AST Capítulo 130 – Clínica Marcial (2)

Capítulo
130 – Clínica Marcial (2)

“Eh,
¿porqué sigues aquí?” Qing  Shui se
sintió un poco raro después de darse cuenta de que Shi Mushi aún lo estaba
siguiendo.

“Quiero
pedirte ayuda.”

Shi
Mushi parecía dudar al hablar, la expresión en su rostro era como si nunca
antes hubiera rogado a alguien por un favor. Qing Shui estaba atónito,
¿exactamente que clase de ayuda necesitaba Shi Mushi?

“¿Qué
necesitas?” Preguntó Qing Shui mientras miraba la complicada expresión en el
rostro de Shi Mushi.

“Si
tienes tiempo, ¿podrías visitar a mi hermana mayor?” Shi Mushi observó a Qing
Shui mientras hablaba seriamente, la sinceridad apareció en su tono.

Qing
Shui nunca esperaría que Shi Mushi le pediría eso, no solo eso, si no que lo
hizo sinceramente, Qing Shui se preguntaba si Shi Mushi sabría las cosas que
pasaron entre él y Shi Qingzhuang.

“¿Porqué?”
Qing Shui no podría describir lo que estaba sintiendo ahora, mientras
preguntaba en voz baja.

“Una
vez sin querer noté que mi hermana estaba garabateando en un pedazo de papel
mientras permanecía absorta. ¿Sabes lo que escribió?

Qing
Shui negó con la cabeza.

“Tu
nombre, el pedazo de papel estaba lleno con las palabras Qing Shui.”

Aún
después de que Qing Shui regresó a la Tienda Médica, todavía estaba pensando en
las palabras de Shi Mushi. “Tu nombre, el pedazo de papel estaba lleno con las
palabras Qing Shui.” Si alguien fuera a decirle que Shi Qiangzhuang estaba
enamorada de el, Qing Shui nunca le creería, además el se llevó su primera vez,
no debería ser amor, ¿ella podría estar escribiendo su nombre porque lo odia?

Después
de eso, Qing Shui creo un letrero de feo aspecto para sí mismo, utilizando
tinta roja de
cinabrio escribió las palabras “Clínica Marcial” en cursiva. mirando
las palabras que estaban medio torcidas, daba la sensación de que Qing Shui realmente
sabía una cosa o dos acerca de las artes curativas.

Los
miembros de la tercera generación, movieron algunas mesas, sillas e incluso
camas a la clínica. Las mesas y sillas fueron movidas al primer piso, las camas
al segundo, mientras que el tercer piso estaba vacío.

Qing
Shui colgó el letrero, y preparó algunos petardos en la entrada, esta fue la
clínica de aspecto más dilapidado en la historia, ni siquiera había medicina en
ella.

Qing
Shui escribió otro letrero indicando que solo por hoy, ya que hoy era el primer
día que abrió este negocio, toda consulta sería gratuita, sin importar el tipo
de enfermedad.

Durante
este periodo de tiempo, debido a que no había estado confeccionando más que el
ungüento para el dolor dorado, tenía un enorme exceso de él. Así, llenó muchas
botellas con el polvo y las colocó en la mesa, sin una opción, tuvo que
utilizar el ungüento para el dolor dorado como un sustituto a falta de hierbas.

“Qing
Hu, Qing You, ayúdenme a crear un estante o algo parecido a un armario, sería
mejor si la cubierta fuera transparente en lugar de opaca.”

“Okay,
lo tenemos.”

La
multitud de gente fue atraída por el sonido de los petardos, las voces de sus
discusiones podían escucharse cuando Qing Shui empezó a entregar folletos.

“¿Es
en serio, el puede curar incluso esas raras enfermedades y extraños
padecimientos inextirpables? ¿Quién se cree que es?” una voz desdeñosa sonó de
la boca de un anciano con barba de chivo.

“El
es el que mató un cultivador Xiantian, Qing Shui del clan Qing.”
 No se supo quien
lo dijo.

Podría
decirse que Qing Shui era extremadamente famoso en la ciudad Hundred Miles,
desde luego, solamente escuchar su nombre no era lo mismo que conocerlo en
persona. En el momento en que la persona de antes dijo que el era Qing Shui, un
rugido se esparció e incluso atrajo más personas.

“Doctor
Qian, el es el que curó al anciano del clan Yu, permitiéndole recuperar su
fuerza de vuelta al reino Xiantian, eso era algo para lo que casi ningún médico
tenía soluciones. ¿No crees que él sea más fuerte que tú?” Un hombre delgado de
unos 30 años se echó a reír.

“Waaaa,
tan joven y guapo, e incluso es un cultivador Xiantian, y todavía es capaz de
curar enfermedades. ¡Me quiero casar con él!” gritó una dama joven gordita con
una linda voz.

“Erm,
bella dama, creo que es mejor que se deshaga de esa idea. ¡Incluso los expertos
Xiantian no podrían soportar su belleza!”

No
se supo quién respondió, pero la frase provocó que la multitud entera estallara
en carcajadas.

En
ese momento, alguien vistiendo un atuendo de cazador caminó con rastros de
pánico, sosteniendo su mano derecha con una expresión de amargura.

“Doctor,
mi brazo fue casi destruido por un oso salvaje, ayúdeme, el dolor me está
matando.”

Al
cazador no parecía importarle que Qing Shui era joven mientras se enrollaba las
mangas de su brazo herido.

Mientras
Qing inspeccionaba la herida, el interior de la herida era rojo brillante, y
había incluso sangre fresca chorreando, la herida era tan profunda que incluso
los huesos blancos podían verse, mientras Qing Shui rápidamente golpeó en
algunos puntos de acupuntura para parar el sangrado, afortunadamente el cazador
era lo suficientemente fuerte, si no, no habría manera de que pudiera
soportarlo.

“No
pensé que el ungüento para el dolor dorado sería necesario tan pronto” Qing
Shui recuperó una botella de ungüento para el dolor dorado de la mejor calidad,
éste contenía propiedades desinfectantes, así que aplicó el polvo directamente
a la herida del hombre.

“¡Woooow,
es tan reconfortante!”

Qing
Shui transpiró locamente cuando escuchó la exclamación del hombre…

“Recuerda
no ejercer ninguna fuerza en este brazo durante tres días, tu brazo estará bien
después de eso.” Instruyó Qing Shui.

“¿Me
puedes vender una botella de la medicina de antes, es tan milagrosa, no debería
ser muy costosa cierto?”

“No
te preocupes, hoy es el primer día de mi negocio, es gratis, pero solo por hoy,
estaré empezando a cobrar a partir de mañana, así que si quieres una consulta y
medicinas gratis, rápido ve y consigue más lesiones hoy mientras dure la
oferta.”

El
cazador musculoso, “………………”

Pero
todavía, el cazador felizmente tomó la botella gratis y se fue. “Todos lo
vieron él es un Médico divino, no es necesario decir nada más acerca de su
ética o habilidades médicas.”

Viendo
al cazador haciendo publicidad para él, Qing Shui naturalmente se sentía feliz
en su corazón.

Algunos
más de la multitud trataron consultar a Qing Shui y todos ellos se fueron
satisfechos. Uno de ellos tenía una enfermedad incurable y otro había estado cojo
por 20 años, y pensar que Qing Shui de hecho se las arregló para curarlos.

Al
medio día, Yu He de hecho vino.

“Mi
gran doctor, ¿abriendo una clínica sin informar a esta pequeña dama, no es esto
no darme cara? Yu He reía perezosamente.

Qing
Shui frotó su nariz mientras respondía tímidamente, “Solo estoy jugueteando, y
temía que estuvieras ocupada, por eso es que no te informé.”

“Jaja,
ya es medio día, vayamos a buscar algo para almorzar juntos” Hoy Yu He vestía
una blusa blanca de cuello alto, su cabello estaba pulcramente recogido, y su hermoso
rostro en adición a las sensuales curvas de su cuerpo emitían un indescriptible
encanto.

“¿Me
estás mirando? Siempre me miras, ¿no has tenido suficiente aún? Una leve
sonrisa podía verse brillando en los encantadores ojos de Yu He.

“Jeje,
uno siempre debe mirar el hermoso escenario cuando se presenta la oportunidad.”

“¡Hmph
otra vez!” Yu He no pudo soportarlo más y estalló en carcajadas. Viendo la
escena en la que una hermosa mujer con la 
edad de una joven esposa se reía con él, era un tipo de encanto que
causó que Qing Shui se sintiera ligeramente conmovido.

Al
ver su clínica vacía, Qing Shui dejó la puerta sin cerrar, ya que Qing You y Qing Hu
aún no regresaban, después de lo cual dejó la clínica junto con Yu He.

“¿Porqué
de pronto decidiste iniciar una clínica? ¡No me digas que te falta dinero de
nuevo!”

“Sí,
una rica heredera como tú nunca entenderá el sufrimiento de nosotros la gente
común.” Bromeó Qing Shui.

Yu
He casi se desmaya, miró a Qing Shui, ¿No había dividido con él 50-50 las
ganancias del pescado negro? ¿A dónde se había ido todo su dinero?

“¿Cómo
va la venta de la sopa que nutre todos los aspectos?” Qing Shui sintió que su
humor se aligeraba mientras conversaba con la hermosa Yu He.

“Justo
como lo dijiste; esos hombres, que la probaron una vez, vienen todos los días
por ella; Qing Shui, realmente esa sopa tiene… ese… efecto?”

Qing
Shui sintió un temblor de excitación, mientras miraba a la hermosa y nerviosa
Yu He, no podía evitar molestar un poco a esta madura damisela.

“Hmm,
¿qué efecto?” Qing Shui respondió, forzando su rostro para parecer
extremadamente serio.

“Ese
efecto donde el hombre se vuelve poderoso al juntarse con una mujer” Yu He
murmuró incoherentemente rápido.

“Oh,
eso, naturalmente, te lo dije antes, después de beber eso, un hombre puede
soportar tres rounds de grandiosa guerra, y satisfacer todos los deseos de su
mujer…”

“¡Hey,
no te vayas, tu eres la que quería saberlo!” Qing Shui persiguió la espalda de
Yu He mientras se reía.

Durante
el almuerzo con Yu He, Qing Shui insistió en repetir los efectos de la sopa de
tortuga de nuevo, lo que hizo que Yu He lo llenara de comida para callarlo.

En
la tarde, el número de pacientes que Qing Shui recibió aumentó unas cuantas
veces, esto fue gracias a la advertencia de sus pacientes en la mañana,
especialmente del chico que había estado cojo por 20 años, solo después de un
corto tiempo, las noticias de la clínica de Qing Shui se divulgaron a lo largo
y ancho.

Él
no estaba cansado, era solo que aún no estaba acostumbrado a esto. Después de
regresar a la Tienda Médica del clan Qing, su familia naturalmente empezó una
ronda de preguntas, Qing Shui sabía que esto se debía a que se preocupaban por él, por lo tanto, él charló tranquilamente y pasó un tiempo con ellos.

A
la mañana siguiente, después de que Qing Shui despertó, se sintió un poco
nervioso. La receta para la píldora de los cinco dragones habrá acumulado
suficiente experiencia para desbloquearse mañana. ¿Cómo podría no estar
emocionado?

Después
del desayuno, Qing Shui se apuró hacia su Clínica Marcial, quizás porque aún
era temprano, no había clientes, Qing Shui abrió la puerta, se sentó junto a la
mesa y se perdió en sus fantasías.

Unas
horas después, los pacientes empezaron a inundar el lugar, sin embargo, todos ellos
fueron resfriados comunes o enfermedades de pequeña escala, Qing Shui incluso
no les cobró dinero, así que solo les prescribió medicina gratis, a la gente
que era pobre y sufriendo, no le importaba ayudarlos gratis, él solo lo podría
tomar como acumular buen karma.

Justo
cuando enviaba fuera al último del primer grupo de pacientes, una mujer entró
frenéticamente, más precisamente, una mujer que abrazaba una niña pequeña entró
frenéticamente a su Clínica Marcial.

“¡Doctor,
rápido eche un vistazo a mi hija!” Una melodiosa voz con un ataque de pánico le
imploró.

Qing
Shui involuntariamente miró a la niña que era abrazada por la mujer. Esta niña
apenas tenía dos años de edad, tenía los ojos cerrados y su respiración era
apresurada y superficial, su exquisito rostro estaba incomparablemente pálido.

Qing
Shui cambió su mirada a la mujer y su corazón tembló, esta mujer era de
aproximadamente unos 25 o 26 años, y vestía ropas gruesas, a pesar de eso, no
había forma de esconder su esplendor, su rostro no fue tocado por ningún tipo
de maquillaje, y sin embargo, eso no hizo nada para estropear su belleza,
dotada con un par de ojos de fénix, así como unos senos bien torneados,
afilados hombros y un elegante cuello, todo lo cual emitía una sensación de
nobleza.

Qing
Shui estaba inmensamente impactado que semejante joven dama casada vistiera
tales ropas ordinarias,  podría de
hecho tener un aura de santidad, sin dudas, ella era también una belleza.

“Dame
a la niña.” Después de que Qing Shui habló, levanto a la pequeña niña, mientras
la examinaba con la otra mano.

“Doctor,
cómo está? ¿Hay alguna cura para mi hija?” Preguntó la hermosa dama casada.

Qing
Shui estaba ligeramente aturdido, parecía que esta mujer sabía que enfermedad
tenía su hija, de lo contrario no había forma de que preguntara directamente si
había cura o no.

“¿Visitaste
a otras clínicas antes?”

“Suspiro…
todos ellos dijeron que mi hija tenía una debilidad innata y que nunca sería
capaz de vivir más allá de cierta edad, No tienen solución. La joven esposa
suspiró, como si ya supiera el resultado y solo vino aquí para pelear por una
leve oportunidad de esperanza.
AST Capítulo 129 – Clínica Marcial.
AST Capitulo 131 – Receta para la píldora Cinco Dragones.

Deja una respuesta