AST Capítulo 134 – La compañía de una belleza en un viaje.

Capítulo
134 – La compañía de una belleza en un viaje.

“¿Es
realmente así de divertido?” Qing Shui miró a Wenren Wu-shuang, quien había estado riendo sin parar en el viaje, sintiéndose un poco deprimido.

Qing
Shui y Wu-shuang viajaban en un carruaje arrastrado por un caballo, con Qing
Shui actuando como cochero y Wu-shuang dirigiendo el camino, por lo tanto, la
cortina de la ventana que daba al asiento del cochero fue retirada, así una
dentro del coche y el otro afuera, pasaron el tiempo charlando felizmente.

Cuando
se fueron en la mañana, Yuchang estaba abrazando a Qing Shui llamándolo papi,
negándose a dejarlo ir, Wu-shuang vio toda la escena, e incluso fue a darle un
abrazo a la pequeña.

Cada
vez que recordaba como Qing Shui trataba de persuadir inútilmente a la niña,
sentía ganas de echarse a reír. Habían viajado apenas unos cuantos li de
distancia y Wu-shuang ya se había reído por tercera vez, su melodiosa risa
aunque era poco involuntaria seguía siendo graciosa, uno no podía evitar sentir
que sin importar que acción realiza una belleza, aún sería una escena hermosa.

“Gracioso,
es tan gracioso, cuando pienso en como te veías, no puedo evitar reírme.”

Qing
Shui permaneció en silencio, solo estaba la melodiosa risa de Wu-shuang en el
aire. Mientras Qing Shui se veía deprimido, por dentro de hecho se sentía
feliz, después de todo era una cosa alegre ser capaz de hacer feliz a una
belleza.

“Realmente
no entiendo. ¿Qué tiene de gracioso que mi hija me llame papi?” Qing Shui giró
la cabeza y miró directamente hacia los profundos picos de Wenren Wu-shuang.

Wu-shuang
vio la mirada de Qing Shui y chasqueó los dedos levemente hacia el, “¿Qué es lo
que miras?” Ya eres un hombre de familia con una hija, tienes que dejar de ser
tan coqueto y tratarlas bien. Tengo tanta envidia de tu linda hija.”

Qing
Shui sonrió y dijo algo que hizo que Wu-shuang bajara la cortina.

“No
necesitas tenerme envidia, si quieres, también podemos tener una, la bebé sería
igualmente linda y bonita, parece que te gustan los niños, mmm, no bajes la
cortina…”

“Wu-shuang…”

“El
silencio cayó de repente y Qing Shui empezó a sentirse intranquilo, ¿Las
palabras que dijo la lastimaron…? Normalmente cuando bromea con ella, no se
enoja tan fácilmente.

El
tiempo pasó lentamente, pero Qing Shui no se sentía bien cuando Wu-shuang no
respondió al momento de llamarla unas cuantas veces, él sabía que debe haber
herido los sentimientos de Wu-shuang y el sentimiento de intranquilidad empezó
a aumentar.

“Wushuang.
¿Qué ruta debo tomar? Alcanzamos un cruce.” Qing Shui finalmente llegó a un
cruce de caminos, pensando que ahora ella definitivamente necesitaba decir
algo.

Las
cortinas se abrieron y señaló el camino para Qing Shui, volvieron a caer las
cortinas, así que su humor debe ser muy malo, incluso sus hermosos ojos se
volvieron un poco rojos.

“Wu-shuang,
lo siento, no volveré a decirte tales cosas en el futuro.” Qing Shui se
disculpó solemnemente.

Wu-shuang
le dio a Qing Shui una complicada mirada y dijo: “Déjame compartir contigo
algunas historias de mi pasado, no he hablado con nadie sobre ello.”

“De
acuerdo.” Qing Shui lanzó una mirada a la malhumorada Wenren Wu-shuang y
continuó en silencio manejando el carruaje jalado por el caballo.

“Mi
hermana y yo venimos de una familia normal, de hecho, una familia muy pobre, a
pesar de eso, nosotros cuatro éramos muy felices. Hermana era 8 años mayor que
yo, cuanto cumplí 2 años, nuestro padre tuvo un accidente. La originalmente
pobre pero feliz familia inmediatamente cayó en una situación desesperada,
madre sola nos trajo a mi y a mi hermana y tratamos de sobrevivir por tres
años, fueron tres años muy duros. Cuando cumplí 5 años, mi madre finalmente
cayó exhausta. Mi hermana tenía 13 entonces, me llevó a correr por el mercado,
viviendo una vida sin saber cuándo sería nuestra próxima comida, esto fue así
hasta que conocimos a mi maestro.”

Escuchando
el tono triste, Qing Shui pudo sentir su dolor, él había pensado originalmente
que él era infeliz, pero al menos en su niñez, tenía una madre que lo amaba.
Pero en este no fue el caso para ella.

“Cuando
escuché lo que dijiste antes, no pude evitar pensar en mi pasado, siento que
con niños uno tiene que tomar responsabilidad y criarlos. Si tuviera un hijo en
el futuro, los haría las personas más felices en el mundo de los nueve
continentes.” Wu-shuang murmuró para si misma como si estuviera hablando
dormida.

“Resulta
que fue porque mis palabras en ese momento eran demasiado irresponsables.” Qing
Shui pensó con amargura.

“Wu´shuang,
no estés triste, ya pasó todo y estarás bien en el futuro. Mi situación no es
mejor que la tuya, has estado en el salón medicinal del clan Qing un par de
veces, para ser honesto nunca conocí al tipo que se supone debería llamar
padre.”

Escuchando
las palabras de Qing Shui  Wenren
Wu-shuang no pudo evitar mirar a Qing Shui.

Qing
Shui lentamente compartió con ella lo que sabía, incluyendo las historias del
clan Yan.

“¿Realmente
piensas ir al clan Yan a devolverles lo que hicieron?” Lágrimas surcaron el
rostro de Wu-shuang mientras escuchaba la historia, especialmente cuando
escuchó que Qing Shui aún tenía una hermana mayor que fue arrebatada antes de
que cumpliera un año.

“No
me importa quienes sean, aquellos que intimidan a mi madre tendrán que pagar
por lo que hayan hecho, cada año retrasado significa que tendrán que pagar una
vez más, diez años retrasados significa que tendrán que pagar diez veces más.”
Dijo Qing Shui con calma y con una mirada de determinación.

“Tu
madre debe estar muy feliz de tener un hijo como tu, pero espero que pueda
discutir esto más en el futuro y busquen una solución al problema.” Wu-shuang
hizo a un lado su dolor y dijo sinceramente.

“Wu-shuang,
¿Esta es también la razón por la que tu hermana aún no se casa?” Qing Shui
recordó que Wenren Wu-gou aún está soltera.

Wu-shuang
suspiró. “Hermana dijo que aún no a conocido a un chico que le guste, dijo que
prefería pasar su vida sola que cuidando a un hombre que no le guste.”

“¿Qué
hay de ti? Ya has crecido. ¿Tienes un hombre que te guste? Cuéntale a tu
hermano mayor, hermano mayor te ayudará a buscarlo.”

“No”
Wu-shuang no regañó a Qing Shui por llamarse ‘su hermano mayor’ a pesar de ser
más joven pero lo rechazó totalmente.

“Tienes
una agenda oculta, estoy preocupada de que si hubiera un hombre que me gustara,
podrías picarlo con tus agujas, para entonces habrá serias consecuencias.” Las
mejillas de Wu-shuang se tornaron rojas, probablemente recordando la vez en que
estaba totalmente expuesta ante Qing Shui sin mencionar la acupuntura.

“jeje,
me conoces bien, si supiera de alguien que tenga deseos perversos por ti, lo
picaré tanto que estará en la misma condición que el joven que vino a buscar
tratamiento médico ayer.”

Wu-shuang
estaba pasmada. Ella recordó que Qing Shui había mencionado que el joven tenía
una condición en la que fue privado de su energía Yang o algo, resultando en su
impotencia e incapacidad de hacerlo con una mujer…

“Wu-shuang,
tengo algo que discutir contigo.” Después de un rato, Qing Shui de pronto
preguntó.

“Adelante.”

“Estás
interesada en unirte a la secta Skysword?” Qing Shui recordó que esa hermosa
maestra suya mencionó que los cultivadores Xiantian podrían unirse a la secta
Skysword como protectores vía referencias.

“La
secta Skysword es la secta más grande en el país Cang Lang. ¿Quién no querría
unirse? Pero es una pena que uno solo pueda unirse bajo la referencia de
alguien que se al menos protector de la rama principal.” Wenren Wu-shuang
suspiró mientras hablaba.

“A
pesar de que no soy un protector, debería poder recomendarte alguna vez en el
futuro. ¿Porqué no te diriges a la secta Skysword conmigo?” Qing Shui quería
utilizar la plataforma  de la secta
Skysword para mostrarse a sí mismo.

“Mmm,
olvidaba que eres un discípulo de la secta Skysword. De acuerdo, espero que tu reputación
sea lo suficientemente grande.” Wu-shuang miró a Qing Shui y dijo.

Esa
sonrisa era simplemente magnifica.

Tres
días después, ellos estaban acercándose al Valle Anillo Dorado. Qing Shui vio
los sinuosos valles en la distancia, cubiertos de cerca por la vegetación,
árboles, viejas vides y malas hierbas por todas partes.

Había
muchos árboles imponentes cuyas enredaderas eran tan gruesas como el brazo de
una persona, lo que causó que Qing Shui se llenara de asombro, ya que solo
había visto árboles pequeños en su vida anterior.

El
Valle Anillo Dorado fue llamado así debido a las serpientes de anillos dorados.
Muchos lugares eran nombrados debido a las bestias demoníacas o bestias
salvajes que vivían allí. Un buen ejemplo de esto fueron las montañas jabalí.

“Wu-shuang,
eres tan brillante, así que te enseñaré una técnica de movimiento.” Qing Shui
pensó en el galope del ciervo de la técnica de mimetismo de los nueve animales.

Qing
Shui extendió su mano.

Wu-shuang
dudó, pero eventualmente tomó la mano de Qing Shui.

Enfrentando
el familiar toque suave una vez más. Qing Shui se calmó y lentamente mostró los puntos
clave mientras dirigía y demostraba a Wu-shuang los movimientos del galope del
ciervo.

Qing
Shui compartió los puntos clave con Wenren Wu-shuang, explicando los detalles
con respecto a los puntos de acupuntura. Para ayudar a Wu-shuang a entender
mejor, incluso utilizó su mano para señalar los puntos de presión en las
piernas de Wu-shuang uno por uno. A pesar de sentirse como coqueteo, los
resultados eran muy obvios.

Wenren
Wu-shuang siempre había sido una persona buena para los detalles y entendía las
cosas rápido. De otra manera ella no hubiera sido capaz de alcanzar el reino
Xiantian tan pronto.

“Wow,
esto es tan misterioso, aumenta la velocidad de uno por mucho. Por otro lado, el
Qi Xiantian se reduce un montón.” Wenren Wu-shuang felizmente utilizó el galope
del ciervo por su cuenta y saltó con tanta gracia que parecía muy encantadora.

Qing
Shui miraba felizmente, y pensar que la postura del galope del ciervo difiere
de persona a persona. Para el, parecía más como fluir o flotar, mientras que para
WenrenWu-shuang parecía agraciado, la similitud fue la agilidad y velocidad.

Esta
práctica les tomó medio día hacia el Valle Anillos Dorados.

Qing
Shui vio que pronto oscurecería y dijo. “Wu-shuang, vamos a descansar aquí por
una noche y salgamos mañana en la mañana.”

“Mmm
de acuerdo” Wu-shuang aún estaba ebria de felicidad, después de todo, las
técnicas de movimiento eran sumamente escasas. Además era el sueño de todos ser
capaz de aumentar su velocidad.

Qing
Shui sonrió amargamente cuando miró que Wu-shuang prácticamente lo ignoró. Solo
cuando Qing Shui terminó de asar la carne Wu-shuang se detuvo y vino corriendo
felizmente a un lado de Qing. Qing Shui aplicó algunos condimentos y continuó
asando, causando que un espeso y agradable aroma se esparciera.

“¿Qué
piensas? ¿Quieres la pata delantera, la trasera o el pene?” Qing Shui sonrió
mientras sostenía las dos piernas del cordero salvaje y el pene y preguntó.

“¡Asqueroso!”
Wu-shuang sonrió y se llevó la pierna delantera.

El
olor y la habilidad de Qing Shui asando la carne no estaba mal, y los
condimentos eran algo que el mismo había hecho. A pesar de que aún había una
brecha entre sus habilidades culinarias y condimentos todavía estaba bastante
delicioso.

El
cordero salvaje fue asado a un tentador color amarillo dorado, con una textura
aceitosa y crujiente. Pero esa textura aceitosa de hecho era muy aromática e
intoxicante, a pesar de que Wenren Wu-shuang tomaba pequeños bocados
agraciadamente, estaba comiendo muy rápido.

“¿Más?”

Qing
Shui volteó la cabeza y casi escupe su comida, él repentinamente recordó un
chiste pervertido de su vida previa, el cual era sobre el efecto de cuando una
mujer le dice a un hombre que quiere más.

Rápidamente
le pasó un gran trozo de la parte superior del muslo del cordero.

“Asas
la carne mejor de lo que lo hago yo” después de terminar, Wu-shuang finalmente
le dio un comentario. Qing Shui estaba muy conmovido, ella comió por mucho
tiempo sin decir una palabra, pero gracias a Dios todavía le dio una buena
calificación después de terminar.

Instalaron
la casa de campaña cerca del muro de la montaña. Un hombre y una mujer solos en
el desierto, Qing Shui quería mucho que pasara algo, pero esos era solamente
pensamientos.

Sin
saberlo, la luna brillante colgaba alto en el aire, tan pura. Qing Shui y Wu-shuang
se quedaron en un punto elevado mirando la borrosa vista nocturna a lo lejos.

“Es
tarde, vamos a regresar y descansemos un poco.” Qing Shui ayudó a Wu-shuang a
ajustar su abrigo exterior y dijo suavemente mientras miraba la hipnotizante
belleza que parecía agraciada como el jade bajo la luz de la luna.

“Mmm”
Era la primera vez que Wu-shuang era observada por un hombre de tan cerca en la
mitad de la noche. Qing Shui estaba muy tentado por la ruborizada belleza sin
paralelo enfrente de él.

“¡Wu-shuang
eres realmente hermosa, oh, como deseo poder abrazarte!” Qing Shui sonrió
levemente, e inmediatamente despertó sorprendentemente del trance.

Wenren
Wu-shuang levantó su avergonzada cabeza y parpadeó sus hermosos ojos. Para
sorpresa de Qing Shui, amablemente enrolló sus brazos alrededor del cuello de
Qing Shui y gentilmente descansó su hermosa figura en el abrazo de Qing Shui.

Con
una belleza en sus brazos, el suave y voluptuoso toque hicieron que Qing Shui
se quedara en blanco mientras instintivamente envolviera sus manos alrededor de
la delgada cintura de Wenren Wu-shuang.

Sintiendo
el suave toque de la piel con sus manos, una fragancia elegante rozó su nariz y
los brazos de Qing Shui instintivamente se apretaron.
AST Capítulo 133 – La hermosa Mingyue Gelou.
AST Capítulo 135 – Matando a la bestia demoníaca.

Deja una respuesta