AST Capítulo 233 –Yueyue. ¿Qué haces en la Corte Peonía?

Capítulo
233 –Yueyue. ¿Qué haces en la Corte Peonía?

“Muchacha,
¿Dónde escuchaste todas esas experiencias?” Qing Shui rió, mirando sin
parpadear a la belleza de hada que se estaba poniendo rojo brillante.

“Hermana
Mingyue lo dijo.” Huoyun Liu-Li miró hacia abajo y respondió suavemente.

“¿Ella?
Ella es una pequeña tonta como tu.” Qing Shui quería reír solo de pensar en
Canghai Mingyue. Si no fuera por las interacciones durante este periodo de
tiempo, uno habría pensado que la magnífica mujer que podría arruinar un país
tendría toneladas de experiencia. Además una diosa como ella podría ser capaz
de tener a cualquier hombre que quisiera. Era una pena que la dama con
estándares altos como el cielo todavía estaba sin desposar, y que un recurso
tan bueno no fuera bien aprovechado.

Él
incluso había estado celoso del hombre que pudiera acostarse con ella todas las
noches. Una aventura romántica definitivamente encenderá los celos de
cualquiera. Poco esperaba que ella tuviera varias razones para no apreciar a
los hombres. Esto hizo que Qing Shui se sintiera cómodo y orgulloso, incluso
había usado palabras para provocarla hasta los extremos un par de veces.

Incluso
aunque nunca había estado en un estado de éxtasis con ella antes, tuvo una
especie de choque emocional con ella. Había un extraño sentimiento que hizo que
su corazón latiera, especialmente cuando había sostenido sus manos mientras
coqueteaba con ella, y esa vez cuando la punta de su nariz tocó la suya. Fue
inolvidable para Qing Shui.

“Tú
eres el tonto.” Huoyun Liu-Li gimoteó coquetamente y miró un poco a
regañadientes, e hizo que Qing Shui sudara. Ella era como una esposa gruñona
pero más como una esposa insatisfecha.

“Estamos
en la entrada de la casa, déjame ir.” Huoyun Liu-Li jaló su mano de Qing Shui.

“Lo
estás haciendo que parezca como si tuviéramos un romance secreto. ¿Tienes miedo
que ser vista?” Qing Shui bromeando vio a Huoyun Liu-Li actuando anormalmente,
su belleza que estaba a su alcance era deleitable.

Incluso
a pesar de que dijo eso, renuentemente dejó ir la suave y pequeña mano.

De
regreso en la Casa Canghai, Canghai Mingyue ya estaba ahí viendo como
regresaban, aunque un poco incómoda.

“Yueyue,
¿Qué es la Corte Peonía?”

Qing
Shui había escuchado decir que llevaría al grupo de muchachos a la Corte Peoría
por algo de diversión después de que lo terminaran. Incluso sin pensarlo, debe
ser un lugar de romance como la Corte de la Noche Fragante, pero Qing Shui
quería molestar a esta diosa que tiene los pies fríos, y que fue asustada por
la desnudez del gran gordo. ¿Qué haría ella si accidentalmente él arrancara sus
ropas durante un duelo?

Qing
Shui sintió que esta idea suya era definitivamente plausible…

Canghai
Mingyue miró extrañamente a Qing Shui, que estaba preguntando seriamente. Ella
tenía la sensación de que Qing Shi estaba molestándola, pero esa expresión sincera
estaba llena de deseos de conocimiento. Sin embargo, ella pensó que debería
estar preocupando a propósito.

“Es
un burdel, ¿Por qué, El gran artesano quiere ir a visitarlo?” Respondió
avergonzada Canghai Mingyue. Ese ligero arco de esas cejas como montañas
estaban insistiendo en mantener contacto visual con los ojos claros de Qing
Shui.

Qing
Shui parpadeó y usó la misma técnica de sacar su lengua. Antes de que la
lasciva acción fuera completada Canghai Mingyue escupió y miró a otro lado.
Dios sabe si la floreciente belleza que podía arruinar un país estaba enojada o
avergonzada, el encanto del rostro escarlata no tenía rival.

“¿Un
burdel? ¿Qué vende?” Qing Shui retrajo su lengua que no había cumplido su
misión, y continuó exclamando su deseo de conocimiento.

“¡Pffft-hehe!”
Huoyun Liu-Li estalló en carcajadas, caminando hacia Canghai Mingyue, y
lanzando una mirada de reojo a Qing Shui, entonces fue hacia la sala de estar
con Canghai Mingyue ya que era hora del almuerzo.

Qing
Shui vio a la esposa de Canghai que trajo los platillos. Los puso para todos,
mientras que Canghai estaba inmóvil, él era su hombre, Canghai Mingyue era su
hija a la que adoraba y Huoyun Liu-Li era prácticamente su media hija, él
estaba en una posición más bien bastante incómoda.

De
hecho, Qing Shui había querido irse de la Familia Canghai, él no estaba
familiarizado con el presente. Por ejemplo, la dama que no tenía relación con
él que estaba mirando ahora encargándose de sus comidas todos los días. Qing
Shui vio la maternal figura suya, la cual era también la razón por la que él se
estaba quedando en la Familia Canghai.

Sin
embargo, Qing Shui sabía que debería irse. Incluso si él permaneciera aquí por
un largo tiempo, había decidido irse de la Familia Canghai. En cuanto a Huoyun
Liu-Li, sería mejor que ella se quedara.

Después
de una buena comida y algunas conversaciones al azar, Canghai Miró a Qing Shui
con interés. “¿Tienes algo que decir? Si hay algo, por favor di lo que piensas,
y lo resolveremos por ti.”

Qing
Shui tuvo el impulso de dejar que Canghai lidiara con la Familia Yan, pero
rápidamente descartó ese pensamiento, el problema en la Ciudad Yan debe ser
arreglado usando sus propias manos.

“Mayor,
he estado molestándolos durante un tiempo tan largo, y traído muchos problemas.
Me iré hoy.” Respondió sinceramente a la pareja Canghai.

Qing
Shui ¿Te vas? Huoyun Liu-Li, estaba asombrada y apenas logró hacer una
observación tenue. Esa voz que estaba asustada, entró en los oídos de Qing Shui
con un temblor.

“Me
mudaré temporalmente, todavía estaré en la Ciudad Sur por un largo tiempo, es
posible que tenga que deambular por ahí.” Qing Shui sonrió y habló gentilmente
hacia el pálido rostro.

Viendo
una oportunidad tan pequeña en Huoyun Liu-Li con solo una frase, el suspiro fue
gravado en el corazón de Qing Shui. Parecía que el pálido, perfecto y hermoso
rostro permanecería por siempre en el corazón de Qing Shui, nunca lo olvidaría.

“¿Estas
viviendo bien aquí, Porqué tienes que mudarte? ¿No te gusta tu habitación, o
la comida no es de tu agrado? Trata este lugar como si fuera tuyo. Canghai y yo
solo tenemos una hija, a pesar de que no has estado aquí por mucho tiempo,
Canghai y yo te hemos estado tratando como nuestro sobrino.” Ruo Tong dijo
seriamente, sus bonitas y delgadas cejas se fruncieron ligeramente.

Tenía
que admitir que fue sacudido por las palabras de esta hermosa y amable dama.
Ese “cuchillo suave” Definitivamente sería el más poderoso en herir o
reconfortar personas.

Canghai
Mingyue estuvo simplemente en shock desde el momento en que Qing Shui confesó
que se iría, pero permaneció en silencio. Ella lo miró con ese par de
profundos, brillantes y hermosos ojos.

“Qing
Shui, trata esta como tu propia casa. Ruo Tong y yo esperamos que puedas
quedarte. Además están Yueyue y Liu-Li. Hay jóvenes con los que puedes
interactuar.” Sonrió Canghai a Qing Shui pero señaló seriamente.

“Estoy
muy feliz aquí, pero estaré afuera por algún tiempo. Regresaré en cualquier
momento.” Qing Shui actuó casualmente y respondió.

Ruo
Tong estaba evidentemente decepcionada. Ella miró a Qing Shui, de vuelta a
Canghai, y finalmente a su hija en silencio. Ella vio que la inicial anormal
cara de Canghai Mingye se había recuperado y suspiró.

Canghai
Mingyue se sobresaltó, luego sonrió de manera poco natural.

Qing
Shui se estremeció, frotó su nariz y rió entre dientes, él sintió que ella
estaba promocionando a su hija a él. Qing Shui no pudo entender que una dama
tan divina como Canghai Mingyue necesitara su preocupación.
Bookmark(0)
AST Capítulo 232 – Madera Sombría de 1000 años, un hombre corriendo desnudo.
AST Capítulo 234 – Técnica de Mil Martillazos ¿Los Herreros son Inigualables?