AST Capítulo 101 – Una Belleza Tranquila

AST Capítulo 101 – Una Belleza Tranquila

Qing Shui no se
dio cuenta de que Yu He tenía un comportamiento extraño. Si él no hubiera
tenido sexo con Shi Qingzhuang, habría seguido coqueteando con Yu He y le
estaría pidiendo que se casara con él.

Sin embargo, en este momento, todas las preocupaciones de Qing Shui se
centraban en sobre cómo salvar a Wenren Wu-Shuang, y el problema con Shi
Qingzhuang. En su confusión, inconscientemente había abandonado a Yu He.
Genuinamente felicitó a Yu He para que encontrara a alguien más que la amara
pronto.

Qing Shui no sabía que Yu He ya había cambiado bastante. Al menos tenía
sentimientos por Qing Shui, y se sentía posesiva con él en su corazón como
mucho.

Qing Shui era una persona simple. La idea de los matrimonios monógamos del
mundo anterior se había inscrito profundamente en su espíritu. Además, Shi
Qingzhuang fue su primera mujer; había sentimientos que lo hacían sentir que no
quería separarse de ella. No es como si no hubiera pensado en tener múltiples
esposas, o ser dueño de un harén mientras poseyera el poder de controlar el
mundo. Él pensaba en cosas obscenas como esas de vez en cuando. De hecho, Qing
Shui todavía no cree que una mujer tan madura como a Yu He le gustara, al menos
no ahora.

Pensó en Yu He, Shi Qingzhuang y Wenren Wu-Shuang. Él estaría satisfecho de
poder tener alguna de ellas. Si no se sentía satisfecho, entonces no se lo
consideraría viviendo en la realidad; en su lugar, estaría viviendo en un sueño
sin sentido. Aunque tenía una pequeña conexión con Shi Qingzhuang, todavía le
quedaba un largo camino por recorrer antes de poder poseerla por completo.

Si no rompes cuando lo necesites, definitivamente habrá consecuencias. Todavía
no había cumplido los requisitos para mostrar indiferente hacia una mujer. Esta
fue una decisión que le tomó a Qing Shui un largo tiempo decidir.

Más de una vez, Qing Shui quiso ir al Clan Shi para reunirse con Shi Qingzhuang.
Incluso tuvo ideas de pedir su mano en matrimonio en su puerta, pero Shi Qingzhuang
era la prometida de Situ Bufan. Este no era su mundo anterior. Las opiniones
que las personas de los nueve continentes tenían sobre este tema siempre hacían
que Qing Shui se sintiera sombrío. Si una mujer fuera la prometida o esposa de
otra persona, que otro hombre pusiera sus manos sobre ellas se consideraría
inmoral.

Qing Shui podría ser inmoral, pero no había tenido la oportunidad. Tenía miedo
de que Shi Qingzhuang no fuera capaz de manejar la presión, y que eso la
lastimara. Además, no estaba seguro de si ella realmente sentía algo por él o
no.

Había una manera, pero desafortunadamente, Qing Shui no podía hacer eso ahora.

Por ejemplo, si a un cultivador Xiantian le gusta Shi Qingzhuang, puede
competir honorablemente con Situ Bufan por ella. Mientras Shi Qingzhuang
seleccione a este Xiantian, entonces Situ Bufan solo podría darse por vencido.
El requisito previo para esto es que los dos solo pueden ser prometidos. Si
ella fuera su esposa, ¡entonces el nombre de la mujer se empañaría!

“Si pudiera llegar a Xiantian, Shi Qingzhuang definitivamente me elegiría.
Definitivamente seríamos muy felices juntos.” Qing Shui pensó mientras
caminaba con una sonrisa en su rostro.

“¡Ouch!” Qing Shui sintió que tropezó con algo. De repente escuchó
los gritos de dolor de alguien y despertó de sus fantasías.

“¿Oye, estás bien?”

El que fue derribado era en realidad alguien a quien Qing Shui ya conocía de
antes. Era Ding Bao. ¡Esa pequeña y delicada mujer! Qing Shui, con una sonrisa
forzada, extendió su mano para levantar a Ding Bao, que estaba sentada en el
suelo.

“Tú, te vi riéndote tontamente desde lejos. Me estaba asegurando de que
realmente pudieras ver el camino, así que me quedé completamente quieta. ¡No
pensé que aún así chocarías conmigo!” Ding Bao arrugó su delicado y
pequeño rostro, y se frotó el pecho bien proporcionado con una mano mientras se
frotaba la nalga lastimada con la otra, mientras estaba sentada en el suelo .

Sus lindas pero seductoras acciones hicieron que Qing Shui volviera a comprobar
su amplio y exquisito cuerpo. No tuvo más remedio que dar el visto de que ella
era una hermosa mujercita con atractivos bienes. Se dio cuenta de que chocó
contra sus pechos. No es de extrañar que se sintiera suave. Eran relativamente
animosos.

“¡Pensé que yo era el descuidado, pero en realidad eras tú, esta niña
pequeña que deliberadamente no se mueve y te golpea!”, Dijo él en tono de
broma mientras estiraba su mano para frotar la cabeza de Ding Bao. Después de
extender la mano, se dio cuenta de que no era apropiado, y la llevó de vuelta a
su lugar.

La edad de Qing Shui de su vida pasada y su vida actual añadida sería alrededor
de los primeros treinta años, después de sacar los cuatro años sin recuerdos de
sus experiencias previas. Por lo tanto, la edad mental de Qing Shui era casi la
misma que la de Yu He. A Qing Shui le gustaban las mujeres maduras, y lo más
probable es que se debiera a su edad mental.

“Pfft, ni siquiera eres tan viejo como yo, ¿y me llamas una niña pequeña?
Qing Shi dijo que tu edad y la suya eran las mismas. Sin embargo, en realidad
pareces tener unos veinte años”, dijo Ding Bao mientras fruncía los labios
y se reía.

“Está bien, es suficiente. ¿Por qué estás aquí? No fue solo para
esperarme, ¿verdad? “, Dijo en tono de broma.

“¡En tus sueños! ¿Quién esperaría solo por ti? Solo tenía curiosidad.
Verlos a todos aturdidos como si acabaran de escuchar noticias abrumadoras.
Veamos si esta hermana puede ayudarte. Después de todo, somos conocidos.” Ding
Bao parpadeó con sus cristalinos ojos. Estos se veían especialmente grandes en
su pequeño rostro. ¡Muy espiritual!

Qing Shui sabía que no podía discutir contra el juego de palabras que las
chicas de su edad solían usar. Con una sonrisa forzada, negó con la cabeza.
“Todavía tengo cosas que hacer. Ya no voy a hablar con esta pequeña niña. ¡Hablemos
la próxima vez!”

Al ver que Qing Shui no le estaba prestando atención, hizo un mohín con sus
labios y pateó el suelo un par de veces. Ella era la orgullosa dama del Clan
Ding, y había sido adorada y mimada durante toda su vida. Era muy linda. La gente
de su edad o la quería o le estaba ansiosamente atenta. Pero no estaban a la
par con sus expectativas ya que solo eran personas de segunda clase. Ella nunca
hubiera pensado que era posible que este joven la abandonara primero.

“Estúpido Qing Shui. Estúpido. Ve cómo haré que pagues por esto en el
futuro…”

Qing Shui no sabía que alguien lo estaba maldiciendo a sus espaldas. No quería
interactuar con una chica mimada de una familia tan prominente. Ding Bao le
acababa de decir que ni siquiera era tan viejo como ella, por lo que Qing Shui
sabía que no era apropiado para él interactuar demasiado con alguien como ella.

A Qing Shui no le gustaban las chicas mimadas. Además, ni siquiera le gustaban
las lolis. Sin embargo, no sabía que ya sería recordado por esta loli de alta
calidad.

Qing Shui de alguna manera se las arregló para entrar en la Herrería Nube de
Fuego, y justo a tiempo. Su caldero de alquimia había sido completamente
destruido, por lo que decidió comprar otro, lo que era conveniente para él.

Entró a la tienda. Qing Shui notó que no había mucha gente, pero esa mujer
estaba adentro. Por una fracción de segundo, Qing Shui se sintió algo feliz.

Es como si ella fuera telepática. Cuando los ojos de Qing Shui se posaron en la
mujer, de repente ella levantó la cabeza y lo vio. Su sonrisa clara hizo que el
corazón de Qing Shui se sintiera en paz.

“Qué casualidad. ¡Nos volvemos a encontrar!” La magnética voz de la
chica viajó hacia él. El corazón de Qing Shui se sintió un poco entumecido, lo
cual fue muy cómodo. Él melancólicamente suspiró acerca de la seductora calidad
de la mujer.

“Jajá. Esto no es una coincidencia. ¡No te vi la última vez que vine a la
tienda!” ¡Dijo Qing Shui con una sonrisa!

“¿De Verdad? ¿Qué quiere hoy?” La mujer sonrió mientras caminaba
hacia el lado de Qing Shui. ¡Sus hermosos ojos se llenaron de vigor y brillaban
mientras miraba a Qing Shui!

Ella era una mujer tranquila. Tenía una postura elegante, y su expresión hacía
que Qing Shui se sintiera un poco deslumbrado y aturdido. Ella era una mujer
pura pero coqueta y deslumbrante.

Bookmark(0)
AST Capítulo 100 - Una Decepcionada Yu He
AST Capítulo 102 - Caldero de Hierro de Pedernal Dorado de Huoyun Liu-Li