AST Capítulo 111 – La Belleza que Puede Derribar Reinos

AST Capítulo 111 – La Belleza que Puede Derribar Reinos

¿Son confiables
las noticias, de que el Clan Gongyang y el Clan Yang de la Ciudad Río Celestial
están en camino a la Ciudad Hundred Miles?” Qing Shui frunció sus cejas
mientras preguntaba por las noticias a Qing Lang.
Qing Shui estaba
muy satisfecho y contento con Qing Lang. Los verdaderos amigos sólo mostrarían
su valor durante los momentos más desesperados de todos. La Pandilla Lobo Verde
no sólo tenía un lazo claro con él, sino que Qing Lang también le dio
personalmente la noticia de los movimientos de Ciudad Río Celestial.
“Gracias,
Qing Lang. Durante estos días, no me busques más. Dejen temporalmente la Ciudad
Hundred Miles.” Dijo fuertemente Qing Shui mientras palmeaba a Qing Lang en su
hombro.
Qing Lang se
detuvo, antes de suspirar momentáneamente al irse.
‘A lo sumo, sólo deben quedar dos días más para
que lleguen los de Ciudad Río Celestial. ¿Qué debo hacer?’
Qing Shui se sintió extremadamente
indefenso.
Frustrado, Qing
Shui entró en el reino del Inmortal Jade Violeta. Al entrar, su corazón tembló
al ver repentinamente el Cilindro de Nube Llameante, que Baili Jingwei le había
dado.
Qing Shui aún
recordaba claramente las palabras que Baili Jingwei le dijo. ‘Mientras estés dentro del país de Cang
Lang, como mucho, en sólo 3 días, habrá gente que llegue para ayudarte. Yo
también me apresuraría si fuera posible.’
Qing Shui sabía
que Baili Jingwei tenía un trasfondo extraordinario. Así, ya no dudó más, y
sacó el Cilindro de la Nube Llameante del Reino del Inmortal Jade Violeta.
“¡Xiu!”
Resonó un sonido muy agudo y penetrante, mientras una espléndida nube salía del
Cilindro Nube Llameante. Era incomparablemente radiante, y flotó en el aire,
tardando mucho tiempo en disiparse.
A pesar de que la
nube creada al disparar el cilindro era grande y había alcanzado una altura
inmensa, no llegó al punto en que fuera visible para todos en el País Cang
Lang. Aún así, Qing Shui adivinó que los camaradas de Baili Jingwei deberían
ser extremadamente sensibles hacia la nube, y tener alguna forma de comunicarse
una vez que la vieran.
“Secta de la
Espada del Cielo, Cilindro Nube Llameante! Cuánto tiempo ha pasado desde la
última vez que vi uno.” Un hombre de mediana edad del Clan Canghai del
País Cang Lang inclinó su cabeza mientras proyectaba su visión sobre la nube
creada al disparar el cilindro.
“¿Eh? ¿El
cilindro Nube Llameante? ¿Por qué apareció en el aire sobre la Ciudad Hundred
Miles?” En el aire, un hombre que montaba sobre un enorme halcón de ojos
púrpura, murmuraba.
Muchos en la
Ciudad Hundred Miles también vieron la nube creada, y aquellos con cierta
experiencia pudieron deducir que este era un dispositivo de invocación
utilizado por una de las grandes sectas – la Secta de la Espada del Cielo del
País Cang Lang.
“¡Qué nube
tan bonita!”
“¿Por qué
alguien de la Secta Espada del Cielo encontraría peligro en nuestra Ciudad Hundred
Miles? Aquellos que poseen tal dispositivo de invocación son todos miembros de
alto rango de la secta.”
“¿Había
gente que se atrevía a pisar las colas de la Secta de la Espada del Cielo? ¡Qué
mala suerte para ellos!”
—————————-
Qing Shui quedó
atónito al escuchar las voces de discusión. Lo que disparó fue en realidad el
Cilindro de la Nube Llameante de la Secta Espada del Cielo? Entonces, ¿quién demonios
era Baili Jingwei?
“¿Podría
ser…? Siempre habrá caminos para que uno tome, sin importar cuán nefastas
sean las circunstancias.” Qing Shui sintió que su corazón se calmaba.
“¡Sobrevivamos
a esta catástrofe primero, no importa el precio que tenga que pagar!”
Después de lo cual, Qing Shui aseguró a su familia, así como a Yu Donghao y Yu
He, para disminuir sus preocupaciones.
“Según tu
descripción, el hombre que mencionaste, Baili Jingwei, debería ser el líder de
la Secta Espada del Cielo. Su nombre real no es conocido por muchos. En vez de
eso, se le llama ‘Inmortal de la Espada del Cielo’.” Yu Donghao explicó después
de contemplar la información que recibió de Qing Shui.
Esperar era una
forma de tortura, y especialmente para alguien como Qing Shui, considerando la
situación que ponía en peligro su vida. Durante el mediodía del segundo día,
una voz llena de inmenso odio rugió en el aire sobre la Ciudad Hundred Miles.
Al momento
siguiente, una voz baja pero pesada resonó: “Clan Yu, Clan Qing, escuchen
bien a su padre, ya que se atrevieron a matar a mi hijo, les daré una hora para
que aparezcan ante mí. Si el límite de tiempo se acaba y todavía no han
aparecido, no me culpen por teñir las calles de esta ciudad rojas de sangre.
“¡Wah, el
Halcón de Ojos Púrpura, esa es una bestia demoníaca de 3er grado!” Un
hombre experimentado de 30 años exclamó con envidia.
“¡La gente
de Ciudad Río Celestial está aquí para vengarse!” Alguien gritó.
Cuando Qing Shui
y Yu Donghao aparecieron y vieron al Halcón de Ojos Púrpura, Yu Donghao suspiró
en silencio. “Aunque hubiera tres o cinco de él, es imposible derrotar a
esa bestia demoníaca, y mucho menos a su dueño.”
Qing Shui estimó
que la envergadura de esta ave era de al menos 100 metros de ancho. También
había ese agudo brillo de luz que se veía en los ojos púrpura de la bestia,
junto con sus garras de acero que eran tan gruesas como el muslo de un humano.
La bestia demoníaca que tenía delante de él, era incomparable en poder al Condor
de Jade Negro de Cabeza Blanca que había matado cuando se aventuró en las
Montañas un Millon de Li.
“Yo soy Yu
Donghao del Clan Yu. ¿Puedo preguntarle quién es su eminencia? ¿Por qué dices
que el Clan Yu y el Clan Qing mataron a tu hijo?” Preguntó el sonido de la
nítida voz de Yu Donghao.
“¿Yu Donghao? No
esperaba que te hubieras recuperado al nivel Xiantian. No es de extrañar que mi
hijo y su protector murieran en la Ciudad Hundred Miles. Aparte de ti, no hay
nadie más capaz de hacer esto.”
“Su
Eminencia está sobreestimando mi poder.” Yu Donghao, sin miedo, miró
directamente al poderoso hombre de mediana edad que estaba sobre la bestia
demoníaca.
“¿Sobrestimándote?
Tus actos fueron claramente vistos por mi espía. ¿Me tomas por tonto? Con mi
fuerza, puedo matarte inmediatamente. Yo, Gongyang Xuantong, la gente a la que
mataré hoy, merecen plenamente su muerte. No intimido a los débiles con mi
fuerza. Aparte de asesinar a tu Clan Yu, también acabaré con todo el Clan Qing.”
“¿No tienes miedo
de la ira del cielo? Si quieres desencadenar tu odio e ira, eres bienvenido a
desahogarse con este anciano. No impliques a otros inocentes.” Yu Donghao se
enfureció al oír las palabras de Gongyang Xuantong.
“¿Inocentes?
¿Crees que nadie te vio matar a mi hijo y destruir su cuerpo? En cuanto al
protector, era alguien en la cima del 1er nivel del Xiantian, pensar que caería
en tus manos también. Hiciste un gran trabajo ocultando tu poder.” Rugió
airadamente Gongyang Xuantong.
Qing Shui estaba
incomparablemente asombrado, y podía deducir que si no fueron traicionados por
miembros del Clan Yu, entonces debía ser que sus acciones habian sido vistas
por un espía del Clan Gongyang. Pero este hombre decía que el tío Zhong fue
asesinado por Yu Donghao. Significa que el espía sólo presenció a Yu Donghao
deshacerse de Gongyang Yu, y asumió que el tío Zhong también fue asesinado por
él.
“Tu eres la
persona que se rumorea que mató al Protector Zhong. No está mal que tus ojos
estén llenos de espíritu, tienes talento para cultivar. Sin embargo, preferiría
creer que el Protector Zhong fue asesinado por Yu Donghao. ¡No es posible que
un houtian mate a un Xiantian! Pero, del mismo modo, haré que mueras aquí hoy.
¡Cómo te atreves a tocar a los miembros de mi clan Gongyang! No te preocupes,
no te mataré de inmediato. Primero te dejaré vivir en agonía antes de enviarte
al infierno personalmente.”
Al escuchar sus
palabras, Qing Shui comprendió que este hombre de mediana edad iba a usarlos
como ejemplo. Quiere decirle al mundo que cualquiera que se atreviera a tocar a
los miembros de su Clan Gongyang acabaría como ellos, ¡y que su clan entero
sería eliminado!
“Viejo,
déjame decirte algo. No intimides a alguien cuando es joven. Si de alguna
manera sobrevivo a esto, juro por los Cielos que destriré tu línea de sangre.”
El sonido de la voz de Qing Shui estaba lleno de resolución.
“¿Qué no intimide
a alguien cuando es joven? Bien, gracias a esta frase, ¡seguramente te mataré
hoy!”
“¡Puede que
no sea así!” Una melodiosa voz sonó desde las nubes. Nadie se molestó en
escuchar el contenido de las palabras, ya que la mayoría ya estaban fascinados
por su voz musical.
Casi todo el
mundo volteó la cabeza en la dirección de la voz. Muy arriba en las nubes,
podían ver un punto blanco volando cada vez más y más cerca antes de detenerse
finalmente en el aire ante Qing Shui y Yu Donghao, bloqueando directamente el
camino de Gongyang Xuantong.
“¡Vaya!
Grulla Inmortal de Nieve Helada, otra bestia de nivel Xiantian.” Alguien
exclamó asombrado.
Esta Grulla
Inmortal era del mismo tamaño que el Halcón de Ojos Púrpura, la diferencia era
que estaba llena de plumas blancas, y daba a la gente una sensación de belleza
en vez de terror.
“¡Es mucho
más bonita en comparación con el halcón!” Una joven exclamó maravillada.
“La Grulla
Inmortal es una bestia demoníaca de 5º grado. Su nivel de cultivo es dos
niveles más alto en comparación con el halcón demoníaco.” Explicó un hombre de
mediana edad.
“¿Sabes
mucho, tío, eres un cultivador Xiantian?”
“…………………………………………….”
“¡Hay un
inmortal parado ahí arriba!” ¡Un niño gritó!
Qing Shui se
sintió atraído durante mucho tiempo, e incluso sorprendido por la hermosa
chica. En la blanca y nevada grulla inmortal, había una cultivadora que llevaba
un vestido de plumas blancas.
Esta chica emitía
un aura indiscernible teñida de suavidad. Aunque sus rasgos estaban cubiertos,
desde la incomparablemente bella forma facial, así como sus ojos que se
parecían a las estrellas en los cielos, era suficiente para que la gente dijera
que, esta persona delante de ellos, era una belleza absoluta. Su largo pelo
revoloteaba con el viento, ya que su piel de jade y marfil desprendía una
sensación de elegancia sin igual. Incluso su vestido de plumas era incapaz de
ocultar la maravilla de sus líneas corporales y su figura perfectamente
proporcionadas.
“Hay tal
diosa en este mundo, ¿cómo podrían otras bellezas ser capaces de compararse con
ella?” Qing Shui suspiró mientras un ligero sentimiento de blasfemia
surgía en su corazón.
“Qué encantadora,
¿ella es una inmortal que ha descendido de los nueve cielos?”
“¡Qué
belleza!”
“¿Por qué es
más hermosa que mi mujer?” Susurró un pervertido tío viejo mientras miraba
fijamente.
“… ¡vete
al infierno!”
———————————————
La Grulla
Inmortal de Nieve Helada y el Halcón de Ojos Púrpura se encontraban a una
distancia de 100 metros.
El Halcón de Ojos
Púrpura agitó frenéticamente sus alas, mientras la Grulla Inmortal de Nieve
Helada inclinaba con orgullo su cabeza, y desataba un rugido de supremacía.
“Yiye Jiange,
¿qué significa esto?” Gongyang Xuantong frunció sus cejas mientras miraba a
la chica con insuperable belleza de pie sobre la Grulla de Nieve Helada.
“Él es la
persona que disparó el Cilindro de Nube Llameante, ¿todavía necesitas que diga
más?” Yiye Jiange contestó sin emoción alguna, el sonido de sus palabras,
que estaban llenas de una melodía inusual, se desvanecíeron.

“¿De verdad
piensas que puedes bloquearnos con tu fuerza sola?”
AST Capítulo 110 – Crisis
AST Capítulo 112 Una Diosa como maestra