun Liu-Li dijo mientras miraba preocupada
al Halcón Monarca Campeón Negro aproximándose rápidamente, el cual estaba a
menos de 1000 metros.

Aunque
Qing Shui era menos que un humano normal ahora, las dos chicas todavía
inconscientemente confiaban en él en este tipo de situación. Quizás esta era la
diferencia entre hombres y mujeres. Mujeres eran mujeres después de todo, tal
fue la naturaleza de una mujer. Al menos las mujeres serían así en este tipo de
situaciones, justo como Canghai Mingyue, quizás ella nunca hubiera pensado en
confiar en un hombre antes, por supuesto con excepción de Canghai. Ahora ella
sentía como si Qing Shui fuera el único en el que podía confiar, era como si
ella se confiara a sí misma en él.

“Voy
a renunciar a mi destino.” Qing Shui rió entre dientes.

Las
palabras de Qing Shui no eran una finta. Ellos solo podían renunciar a su
destino si sus oponentes los atrapaban. Sin embargo, su sonrisa y la
indiferencia en su tono trajeron un sentimiento de paz a las dos mujeres.

Incluso
un corazón que estaba preocupado constantemente se calmaría eventualmente.

El
ave de fuego estaba todavía volando a una rápida velocidad, y estaba a mil
metros separado del oponente. A esa distancia, serían atrapados en solo el
lapso de dos respiraciones. Afortunadamente la velocidad del ave de fuego no
era lenta, el Luan Rojo de las Bestias Mutadas del Cielo y la Tierra era
conocido por tener un gran potencial en su interior.

Encima
de eso, había un aumento del 10% en su velocidad por el Collar de Bronce.
Incluso así, el Halcón Monarca Campeón Negro todavía estaba alcanzándolos. Por
ahora. Estaban a menos de 800 metros de distancia.

“Qing
Shui, ¿Le temes a la muerte?” Canghai Mingyue dijo suavemente mirando a la
distancia.

“Le
temo, le temo mucho.” Dijo Qing Shui sin rastro de duda.

Lágrimas
cayeron de los ojos de Canghai Mingyue en cuanto escuchó la respuesta de Qing
Shui. “¿Entonces porqué nos empujaste a Liu-Li y a mi durante esa vez? ¿No
sabías que te pondríamos en peligro?”

“Tener
miedo a la muerte no significa que uno morirá.” Qing Shui rió entre dientes

“Qing
Shui, déjame arreglar las cosas esta vez.” Canghai Mingyue se levantó
lentamente.

Qing
Shui agitó un poco la cabeza hacia Canghai Mingyue. “Todavía estoy vivo. No
dejaré que mi mujer levante un dedo.” Él sonrió entre dientes.

Las
dos mujeres, especialmente Canghai Mingyue se estremecieron. Ella se sintió
rara, especialmente al escuchar ese cálido tono y esas ambiguas palabras
viniendo de Qing Shui. Sin embargo en ese momento ella no sintió ninguna
intención de coqueteo de él, solo los pensamientos muy cálidos de cuidado.

Y
esa exactamente la intención de Qing Shui. Cangai Mingyue estaba en su momento
más débil justo ahora, ella era la que más necesitaba el cuidado de su familia.
Él no era su familia así que solo podía usar el estatus de un amante, que era
el más cercano a un familiar, para cuidar de ella.

El
Halcón Monarca Campeón Negro se estaba acercando a una distancia de 500 metros,
ellos ya podían sentir su afilada mirada y aura feroz.

“Mingyue,
Liu-Li, apóyenme.” Incluso si Qing Shui podía levantarse, él no podía soportar
el chorro de viento en medio del aire.

“Qing
Shui……”

Dijeron
las dos mujeres, sus ojos estaban llenos de pena.

“Estoy
bien, solo sosténganme. Trataré de encargarme de ese gran pájaro.” Qing Shui
sonrió afectuosamente.

Canghai
Mingyue instantáneamente se sonrojó ante esas dos palabras ”gran pájaro” ella
nunca olvidaría como ella se permitió usar esas palabras que eran lo
suficientemente vergonzosas para hacerla querer morir.

“Me
gusta tu gran pájaro……”

Ella
estaba aún más furiosa por la ignorancia de que no sabía que ese chico se estaba aprovechando de ella. Los hombres era pésimos, incluso él…

Qing
Shui sonrió incómodamente mientras se tocaba la nariz después de ver el rostro
de shock de Canghai Mingyue. Él juzgo que la distancia entre ellos y el Halcón
Monarca Campeón Negro era de menos de 400 metros.

Después
de instar a las dos mujeres de nuevo, Canghai Mingyue finalmente dejaron que
Qing Shui se apoyara en ellas, ni siquiera se molestó un poco porque su sangre
estuviera manchando sus cuerpos.

Qing
Shui sonrió incómodamente.

Él
recuperó la Campana del Alma “del interior.”

La
pequeña campana color púrpura que estaba rodeada de luz púrpura era muy
hermosa. El cielo estaba iluminándose poco a poco. El halo color púrpura hizo
que la Campana del Alma emitiera un misterioso poder.

“Qing
Shui, ¿para qué es esa pequeña campana?” preguntó Canghai Mingyue.

“Para
asustar ese gran pájaro.”

Canghai
Mingyue: “……………………………”

Qing
Shui sostuvo la campana y dirigió esos dos pequeños huevos hacia el Halcón
Monarca Campeón Negro que ya se estaba aproximando a los 300 metros. Él
forzadamente aumentó el poco Qi de la Antigua Técnica de Fortalecimiento que
estaba circulando automáticamente.

“¡Ngh!”

Qing
Shui tembló y vomitó sangre. La sangre se esparció sobre la Campana del Alma
color púrpura y en ese instante, la Campana del Alma brilló incluso más brillantemente
de púrpura, el rastro de sangre rápidamente desapareció.

No
parecía que la sangre fuera absorbida porque no había ni una gota de sangre
goteando en la Campana del Alma. Se sentía más como si la sangre hubiera
desaparecido en un instante.

“Qing
Shui…”

“Estoy
bien.”

Solo
en este corto momento, la distancia entre el Halcón Monarca y Qing Shui fue
reducida a solo un poco más de 200 metros.

“¿Aún
escapando? Veré a dónde pueden correr esta vez.” Dijo fríamente el hombre de
mediana edad.

Realmente
no había lugar a dónde correr, ellos estaban a una altitud de diez mil metros.
Por no mencionar al viejo ciego, casi todos los guerreros marciales bajo el
grado Santo Marcial serían lisiados si ellos fueran a caer desde esta altura.
Excepto por caídas en océanos y lagos, la mayoría de los Reyes Marciales bajo
el grado cinco difícilmente sobrevivirían a este tipo de caída.

“¿Correr,
porqué correr? Vienes pidiendo morir desde tal distancia, debería enviarte a
morir.” Qing Shui circuló todo su Qi de la Antigua Técnica de Fortalecimiento
hacia la Campana del Alma y la agitó en la dirección del Halcón Monarca.

Había
solo nubes púrpuras a la vista, y golpearon la corona del Halcón Monarca
Campeón Negro en el instante más corto.

¿La
esencia del sonido?

Qing
Shui forzosamente circuló su Antigua Técnica de Fortalecimiento, pero su cuerpo
se sacudió, su rostro ya estaba pálido, pero ahora estaba completamente drenado
de color.

Pero
a Qing Shui no le importó, porque estaba viendo la escena que lo llenó con nada
más que alegría. En ese momento exacto cuando la niebla púrpura golpeó el
Halcón Monarca en la cabeza, dejó salir un agudo grito, aleteando sus alas
caóticamente y dando vueltas…

El
Líder de la Secta Espada Inmortal fue arrojado accidentalmente de la espalda
del Halcón y se lanzó sobre él… no solo eso, repentinamente vio el enorme par
de garras que eran capaces de romper la montaña y aplastar rocas gigantes
extendiéndose hacia él. sus gigantescas alas que eran capaces de cubrir el
cielo y bloquear el sol aleteando hacia él.

El
Líder de la Secta que estaba en medio del aire ya estaba mortalmente pálido por
el shock. No había duda de que moriría si fuera a caer desde esa altura así que
estaba fervientemente esperando ser capaz de regresar a la espalda del Halcón.

Pero
nunca hubiera esperado que ese gran pájaro, que siempre fue domado alrededor de
él, extendiera sus garras hacia él. No hubo ni siquiera un lugar para él para
ejercer su fuerza en medio del aire.

Él
no podría temer a ese feroz par de garras mortales si estuviera en el suelo.
Pero además de bloquear y ser derribado por ese par de alas, estaba cayendo
rápidamente desde la altura de diez mil metros de el cielo. Ese grito
involuntario se llenó de desesperación.
Bookmark(0)
AST Capítulo 267 – Caída de expertos, decenas de miles de preparaciones solo por un único momento.
AST Capítulo 269 – Los pensamientos de las dos damas, Mingyue Gelou avanza al Xiantian.