AST Capítulo 135 – Matando a la bestia demoníaca.

Capítulo
135 – Matando a la bestia demoníaca.

Jade
Suave entró en su abrazo, ese sentimiento de suave elasticidad causó que la
mente de Qing Shui se quedara en blanco, sus manos suavemente abrazaron la
delgada cintura de Wenren Wu-shuang.

“No
tienes permitido pensar otras cosas, o hacer otras cosas, es solo un abrazo por
un segundo.” Wu-shuang alzó su mirada, sonrojándose furiosamente mientras decía
eso.

“Obedeceré,
siendo capaz de abrazarte y escuchando que me permites abrazarte ya siento que los
cielos me favorecen. Déjame abrazarte así todos los días ¿está bien?” Qing Shui
bajó su cabeza y sonrió a Wu-shuang.

“¡En
tus sueños! ¿Todos los días? Hoy es solo porque se que te estás deprimiendo, y
por nuestra seguridad mañana, esta hermana no tiene más elección que
sacrificarse un poco.” Wu-shuang bajó su cabeza y respondió ligeramente, su
vergüenza apareció de su tono de voz.

Qing
Shui estaba extremadamente feliz en su corazón. Wu Shuang no era como esas
chicas promiscuas que podría fácilmente permitir a alguien abrazarlas. Hoy, en
orden de consolar a Qing Shui, podría decirse que a Wu-shuang no le desagradaba él, e incluso lo admiraba un poco. Quizás porque el curó el veneno de antes
causó que Qing Shui ya tuviera un lugar en su corazón.

“¿Abrazaste
lo suficiente?” Dijo Wu-shuang tranquilamente.

“No,
incluso si te abrazo una eternidad, no será suficiente, solo quiero abrazarte
así para siempre.” Qing Shui susurró suavemente en el oído de Wu-shuang,
haciendo misteriosa su voz deliberadamente.

Wu-shuang
no sabía como reaccionar cuando Qing Shui la sostenía tan casualmente, no podía
pensar correctamente, y no solo eso, en su corazón un indescriptible
sentimiento surgió. A pesar de eso, Qing Shui ya era una existencia especial en
su corazón, confiable, con quien podías contar, alguien como la familia, pero
aún sin ser familia al mismo tiempo.

Wu-shuang
inclinó su cabeza ligeramente, viendo al apuesto hombre que la abrazaba, era
desconocido cuándo sus claros, ojos de aspecto atractivo se transformaron en
algo más maduro y llenos de inteligencia.

“Jovencita,
me veo bien ¿cierto?” Qing Shui extendió su mano mientras pellizcaba la nariz
de Wu-shuang.

“Vete
de aquí, pequeño huevo podrido, no tienes permitido llamarme jovencita.”
Wu-shuang extendió sus manos, amenazando con usar sus dedos para pellizcar la
nariz de Qing Shui, pero, como podría haber adivinado que Qing Shui de hecho
abriría su boca y amablemente chupar sus dedos.

“¡Ah!”
Wu-shuang gritó sorprendida, mientras rápidamente retiraba sus manos, mirando a
Qing Shui.

“Jeje,
todas las chicas en mi aldea son llamadas jovencitas, no hay nada malo con
llamarte así.” Qing Shui continuó bromeando con la ya avergonzada Wu-shuang.

“No
lo permito significa que no lo permito.” Wu-shuang inesperadamente se rió
después de terminar su frase.

“Vamos
a descansar temprano, estaremos entrando mañana en la mañana.” Qing Shui jaló
las suaves manos de Wu-shuang mientras la llevaba bajo la montaña a descansar.

Después
de una noche de cultivación, Qing Shui se sintió extremadamente satisfecho, en
tanto hubiera mejoras, entonces el se sentiría feliz, la Técnica de
Fortalecimiento Antigua ya había avanzado hacia los 55 ciclos de circulación de
Qi hace unos días y ahora alcanzó el ciclo 56. A pesar de esto, aún tenía un largo camino antes de alcanzar el ciclo 96.

En
la mañana, Qing Shui se levantó puntualmente y practicó afuera Tai Chi, no solo
eso sino que también las formas básicas de la técnica de la espada, la postura
perforadora (laido), postura de estocadas rápidas y postura de tajo, Qing Shui
implacablemente las practica todas.

El
estado de percepción solamente sucede cuando uno se sumerge así mismo en
incontables cantidades de entrenamiento, justo como Qing Shui alcanzó el reino
de las verdades de la espada, gastando una astronómica cantidad practicando el
mismo conjunto de movimientos, él se sumergió así mismo en ese estado antes de
llegar realmente a ese nivel. Naturalmente todavía estaba enamorado de los
misteriosos reinos que venían después del reino verdades de la espada.

Lentamente
y aparentemente pesadamente, Qing Shui practicó las posturas del Thai Chi, era
como si estuviera empujando contra una montaña gigantesca con muy poca fuerza,
casi sin esfuerzo, se sentía extremadamente extraño.

Wu-shuang
abrió sus ojos mientras observaba las acciones de Qing Shui desde lejos,
sintiéndose perpleja en su corazón. Qing Shui parecía saber muchas cosas, no
solo eso, pero durante sus interacciones, Wu-shuang realmente se sintió muy
feliz. Esto a pesar de que Qing Shui a veces decía cosas que la hacían
avergonzarse.

“Mi
vida fue salvada por él, pero cada vez que lo pienso, que ese pervertido chico
malo de hecho me tocó ahí y después de eso, incluso no mostró ningún
arrepentimiento y era muy abierto sobre ello, si hay una siguiente vez, él hará
algo incluso más…”

“Wu-shuang,
¿Qué tan profundo es el valle?” después de caminar 20 o 30 li de distancia,
ellos se encontraban frecuentemente serpientes de anillos dorados de varios
tamaños, sin embargo aún no habían sentido el rey serpiente de nivel Xiantian.
“No
puedo estar segura, pero necesitaremos caminar una distancia igual de larga
para alcanzar la fruta de serpiente de anillos dorados, esperemos que el rey
serpiente no esté ahí.” Dijo Wu-shuang esperanzada mientras miraba a Qing Shui.

“¿No
dijiste antes que la fruta estaría madura durante este periodo de tiempo?
¿Porqué el rey serpiente la dejaría durante este periodo? Pero luces tan adorable
cuando muestras tu lado ingenuo.” Qing Shui sostenía las manos de Wu-shuang
mientras hablaba apresuradamente.

“Solo
digo que puede haber una oportunidad, de otro modo ¿porqué te pediría que
vinieras conmigo?” Wu-shuang hizo un puchero mientras Qing Shui soltaba una
risita, amaba ese lado de Wu-shuang.

“Llegaremos
pronto, ten cuidado.” Wu-shuang jaló a Qing Shui mientras susurraba.

Ambos
avanzaban lentamente, ya que esta parte del valle era sinuosa y complicada,
solo podían ver unos 10 metros por delante, avanzando con cautela usaron las
paredes del valle como su cubierta.

Después
de girar en una esquina, los ojos de Qing Shui se iluminaron, cerca, había un
arrollo dentro del valle, y justo después de una simple mirada, Qing Shui
rápidamente apartó la mirada.

El
rey serpiente de anillos dorados.

Qing
Shui de hecho se sintió impactado mientras miraba hacia ese gigante sujeto. El
rey serpiente tenía más de 100 metros de largo y una circunferencia de 2 o 3
hombres adultos. El color de su piel era de un verde vívido, y estaba adornado
con símbolos de anillos dorados, el brillo en los ojos del rey serpiente
parecía emitir una luz similar a una linterna, provocando que los corazones de
los hombres se volvieran fríos.

El
rey serpiente de anillos dorados estaba tendido en el suelo, su cuerpo
enroscado intrínsecamente, sobre su cabeza había una planta de medio metro de
alta que brillaba con tres tipos de luz: dorada, verde vívida y blanco
plateada.

Adheridas
a esa planta había unas frutas color dorado del tamaño de un puño.

Qing
Shui sabia que esa planta de medio metro de alto no era otra que la planta del
rey serpiente de anillos dorados, parecía que si ellos querían obtener las
frutas, entonces tendrían que pasar a través de su guardián primero.

Qing
Sui miró a Wu-shuang, no importa que, ella había intercambiado golpes con esa
gran serpiente y aún así se las arregló para escapar con vida.

“El
cuerpo del rey serpiente es tan duro como esencia de acero, su única debilidad
está en sus ojos, sin embargo puede escupir veneno, también tienes que tener
cuidado de su cola, cultivadores Xiantian ordinarios no puede soportar ni
siquiera un golpe de ella.” Habló Wushuang, mientras el terror de su
experiencia pasada podía verse en sus ojos.

“¿Todavía
estás asustada? ¿Porqué querías venir?” Qing Shui sonrió.

“Porque
estás aquí conmigo, de otra manera nunca regresaría aquí sola.” Wu-shuang
respondió con mucha naturalidad.

“¿Está
chica está utilizándome como carne de cañón?” Qing Shui sonrió amargamente.

“Atraeré
su atención, mientras tu robas las frutas, recuerda actuar solo después de que
la haya llevado lejos.” Wu-shuang miraba fijamente al rey serpiente mientras lo
decía suavemente.

Una
vez que escuchó eso, Qing Shui estaba conmovido, sin embargo ¿cómo podría él
dejar que Wu-shuang tomara semejante riesgo? Atrapando la mano de Wu-shuang
quien estaba a punto de apresurarse hacia la serpiente, Qing Shui susurró.
“Wu-shuang, déjame atraer su atención, sin embargo cuando tomes las frutas
después, recuerda arrancar la planta también, tengo algún uso para ella.”

En
las manos de Qing Shui ya tenia preparadas dos piedras del tamaño de huevos de
ganso, después de lanzar una tranquilizadora mirada a Wu-shuang salió
corriendo. Al mismo tiempo, Qing Shui pateó una roca del tamaño de una cabeza
humana, apuntando a la cabeza del rey serpiente.

¡Peng!

La
piedra se rompió, pero el rey serpiente ni siquiera resultó un poco herido, sin
embargo un siseo de ira que perforaba los oídos pudo oírse mientras su cuerpo
musculoso y flexible se elevaba a una altura de un tercio de su longitud.
Parado a más de 30 metros de altura, inspeccionando a Qing Shui antes de
lanzarse hacia él.
 Uno no debe dejar engañarse por la inmensa estatura del rey
serpiente, sus movimientos eran similares al viento, increíblemente ágil y
veloz.

Qing
Shui ejecutó sus pasos de espíritu libre dominados, ágilmente se paró de lado y
avanzó hacia delante, mientras la cola del rey serpiente se aplastaba contra
los muros de la montaña del valle y el polvo permanecía en el aire.

“¡Mierda!”
Qing Shui miró atrás a la zona de colisión, los muros de la montaña fueron
totalmente destruidos por el impacto, él se preguntó si su cuerpo podría ser
capaz de tomar un golpe de la cola de esta gran serpiente.

Qing
Shui agarró fuertemente las dos piedras del tamaño de un huevo de ganso en sus
manos, cuando vio un enorme objeto silbando en el aire y corrió a toda
velocidad, la gigantesca roca lanzada por la serpiente explotó en pedazos.

Desde
que Qing Shui sobrevivió al ataque del jabalí demoníaco mutado, había preparado
armas simples escondidas en su cuerpo, esas piedras del tamaño de huevos de
ganso eran el ejemplo de ello. Había preparado especialmente piedras gruesas
con bordes dentados para su uso.

Qing
Shui se estaba preparando para usar armas ocultas cuando repentinamente la
enorme cabeza de la serpiente arremetió sobre él, su velocidad era comparable a
una flecha que dejó explosivamente el arco, mientras arremetía hacia él,
escupió gotas de un pegajoso veneno líquido hacia Qing Shui.

“A
la mierda esto,” Qing Shui maldecía mientras rápidamente retrocedía,
esquivando. A pesar de que Qing Shui avanzó a la cuarta capa celestial, y
disfrutó de un aumento en 10 veces de varios de sus atributos, él no tenía la
confianza de que sería inmune al veneno del rey serpiente.

El
instante en que la niebla de veneno se disipó, los pasos de espíritu libre de
Qing Shui fueron ejecutados a su límite, mientras su cuerpo se transformaba en
un espejismo. Disparó las dos piedras en sus manos en un complicado ángulo, con
una velocidad como de rayo.

“Hiss”
un siseo que perforaba el oído resonó, mientras que el cuerpo del rey serpiente
se retorcía y tenía espasmos en ese pequeño espacio. Qing Shui quien no tenía
espacio para maniobrar fue mandado a volar y aplastado contra el muro.

Un
agujero en forma de ser humano se formó cuando Qing Shui se estrelló contra él.

Qing
Shui en medio de ese desastre, vio que uno de los ojos del rey serpiente fue
cegado, la razón de sus movimientos frenéticos de antes era debido a esa
lesión.

Qing
Shui maldijo de nuevo, el escenario era muy similar a su experiencia previa con
el cóndor de jade negro de cabeza blanca, pero esta vez, él solo se las arregló
para herir uno de los ojos de la bestia. Cuando Qing Shui apareció, fue
directamente atrapado, enrollado y aplastado por el inmenso cuerpo del rey
serpiente, colgando inmóvil en el aire.

Ese
inmenso cuerpo del rey serpiente parecía tener totalmente cubierto a Qing Shui,
dejando solo su cabeza y sus dos brazos colgando afuera del rollo. Este
resultado pasó solo debido a la implacable lucha de Qing Shui.

Los
huesos de Qing Shui emitieron sonidos de crujidos bajo la presión. Era algo que
algunos otros cultivadores incluso si estuvieran en el nivel Xiantian sus
huesos hubieran sido pulverizados hace mucho tiempo.

Las
fauces del rey serpiente se abrieron en un chasquido, mientras sus colmillos
blancos impecables brillaban con veneno, emitiendo un olor putrefacto mientras
se lanzaba hacia Qing Shui.

Qing
Shui en ese momento, en contra de las expectativas, se calmó, justo en el
instante previo a que el rey serpiente lo mordiera, su brazo izquierdo salió
disparado y agarró alrededor de esa gruesa lengua del rey serpiente jalándola
violentamente.

La
aterradora fuerza de Qing Shui arrancó la lengua de la serpiente gravemente.
Sin mencionar la lengua de la serpiente, pero si tuviera la palanca para atacar
la cabeza del rey serpiente, entonces también sería capaz de infligir un enorme
daño con su fuerza de más de 200 mil jin, era una pena que tuviera las manos
desnudas, solo como una delgada aguja picando el muslo de un humano, no tenía
manera de herir 
mucho a la serpiente.

Mientras
la cabeza del rey serpiente fue jalada violentamente a un lado, el ojo restante
del rey serpiente apareció ante Qing Shui. Sin dudarlo Qing Shui directamente
lanzó su puño derecho golpeando directo en él.

El
chillido penetrante del rey serpiente una vez más resonó, en el mismo instante
cuando el puño de Qing Shui estaba dentro del ojo del rey serpiente, forzó
su puño hacia delante en orden de alcanzar el cerebro del rey serpiente,
dispuesto hacia el color gris, la flama primordial apareció, disparó hacia el
cerebro del rey serpiente, quemándolo desde dentro.

La
apretada constricción del cuerpo de la serpiente gradualmente se fue perdiendo,
después de algunos espasmos se quedó inmóvil.

Mientras
Qing Shui ejercía su fuerza, luchando para salir del cuerpo del rey serpiente,
el vio el lloroso rostro de una belleza, Wenren Wu-shuang quién estaba de pie cerca,
lo miraba.

“Jovencita,
me veo bien, ¿cierto?” Qing Shui extendió sus manos y pellizcó la nariz de Wu-shuang.
AST Capítulo 134 – La compañía de una belleza en un viaje.
AST Capítulo 136 – ¡Núcleo! Sentimientos Ambiguos.

Deja una respuesta