AST Capítulo 246 – Acero Frío de 1000 años, Chocando con otros como un Hooligan.

Capítulo
246 – Acero Frío de 1000 años, Chocando con otros como un Hooligan.

Así
que la Campana del Alma requiere que uno inyecte su Qi en ella, después de lo
cual, el repiqueteó será producido por Qi, logrando el efecto de “sacudir el
alma” No solo podría usarse para lidiar con bestias demoníacas, los humanos
tampoco eran la excepción.
Sin
embargo, Qing Shi sintió que la campana tendría un efecto mucho más grande en
bestias demoníacas, debido a que los cultivadores humanos de afuera no
mostraron efectos adversos al repiqueteo de “sacudida de alma” mientras que las
bestias demoníacas del mismo grado entraron en pánico y enloquecieron.

Qing
Shui estaba pensando, si el volara en la espada de su ave de fuego, y sus
enemigos lo persiguieran en monturas voladores, él simplemente tendría que
agitar esta Campana del Alma hacia las monturas de sus enemigos. En ese
momento, ¿podría el efecto causar que las monturas voladoras de sus enemigos se
asustaran llevando a la muerte del cultivador?

Qing
Shui miró a los dos huecos del tamaño de guisantes en la Campana del Alma, y
supo que era extremadamente difícil para los dos huevos ser usados para apuntar
al objetivo de uno. Después de lo cual, infundió la energía de la Antigua
Técnica de Fortalecimiento causando que la campana repiqueteara de nuevo.

Obtener
aún otra medida salva vidas causó que Qing Shui se sintiera muy animado. La
amenaza puesta por bestias demoníacas nunca terminaría en el mundo de los nueve
continentes. Una de las razones por las que los humanos eran tan fuertes podría
ser atribuida a la presencia de las muchas bestias demoníacas en este mundo.

Después
de poner la Campana del Alma en su reino espacial, Qing Shui empezó a practicar
sus técnicas de forjado. Todavía tenía muchos artículos que quería crear:
botas, armaduras, colgantes… solo de pensar en ello causó que Qing Shui
estuviera emocionado. Su personalidad siempre fue así, siempre y cuando tuviera
una meta, trabajaría hasta alcanzarla como un idiota. ¿Cómo podría él
cultivarse hasta el Reino Verdadero? Sin mencionar el actual Reino Oscuro.

Era
también ese espíritu inquebrantable que le permitió avanzar a los mil
martillazos, y eso le permitió crear armas grado 1 color.

Después
de contemplar, los pensamientos de Qing Shui giraron hacia la reciente espada
grado 1 color que había vendido. Estaba extremadamente ansioso por la paga la
cual era una receta de confección de alquimia. Quizás ella era alguien quien
tenía un alto estatus en la Secta Jubilosa o quizás era porque Qing Shui no
sintió que ella pudiera engañarlo por un arma. Independientemente de cualquier
cosa, Qing Shui no podía molestarse pensando mucho en ello. No debería ser una
tarea difícil si el quisiera encontrarla.

“Hmm,
empecemos a forjar. De hoy en adelante, tengo que forjar al menos 2 armas cada
día, o por lo menos un arma y otro artículo.” Qing Shui silenciosamente se fijó
un objetivo para sí mismo.

Ya
era tarde, y no había nadie en la tienda. Qing Shui martilleó una y otra vez,
entrenando sus técnicas de forjado.

1000
martillazos para manifestar un tenue rayo de luz. Qing Shui involuntariamente
suspiró. No solo falló en alcanzar el grado de 1 color, los atributos esta vez
era tan débiles que eran despreciables.
Qing
Shui no pretendía comer el almuerzo, y decidió dedicar todos sus esfuerzos a
forjar seriamente otra espada dentada. Qing Shui sabía que lo más importante para
él era estabilizar la calidad de sus artículos forjados. No fue fácil avanzar
al reino de crear un arma de grado 1 color. Si no se tomaba el tiempo para
estabilizar su fundación ahora, solo podría arrepentirse en el futuro.

Viendo
lo serio que era Qing Shui, Hu You no molestó a Qing Shui. Qing Shui dedicó
todos sus esfuerzos en la forja de espadas, tratando de crear un arma
‘impecable’. Haciendo lo mejor posible para asegurarse de que todos y cada uno
de los golpes fuera perfecto.

Pero
incluso así, fue una pena que en el martillazo 1000, la deprimente luz brillo
de nuevo. Qing Shui suspiró mientras activaba la Técnica de Visión Celestial
para estudiar la espada dentada que acababa de crear.

Fuerza
+60 Resistencia +50.

Viendo
a esos atributos, Qing Shui estaba atónito. Inicialmente pensó que después de
alcanzar el reino grado 1 color, lo más alto podía que alcanzar sería de +30
para cualquier atributo. A pesar de que las dos espadas dentadas que forjó no
estaban en el reino grado 1 color, al menos, aproximadamente sabía la distancia
entre sus actuales habilidades de forjado y ese reino legendario.

Qing
Shui no continuó después de forjar las dos espadas. Debido a que le tomó mucha
fuerza mental forjar las dos espadas dentadas, y si fuera a continuar, la
calidad del producto terminado seguramente no sería tan bueno como las otras.

Después
de lo cual, colocó las dos armas en el estante de su tienda.

Algunas
horas después, un joven con una bolsa de cuero entró a la tienda. Qing Shui
conocía a esta persona, él no era otro que el joven con los dientes nacarados.

Después
de ver al joven, Qing Shui rompió en una sonrisa. De su encuentro aquel
entonces, Qing Shui sabía que esta persona regresaría de nuevo. Viendo la bolsa
de cuero que era extremadamente burda, Qing Shui pudo adivinar las intenciones
de el joven. Él hizo señas al joven para que avanzara y el joven tomo la
iniciativa de hablar.

“Señor,
¿Le importaría echar un vistazo a este acero frío de 1000 años?” el joven rió
pasando la bolsa a Qing Shui.

“¿Acero
Frío de 1000 años?”

Qing
Shui abrió la bolsa de cuero, viendo una enorme pieza de una sustancia similar
al hielo. Brillaba con una luz radiante, mientras se estiraba para sostener el
acero frío.

“Ten
cuidado, es tan frío que quemó mis manos.” El joven apresuradamente advirtió.

Sin
embargo, era como si Qing Shui no pudiera sentir el frío. Firmemente sostuvo el
acero frío en sus manos. Sintiendo la energía espiritual de él con sus Manos
Santas. Combinando con su conocimiento desbloqueado de los planos, supo que
este material era extremadamente adecuado para forjar botas debido a la energía
espiritual que se sentía en él parecía estar teñido con un toque de elemento de
viento que brillaba suavemente.

Aparte
de eso, Qing Shui pudo sentir también rastros de una extrema frialdad. Aunque
no lo afectaba, humanos ordinarios seguramente serían quemados por el frío
congelante del acero frío. Cuán poderoso sería si este material fuera forjado
en un arma flexible como, algo como un látigo.

Solo
después de varios momentos Qing Shui abrió su boca. “Dime, ¿Cuánto quieres por
esto?”

“¿Puedo
intercambiar este acero frío por un arma de tu tienda?” Respondió el joven un
poco cautelosamente.

Debido
a que el joven sabía que no importa que tan bueno fuera el material, no había
forma de que pudiera ser vendido en 5 millones de taeles de plata. Aunque era
un raro material de forja, no muchos herreros tendrían un uso para él ya que
sus capacidades no eran lo suficientemente altas para usarlo. Esa era también
la razón por la que el valor de este material no era tan algo como uno esperaría.

“Claro,
elige, puedes elegir cualquier arma en mi tienda. Ten en cuenta de que hay
algunas con atributos más débiles, deberías sostener el arma que quieres en tu
mano y probarla antes de elegir. No solo eso, si todavía tienes materiales de
el mismo grado que este acero frío de 1000 años, simplemente puedes traerlo
directamente a mi. Sin importar si quieres armas o dinero, cualquier cosa está
bien.” Qing Shui sonrió. Después de todo, la forja de armas como la espada
dentada era nada ante sus ojos, pero ellas eran extremadamente valiosas para
otros. Justo como dice el dicho, ‘la basura de un hombre es el tesoro de otro’.

El
joven felizmente asintió, “Seguro, tengo algunos amigos que tienen trozos de
acero frío también, los recomendaré contigo.”

Y
justo como él esperaba, el joven tomó la espada dentada recién forjada con lo
atributos más altos. Él tampoco esperaba que 3 espadas dentadas serian
intercambiadas en un día.

Sin
embargo, Qing Shui estaba extremadamente contento. Después de todo, el valor de
la Campana del Alma era muchas veces mayor comparado a esa espada.

“parece
que necesitaré forjar más de esas espadas.” Qing Shui señaló en silencio. Solo
con más armas podría ser capaz de atraer incluso más personas y por lo tanto
recolectar incluso más materiales raro valiosos. Después de lo cual, Qing Shui
puso el acero frío así como más de 10 piezas de materiales de forjado en su
reino espacial. Ya no tenía humor para continuar forjando, decidió cerrar la
tienda por hoy.

Lo
que más amaba Qing Shui eran las bulliciosas calles de la ciudad, viendo la
multitud dando vueltas, Qing Shui ‘apagó’ su consciencia y se convirtió en un
zombie sin cerebro, siguiendo el flujo de la multitud. Era un buen método para
deshacerse de cosas en su cabeza escuchando los sonidos de varias
conversaciones en la calle.

Qing
Shui amaba la sensación de ser un zombie sin mente. Normalmente, pasaría todo
su tiempo en cultivación, esforzándose para lograr sus metas. Realmente amaba
la sensación de deambular sin un objetivo en mente, sin presiones, pasando su
tiempo libre de preocupaciones, no importa cuán corto fuera. Sin embargo, era
una pena que no pudiera hacerlo la mayoría del tiempo. La presión de la vida
real no le permitía hacerlo. Por lo tanto atesoraba cada momento que podía. Era
solo durante este tiempo que él estaba más relajado.

Disfrutando
el sentimiento de relajación, Qing Shui no se fijó, eligió caminar con la
cabeza baja, simplemente siguiendo el flujo de la multitud, naturalmente se
“despertaría” cada vez que le apeteciera.

Después
del tiempo que tarda un incienso en quemarse.

“Bang.”

Abruptamente
sintió que había chocado con algo extremadamente suave y elástico. Levantando
la vista, Qing Shui sonrió amargamente mientras miraba a los ojos de la chica
que ahora tenía una expresión avergonzada en su rostro. Esta chica no era otra
que la que tomó el arma antes.

Ya
que era verano, las ropas que las personas vestían eran normalmente
extremadamente delgadas. Qing Shui involuntariamente echó una mirada furtiva a
los extremadamente duros pezones de la chica. Pensar que él accidentalmente
chocaría en eso. Qué maravilloso sentimiento.
Este
incidente también causó que recordara a Xiang Yuan, la loli con quien
accidentalmente chocó dos veces. Se preguntó qué estaría ella haciendo ahora,
¿ya se habría olvidado de él y habría también crecido más y madurado?

Frotando
su nariz incómodamente, Qing Shui se rió, la chica giró los ojos y miró a Qing
Shui.

La
chica estaba un poco triste, ella simplemente vino a entregar la receta de
confección pero aún así pasó esto. Ella también estaba aturdida porqué el Qing
Shui que no estaba en la herrería y el Qing Shui de la herrería parecían
personas completamente diferentes.

La
chica pesó que si ella se paraba en frente de Qing Shui, Qing Shui
definitivamente detendría sus pasos, ¿Quién hubiera pensado que este hombre era
como un hooligan, y chocaría con ella?

“¿Estás
bien? ¿Porqué estás aturdido? ¿Chocas con personas a menudo…?” la chica
respondió un poco abatida.

“No
a menudo, en el pasado hubo también una chica como tú con la que
accidentalmente me estampé.” Qing Shui sonrió avergonzado.

La
chica “…”

La
chica sacó un folleto color plateado y se lo pasó a Qing Shui. “¿Crees que esto
es suficiente? Si no, podemos continuar negociando.”
Bookmark(0)
AST Capítulo 245 – ¿Un Némesis de los Domadores de Bestias, Campana del Alma?
AST Capítulo 247 – ¿Receta de Alquimia? Primer Nivel de la Campana de Almas.