AST Capítulo 123 – ¡Wenren Wu-shuang!

Capítulo
123 – ¡Wenren Wu-shuang!

“Me
había olvidado de eso. Había pensado en ti como una persona que ya no estaba
obligada a consumir la comida de los mortales. ¿Qué te parece si construyes
un estanque y  yo enviaré algunos?
Cada vez que ustedes chicas quieran comer, podrán hacerlo libremente, es
también más conveniente,” Qing Shui estaba un poco avergonzado mientras miraba
a Wu-shuang.

“¡Te
estás volviendo más pícaro, hmmm, estás mejorando en engatusar a la gente
también!” Wu-shuang parecía estar de un mejor humor, mientras hablaba de
tonterías con Qing Shui,

“Es
la casa del frente” Después de caminar por una corta distancia, Wu-shuang miró
a la distancia y habló.

Qing
Shui siguió la mirada de Wu-shuang, era un pabellón de tres pisos de alto,
blanco plateado, y parecía muy elegante comparado con las cosas que la
rodeaban.

“De
acuerdo, no te acompañaré dentro, tu ve y echa un vistazo por ti mismo.”
Wu-shuang sonrió y se detuvo cuando alcanzaron la entrada,

“¿Porqué,
tienes miedo de que tenga planes malvados?” La mirada divertida de Qing Shui
aterrizó en el trasero de Wu-shuang mientras recordaba la encantadora vista en
el estanque de la Corte de las Fragancias Nocturnas: La hipnotizante escena del
hermoso trasero blanco como la nieve cuando se inclinaba.

“¡Tú
bribón, qué clase de mirada estás haciendo?” Wenren Wu-shuang dijo molesta, sus
mejillas estaban teñidas de rojo.

“Entonces
solo deberías acompañar a este hombre que ha tomado tantas de tus primeras
veces.” Qing Shui reunió su coraje, tiró de sus suaves manos y la llevó
dentro.

Qing
Shui únicamente sintió la suavidad de la pequeña  mano, era gentil y exquisita, como si fuera un jade suave y
tenía una ligera sensación de frescura en medio del abrasador verano, era muy
reconfortante.

“¿Mmm,
porqué estás siendo tan canalla… que quieres decir con tomar muchas de mis primeras
veces?” el rostro de Wenren Wu-shuang libre de maquillaje se ruborizó.

“Soy
el primer hombre que te abrazó, te ayudó a desvestirte, mmm, y debería ser el
primero en tocar esa parte de tu cuerpo…”
“¡Detente!”
Wu-shuang volteó y usó su otra mano para cubrir la boca de Qing Shui, humedad
brilló en sus hermosos ojos, haciéndola parecer lamentable.

“Lo
siento, yo solo quería hacerte feliz, me gusta ver tu mirada cuando sonríes
gentilmente, cuando sonríes tímidamente, e incluso la tierna mirada cuando estás
avergonzada. Aunque sea lascivo, nunca pensaría en lastimarte.” Qing Shui
lentamente quitó la mano que cubría su boca y dejó ir la otra mano al mismo
tiempo.

Wenren
Wu-shuang miró seriamente a Qing Shui. “Tu aún eres joven, puedes estar
hipnotizado por mi ahora, o incluso puedes gustarme y me tratarás bien, sin
embargo, puedo sentir que podrías no estar pensando únicamente en mi, parece
que hay otras mujeres en tu corazón en las que piensas más.”

En
ese momento Qing Shui estaba un poco aturdido, la intuición de una mujer es
tan fuerte, Estaba Shi Qingzhuang en su corazón, a quien el no podía dejar
ir, e incluso si pensaba en solo estar con Shi Qiangzhuang, el todavía no
podía dejar ir a Wenren Wu-shuang tampoco.

“De
acuerdo, no tienes que culparte, estoy muy feliz y puedo sentir tus
intenciones, no eres como los otros chicos que solamente desean poseer, Qing
Shui solo dejemos que la naturaleza siga su curso, por ahora deberías hacer las
cosas en las que tienes que enfocarte, y no ahogarte en compañía femenina
demasiado pronto, de otra forma tu entrenamiento podría verse muy afectado.”
Wu-shuang recuperó su apariencia habitual elegante y madura, sonriendo para
mostrarle su preocupación.

“Gracias,
pero pienso que ya es muy difícil para mi ahogarme en compañía femenina ahora.”
Qing Shui Sonrió a Wu-shuang amablemente.

“tú
no eres ningún santo, no creas que no sé que parece que tienes alguna relación
con la chica del clan Shi, así como también con la chica de la posada Yu He,
ellas son de señoritas de clase alta en la ciudad Hundred Miles, y ambas son
bellezas superiores, pero lo que no entiendo es que parece que tus objetivos
siempre parecen ser mayores que tu, y ellas necesitan ser al menos mujeres con
un prometido” Wenren Wu-shuang miró a Qing Shui seriamente.

Qing
Shui miraba perplejo a Wu-shuang, sintiéndose muy estupefacto en su interior. Y
pensar que él era visto como una persona con preferencias especiales. Pensando
en los estados en guerra de su vida anterior, todos los grandes parecían gustarles
las esposas de otros, de sus 12 esposas 10 de ellas habían sido arrebatadas de
otros. Ahora se había convertido en alguien que no solo arrebataba de otros,
sino que también mostraba interés en las mujeres que habían sido tomadas por
otro hombre.

“¿Te
gusta arrebatar mujeres de otros, y te gustan mujeres maduras que han tenido
hombres antes, preferentemente viudas?” Antes de que Qing Shui pudiera
contraatacar, él fue dejado enmudecido por las palabras de Wu-shuang.

“¿Dónde
has escuchado eso?” Qing Shui preguntó a Wu-shuang perplejo.

”Hermana
dijo que de 10 hombres, habrá al menos 6 que les gustarán las mujeres maduras,
y al menos 8 que les gustan las viudas bonitas, terminé dándome cuenta de que
tú encajas en la cuenta muy bien.” Después de decir esto Wenren Wu-shuang
parpadeó sus hermosos ojos.

“¿Qué
es esto? Has sido llevada por el mal camino por tu hermana. ¿Tu hermana también
te dijo que a los hombres también les gustan las mujeres que son más lascivas
en la cama, especialmente aquellas que son más proactivas?” Qing Shui dijo
débilmente.

“¡Te
prohíbo decir tales cosas lascivas!” Wu-shuang respondió molesta.

“De
acuerdo, de acuerdo solo tu tienes permitido decirlas, yo no, vamos a entrar a
echar un vistazo a la casa primero.” Qing Shui jaló a Wu-shuang y entraron por
la amplia puerta roja de madera.
La
casa solo tenía un espacio de 1.5 mu, y era considerada pequeña, sin embargo,
considerando que estaba en una zona próspera en la ciudad Hundred Miles, era un
buen descubrimiento, el patio era amplio, con una pequeña cama de flores, e
incluso un pequeño estanque para criar peces, la casa era nueva, sin nada
dentro, pero estaría bien después de comprar algunos muebles y una cama, la
casa estaba completamente decorada y podría alojar gente inmediatamente.

“¿Estás
satisfecho?” Wenren Wu-shuang permitió a Qing Shui sostener sus manos, y
viendo que Qing Shui estaba mirando seriamente, no pudo evitar preguntar.

“Satisfecho,
muy satisfecho, no estaría mal continuar así.”

Escuchando
que las palabras de Qing Shui no tenían sentido, Wu-shuang miró a Qing Shui
desconcertada. “¿Qué no estaría mal si continuara?”

“Realmente
creo que sostener tus manos así hasta el día de nuestra muerte no esta mal” Qing
Shui dijo con una suave voz y abrazó apretadamente la mano de Wu-shuang.

El
corazón de Wenren Wu-shuang tembló como si hubiera sido amablemente empujado
escuchando las palabras de Qing Shui. Miró el elegante rostro de Qing Shui
que hacía que uno se olvidara de su edad, mientras que sus bellos ojos tenían
un encanto masculino ligeramente agresivo, y tenían la habilidad de ver a
través de muchas cosas.

_
_ _ _ _ _ _ _ _ _ _

Después
de una noche de entrenamiento. Qing Shui sintió que había mejorado mucho.
Ahora Qing Shui sintió que todo estaba cayendo cada vez más en su lugar, ya
que su vida era mundana, pero estable.

Fue
raro que esa mañana, todos los miembros del clan Qing en la Ciudad Hundred
Miles estuvieran presentes, Incluso Qing Zi se apresuró de regreso a la ciudad
Hundred Miles, unos pocos días antes el aún estaba en la Aldea del clan Qing,
discutiendo con el clan Feng que ellos deberían costear la boda en ciudad
Hundred Miles.

Después
de una animada comida, Qing Shui llamó de vuelta a Qing You, Qing Hu, Qing
Bei y a Gordito.

“Hermano
Shui, ¿acaso tienes cosas para que hagamos nosotros? Qing Bei preguntó
sonriendo.

Después
de todo, cualquier miembro en el clan Qing que no tenía nada que hacer, o no
estuviera muy ocupado, podría ayudar a preparar la boda de Qing Zi. Esta era
la boda del nieto mayor del anciano del clan Qing, y tenían que convertirlo en
un glorioso evento.

“He
conseguido una casa, esta es la llave, ustedes consigan algunos muebles después”
Qing shui sonreía mientras entregaba el dinero y la llave a Qing Bei, antes
de decirles la dirección.

“Oh,
la casa está lista” Qing Bei recibió los objetos felizmente.

Qing
Bei, pregunta al hermano Zi que clase de muebles le gustan a nuestra futura
cuñada antes de comprar cualquier cosa” Qing Shui instruyó a Qing Bei, el
resto eran todos individuos toscos, sería mejor que actuaran como guardaespaldas.

Qing
Shui recordó que deberían empezar a preparar las invitaciones de boda pronto,
¿A quien deberían invitar?
Bookmark(0)
AST Capítulo 122 – ¡El Qi de Xiantian!
AST Capítulo 124 – La arena en el banquete de bodas (1)