AST Capítulo 181 – Belleza Sin Par Domadora de Bestias, ¿Pequeña Loli?

Capítulo
181 – Belleza Sin Par Domadora de Bestias, ¿Pequeña Loli?

No
había otras sectas de cultivadores en la Cueva de los Mil Budas, pero era
considerada una tierra santa en el País Cang Lang. Había muchos que se
aventuraban en las cuevas, esperando que un poco de Qi de Buda se frotara en
ellos. Se rumoreaba que el Qi de Buda era capaz de defender contra el mal y
enfermedades, fortalecía el cuerpo e incluso alargaba la esperanza de vida.

Qing
Shui naturalmente no creía en los rumores. Pero a su vez, no habría humo sin
fuego, así que quizás la gente estuviera bajo el efecto placebo.

El
lujoso carruaje voló pasando los caminos principales de la capital de Cang Lang
mientras Qing Shui yacía perezosamente dentro del carruaje. Ocasionalmente
levantaría las cortinas de su carruaje y echaría un vistazo afuera.

La
Cueva de los Mil Budas estaba localizada en la Montaña Cang Lang. La Montaña
Cang Lang era cordillera más grande en todo el País Cang Lang. Su forma podría
ser comparada con una serpiente, torciéndose y girando, y separaba el País Cang
Lang en dos, afortunadamente, solo tomaría medio día viajar desde el Paraíso
Terrenal y podría ser atravesada por caballos. Sin embargo, tenían que cortar a
través de un gran cañón antes de que pudieran llegar ahí.

Inicialmente,
el conductor no quería ir a través de esta ruta debido a que si se cruzaban con
bandidos o bestias feroces sería el final de ellos. Solo después de que el
indefenso Qing Shui añadiera el doble de cantidad de dinero el conductor
finalmente estuvo de acuerdo. Después de todo entre mayor es el riesgo mayor es
la recompensa.

El
medio día ya había llegado, y las calles estaban llenas de caballos y carruajes
de bestias. Había algunos que llevaban lujosos bienes y otros que se movían
extremadamente lento, Qing Shui miró a la ocupada multitud a través de la
ventana de su carruaje.

Todo
fue por el bien de la supervivencia. Los ricos eran igual que los pobres, todo
lo que hacían era para su propia supervivencia.
Aunque
los deseos eran los mismos, ambos escenarios y metas eran diferentes con cada
clase social.

Después
de un periodo de tiempo. Qing Shui miró afuera de nuevo después de sacudirse el
sueño de sus ojos. Se dio cuenta de que sus alrededores hace tiempo que habían
dejado los caminos principales y habían entrado a una región montañosa. Qing
Shui supo que ya habían entrado al cañón de las Montañas Cang Lang.

El
cañón era capaz de cortar a través de las montañas Cang Lang. Afortunadamente,
la distancia para alcanzar el otro lado de las montañas era solo de cinco
kilómetros, y siempre y cuando los caballos galoparan, solo 15 minutos eran
suficientes. Tristemente este era considerado un ‘atajo’ y estaba lleno de
peligro. Después de todo en esta región había muchas bestias demoníacas
poderosas al acecho.

Normalmente
habría fuertes cultivadores y aventureros mercaderes arriesgados en esta ruta
también.

Este
gran cañón tenía varios kilómetros de ancho, y en el centro, había un estrecho
camino, una vez que los caballos de carruaje pusieran un pie dentro del
sendero, el conductor empezaría a aumentar la velocidad. El sendero aquí no era
suave como las calles principales del País Cang Lang. Eso era por lo que Qing
Shui había despertado de su sueño.

Lo
que temían de hecho había pasado. Un aterrador sonido de relincho resonó de los
caballos y Qing Shui estaba perplejo mientras veía un tigre blanco plateado de
pie en el medio del camino y bloqueando su camino.

El
cuerpo del tigre era blanco puro, con un largo de 5 metros y una altura de unos
dos metros, sus extremidades eran robustas y musculosas, y tenía una cola de cuatro
metros de largo que era tan dura como el acero.

Qing
Shui contempló la bestia gigantesca ante él. Su pelaje blanco parecía
extremadamente bello, pero la poderosa aura que emitía le dijo a Qing Shui que
este era ciertamente una bestia demoníaca.

“Tigre
de Nieve Jade Blanco.” El conductor se puso pálido mientras gritaba.

Esto
no era suficiente para que Qing Shui estuviera asombrado. Lo que realmente lo
hizo que se le cayera la quijada en shock fue que de hecho vio a una pequeña
figura femenina. Era similar a un duendecillo, anclada en el pelaje blanco
níveo de pie sobre el tigre blanco. Lo que hizo que Qing Shui se asombrara
fueron las características y aura que esta pequeña niña emanaba. Su aura era de
hecho 70% similar a la de su Maestra Divina.

Qing
Shui estaba ligeramente desconcertado mientras contemplaba la hermosa chica.
¿Podría ella ser la hija de su maestra? Agitó la cabeza como si esta idea fuera
aterradora de considerar para él.

“¿Esta
pequeña niña es una domadora de bestias?”

Esta
noción apareció repentinamente en la mente de Qing Shui. Sin embargo, Qing Shui
sintió que esta pequeña niña no tenía ningún tipo de cultivo. Y entre más la
miraba, más le recordaba a su Diosa Maestra.

Qing
Shui se bajó del carruaje. El caballo ya estaba paralizado de terror, e incluso
las piernas del conductor se suavizaron tanto que ya no pudo estar de pie.

Qing
Shui lentamente caminó hacia el gigantesco Tigre de Nieve de Jade blanco.
Mientras una sonrisa florecía en su cara cuando miró a la extremadamente adorable
y hermosa pequeña como su hija. ¿Cuán grandioso sería su nivel de satisfacción?
El ‘poder asesino’ de las pequeñas niñas era el más poderoso. A pesar del
género de su enemigo, ellos masacrarían gente de izquierda a derecha tanto como
el gigantesco tigre.

La
niña no se asustó ni siquiera cuando lo vio, los ojos grandes cristalinos de la
pequeña estaban llenos de curiosidad mientras parpadeaba. Qing Shui podía
sentir que esta pequeña se parecía mucho a él.

Sin
embargo, el tigre blanco que montaba estaba obviamente nervioso, se paró en dos
patas aparentemente incapaz de calmarse. Mientras rugidos graves podían
escucharse de su garganta. Era como si el tigre estuviera advirtiéndole a Qing
Shui que no se acercara.

La
pequeña extendió su ligeramente animalista mano pequeña mientras acariciaba al
tigre en la cabeza. “Pequeño tigre no te asustes.”

Qing
Shui sintió una calidez en su corazón mientras escuchaba la infantil voz y las
palabras de esa pequeña. El gigantesco tigre blanco de verdad se calmó después
de escuchar sus palabras. A pesar de eso, los ojos del tigre todavía miraban a
Qing Shui llenos de cautela.

Después
de calmar al tigre, la pequeña niña brincó debajo de la espalda del tigre y
hacia el cuerpo de Qing Shui. Esto fue debido a que Qing Shui estaba de pie muy
cerca del tigre, una distancia no mayor a dos metros separado.

Qing
Shui atrapó a la chica por reflejo, sin una pizca de precaución contra ella.

“Papi,
tu eres papi.” La pequeña abrazó a Qing Shui alrededor del cuello mientras ella
sonreía felizmente.

Qing
Shui casi muere en ese instante. Él sabía que con su edad actual, podría ser su
padre. Su apariencia no debería ser tan mayor ¿Cierto? Al menos con su
presencia y su aspecto, nadie debería ser capaz de adivinar su edad. Si no, Mei
Yanxue no lo habría llamado ‘Hermano Qing Shui.’

“¿Porqué
me dices papi?” Qing Shui preguntó amargamente, sintiendo tan indefenso como cuando
Yuchang le hacía eso.

“Tienes
el olor de Papá, así que tu eres Papá”

Qing
Shui estaba transpirando locamente. ¿Eran todos los niños de esta generación
así?

“¿De
dónde vino este gran tigre?” Qing Shui descubrió que uno necesitaba ser
paciente cuando hablaba con pequeños niños.

“Conocí
a muchos compañeros de gran tamaño. Todos ellos quieren seguirme, pero ellos
son tan feos, este era el de mejor aspecto de todos los grandes compañeros, así
que por eso es que decidí jugar con él.” La pequeña explicó seriamente.

Qing
Shui todavía estaba sudando. Esta pequeña muchacha no parecía  que estuviera mintiendo, en todo caso,
ella aún era tan joven, y apestaba a leche materna. ¿Cómo podría ella saber
como mentir?

“¿Dónde
está tu madre?” Qing Shui abrazó a la pequeña mientras la miraba a sus ojos
cristalinos.

“¿Qué
es madre?”

Qing
Shui “…”

Qing
Shui no sabía que debería decir ahora. Ella no sabía que significaba madre, así
que dedujo que ella no tenía madre. Desde que ella dijo que él tenía el olor de
su papá, entonces significa que ella conoció a su papá antes.

“Pequeña,
¿cuál es tu nombre?”

Qing
Shui cargó a la pequeña mientras preguntaba suavemente.

“Papa
me llama Luan Luan.”

“¿Qué
es lo que hace tu papá?” Qing Shui cambió a otro camino mientras preguntaba.

“Hmm,
Papá siempre está junto a un grupo de feos compañeros grandes. A veces él vuela
por los cielos pero el no quiere llevar a Luan Luan.” Murmuró adorablemente
Luan Luan.

El
padre de Luan Luan tiene una alta probabilidad de ser un domador de bestias, y
debería ser bastante poderoso.

“¿Porqué
no estás junto a tu papá?

“Papá
ya no me quiere, ayer, había mucha gente en casa. Ellos sostenía brillantes
armas, y gritaban por la muerte de papá, no sé que pasó después de eso.” Luan
Luan empezó a sollozar.

“No
llores Luan Luan. Sé obediente ¿De acuerdo? Lual Luan ni siquiera estás
asustada de este tigre blanco, así que eres una niña realmente valiente. Una
niña valiente no lloraría tan fácilmente.” Qing Shui se asustó, no sabía como
convencer a un niño de no llorar mientras se abría paso a tientas.

“No
estoy para nada asustada, ellos son todos muy obedientes, y me obedecerán sin
importar lo que quiera que ellos hagan.” Después de lo cual la pequeña niña se
animó.

Qing
Shui abrazó esta lamentable niña, pero todavía no entendía porqué insistía que
tenía el olor de su papá. Su padre debería ser un muy poderoso domador de
bestias, y basado en la apariencia de esta pequeña, su madre debería ser muy
probablemente también alguna belleza celestial.

Cuando
se dio cuenta de que la pequeña quería decir que las bestias demoníacas nivel Xiantian
la obedecían, Qing Shui se quedó inmensamente impactado. Finalmente vio un mito
de los libros y leyendas hecho realidad frente a sus ojos.

La
leyenda dice que solo aquellos con un corazón místico de siete aperturas
tendrían tal habilidad. Este tipo de personas no solo no tendrías barreras
cuando avanzaran al reino Xiantian, sino también el progreso de su cultivación
sería extremadamente suave. Después de alcanzar el Xiantian y avanzar al
siguiente reino, la dificultad se bajaría al menos 10 veces.

Para
aquellos cultivadores que se las arreglan para avanzar del reino Rey Marcial o
Santo Marcial, casi todos ellos tienen un corazón místico de siete aperturas.
Sin embargo, el numero de estos poseedores de ese místico corazón era demasiado
bajo. Una cosa era cierta para aquellos que lo tienen. Ellos vagarían en los
nueve continentes como les plazca, sin preocupaciones. Sus nombres serían
inmortalizados y dejarían una marca detrás para la siguiente generación.

“Luan
Luan, Sígueme esta vez ¿de acuerdo? Qing Shui no tenía ningún motivo ulterior
con pedirle que se quedara con él. Principalmente, estaba preocupado de que
ella sufriera o fuera engañada. A pesar de tener el corazón místico, ella solo
era una niña, su percepción del mundo podría ser fácilmente formada pos
embusteros o gente con malas intenciones.
Bookmark(0)
AST Capítulo 180 – Hermosa Chef del Paraíso Terrenal, Buda Salta Sobre el Muro (Platillo Chino).
AST Capítulo 182 – La tercer Onda de las Nueve Ondas de la Gran Palma Dorada de Buda.