AST Capítulo 189 – ¡Matando Furioso! Erradicando Escoria.

Capítulo
189 – ¡Matando Furioso! Erradicando Escoria.

En
ese momento, frases como ‘ardiendo furioso’ y ‘bello erizado en extremo con
enojo’ ya no eran suficientes para describir la rabia de Qing Shui.

Qing
Shui había caído aturdido por un corto momento. Estaba sorprendido cuando vio a
Shi Qingzhuang, muy sorprendido. Cuando vio la hermosa y triste escena, esperó
que fuera una simple ilusión de él extrañándola.

El
Cóndor de Plumas Blancas se abalanzó hacia abajo y Qing Shui bajó de un salto,
el largo cabello en sus hombros voló libremente en el viento. La marca púrpura
entre sus ojos se volvió rojo sangre, dándole una apariencia demoníaca sediento
de sangre en su normalmente elegante rostro.

Qing
Shui aterrizó rápidamente, atrapando a Qingzhuang antes de que golpeara el
suelo. Viendo a la lamentable belleza que estaba medio teñida de rojo, sintió
tanto dolor que tenía dificultades para respirar.

“¡Qingzhuang
Qingzhung!” Gritó Qing Shui, recolectó el mejor lote del mejor Ungüento Dorado
para el Dolor que hizo recientemente e incluso la alimentó con las restantes
Píldoras Pequeñas de Revitalización para incrementar el 20% el potencial de su
cuerpo
.
“¿Porqué
no soy capaz de refinar la Píldora Cinco Dragones?” Qing Shui estaba
arrepentido, si él tuviera la Píldora Cinco Dragones, ella sería capaz de
recuperarse muy rápidamente.

Golpeó
en el cuerpo de Qingzuang algunas veces e incluso sacó las Agujas Doradas las
cuales no había usado desde hace tiempo para rápidamente sellar sus canales
meridianos cercanos a la herida.

Qing
Shui miró a ese pálido, lamentable y hermoso rostro, ella tenía dificultades para
respirar pero sus ojos, todavía se veían tan fríos como hermosos como siempre e
incluso sonrió cuando se fijaron en Qing Shui.

Qing
Shui miró a esa lamentable y fría cara de belleza sin paralelo mientras
temblaba incontrolablemente. Canalizó su Qi de la Antigua Técnica de
Fortalecimiento dentro del cuerpo de Shi Qingzhuang.

Solo
entonces algunas personas del Valle Tórrido Fragante se las arreglaron para
forzar su camino a través de la multitud para llegar a donde Qingzhuang estaba.

“¡Zhuang’er!”

“¡Hermana!”

Qing
Shui miró a una mujer de mediana edad y a una alta y seriamente hermosa dama.

“Maestra,
Hermana Marcial, estoy bien.” Shi Qingzhuang respondió débilmente.

“Sosténganla
y no la muevan. No muevan las agujas doradas.” Qing Shui pasó a Qinngzhuang a la
hermosa mujer de mediana edad amablemente e instruyó.

Entonces,
Qing Shui volteó su mirada hacia el escenario. Al mismo tiempo, la hermosa
mujer de mediana edad y la dama alta también miraron hacia el joven en el
escenario furiosas.

“Lo
voy a matar.” La hermosa dama alta habló y estaba a punto de entrar a la arena.

“Regresa.
Él es un Xiantian, no vayas.” La hermosa mujer de mediana edad gritó
suavemente.

“Maestra,
Yo…”

“Cuida
a Qingzhuang, él está muerto con seguridad.”

La
voz de Qing Shui era muy suave, pero la mayoría de las personas alrededor
pudieron oírlo claramente.

La
alta e indiferente dama miró la espalda de Qing Shui sorprendida por un corto
tiempo antes de voltear a cuidar a Shi Qingzhuang.

Desde
el momento en que Qingzhuang fue enviada a volar hasta entonces, solo habían
pasado tres respiraciones de tiempo. Solo cuando Qing Shui lentamente se
dirigió a la arena empezaron los estallidos de discusiones de la multitud.

“Wow,
viciosamente destruyendo la flor. Eso es realmente agradable.”

“Ve
viciosamente a destruir a tu madre, será incluso mejor.” Dijo fuertemente una
discípula femenina del Valle Tórrido Fragante.

El
tipo: “…”

“El
Clan Tong Lanza Plateada es realmente admirable. Con un experto Xiantian tan
joven, parece que el futuro del Clan Tong en el País Cang Lang será bastante
promisorio.” Dijo un viejo suspirando.

“Tong,
me gustas, me gusta tu aspecto frío sediento de sangre de antes. Cómo deseo que
también pudieras perforarme. Me gusta ese hermoso y lamentable sentimiento.”

“¡Idiota!”

“¡Descerebrada!”

Todos
habían fijado sus miradas en Qing Shui. Ni una sola persona sabía que una
primitiva espada blanca con un gravado de siete estrellas había aparecido en la
mano de Qing Shui.

A
pesar de que Shi Qingzhuang había sido perforada con una seria lesión por Tong,
no era tan inusual. Después de todo, había habido incluso casos de muertes
antes. De acuerdo a las reglas, lesiones y muertes eran inevitables durante la
batalla, así que cada uno era responsable de si mismo incluso en el caso de que
pasaran tales cosas.

El
Valle Tórrido Fragante estaba furioso, pero no había nada que ellos pudieran
hacer sino enviar a un experto para lesionar a la otra parte. Si fueran a
mandar a un experto mayor, habría la posibilidad de que la otra parte admitiera
la derrota inmediatamente. Los ancianos del Clan Tong preferirían dejarlo
perder el combate que morir. Sin embargo, no había muchos de la generación más
joven en el País Cang Lag que pudieran ganar contra Tong.

“¿Quién
es ese? Tan joven,”

“Qué
encantador, me gusta.”

Qing
Shui sostuvo la Espada Osa Mayor y subió a la arena sin expresión.

En
ese momento, el Tong que había recuperado sus sentidos estaba en el borde. La
patada de Shi Qingzhuang, que estaba destinada a destruír su capacidad de
procrear ahora ya no dolía. Fue una suerte que ella perdiera por poco su
objetivo porque si no, sus boas definitivamente se habrían roto.

Incluso
así, todavía se sentía entumido, sin al menos diez días o más de medio mes de
tiempo para recuperarse, probablemente no se levantaría de nuevo. Pensando en
cómo tendría que pasar bastante tiempo sin la compañía de una mujer, él estaba
lleno de odio.

Vio
como la dama que envió a volar fue atrapada por este joven y que parecían estar
en términos muy cercanos, ella le había dado al joven una sonrisa altamente
intoxicante, pero era una pena que esa sonrisa no fuera para él.

Sus
manos sostenían la lanza fuertemente. Tenía la fuerte urgencia de matar a
alguien, especialmente al hombre encantador imán para las damas enfrente de él.

“Mereces
morir.” Qing Shui miró al afable Joven Xiantan ante él. Era el experto Xiantian
más joven que había visto aparte de él mismo.

“Jaja,
¿tú? Ven a matarme si tienes la habilidad.” Gritó Tong con desdén mientras
señalaba con la lanza plateada hacia Qing Shui.

La
fiera aura no era digna de mención para Qing Shui.

Qing
Shui estalló en una sonrisa despiadada. Sin esconder su aura emergente. Una
solemne aura se esparció. Como si múltiples ondas de rugidos de tigre resonaran
lo que causó que uno se sintiera ansioso.

Cuando
Tong fue sacudido, Qing Shui hizo su movimiento. Con una remarcable velocidad.
La Espada Osa Mayor en sus manos desplegó un corte perfecto sin dudar. Solo
usando su completo autocontrol pudo Qing Shui pudo disolver la furia que estaba
suprimiendo.

Los
rostros de la gente del Clan Tong inmediatamente se volvieron pálidos en el
momento que Qing Shui liberó su aura. Un viejo se precipitó a la velocidad de
la luz. “Rufián, no te atreves.”

Incluso
si el Rey del Infierno estuviera ahí, la espada todavía cortaría como
pretendía. La Espada Osa Mayor aplastó sobre la laza plateada que Ton había
usado para bloquear asustado.

Un
desagradable sonido agudo de metal chocando creó un retumbar.

Silencio
llenó el aire mientras Qing Shui se quedaba ahí parado tranquilamente.

“Wow
no quedaron ni siquiera restos. Tan violento, ¡fantástico!” Los ojos del
transeúnte A brillaron cuando lo dijo.

“Si
solo yo fuera tan valiente. Ese sentimiento de explotar a alguien debe sentirse
tan bien como tener sexo con una mujer.” El Transeúnte B dijo artísticamente
con ojos de pensamiento profundo.

Transeúnte
A. “…”

La
sangre en el aire significaba que una persona había sido explotada en trizas. Y
una lanza plateada rota en dos estaba a lo lejos. El anciano también justo
alcanzó el escenario.

“¿No
me atrevo? ¿Ahora crees que no me atrevo?” la mirada de Qing Shui estaba fija
en el viejo. Qing Shui sabía que este viejo era fuerte, no más débil que su
maestra diosa.

“Ahhh,
niño, niño…”

los
gritos agudos del viejo llenaron el aire mientras miraba a Qing Shui con ojos
enrojecidos. Sus dientes estaban apretando los dientes fuertemente. “¿Porqué
tenías que matarlo? ¿Porqué?”

“¿Porqué?
Porque merecía morir.” Qing Shui se quedó ahí, sus ropas salpicadas con sangre
haciendo sentir incluso más demoníaco.

“Tú
mereces morir también.”

En
el área donde se habían reunido aquellos de la Secta Skysword.
“¿Deberíamos
subir también?” Dijo Zhu Qing suavemente.

“¿No
vamos? Dijo Yiye Jiange sintiéndose complicada.

“¿Porqué?
Ese Tong Tu es el viejo del Clan Tong. Aunque no es el más fuerte, su fuerza
está en el pináculo del cuarto nivel de Xiantian.” Zhu Qing miró a Yiye Jiange
con un rostro medio sonrinte.

“Él
puede manejarlo.”

Zhu
Qing y los otros Ancianos miraron sorprendidos a Yiye Jiange antes de voltear a
ver hacia la figura recta en el escenario.

“Jaja,
viejo, si fueras a morir aquí, ¿sería considerado morir de vejez?” Qing Shui
fijó su mirada en el poderoso y tosco viejo, y habló con un tono que podría
hacer que la sangre de uno hirviera.

El
viejo también sostenía una lanza plateada, con un largo de 1.2 zhang. Su cuerpo
era como un dragón de viento vivo lo que hacía sentir que era más un arte que
un arma, exudaba un aura de luz.

El
viejo miró a la lanza rota en dos. Tong era su nieto, y un importante miembro
que conduciría al Clan Tong al Pico del País Cang Lang, o incluso fuera del
País Cang Lang, sin embargo, todo fue destruido por este joven muchacho en
frente de él.

“Rufián,
veré que la justicia sea servida por el bien de mi niño.”

Su
cabeza de cabello plateado voló y el rugido de un dragón resonó de la laza
dragón que estaba agitando.

Parecía
que su lanza era un tesoro, pero pensar que podía emitir el sonido del rugido
de un dragón.

El
rugido del tigre de Qing Shui se estrelló con el rugido del dragón de la otra
parte. Los fuertes rugidos desafiantes llenaron el cielo mientras las personas
de abajo miraban a la escena sorprendidos.

El
viejo hizo su movimiento abalanzándose hacia Qing Shui con su lanza, como si un
dragón escondido emergiera de los mares.

El
rugido del Dragón se volvió incluso más agitado y la lanza actuó como si fuera
un dragón vivo abalanzándose hacia Qing Shui.
Destello
de Espada.

Usando
la Espada Osa Mayor que acumulaba las fuerzas de la galaxia, Qing Shui
rápidamente arremetió a su oponente, las fuerzas de la galaxia fueron enviadas
sin reservas.

Al
contacto, Qing Shui se dio cuenta de la extrañeza de la lanza del anciano
cuando sintió un inmenso temblor cuando sus armas se enfrentaron. Mientras que
la lanza dragón del viejo fue empujada hacia atrás, la otra parte no tuvo mucha
reacción.

Del
otro lado, el viejo miró a Qing Shui sorprendido.

Él
sabía que la lanza dragón podía defenderse de ataques típicos, pero no pensaba
que el oponente podría apenas empujarlo hacia atrás sin recibir lesiones. Eso
requeriría una gran cantidad de poder.

La
lanza dragón una vez más, con el fuerte Qi de Xiantian se deslizó hacia Qing
Shui como un dragón agitando su cola. Qing Shui todavía punteó con la espada,
liberando un circulo de Qi amarillo, Qi de la punta de la lanza y una vez más
golpeó en la cabeza de la lanza dragón.

¡Ding!

Esta
vez, el Qi terráqueo de Xiantian defendió la mitad de los poderes ofensivos, y
regresó la mitad de él para desvanecer los poderes de la lanza dragón. Atrapado
con la guardia baja, la lanza dragón fue golpeada lejos por la fuerza de la
espada de Qing Shui.

Después
de eso, la espada de Qing Shui atacó como una fuerte tormenta con una pesada
lluvia. Incluso el rugido del tigre suprimió al del dragón.

¡Monte
del Tigre! Amasando poder.

Usó
la punta de la espada para cortar repetidamente con el Descenso de Tigre el
cual se estrellaba contra la lanza dragón, con el apoyo del Qi de la Antigua
Técnica de Fortalecimiento, Qing Shui no sufrió ninguna lesión, pero la sangre
estaba goteando de las comisuras de Tong Tu.

Aunque
Qing Shui no necesitaba erradicar las raíces, desde que ellos se encontraron
después de matar al joven, no había necesidad de dejar al viejo vivo. El hecho
de que habría resentimiento por el Clan Tong estaba gravado en piedra. Sin embargo,
a él no le importó.

“¿Todavía
quieres continuar? Será mejor que regreses para arreglar el funeral. Tienes
otro medio día de vida.” Qing Shui retrajo su espada mientras miraba el pálido
rostro de Tong Tu y dijo sin emociones.
Bookmark(0)
AST Capítulo 188 – Competencia de Intercambio de Sectas, a Qing Shui se le Rompe el Corazón.
AST Capítulo 190 – No me Detengas.