AST Capítulo 191 – Entonces, La Diosa También Necesita Usar Panties.

  Capítulo 191 – Entonces, La Diosa
También Necesita Usar Panties.

“No
tengo suficientes mantas para cubrirla de algún modo. Parece que tendré que
tomar prestadas algunas más de la Maestra.”

Qing
Shui se escabulló caminando en dirección a la habitación de Yiye. Al lado del
gran salón habían un pequeño patio con un pabellón dentro. Yiye Jiange se
quedaba en ese pabellón, el cual tenía dos pisos.

Debido
a que Qing Shui había visto la extraordinaria y refinada silueta de Yiye, él
estaba extremadamente familiarizado con la escena mientras entraba al pabellón.

En
el momento en que entró, se dio cuenta de que las escaleras de hecho estaban
hechas de madera, y tenían un sentimiento rustico. La luz color verde de las
escaleras era excepcionalmente hermosa. Qing Shui no pudo evitar sacudir su
cabeza, lamentando el hecho de que Luan Luan siempre había sido cargada por
Yiye Jiange a este pabellón mientras que esta era la primera vez que él estaba aquí.

Hubo
una noche en que la pequeña niña gritó desde arriba. “Papi, sube, vamos a dormir junto con la Tía.”

Qing
Shui casi explota de emoción solo para tener lágrimas calientes mojando sus
ojos un momento después. Esta muchacha era un ángel, sin olvidarse de él, sin
importar dónde y cuándo fuera la ocasión.

Abrió
la puerta de un empujón, vio una pequeña sala aparecer. Este lugar era
diferente de aquel de Huoyun Liu-Li. La sala de Yiye Jiange estaba diseñada con
la simplicidad en mente. Había dos filas de sofás blancos níveos, combinando
con las paredes blancas y piso de tablas blancas, todo el cuarto estaba también
libre de polvo.

Una
amaba el color púrpura, mientras que otra amaba el blanco. Era lo mismo para
sus estilos de vestir. Yiye Jiange amaba vestir a la niña de blanco y
afortunadamente la chica se veía tan adorable y bonita de blanco.

Aparte
de los dos sofás, también había algunos roperos de color blanco alineados
juntos. Qing Shui lentamente se acercó al dormitorio mientras sus latidos se
aceleraban cada vez más rápido.

Qing
Shui se reprendió a sí mismo por ser inútil mientras caminaba hacia el
dormitorio. Estaba simplemente entrando al dormitorio de una hermosa chica, así
que ¿Porqué estaba tan agitado? Qué inútil.

Después
de abrir la puerta del dormitorio, Qing Shui se sentía muy calmado mientras
observaba la habitación. El dormitorio era muy pequeño, al grado de que solo
había una cama individual y un armario.

El
tamaño de la cama también era muy pequeño, insuficiente para que dos personas
durmieran ahí. Las colchas y mantas de la cama estaban estiradas y ordenadas,
sin la más pequeña arruga.
Mientras
se aproximaba a la cama un rastro de un aroma leve y persistente se deslizó por
su nariz. Qing Shui lo disfrutó y respiró profundamente, “Hmm, el mismo olor
que mi diosa maestra.”

“Olvidalo,
simplemente debería agarrar dos mantas cualquiera.”

Mientras
tomaba las dos mantas y se preparaba para irse, algo llamó su atención que
causó que su semblante se congelara, había unas panties blancas atoradas dentro
de las mantas…

Entonces,
incluso una diosa también necesita usar panties…………

Los
ojos de Qing Shui ya estaban pegados en esa pieza de pantaletas blancas, y no
importa que hiciera, no era capaz de alejar su mirada. El material parecía ser
suave y muy delgado, y estaba lleno con el aura seductora. Sosteniendo las dos
mantas en una mano, Qing Shui cautelosamente extendió su otra mano hacia las
panties.

Después
de tocarlas, Qing Shui se sintió extremadamente emocionado. El material era tan
suave, y había una fragancia en ellas. Este aroma era el mismo que el de su
diosa maestra así como también el de su dormitorio.

Después
de estar pasmado por un segundo, Qing Shui sintió que estaba extremadamente
desgraciado, había perdido completamente el control antes, después de recuperar
sus sentidos, rápidamente puso las panties de regreso en la cama antes de huir
a una velocidad extrema del pabellón.

Después
de regresar a su propio cuarto, descubrió que Shi Qingzhuang todavía estaba
durmiendo. Qing Shui la cubrió con más mantas, y entonces fue dentro del reino
espacial a atrapar una tortuga.

¡La
Sopa que Nutre Todos los Aspectos!

La
Sopa que Nutre Todos los Aspectos era capaz de nutrir y acelerar el poder del
arma de un hombre. Al mismo tiempo era también capaz de nutrir el cuerpo, y
especialmente buena para la gente que estaba lesionada. Eso era por lo que Qing
Shui preparó la Sopa que Nutre Todos los Aspectos como un tónico para que Shi
Qingzhuang se recupere.

El
momento en que Qing Shui empezó a cocinar, Shi Qingzhuang despertó, mientras
veía a Qing Shui y las mantas que cubrían su cuerpo, ella extendió sus manos
queriendo levantar las mantas.

Qing
Shui se apresuró, “Permíteme, déjame hacerlo.”

Después
de levantar las mantas para ella, Qing Shui miró tiernamente a Shi Qingzhuang.
“No importa lo que quieras, déjame ayudarte.”

Shi
Qingzhuang tenía un antinatural brillo rojizo en su rostro.

“Oh,
ya sé, no hay nada de qué estar avergonzada, déjame ayudarte.” Qing Shui cargó
a Shi Qingzhuang y caminó hacia otra habitación.

“Me
ayudaré sola, sal primero.” Shi Qingzhuang bajó su cabeza sin atreverse a mirar
a Qing Shui.

“Mira
cuan serias son tus heridas, no luches. De cualquier forma, ¿Cuál parte de tu
cuerpo no he visto antes?” Mientras Qing Shui quitaba su falda, Shi Qingzhuang
estaba tan apenada ahora que inmediatamente hundió su cabeza en el abrazo de
Qing Shui.

Las
manos de Qing Shui hicieron contacto con algunos lugares prohibidos. Sin
embargo, Qing Shui sabía que Shi Qingzhuang también estaba herida, por lo tanto
no intentó tocarla inapropiadamente.

Sin
embargo, la suavidad de su piel causó una picazón en su corazón.

Esperando
por un buen tiempo después de no escuchar ningún sonido, Qing Shui habló,
“Qingzhuang, ¿hay algo mal? ¿No puedes orinar? Qing Shui la levantó un poco
mientras susurraba a su oído riendo.

“Estando
tú aquí, no puedo ori…” El tímido sonido de la voz de Shi Qingzhuang susurró,
llenándola con extremo encanto.

“Solo
relájate…”

“No
tienes permitido ver o escuchar…”

Después
de un momento muy largo, el sonido de repiqueteo finalmente se escuchó. Shi
Qingzhuang estaba tan avergonzada que se negaba a mirar a Qing Shui mientras la
cargaba de regreso a su cama.

Qing
Shui usó una toalla mojada para limpiar su rostro y manos mientras la
normalmente cara helada de Shi Qingzhuang estaba lleno con un tinte rojo de su
vergüenza.

Un
momento después, la hipnotizante fragancia se filtró. Mientras Shi Qingzhuang
olía la fragancia, su rostro era similar a ser iluminado por los más puros
rayos de sol. El enrojecimiento de su rostro era extremadamente evidente. Ella
recordó aquella vez cuando ella y Qing Shui acababan de tener la primer prueba
del sexo opuesto. Qing Shui también cocinó sopa para ella, el olor de esta sopa
era inolvidable.

La
sopa no era la única cosa inolvidable, como cada vez que ella recordaba ese
escenario, ella sentía que sus mejillas ardían. ¿Porqué ella tomaría la
iniciativa aquella vez, y de hecho hacer una cosa tan vergonzosa…?

¿Pensaría
el que ella era fácil y que no era una buena mujer…?

“¿En
qué estas pensando? ¿Porqué estás tan perdida?” Qing Shui trajo un enorme tazón
de Sopa que Nutre Todos los Aspectos mientras sonreía levemente.

Shi
Qingzhuag fue sacudida de su ensueño por las palabras de Qing Shui. Después de
lo cual, vio a Qing Shui llevando el tazón de sopa sobre su cama. Sopló
amablemente a la sopa después de tomar una cucharada.

Viendo
la sopa en frente de ella, Shi Qingzhuang preguntó tímidamente, “¿Crees que soy
una fácil?”

Qing
Shui miró atontado a Shi Qingzhuang. No sabía qué le pasó después de medio día.
“¿Porqué preguntas eso? ¿De qué hablas?”

“Sigues
insistiendo sobre esa cosa que hicimos… y diciendo que yo… te destruí. ¿Tú
menosprecias a mujeres así? Yo estaba drogada aquella vez.” Shi Qingzhuang
estaba casi llorando mientras apretaba los dientes y completaba su frase. La
vergüenza en su rostro hizo pensar a Qing Shui que ella era extremadamente
adorable.

“Estaba
pensando sobre lo que estabas preguntando… Oh, ¿te refieres a aquello? Bueno,
tu fuiste de hecho un poco salvaje conmigo después de eso, pero… me encantó.
Amo el hecho de que tu seas salvaje solo conmigo.” Qing Shui se rió mientras
llevaba una cucharada de sopa cerca de la sexy boca de Shi Qingzhuang.

“Huevo
podrido, mal hombre, cosa mala.” Shi Qingzhuang murmuró en voz baja antes de
beber esa cucharada de sopa.

“Qingzhuang,
ah, deja que tu señor esposo te enseñe sobre aves y abejas.” Qing Shui la
alimentaba con sopa mientras explicaba.

Shi
Qingzhuang con mucho tacto permaneció en silencio.

“Había
un hombre, aunque vulgar.  Había
también una mujer que lo trataba bien. Sin embargo, no le gustaba, solo
mostraba interés en aquellas mujeres que lo ignoraban. No solo eso, también
dijo que una esposa no puede ser comparable a una concubina, y una concubina no
puede compararse con una mujer que robó de otros. Hacerlo con las esposas de
otras personas era lo mejor y le brindó una incomparable excitación.” Mientras
Qing Shui le hablaba, los ojos de Shi Qingzhuang se ampliaron y estaban llenos
de sospechas y dudas.

“Oh,
estoy hablando sobre los corazones de otros hombres, yo soy un buen hombre, de
acuerdo, no me interrumpas. Solo escúchame hasta que termine de hablar, y come
mientras me escuchas.” Qing Shui llevó otra cucharada de la Nutritiva Sopa a la
sexy boca de Shi Qingzhuang.

“Los
hombres de hecho esperan que sus mujeres sean elegantes y hermosas, llenas de
gracia y encanto, y equipadas con un aire extraordinario. No importa si ellas
son frías como el hielo, y será incluso mejor si otros hombres ven tu de hecho
has obtenido una mujer tan inalcanzable. Esto es por el espectáculo, para que
la gente foránea vea. En casa él querrá que su mujer sea madura, amorosa,
filial, preocupada por los hijos, respetuosa de los mayores y no coqueta con
otros tipos. Y en la noche, su mujer tiene que estar llena de lujuria salvaje,
y liberar sus demonios interiores, sería lo mejor si ella se volviera en una
caliente ninfómana, entre más caliente mejor.” Qing Shui experimentadamente rió
mientras miraba a la apenada Shi Qingzhuang.

Después
de un momento de silencio, Qing Shui la alimentó una cucharada tras otra de
sopa a Shui Qingzhuang. Sumergió la cuchara en el tazón de sopa para
alimentarla una y otra y otra vez. Después de terminar ese tazón de sopa, Qing
Shui rellenó el tazón y reinició su acción de alimentar.

“¿Crees
que soy un cerdo?” Shi Qingzhuang sin palabras hizo un puchero.

“Si
los cerdos en este mundo fueran tan bellos como tu, ¿porqué los hombres todavía
irían a buscar mujeres? Ellos podrían también buscar a los cerdos.” Qing Shui
quitó la cucharada de sopa que ya había entrado en la boca de Qingzhuang y la
puso dentro de su propia boca.

Shi
Qingzhuang no pudo evitar que su ritmo cardiaco se acelerara mientras veía la
cuchara de la que ella había bebido muchas veces siendo chupada por Qing Shui. Pensó
en la lógica deformada que Qing Shui le acababa de explicar antes y se
preguntó. “¿Era alguna de las cosas que le había dicho verdad?”

Qing
Shui bebió algunos tazones más. Ya que el día aún era joven, usó la energía de
la Antigua Técnica de Fortalecimiento para regenerar las heridas de Shi
Qingzhuang. La herida estaba cerca del área del ombligo con un agujero
penetrante. Con el misticismo de sus agujas doradas, el ungüento dorado para el
dolor, dos gotas de sangre de la tortuga medicinal dorada y algunas Píldoras de
Revitalización menor, esa herida no era nada para Qing Shui.

Cuando
Shi Qingzhuang sintió las manos de Qing Shui, ‘acariciando’ su ombligo, ella no
se atrevió a encontrarse con su mirada, pero en su lugar ella movía sus ojos en
otra dirección.
Bookmark(0)
AST Capítulo 190 – No me Detengas.
AST Capítulo 192 – La Diferencia Entre Una Mala Persona y Un Huevo Podrido.