ATG Capitulo 98 Escape (3)

Capitulo 98 : Escape (3)

“¡Tú, pequeño bastardo! ¡En realidad te atreviste a robar los tesoros de nuestra secta!”

Xiao Zaihe se levanto más que demacrado, a medida que dejaba escapar sonidos de rabia y furia. Nuevamente, corrió hacia Yun Che y cerró la distancia entre ellos en un abrir y cerrar de ojo. Yun Che giró su cabeza y arrojó la segunda Bomba Temblor del Cielo usando un poco de la fuerza de sus manos. Pero esta vez, en lugar de estrellarse en el rostro de Xiao Zaihe de nuevo, aterrizó en el suelo enfrente de él.

Bastante seguro, al ver la Bomba Temblor del Cielo que había aterrizado en frente de él, Xiao Zaihe palideció y de inmediato se detuvo donde estaba, cayendo hacia atrás en una feroz picada.

¡¡¡BOOM!!!

Una columna de humo caliente de lava golpeó desde atrás; su impacto causó que Yun Che se tambaleara y casi caiga. La distancia entre los dos se amplió temporalmente de nuevo, pero esta ventaja que él había ganado era meramente fugaz. Después de todo, una sola Bomba Temblor del Cielo solamente podía ganarle un poco de tiempo.

La tercera Bomba Temblor del Cielo estaba agarrada en su mano. Él necesitaba correr al centro de la ciudad en el menor tiempo posible; su única posibilidad de escape yacía en entrar en la ciudad.

“¡Bastardo! ¡Sólo hay un total de seis Bombas Temblor del Cielo! ¡Vamos a ver si serás capaz de escapar en el momento que termines de usar todas esas bombas!” Xiao Zaihe todavía estaba caliente en sus talones, pero ya se había reducido a rechinar sus dientes en odio y frustración. Estas Bombas Temblor del Cielo eran un tipo de arma de fuego creada por la rama principal de la Secta Xiao y era extremadamente poderosa; incluso si fuera un usuario del Profundo Reino Espíritu quien lo recibiera de frente, ello sólo significaría una muerte segura o serias heridas. Las Bombas Temblor del Cielo eran un arma para la supervivencia en la que la rama mayor de secta había dedicado toda su vida.

Pero ellas habían aterrizado en las manos de Yun Che y los estaba usando imprudente para sí mismo en esta manera. Fue afortunado que la fuerza profunda del oponente era baja; las Bombas Temblor del Cielo que él había arrojado eran fácilmente eludibles. De lo contrario, él habría sido acabado aquí hoy.

Lo que Xiao Zaihe justo había gritado expresaba precisamente los miedos de Yun Che. En efecto había sólo seis Bombas Temblor del Cielo, y juntas, estas seis esferas podrían darle no más de dos minutos de tiempo; era apenas suficiente para permitirle que se adentrara en la ciudad.

Él tenía que pensar en otras soluciones.

A medida que Yun Che sostenía la Bomba Temblor del Cielo, su corazón palpitaba y fruncía sus cejas con cada segundo que pasaba. Yun Che ya ha sido perseguido demasiadas veces, e incluso situaciones cien veces más peligrosas que esta eran demasiadas numerosas para ser contadas, pero entre esas situaciones, él había escapado mayormente con la ayuda de la energía tóxica de la Perla de Veneno del Cielo. Sin embargo, a partir de hoy, la Perla de Veneno de Cielo había perdido ya su toxicidad; él también había terminado de usar su Hierba de la Estrella Oculta y luchar compulsivamente estaba aún más fuera de la cuestión. Por lo tanto, la única cosa en la que podía confiar era…

Yun Che respiró ligeramente, y comenzó a peinar rápidamente a través de la tesorería de la Secta Xiao por hierbas medicinales, buscando por aquellas que podrían ser combinadas para lograr instantáneamente un efecto extremadamente tóxico.

En este momento, la elegante silueta de una chica entró en su línea de visión. La ropa de la joven era blanca nieve, y aun cuando estaba lejos, dejaba una clara impresión de acercarse a la nobleza y elegancia.

Aunque la distancia entre ellos era demasiado lejos y Yun Che era incapaz de ver su rostro, apenas un latido pasó antes de que un nombre apareciera en el corazón de Yun Che… Porque en esta Ciudad Luna Nueva, solamente una chica había dado esta impresión.

¿¡Es Lan Xueruo!? ¿Por qué estaría aquí? Esto era obviamente un lugar donde sólo aquellos que se dirigen a la Secta Xiao cruzarían, a menos que…

Para entonces, Yun Che no tenía tiempo para pensar. Él rápidamente dejó caer el disfraz y arrojó la otra Bomba Temblor del Cielo detrás de él. Con una fuerte explosión, Xiao Zaihe evitó las secuelas de la explosión desde varias docenas de pasos lejos, justo a tiempo. Yun Che corrió hacia la joven que se estaba acercando y gritó: “¡Hermana mayor Xuerou!”

La razón de por qué Lan Xueruo estaba aquí era para verificar con la Secta Xiao si Yun Che estaba allí. Una explosión ensordecedora le hizo detener sus pasos y levantar su cabeza. Una rápida mirada le dejó ver un Yun Che corriendo salvajemente hacia ella.

“¿Yun Che?” Lan Xueruo murmuró a medida que sus ojos destellaron con una agradable sorpresa. En cualquier caso, él aún estaba vivo; esta había sido la conclusión que había estado esperando que llegue en su viaje a la Secta Xiao hoy. Pero inmediatamente después, ella se dio cuenta de Xiao Zaihe estaba persiguiéndolo de cerca.

“¡Pequeño bastardo! ¡Vamos a ver a dónde puedes correr! ¡Te romperé tus piernas y lisiaré todas tus extremidades!” Aunque Xiao Zaihe no había sido dañado por las Bombas Temblor del Cielo, teniendo que esquivar tres de ellas consecutivamente le había causado verse peor. Cubierto de pies a cabeza con hollín, incluso sus rugidos llevaban pizcas de ira y vergüenza apenas oculta.

En un instante, Lan Xueruo entendió lo que había sucedido. No teniendo suficiente tiempo para pensar más al respecto, ella frunció sus cejas y gritó ansiosamente: “¡¡Hermano menor Yun, ven aquí rápidamente a donde estoy!!”

Mientras hablaba, ella estiró su mano derecha. De repente, una impresión blanca nieve destelló por encima del reverso de su mano: “¡Little Snow, sal!”

En respuesta a su suave grito, la impresión en el reverso de su mano destelló con luz y fue acompañado por un alto chillido agudo que parecía venir de los cielos. Un Águila Gigante de Nieve emergió de la luz blanca en frente de ella.

“¿¡Una bestia profunda contratada!?” Al ver el Águila Gigante de Nieve que había aparecido de repente al lado de Lan Xueruo, el corazón de Yun Che fue arrojado a un estado de sorpresa. Al mismo tiempo, su corazón también surgió con agradable sorpresa. Sus pasos aceleraron aún más mientras apretaba sus dientes y llegó con  Lan Xueruo.

Lan Xueruo saltó encima de la espalda del Águila Gigante de Nieve y su delgada mano nívea agarró la palma extendida de Yun Che para finalmente jalarlo hacia la espalda del águila de nieve. El Águila Gigante de Nieve batió ambas alas y voló al cielo en medio de un prolongado grito de ave. Cargó hacia el cielo como un rayo, y luego se convirtió en nada más que una mancha en el cielo dentro el parpadear de un ojo.

Una crisis de vida y muerte fue inesperadamente, evitada. La velocidad de vuelo del águila de nieve era sumamente rápida; el viento silbaba pasando sus orejas y el aire frío que se vierte en su pecho prolongó su asfixia cada vez más. Fue solamente cuando el vuelo del águila de nieve se había estabilizado que él fue capaz de adaptarse a la situación. Después de tener un largo suspiro, él abrió sus ojos para entonces ver a Lan Xueruo, sentada delante de él, mirándolo con una suave sonrisa.

Fue sólo entonces que Yun Che recordó que aún vestía una túnica muy desfavorecedora, pero su expresión facial no cambió en lo más mínimo. En cambio, él rió alegremente: “Hermana mayor,

¿de pronto descubriste que no importa cuán crudas sean las ropas, tendrían un cierto estilo siempre y cuando soy el que las vista?”

Lan Xueruo estaba ligeramente sorprendida, pero río en despecho de sí misma. Su expresión riendo era tan radiante como un centenar de flores floreciendo: “Es de hecho el hermano menor Yun después de todo; para no olvidar cómo alabarse a sí mismo incluso después de casi perder su vida.”

“Sí. Casi pierdo mi vida justo hace un momento.” Yun Che frotó su frente, y sintió alguna medida de miedo persistente. Si no hubiera sido por la repentina aparición de Lan Xueruo, sus posibilidades de escapar eran abismalmente bajas. El área frente a la Secta Xiao había sido demasiado vasta, y el sentido de futilidad que sintió durante su escape lo habían impulsado a casi al punto de llorar.

“Hablando de lo cual, hermana mayor, ¿por qué has venido a este lugar? ¿Tienes algo que hacer en la Secta Xiao?” Yun Che preguntó.

“Mn.” Lan Xueruo ligeramente asintió a medida que sus ojos parecidos a gemas vagaron sobre Yun Che varias veces. Después de asegurarse que él no estaba herido en ninguna parte, su expresión facial finalmente se relajó y su mirada se tornó incluso más suave: “Después de que desapareciste de repente hace tres días, Yuanba y yo hemos estado buscando a través de toda la ciudad. Entonces pensé que pudiste haber sido secuestrado por la Secta Xiao, es por lo cual he venido a buscarte.”

Yun Che se tensó momentáneamente. Su corazón surgió con una emoción indescriptible a medida que quedó sin palabras. Después de un rato, él habló tan tranquilamente como pudo: “Esta división de la Secta Xiao es la más grande en Ciudad Luna Nueva. Para una chica como tú venir sola, no consideras que tan peligroso sería eso… Sólo me has conocido por solo unos pocos días,

¿por qué tienes que ser tan buena conmigo?”

Lan Xueruo sonrió y respondió suavemente: “Te he dicho esto antes, es porque soy tu hermana mayor.”

Yun Che: “…”

Anteriormente, Lan Xueruo había prometido que su familiar lo enviaría con seguridad a la Ciudad Imperial Viento Azul dentro de diez días para evitar los inminentes problemas que la Secta Xiao indudablemente traería sobre él. Desde entonces, él siempre había sospechado. Después de haber pasado por tanto, él definitivamente no creería que alguien sería tan bueno con una persona con la cual era desconocida, sin rima ni razón. Incluso al punto donde tomar tal enorme riesgo puede ponerla en gran peligro o incluso arriesgar su vida. Ahora, Lan Xueruo había venido a la Secta Xiao solo para encontrarlo, e incluso lo liberó del inmenso peligro que corría… Esto solidificó la única posibilidad que Yun Che tenía en su corazón.

La Hermana Mayor Xueruo ante sus ojos… ¡Debe haberse enamorado de él a primera vista! ¡Y estaba locamente enamorada otra vez!

Aparte de esta razón, él era completamente incapaz de pensar en otra razón como por qué una chica ayudaría a un tipo pobre, impotente, inexperto que acababa de conocer sin historial familiar a tal magnitud.

“Hermano nenor Yun, ¿en serio fuiste secuestrado por la Secta Xiao estos últimos días? ¿Cómo escapaste?” Después de pasar una mirada a las ropas de Yun Che, Lan Xueruo sonrió con sus hermosos ojos: “No puede ser que…. ¿Te disfrazaste como un sirviente y te escabulliste después de engañarlos?”

“Esto… Bastante cerca. Pero no fui secuestrado por la Secta Xiao. Vine por mi propia cuenta.” Yun Che río engreidamente, pero no ofreció ninguna explicación de más. En cambio, él volvió la conversación alrededor y preguntó: “¿Hermana, en realidad tienes un contrato con una Bestia Profunda? E incluso parecía ser una de un nivel extremadamente alto.”

Viendo que Yun Che obviamente no quería mencionar lo que había sucedido durante estos últimos días en la Secta Xiao, Lan Xueruo dejó caer el asunto y siguió el flujo de la conversación: “Su nombre es Little Snow, y es un Águila Gigante de Nieve Profundo Verdadero. Mi maestro y yo lo criamos, y se convirtió en mi bestia profunda contratada al alcanzar la madurez. Aunque Little Snow pueda parecer ser muy grande y pesada, sus habilidades aéreas son bastante formidables y puede volar extremadamente rápido…. Oh, cierto, hermano menor Yun, ¿a dónde te diriges entonces?”

Yun Che se quedó en silencio, y luego respondió lentamente: “Le he dado la Secta Xiao un ‘enorme presente’. En este momento, ellos deben estar buscando a través de toda la ciudad para encontrarme, así que definitivamente no puedo regresar al Palacio Profundo Luna Nueva, o cualquier lugar dentro de Ciudad Luna Nueva. No estoy seguro a dónde ir después tampoco…. Aparte de Ciudad Luna Nueva, cualquier lugar está bien también…”

Justo en este momento, Yun Che de repente sintió una anormalidad en el viento al lado de su oreja. Debido a su aguda intuición extraordinariamente, él subconscientemente se dio la

vuelta. Con sólo una mirada, vio un punto negro acercándose rápidamente hacia ellos a sólo unos pocos kilómetros de distancia.

“¡Que es eso!”

Simplemente unos pocos momentos habían pasado entre su realización y su arrebato, pero dentro del lapso de esta corta duración, el punto negro en su línea de visión ya se había convertido en una vaga silueta negra. Estaba claro qué tan rápido aterrador era. Lan Xueruo de inmediato se dio la vuelta. Sus ojos miraron a su objetivo, y ella posteriormente dejó escapar un grito de alarma “¡Es el Feroz Halcón Tormenta, la bestia profunda del nivel más alto que la Secta Xiao había criado!”

“¡¡Qu-é!!” Yun Che frunció el ceño inmediatamente.

“Por qué están movilizando incluso a su Feroz Halcón Tormenta sólo para perseguirte… ¡Y en realidad es tan rápido!” Una mirada de pánico deslució la complexión nívea de Lan Xueruo, ¡porque ella estaba completamente consciente de que la velocidad del Feroz Halcón Tormenta no era inferior en ninguna manera a la de su Águila Gigante de Nieve! De hecho, su resistencia superó de lejos a la de su bestia profunda.

Sin embargo, ella no hubiera preguntado esto si hubiera sabido lo que Yun Che había hecho en la Secta Xiao.

“¡Más rápido, Little Snow!!”

A su llamada, el Águila Gigante de Nieve debajo de ella dio un aleteo poderoso de sus alas y de pronto aceleró a medida que su largo perfil blanco se desvaneció en el Norte. Pero la silueta oscura detrás de ella no mostró signos de desacelerar a medida que los perseguía de cerca.

ATG Capitulo 97 Escape (2)
ATG Capitulo 99 Un Juego de Vida y Muerte