AST Capítulo 114 – Jabalí demoníaco de acero dorado

Capítulo
114 Jabalí demoníaco de acero dorado.
Los
dos caminaron hacia la calle principal de la Ciudad Hundred Miles. Esa calle
era extremadamente concurrida, con toda clase de chucherías y curiosidades a la
venta por todos lados. Yiye Jiange miraba distraídamente a su alrededor
mientras avanzaba lentamente, antes de preguntar “Quing Shui, ¿estás muy
interesado en bestias y monturas demoníacas?”
“Sí,
pero son solo mi fantasía, después de todo no soy un domador de bestias” Quing
Shui se rió.
“¿Domador
de Bestias?” Yiye se rió mientras continuaba. “De hecho las palabras ‘domador
de bestias’ son solo un título vacío en estos días. Los domadores de bestias
reales no se han visto en el mundo de los nueve continentes desde hace mucho
tiempo. En cuanto a los actuales ‘domadores de bestias’ ¡no son más que meros expertos que pueden entender algunas simples palabras del lenguaje de las
bestias!” Yiye respondió con cierto desdén.
“Maestra,
¿qué crees que haya pasado? Estoy de algún modo desconcertado.”
“Ahora
todos los así llamados ‘domadores de bestias’ a pesar de estar en el nivel
Xiantian, son simplemente falsos. Escuché hace mucho tiempo que los verdaderos
domadores de bestias podrían domar bestias demoníacas incluso estando solo en
el nivel de guerrero marcial, ellos eran los verdaderos domadores de bestias.
Actualmente ¿dónde habría domadores de bestia que pudiera domar bestias con
nivel por encima del suyo? Esos falsificadores solo pueden depender de la píldora
para domar bestias para ayudarse en la doma de bestias.”

“¿Píldora
para domar bestias? ¿Qué es eso?” Quing Shui se dio cuenta de que su
conocimiento era realmente muy limitado.

“La
píldora para domar bestias se crea utilizando materiales de una variedad de
bestias demoníacas, después de consumirse incrementará el aura de los usuarios
dos veces, permitiendo que las bestias demoníacas se acobarden más fácilmente,
durante un periodo de 20 horas.”
“¿Qué,
qué es eso? ¿no habrá otros efectos?” Quing Shui preguntó con sospecha.
“¡No!”
Yiye reía mientras negaba con la cabeza.
“Las
píldoras para domar bestias deberían ser muy caras, ¿cierto?” Después de todo,
Quing Shui escuchó a Yiye Jiange decir que las píldoras son confeccionadas a
partir de materiales proporcionados de una variedad de Bestias demoníacas.
“Más
de lo que puedes imaginar. Las píldoras para domar bestias son una de las más
valiosas píldoras que un alquimista puede confeccionar, incluso si tienes el
dinero, puede que no haya a la venta. Después de todo la píldora para domar
bestias requiere de preciosos materiales de más de 20 tipos de bestias
demoníacas. Especialmente sus núcleos y sus órganos. Desde luego que es
costosa” Yiye se reía ligeramente.
“Pero
si ese es el caso, ¿no significa que cualquiera puede domar una bestia?” Quing
Shui continuó preguntando.
“Naturalmente.
Como lo has notado, casi todos los cultivadores fuertes tienen sus propias
montura. Mientras puedas derrotar una bestia demoníaca, habrá una oportunidad
de que ella pueda seguirte voluntariamente. Sin embargo, esa oportunidad es
extremadamente minúscula, aproximadamente 1 de 10’000. Así que para aquellos
con monturas, ellas probablemente han intentado domar una bestia entre 10 mil y
algunos millones de veces.”
Quing
Shui sintió alegría en su corazón. 1 en 10’000 veces no era nada si tenía la
fuerza de voluntad. Justo como su técnica Laido, ¿acaso sus actuales logros no
llegaron después de que practicara por mas de algunos cientos de millones de
veces?
Después
de su caminata, Baili Jingwei y Yiye Jiange partieron, pero antes de irse, Yiye
le recordó repetidamente a Quing Shui no ser negligente con su cultivación, y
que recordara hacerla sentir orgullosa dentro de la secta en un futuro.
Después
de ese asunto, el clan Yu y el clan Quing 
se convirtieron en dos de los clanes con más autoridad en Ciudad Hundred
Miles. Especialmente el clan Quing, era como si se hubiera originado en la
ciudad y hubieran establecido sus raíces ahí hace mucho tiempo. Quing Shui
también se convirtió en una existencia especial, con gente envidiándolo.
Las
relaciones entre el clan Yu y el clan Quing se acercaron cada vez más. Este
asunto no solo no destruyó la reputación de la posada Yu He. Si no que los
negocios entraron en un auge incluso más grande que antes.
“Quing
Shui, prepárate, es tiempo de ir a las afueras de la ciudad para conseguir
hierbas, ¡así que nos iremos mañana por la tarde!” le recordó Quing Yi durante
su práctica matutina diaria.
Quing
Shui recordó que ya había pasado medio año. Cada año la tienda de medicina del
clan Quing comerciaría con el clan Hua de la ciudad Heavenly River dos veces, “Madre,
iremos al clan Hua mañana?”
“No,
tenemos que evitar temporalmente ir a la Ciudad Heavenly River. Mañana nos
vamos a la cordillera del sur de Xinan. Hay muchos puestos de avanzada por ahí.
Cada año, pasan la mayor parte del tiempo y recolectando hierbas. En esta
ocasión, intercambiaremos con ellos y quizás puedan encontrar algunas hierbas
raras y valiosas por ahí.” Quing Yi se paró de puntitas para despeinar el
cabello de Quin Shui. Después de todo Quing Shui había crecido más durante este
tiempo.
Quing
Hu y Quing Bei no pudieron ser disuadidos y exigieron ir. Después de que el
asunto de antes explotara, habían regresado. Acompañados por muchos otros,
aparte de Quing Luo, Quing He y el abuelo Lin que era el guardián de la
biblioteca oculta del clan Quing, casi todos los demás junto con Quing Hu y
Quing Bei, vinieron a la Ciudad Hundred Miles.
Quing
Shui se sintió muy contento de corazón, “Con tal movimiento a gran escala,
parece que nuestro clan Quing va a expandir sus negocios aquí en la Ciudad
Hundred Miles.”
“Tía
llévame con ustedes, prometo que seré obediente.” Quing Bei tiró de las mangas
de Quing Yi mientras hacía un puchero adorablemente.
Al
final trajeron a Quing Hu y Quing Bei al viaje. Además de los dos conductores,
los cuatro estaban sentados dentro en el carruaje. La bestia que tiraba del
carruaje era un bestia toro metálico de bajo grado, con 3 metros de altura y 2
de ancho  era el tipo de bestia
para carruaje favorito de los comerciantes. A pesar de que su velocidad era
lenta, era una bestia robusta y musculosa.
En
esta ocasión, su viaje de ida y vuelta tomaría más de un mes, y después de
algunas consideraciones, escogieron el toro metálico como su opción de corcel.
La
cordillera del sur estaba en dirección suroeste, entre la Ciudad Hundred Miles
y la villa del clan Quing. Detrás de las montillas había una amplia área llena
con incontables bestias, apropiadamente llamada ‘Garganta de la Bestia.’ Nadie
conocía el nivel de peligro dentro de la garganta, ahí aparte de las bestias
demoníacas, había también picos montañosos, profundos y oscuros bosques, así
como peligrosos pantanos. Se dijo que incluso cultivadores en el reino
emperador marcial no se atreverían tan fácilmente a poner un pie dentro de la
‘garganta de la bestia.’ Este lugar era uno de los lugares más peligrosos
dentro del continente.
La
distancia era comparable a la distancia entre la Ciudad Hundred Miles y la
Ciudad Heavenly River. Sin embargo, con el toro metálico como su corcel, su
velocidad se reduciría a la mitad. en el camino de ida la plática de
Quing Bei sonaba incesantemente, mientras que Quing Hu parecía estar de algún
modo fuera de sí, no estaban seguros si estaba pensando en Lan Yan’er.
“Hasta
qué punto a progresado tu cultivo?” Los miembros del clan Quing iniciaron este
tema de conversación a lo largo del viaje para aliviar su aburrimiento.
Los
caminos afuera de a Ciudad Hundred Miles eran todos desolados senderos
montañosos, afortunadamente no había muchas bestias feroces o desoladas de
grado apareciendo alrededor de esta área, por la que Quing Yi estuvo de acuerdo
en permitir que  Quing Hu y Quing
Bei vinieran.
Quing
Hu se rascó la cabeza mientras respondía somnoliento “séptimo grado del
reino guerrero marcial, no puedo compararme con Quing Shui.”

“jeje,
No seas tan apresurado, solo trabaja duro en tu cultivación, esta noche prepararé
algo bueno para la cena, garantizo que te dejará satisfecho” Quing Shui cambió
sus pensamientos a la fruta de incremento de agilidad y que madurarán en el
próximo año.
“De
acuerdo, sé que el hermano Quing Shui solo me daría buenas cosas, jeje, ahora,
a pesar de que estoy en el séptimo grado de guerrero marcial, la mayoría de los
que están en la misma generación no son mi partido. Pero no sé cuanto tiempo
pasará hasta que pueda romper a través del reino general marcial.
Quing
Shui era feliz viendo cuan serio era Quing Hu en su cultivación. “tranquilo, solo
trabaja duro y deja de pensar acerca de eso, seguramente serás capaz de
alcanzar el reino General Marcial en el futuro. Por el contrario, si sigues
forzándote, será incluso más duro romper.”
“Hermano
Shui, no me olvides si hay cosas buenas, jeje.” Quing Bei se sentó al lado de
Quing Shui mientras lo abrazaba adorablemente y lo decía.
“Incluso
si olvido a todos, no puedo olvidarte a ti, ¡Tu eres la gran señorita de
nuestro clan Quing!”
Las
palabras de Quing Shui provocaron que todos en el carruaje estallaran un risas.

– – – – – – – –
¡Montañas
Jabalí!
Una
semana más tarde entraron en las montañas jabalí. Estas montañas solo tenían un
alcance de unos 100 Li, y no podían considerarse demasiado grandes. Sin
embargo, en el lado este de la misma, conduce a las montañas brumosas, la
niebla y la neblina cubrían las montañas brumosas durante todo el año.  La visibilidad siempre era
extremadamente mala, y básicamente solo podían ver cosas a tres pies enfrente
de ellos.
Las
montañas jabalí estaban llenas con incontables manadas de bestias tipo jabalí.
Cuando Quing Shui se dio cuenta de las aterradoras cifras, inmediatamente
erradicó sus pensamientos previos de subestimar a los jabalíes.
Los
Jabalíes maduros tenían entre 2 y 3 metros de altura, y eran inmensamente
musculosos. Sus colmillos tenían unos 50 centímetros de largo y brillaban con un
destello de luz fría. Su tamaño era del doble comparado con los jabalíes del anterior
mundo de Quing Shui. Un tinte rojizo parecido a la sed de sangre se podía ver en
sus ojos, causando que Quing Shui sospechara que realmente fueran simples
jabalíes salvajes.
Manadas
podían ser vistas en todos lados. En una pequeña manada habría entre 20 o 30
jabalíes, y dentro de una manada grande habría varios cientos de jabalíes. Solo
un cultivador de nivel Xiantian sería capaz de resistir un ataque de varios
ciento de jabalíes.
Normalmente
para los carruajes que atraviesan por este sendero, tendrían que estar
conscientes de ataques de tigres salvajes o manadas de lobos. A menos que
fueran cultivadores, la mayoría de las personas no elegirían viajar por esta
área.
Quing
Yi escogió esta ruta porque tenía preparado un poco de polvo de esqueleto de
tigre, mientras el polvo se esparciera sobre el carruaje, los jabalíes no se
atreverán a acercarse.
En
su camino, todo fue pacífico, Quing Shui pudo ver las actividades de los
jabalíes. Su apetito era enorme, y parecía que podían comer cualquier cosa, no
solo eso, su tasa de crecimiento era muy rápida, por lo tanto siempre había
algún cultivador probando suerte para cazar Jabalíes.
De
repente, en la distancia, Quing Shui pudo ver a los jabalíes frenéticamente en
estampida, antes de correr en cualquier dirección en pánico. Parecía como si
estuvieran huyendo por sus vidas.
“¿Podría
haber una bestia demoníaca de alto nivel?” Quin Shui estaba lleno de temor.
“Tía,
¿qué está pasando?” Viendo la manada de jabalíes huyendo frenéticamente, Quing
Bei preguntó con un tono desconcertado.
“Hmm,
tal vez haya alguna bestia feroz que apareció, está bien, como máximo en esta
área solo debería de haber bestias feroces de alto nivel.” Quing Yi calmó a
Quing Bei.
Después
de que la manada de jabalíes se dispersó, el problemático apareció, luego de
que Quing shui y el resto lo vieron, una expresión de incredulidad apareció en
sus rostros.
Enfrente
de ellos estaba un jabalí metálico de color dorado, se veía antiguo, era de algún
modo similar a los jabalíes, pero no tenía los colmillos, y el feroz brillo de
los jabalíes en sus ojos. Incluso se veía un poco estúpido.
El
jabalí de color dorado parecía tener un tamaño de aproximadamente un metro de
ancho, cuando lo comparas con un jabalí maduro se veía extremadamente pequeño y
algo adorable, pero sus movimientos eran incomparablemente rápidos y ágiles.

“¡Jabalí
Demoníaco Acero Dorado!” ¡Una luz brillante parpadeo en los ojos de Quing Shui.
Bookmark(0)
AST Capítulo 113.- ¿Roca Lunar?
AST Capítulo 115 – Cuarta capa de la Técnica de Fortalecimiento Antiga.