AST Capítulo 124 – La arena en el banquete de bodas (1)

Capítulo
124 – La arena en el banquete de bodas (1)

¿A
quién invitar?

Qing
Shui pensaba mientras caminaba. “El abuelo me entregó esta tarea, ¿Cuántas
personas conozco? Olvídalo, es un asunto de júbilo, entre más grande mejor.”

En
su vida anterior, Qing Shui no tenía ningún pasatiempo excepto por la
caligrafía, aunque no era tan viejo, tenía un toque de vigor que no era acorde
a su edad. Y pensar que sería capaz de ponerlo en práctica hoy.

“Le
pediré a madre primero que se encargue de qué debería hacer con las personas con las que
es cercana y si necesita enviar las invitaciones ella misma.” Qing Shui quería
regresar a su habitación pero en lugar de eso decidió dirigirse al salón.

Viendo
que su madre y su tercera tía estaban en el salón, Qing Shui trajo el tema de
las invitaciones de boda.

“OH,
eso… invitaremos respectivamente a los invitados que queramos.” Qing Yi
sonrío.

Qing
Shui estaba deprimido, pero eso era algo bueno también. Justo cuando Qing Shui
se preparaba para irse, Qing Yi lo llamó de vuelta, Qing Shui miró a Qing
Yi, perplejo.

“Qing
Shui, ¿sabes que hay ciertas regulaciones en la ciudad Hundred Miles? Por
ejemplo incluso tienen sus propias regulaciones para casarse. Dijo Qing Yi en
cierto modo pesimistamente.

“¿Regulaciones?
¿Tienen incluso regulaciones para casarse?” Qing Shui miró a su madre
sorprendido.

“Siempre
ha habido una costumbre cuando uno se casa en la ciudad Hundreds Mils, la cual
es instaurar una arena. El día de la boda, la familia del novio tiene que
instaurar una arena y aceptar cualquier desafío de quien sea que entre.
Cualquiera de la familia del novio puede entrar a defenderla, pero si todos
ellos perdieran podrían perder la cara.” Qing Yi miró a Qing Shui preocupada.

“¿¡Eh!
Hay tal regla?” Qing Shui se sintió sorprendido. Una boda era un asunto de
júbilo, pero ellos tenían que pelear con alguien. Realmente era un mundo que
reverenciaba al fuerte.

“Así
es, de hecho solo es para que los más jóvenes tengan algo de interacción, pero
esta vez el clan Qing ha sido el centro de atención demasiado. Estoy
preocupada de que habrá gente con malas intenciones en las sombras, la arena es
solo instaurada en las bodas de familias que practican artes marciales y
cualquiera puede tomar parte. Estas son las reglas, mientras que uno tenga
cuidado de no extralimitarse, pero también es normal que haya accidentes,
lesiones o incluso muertes. Ninguna parte puede ser culpada o tomar
venganza.

Al
oír eso Qing Shui también frunció el ceño, pero pronto rompió en una sonrisa.
“Madre, no te preocupes y solo confía en tu hijo.”

“Ya
que el abuelo delegó esta tarea a mi, muestra que él confía en mi,
definitivamente tengo que hacerlo bien”. ‘Gracias a dios que avancé a la cuarta
capa celestial, si no me sentiría realmente intranquilo.’ Pensó Qing Shui
antes de prepararse para escribir las invitaciones de boda.

Una
invitación a una boda era una forma de mostrar respeto a aquellos que vendrían y
enviarían felicitaciones, era un asunto solemne, así que no importaba lo cerca
que estuvieran, era necesario enviar una invitación de boda. Entre más alto era
el estatus de la persona más importante era la invitación a la boda.

“Mmm,
en realidad no conozco mucha gente, incluyendo al viejo maestro Yu, Yu He y las
hermanas Wenren.  En cuanto al clan
Situ, el clan Shi, el clan Xiang y las otras personas del clan Yu, se los
dejaré al tío y a los demás.” Qing Shui lo pensó mientras sostenía el cepillo.

“¿Debería
enviar también una a Huoyun Liu-li de la Herrería Nube de Fuego?” Qing Shui
pensó acerca de la misteriosa dama que le había regalado el caldero de hierro
de pedernal dorado.

“Independientemente
de si viene o no, supongo que debo enviarle una, después de todo ella fue
alguien que me dio una gran ayuda, además esta dama era misteriosa y no puedo
evitar pensar en ella.”
__________________

En
una gran mansión de la ciudad Heavenly River.

“¿Vas
a dejar que nuestro hijo muera de esa manera? Como el señor de la ciudad
Heavenly River, incluso no puedes proteger a tu propio hijo. Ahora el homicida
que mató a tu hijo sigue libre. ¿No sientes que has perdido el derecho de ser
un padre?” Una encantadora mujer casada hizo un puchero a Gongyang Xuantong
mientras le gritaba.

Gongyang
Xuantong solo pudo contener su amargura para sí mismo, incluso había hecho todo
lo posible para ocultarle las noticias a su esposa, pero aún así ella se las
arregló para descubrirlo.

Tan
Yuero no era alguien con la que se pudiera lidiar tan fácilmente. Nacida en el
influyente clan Tan de la ciudad Heavenly River, ella había mimado a su hijo
demasiado. Bajo los mimos de su madre Gongyang Yu había confiado en el respaldo
del clan Gongyang y el clan Tan, teniendo una vida fácil, sin tener ninguna
consideración por las reglas durante los pasados 25 años. Se las había
arreglado para sobrevivir durante todos esos años reprimiendo a todos aquellos
que lo maldecían; y todos aquellos que deseaban matarlo fuero asesinados antes
por el. No era tan malo que haya caído en la pequeña ciudad Hundred Miles,
caído para siempre.

“Yueru,
me siento incluso peor habiendo perdido a mi hijo, sin embargo, la otra parte
tiene a alguien de la secta Skysword. Además, nuestro hijo fue asesinado cuando
el trataba de matar a alguien más, si pusiéramos nuestras manos sobre el, el
clan Gongyang y el clan Tang sufrirían la ira de la secta Skysword.” En apenas
un mes el cabello de Gongyang Xuantong ya se estaba poniendo gris.

“Secta
Skysword, hmph, ¿de verdad piensas que la secta Skysword levantará su furia
contra los clanes Gongyang y Tan por que una insignificante persona muera?” Tan
Yueru miró a Gongyang Xuantong fríamente.

Gongyang
Xuantong era muy complaciente con su hermosa esposa, la cual era mucho más
joven que el, ella no solo era hermosa, sino que también muy inteligente,
muchos de sus problemas serían analizados a fondo fácilmente con solo dos o
tres palabras de ella.

“Ahora
mismo hay noticias de que el nieto mayor del clan Qing se casará el octavo día
del próximo mes. En ese día quiero que ese chico muera. En cuanto a Yu Donghao,
quiero que sufra un destino peor que la muerte. Quiero que vea a la mujer fatal
de su nieta morir justo enfrente de sus ojos.”
_________________________

“¡Hermano
Shui, mi hermano y Gordito están luchando con Situ Bufan!” Qing Shui acababa
de  terminar las invitaciones de la
boda cuando vio a Qing Bei apresurándose dentro con pánico.

“¿Se
metieron en una pelea? ¿quién tiene la ventaja?” Qing Shui sintió que eso no
era un gran problema, mientras que esos dos puede que no sean capaces de ganar
contra Situ Bufan, no perderían ante el por mucho. No era malo para los más
jóvenes tener una pelea ocasional de vez en cuando.

“No
lo sé, todos tenían moretones por todas partes.” Qing Bei extrañamente se
calmó después de ver que Qing Shui no entraba en pánico.

“¿Cómo
van las compras?” Qing Shui preguntó casualmente.

“Terminamos
con eso esta mañana. Cuñada Yanfei también está en la ciudad Hundred Miles, así
que fuimos juntos, La cuñada es muy bonita. Hermano Shui, tu futura esposa
debería ser muy bonita también ¿cierto? Dijo con una sonrisa.

“Ya
la estás llamando cuñada Yanfei, parece ser que ustedes son muy cercanas.” Qing
Shui sonrió, el directamente filtró lo que la pequeña había dicho, si empezara
a responder, no tendría final. Recordó la apariencia de la mujer con la que el
Hermano Zi se casaría, una bonita cara y una figura sexy. Imaginó que el
hermano Zi tendría un buen momento cada noche, tendría que preguntarle al
hermano Zi que es lo que se siente…

“De
acuerdo si ellos quieren pelear, solo déjalos, estarán bien. Lleva estas
invitaciones a la boda, junto con las invitaciones en la sala y busca a Qing
Yang, Qing Shan y Qing Shi para entregarlas contigo. Oh! Cierto, ¿dónde está
el hermano Zi?” Qing Shui pasó las pocas invitaciones que escribió a Qing
Bei.

Hermano
Zi ha estado todo cariñoso con la cuñada los días pasados, nutriendo sus
sentimientos. No tiene otra cosa que hacer sino esperar el día que cuñada se
case con el.” Qing Bei sonrió entre dientes y se fue con las invitaciones
luego de decir eso.

Qing
Shui sabía que cuando llegara la boda, habría muchos problemas que sería mejor
dejar que lo manejaran los adultos, desde luego si anunciara sus habilidades
como cultivador Xiantian, su estatus sería incluso más adecuado.

Mientas
que estaba muy ocupado en el día, Qing Shui aún tendría suficiente tiempo para
cultivar, especialmente para practicar la alquimia, era debido a que la receta
de la píldora de los cinco dragones estará disponible pronto. De esta manera
incluso después de que Qing Shui descansara por algún tiempo, su plan era
hacer primero que tuviera acceso a todas las recetas,  antes de lanzarse en busca de hierbas.

Tendría
que buscar y comprar los ingredientes necesarios para las habilidades culinarias
y las hierbas para las recetas medicinales. También necesitará encontrar sus
semillas o encontrar la forma de trasplantarlas al Reino Violeta de Jade
inmortal, para evitar problemas en el futuro.

El
tiempo pasó muy rápido, sin darse cuenta, solo quedaban tres días antes de la
boda de Quing Zi.
Bookmark(0)
AST Capítulo 123 – ¡Wenren Wu-shuang!
AST Capítulo 125 – La arena en el banquete de bodas (2)