AST Capítulo 105 – Recuperación (II)

AST Capítulo 105 – Recuperación (II)

Pero, ¿quién podría haber adivinado que en este
momento, Wenren Wu-Shuang realmente abriría los ojos?

Wenren Wu-Shuang no entró en pánico al ver que su cuerpo estaba desnudo. Ella
miró tranquilamente a Qing Shui, y fue en este preciso momento cuando él
insertó las dos agujas finales en las plantas de sus pies. Aunque sabía que
Qing Shui la estaba ayudando a desintoxicar el veneno, no pudo evitar sentirse
ligeramente enojada al notar que tres agujas se insertaron en el área de su
pecho.

Las agujas de oro en su cuerpo temblaban violentamente, a medida que el veneno
fue forzado a salir poco a poco. Los ojos de Wenren Wu-Shuang se ponían
vidriosos, y sin embargo, tenía una mirada brumosa que acentuaba aún más su
encanto.

Dos horas más tarde, Qing Shui quitó todas las agujas en el cuerpo de Wu-Shuang
y le puso la ropa. Sus manos temblaron ligeramente mientras le ponía la ropa
interior, pero en general, logró completar la tarea sin perder la calma. Esta era
la segunda vez en su vida que le ponía ropa a una mujer, ¿pero quien le pediría
a Wenren Wu-Shuang que lo hiciese ella misma, que se encontraba en tal estado,
totalmente desprovista de fuerzas?

Después de que Qing Shui terminara de ponerle la ropa, el semblante pálido y
blanco de la cara de Wenren Wu-Shuang se convirtió en un rojo brillante.
Negándose a mirar a Qing Shui a los ojos, Wu-Shuang siguió esquivando su mirada.

Mientras se arreglaba la ropa y le ponía una manta, Qing Shui dijo:
“Descansa primero, buscaré algo para que comas.”

Abriendo la puerta mientras salía, Qing Shui se dio cuenta de que todos ya
estaban de vuelta en la Tienda Médica del Clan Qing. Ya era la hora de la
tarde, y cuando vieron a Qing Shui salir, inmediatamente comenzaron a
bombardearlo con una multitud de preguntas.

“¿Ella ya está curada?”

“Qing Shui, ¿quién es esa nena celestial?”

“¿Qing Shui, ustedes dos lo hicieron…?”

Poniendo los ojos en blanco, Qing Shui rápidamente explicó: “El veneno
está curado, pero su cuerpo aún está débil. De acuerdo, no más preguntas al
azar, déjenme explicarles.” Qing Shui, al ser bombardeado por las
preguntas, solo pudo sonreír irónicamente cuando decidió contarle a su familia
algo sobre Wu-Shuang.

“¿Qué? ¿Ella es una cultivadora Xiantian? ¿Tiene más de 100 años?”
Yuan Ying, la esposa del tío de Qing Shui, preguntó con asombro.

“Erm, creo que de 21 a 22”. Qing Shui se rascó la nariz mientras
explicaba.

Todos en la casa estaban estupefactos al escuchar eso. ¿No estaba tan loco?
¿Una joven de unos 20 años de edad realmente llegó al reino Xiantian? No solo
eso, ¿estaba familiarizada con Qing Shui?

Pero ¿cuántos años tenía Qing Shui, qué estaba haciendo con una chica de 5 a 6
años mayor que él en esa habitación? Qing Yi no pudo evitar preocuparse, “¿El amor maternal que le di fue
insuficiente…?”*
(El amor
maternal puede ser algo, pero también es necesario otro tipo de amor 7u7)

“Hmmm, ella necesita comer algo nutritivo para recuperar su vitalidad,
¿por qué no cenamos antes? ¿Qué tal…? ¡Sopa de tortuga! Seré el chef esta vez
para que mi madre y mi tía puedan probar mis habilidades culinarias.” Qing
Shui se golpeó el pecho mientras exclamaba.

“Está bien, deberías ir a acompañarla. Yo y tu tía cocinaremos. Shui`er,
si quieres hablar con mamá sobre cualquier cosa, siempre estoy aquí, ¿de
acuerdo?” Dijo Qing Yi, mientras una mirada resuelta brillaba en sus ojos.

La risa de Qing Shi y Qing Shan lo siguió hasta el final. Apretando los
dientes, Qing Shui una vez más se dirigió hacia la habitación. Para ser
sincero, se sintió extremadamente incómodo y avergonzado de estar en la misma
habitación que Wenren Wu-Shuang después de lo que acababa de pasar.

En el momento en que Qing Shui pensó en Wu-Shuang, las imágenes de su cuerpo
desnudo aparecieron casi de inmediato en su mente, lo que le causó
momentáneamente quedarse sin aliento. Lo que los ojos han visto, la mente no
puede olvidarlo.

Él abrió ligeramente la puerta y vio a Wenren Wu-Shuang acostada en la cama. Su
agraciada figura, unida a la mirada cansada de su rostro y su despeinado
cabello, haría que cualquier hombre activase su imaginación salvaje.

“¿Cómo te sientes?” Qing Shui se obligó a ser valiente cuando se
acercó y se sentó al lado de Wu-Shuang.

“Hmm, me siento mejor ahora, gracias. ¿Eres un alquimista?” Wenren
Wu-Shuang miró tranquilamente a Qing Shui.

“Creo que sí, solo que todavía no tengo la experiencia suficiente para
preparar píldoras.” Qing Shui sonrió.

“Ayúdame a agradecerles a esos amigos tuyos, si no fuera por ellos, me
habría encontrado en una difícil situación.”

“¿Qué pasó?” Qing Shui pensó en las heridas que habían sufrido los
miembros de la Pandilla Lobo Verde.

“Inicialmente tenía que ir al Clan Xue para buscar el antídoto.
Originalmente pensé que mi maestro y el Alquimista Xue eran hermanos de sangre,
pero quien sabría que los corazones humanos podrían cambiar tan rápido. El
Alquimista Xue tenía la misma edad que mi maestro. A pesar de esto, cuando me
vio, quería tomarme como su concubina. Ese era su requisito previo antes de que
me curara. En un ataque de ira, dejé el Clan Xue y, casualmente, me encontré
con ese grupo de personas que enviaste. Cuando vi la carta que me dejaste, de
inmediato volví a la Ciudad Hundred Miles.”

“¿Quién hubiera pensado que Xue Dingjiang realmente enviaría hombres
detrás de mí y me obligaría a actuar a pesar del veneno en mi cuerpo? Él estaba
preparado para salvarme una vez que el veneno en mí actuara, pero
afortunadamente para mí, tus amigos dejaron un buen camino de sangre, y de
alguna manera logramos escapar. Al salir de la Ciudad Río Celestial, el veneno
comenzó a actuar. Sin otra opción, utilicé la ‘Píldora de Sueño Profundo’ que
mi maestro dejó para mí.”

“¿La píldora del Sueño Profundo?”

“Sus efectos incluyen permitir que el usuario caiga en un estado de sueño
profundo, por lo que ralentiza tremendamente la propagación del veneno. Aunque
no puede usarse como una cura, podría alargar la ventana del período de
seguridad”, explicó Wenren Wu-Shuang.

“Cuando visité la Corte de las Fragancias Nocturnas, estaba tan preocupado
al enterarme de la noticia de que habías sido envenenada por esa serpiente
bestia demoníaca. Quería ir corriendo a la Ciudad Río Celestial de inmediato,
pero una vez más, no tenía confianza en poder curar el veneno. Dudé, y
finalmente decidí enviar a los miembros de la Pandilla Lobo Verde a buscarte.
Si no hubieras regresado hoy, sin duda habría corrido directamente a la Ciudad
Río Celestial.” Dijo tranquilamente Qing Shui, la expresión de su rostro
permaneció sin cambios.

Sonrojándose, Wu-Shuang respondió: “Gracias, no sabía que yo te importaba
tanto”. Suspiró. Aunque Qing Shui vio su cuerpo, fue para salvar su vida
después de todo.

“Tu hermana mayor está extremadamente preocupada por ti, ya he enviado a
alguien para notificarle.” Infundiendo en sus manos el Qi de la Técnica de
Fortalecimiento Antiguo, Qing Shui golpeó ligeramente el vientre, los muslos,
las caderas y los hombros del cuerpo de Wu-Shuang. Quería prestar la ayuda del
Qi Antiguo para estimular las funciones de Wu-Shuang, permitiéndole recuperarse
más rápido. Sin embargo, cada vez que sus manos tocaban esa suave piel suya, ella
temblaba ligeramente mientas se ponía roja. Los pensamientos de su cuerpo desnudo
pasaban continuamente por la mente de Qing Shui.

Wenren Wu-Shuang, de alguna manera parecía ser capaz de sentir en qué estaba
pensando Qing Shui, mientras miraba tímidamente a lo lejos, sin atreverse a
mirarlo a los ojos.

“Esta es la primera vez que te veo ponerte rojo”, susurró Wenren
Wu-Shuang suavemente.

Qing Shui sonrió amargamente, “Soy inocente. No estoy pensando en nada
malo. No puedes intimidar a un hombre honesto como yo, ¿bien?”

“¿Tú, honesto?”

“Así es, puro e inocente, honesto y guapo. Ese soy yo, ¿sí?” Qing
Shui siguió diciendo tonterías.

“Entonces, ¿por qué me apretaste allí cuando administrabas las agujas
doradas…?”

“……, ¿Podías sentirlo?” La mente de Qing Shui se acercó a un
punto de ruptura. Pensar que Wu-Shuang lo sabía. ¿Acaso su imagen en su mente
se había roto y destrozado ahora?

“Por supuesto que podía sentirlo, simplemente no podía moverme, ni
siquiera mis ojos. Eres un diablillo caliente, aprovechándote de mí cuando
estoy en ese estado.” Wenren Wu-Shuang se enojaba cada vez más, sus ojos se
llenaron de llamas volcánicas mientras miraba a Qing Shui.

“Estaba equivocado, pero también soy una víctima, una víctima de tu
belleza. Sé que eso no me hace mejor a tus ojos, pero siempre has estado en mi
mente por mucho tiempo. No podía controlarme a mí mismo, si no me aprovechaba
de ti en lo más mínimo, ni siquiera podría llamarme hombre, simplemente puedes
castrarme. Solo un eunuco no reaccionaría si estuviera en mi lugar.” Qing
Shui respondió algo impotente, ya que su voz estaba llena de sinceridad.

Este chico…

“Te aprovechaste de mí, pero todavía intentas que parezca lógico”, le
regañó Wenren Wu-Shuang, mientras hacía un puchero. De alguna manera, no se
veía tan enojada como antes.

Qing Shui solo pudo sonreír con ironía mientras continuaba. “Intenta ver
si puedes levantarte de la cama.”

“Quiero que me pongas los zapatos por mí. Considera eso el precio por
aprovecharte de mí. Pfft.” Wenren Wu-Shuang extendió sus piernas como jade
mientras un tono de coquetería aparecía en su voz.*
(Ya saben,
cuando se aprovechen de una chica solo hace falta alabar su cuerpo y se salvan
:v)

Qing Shui la agarró del pie y aplicó presión en sus puntos de acupuntura
Yongquan, Shaohai, Ranggu, Jinmen, dándole un repentino masaje intenso.

“¡Uhh!” Wenren Wu-Shuang involuntariamente soltó un grito, antes de
usar apresuradamente ambas manos para cubrirse la boca, luciendo extremadamente
adorable.

Qing Shui rio disimuladamente cuando dijo: “Wu-Shuang, la costumbre dice
que solo un marido puede ayudar a su esposa a ponerse los zapatos.”

Bookmark(0)
AST Capítulo 104 - Recuperación (I)
AST Capítulo 106 - Qing Shui y Wenren Wu-Shuang