ATG Capítulo 959 – Explosión de furia

ATG Capítulo 959 – Explosión de furia

Siguenos en facebook : https://www.facebook.com/ATG-Against-the-gods-espa%C3%B1ol-1766848850293014/

Ji Hanfeng usó su palma para derribar a Yun Che, y luego se apresuró a atrapar a Li Mingcheng. Se estremeció severamente en el momento en que sus manos tocaron el cuerpo de Li Mingcheng.

El ritmo de la respiración de Li Mingcheng era increíblemente caótico, y se estaba debilitando a una velocidad increíblemente veloz. Su cuerpo estaba flácido y suave como si todos los huesos de su cuerpo estuvieran rotos. No había ningún enfoque en sus pupilas, y la sangre se derramaba de su boca como loca acompañado por un gemido débil, desesperado e insoportable. Todo su cuerpo se retorcía como si estuviera a punto de morir.

En su pecho, cerca de su corazón, había un hueco que era tan grande como el tamaño de un cuenco, y era impactante mirarlo.

Li Mingcheng salió cargando al lado de Ji Hanfeng. Ji Hanfeng estaba más cerca de ellos dos. A pesar de que no tuvo el tiempo para detener a Li Mingcheng de atacar a Yun Che, tuvo tiempo suficiente para evitar que Yun Che hiciera su contraataque a Li Mingcheng. Sin embargo, no lo hizo, sino que usó esto como una oportunidad para atacar a Yun Che, ya que Yun Che golpeó fuertemente a Li Mingcheng. Debido a que esta fue una acción “justificada”, incluso si paralizó a Yun Che, nadie podía culparlo.

Pero no esperaba que Li Mingcheng fuera gravemente herido por el ataque de Yun Che.

El cerebro de Ji Hanfeng se quedó en blanco de repente, y sintió escalofríos por su espalda. No se atrevió a olvidar, ni por un segundo, que Li Mingcheng era el sobrino de la Maestra del Salón Principal , por lo que había estado obviamente y en secreto tratando de ganarse el favor de ella. Justo ahora cuando aprovechó la oportunidad para atacar a Yun Che, fue para vengarse de él, pero no esperaba ni siquiera en sus sueños que Li Mingcheng se lesionara casi hasta morir.

Y con la protección de la Maestra del Salón Principal hacia Li Mingcheng, si la culpa recae sobre él… Solo de pensarlo, Ji Hanfeng ya estaba temblando de miedo. Pero era demasiado tarde para arrepentirse en este momento. Se giró bruscamente y desató toda su ira hacia Yun Che, “¡Yun Che! ¡¿Cómo te atreves a atacar con tanta brutalidad?”

“¿Qué pasó? ¿Qué están haciendo todos ustedes aquí en un círculo?”

En este momento, alguien con infinita frialdad y dignidad repentinamente cayó del cielo. Después de eso, una sombra azul salió del cielo vacío. Con la cara como la primera nieve, las cejas como espadas y la cara envuelta en un frío helado, era Mu Fengshu, la Maestra del Salón Principal del Salón de la Nieve Congelada.

Su llegada instantáneamente congeló la escena caótica aquí.

Mu Fengshu miró a su alrededor, y vio en los brazos de Ji Hanfeng a Li Mingcheng, cubierto de sangre y con su vida colgando de un hilo. Su expresión cambió instantáneamente mientras se movía en una sombra azul al frente de Li Mingcheng. Cuando su palma aterrizó sobre Li Mingcheng, su aura, originalmente fría como el hielo, se volvió instantáneamente caótica y lanzó una loca furia.

Esta fue la furia de la Maestra del Salón Principal del Salón de Nieve Congelada. Era como si todo el Salón Principal de la Nieve Congelada hubiera caído en un purgatorio helado. Todos los elementos dejaron de fluir por completo, y las caras de todos en el Salón de Nieve Congelada se volvieron pálidas con sus cuerpos acurrucados por el frío. Podían sentir su propia sangre e incluso su alma congelarse y convertirse en hielo sellado.

“Quién, quién hizo esto”.

Mu Fengshu se dio vuelta, su voz era extremadamente tranquila, pero incluso la persona con la fuerza profunda más débil podía sentir claramente una intención asesina extremadamente helada.

En su territorio, su propio sobrino fue herido de tal manera, ¿cómo podría ella perdonar esto?

Mucha gente lentamente volteó su mirada hacia Yun Che. El halago y elogio de Mu Sushan los hizo sentir increíblemente celosos antes, pero en este momento, solo sienten una profunda pena por él.

Creían con todo su corazón que esta vez, Yun Che iba a morir absolutamente, incluso si Li Mingcheng fue quien atacó a Yun Che primero.

“Res… respondiéndole a la Maestra del Salón Principal ,” los dientes de Ji Hanfeng temblaron, después de haber pronunciado la primera oración, su corazón se agitó cuando se puso de pie y señaló directamente a Yun Che, “¡Fue Yun Che! El lesiono deliberada y gravemente al hermano menor Mingcheng e hirió al hermano menor Mingcheng en esta medida. Este discípulo… este discípulo no pudo detenerlo a tiempo, y no pensó que Yun Che sería tan brutal. Este discípulo no pudo proteger al hermano menor Mingcheng, es culpa de este discípulo, puede… puede la Maestra del Salón Principal  castigarme fuertemente.”

“¿¡Tú!?” El enfoque de Mu Fengshu recayó en Yun Che, solo el treinta por ciento fue sorpresa, más de eso fue una furia helada y una intención asesina.

“¡Tú… estás mintiendo!” Mu Xiaolan inconscientemente se paró frente a Yun Che y trató de explicar: “Li Mingcheng fue quien emboscó y trató de apuñalar a Yun Che, Yun Che estaba solo…” “¡¡Cállate!!”

Mu Fengshu gritó bruscamente y asustó a Mu Xiaolan que al instante se callo. Mu Fengshu estaba claramente muy enojada, y su pecho obviamente subía y bajaba, “¿Te tomas a esta Maestra del Salón Principal por una idiota que incluso dirías algo así de ridículo? ¡¡Yun Che es simplemente un Monarca, en comparación con el cultivo de Mingcheng, ¿¡tendría que apuñalar a Yun Che!?”

“Maestra del Salón Principal ”, Mu Sushan se adelantó y dijo: “Aunque Li Mingcheng resultó herido por Yun Che, no fue tan simple…”

“¡Basta!” La cara de Mu Fengshu se oscureció como el agua estancada, nadie se atrevió a respirar bajo la violenta ira de ella, “No importa quién sea, no importa cuál sea el motivo o la explicación, si uno se atreve a lastimar gravemente al sobrino de Mu Fengshu brutalmente, ¡definitivamente le haré pagar diez millones de veces más!”

“…” Mu Sushan abrió la boca, pero solo pudo suspirar suavemente. A pesar de que Li Mingcheng fue el primero en tender una emboscada, el contraataque de Yun Che fue fuerte, y fue un hecho que Li Mingcheng fue herido o casi asesinado. Frente a Mu Fengshu, quien estaba completamente furiosa, no pudo ayudarle, incluso si lo deseaba. Solo podía enviar una transmisión de sonido en secreto hacia Mu Xiaolan: ‘Xiaolan, envía una transmisión de sonido a tu maestra de inmediato. En este momento, tu maestra es probablemente la única que puede salvar a Yun Che… Suspiro*, y es posible que ni siquiera llegue a tiempo.’

“¡Ji Hanfeng! ¡Derriba inmediatamente a Yun Che!” Aunque Mu Fengshu estaba extremadamente furiosa, con su posición, no perdería el tiempo para atacar a un joven ella misma. Le dio un vistazo a Mu Xiaolan y dijo, “Veamos quién se atreve a detener esto”.

“¡Sí!” Ji Hanfeng también quiso desahogar su enojo, escuchando la orden, inmediatamente respondió, colocó a Li Mingcheng en el suelo, y cargó directamente para agarrar la garganta de Yun Che con sus manos en una explosión.

Mu Xiaolan gritó y usó su cuerpo frente a Yun Che para protegerlo, pero una mano repentinamente la agarró del hombro y la empujó lejos de allí.

A su alrededor estaba la ira e intención asesina de la Maestra del Salón Principal del Salón de Nieve Congelada. Ella tenía la fuerza más poderosa y la posición más alta en todo el Salón de Nieve Congelada. Si fuera otra persona, ya habrían estado tan asustados que perderían el control en sus piernas. Sin embargo, no había rastros de miedo en los ojos de Yun Che, y solo había una atmósfera fuerte y aterradora.

Ya sea en la Estrella Polar Azul, el Continente Cielo Profundo o el Reino Demonio Ilusorio, era un rey absoluto, una existencia que podía cubrir el cielo con solo una mano, y nadie se atrevía a perjudicarlo… ¿Cómo podría soportar un tratamiento como este!

La ira y la intención asesina de haber sido suprimido antes se liberaron por completo en este momento. Él sostuvo sus dos puños fuertemente, y sus ojos se enfocaron en Ji Hanfeng quien se estaba acercando a él como un águila hambrienta mientras él rugía con una voz áspera: “¡¡Si quieres derribarme… primero tendremos que ver si tienes la habilidad de hacerlo!!”

“¿Todavía te atreves a resistirte? ¡Estás demasiado confiado!” Las palabras de Yun Che hicieron que Ji Hanfeng se burlara mientras volaba desde el aire hacia Yun Che para derribarlo. El aura circundante fue dirigida por su fuerza y ​​transformada en una tormenta extremadamente densa en su fuerza, cubriendo todo el cuerpo de Yun Che.

A pesar de que la fuerza profunda de Li Mingcheng ya estaba en el nivel del camino divino, la presión que le dio a Yun Che no fue ni cerca como la de Xuanyuan Wentian que fue asesinado por Yun Che. Así que cuando se enfrentó a Li Mingcheng, no sintió ninguna presión en absoluto.

Pero el Ji Hanfeng que estaba frente a él era diferente. Su fuerza profunda estaba en el nivel seis del Reino del Origen Divino. No solo era su aura más fuerte que Xuanyuan Wentian, obviamente era más fuerte que Mu Xiaolan. Definitivamente fue el oponente más fuerte al que Yun Che se enfrentó en su vida.

La fuerza que venía del cielo era increíblemente horrible. Este era un poder del camino divino que estaba en un plano completamente diferente a Li Mingcheng. Bajo esta fuerza, perdió el control de su  cuerpo, pero su cuerpo reaccionó de acuerdo con su voluntad y llevó todas sus fuerzas para protegerse frente a su cuerpo.

¡¡Bang!!

El cuerpo entero de Yun Che estaba vibrando violentamente como si fuera golpeado por un meteorito del espacio exterior, y fue arrojado de la conmoción. Ji Hanfeng se detuvo, y la sonrisa burlona en su rostro se hizo más brutal. De repente cargo hacia la dirección en la que Yun Che había sido lanzado, y cuando el movimiento de su mano cambió rápidamente, una formación profunda de hexágono azul apareció de repente en el cuerpo de Yun Che que volaba boca abajo. En el instante en que apareció, explotó despiadadamente con el cuerpo de Yun Che como medio.

“Sss…” Todos los rostros de los practicantes profundos allí perdieron el color por el impacto. La orden de Mu Fengshu era “derribar”, por lo que pensaron que Ji Hanfeng reprimiría a Yun Che y sellaría su energía profunda. No esperaban que atacara tan duramente.

De esta manera, Yun Che podría morir en el acto. Incluso si él no murió, sería herido muy severamente.

“Esto…” Mu Sushan se adelantó de repente, pero el resultado ya se había establecido, por lo que solo pudo dar un profundo suspiro una vez más.

“¡¡Yun Che!!” Mu Xiaolan palideció por el shock. Corrió presa del pánico, pero justo cuando se acercaba, vio a Yun Che levantándose con una mano y parándose lentamente.

La mirada de todos fue atraída hacia Yun Che en un instante. Aunque Yun Che simplemente estaba de pie, dilató todas sus pupilas y casi no podían creer lo que veían sus ojos.

Las ropas de Yun Che ya estaban rotas, y cada tres heridas tenían medio pie de largo tanto en el pecho como en la espalda, pero ya no sangraban. Aparte de eso, su aura casi no se debilitó en absoluto, y no perdió el foco de sus ojos en absoluto, en su lugar solo había una liberación de agresividad que hacía que la gente sintiera escalofríos sin siquiera estar cerca.

“¡¿Qué?!” La sonrisa burlona en el rostro de Ji Hanfeng desapareció, y la expresión en sus ojos se oscureció. Estaba seguro de que el ataque en este momento había paralizado por completo a Yun Che. Por lo menos, aplastaría más de la mitad de los huesos en su cuerpo.

¿Pero en realidad se puso de pie, y solo había unas pocas heridas que ni siquiera eran profundas?

¡No! Debe haberse estado forzando a sí mismo, es imposible que no se lastime gravemente.

“Yun Che, ¿estás… estás bien?” Mu Xiaolan lo miró asombrada y preguntó con preocupación.

“¡Sal del camino!” La mirada de Yun Che se centró en Ji Hanfeng. Su apariencia era muy aterradora en este momento, y asustó a Mu Xiaolan al dar marcha atrás y no se atrevió a dar un paso adelante otra vez.

“¡Purgatorio!”

Era como si un volcán explotara desde el cuerpo de Yun Che. Su energía profunda aumentó instantáneamente, y el color de la energía profunda también se convirtió en un color escarlata claro. Levantó ambas manos, y la Espada del Castigo Celestial Asesina Diablos cayó desde el aire y se estrelló contra el suelo en un sonido explosivo que impactó el cielo, y se clavó profundamente en la piedra divina que estaba pavimentada en el suelo del Salón Principal.

“¡¡OH!!?” La expresión en los ojos de Mu Sushan cambió drásticamente. ¡El aura de supresión que Yun Che estaba liberando ahora estaba cerca de la fuerza del nivel cinco del Reino del Origen Divino!

Mu Sushan se mencionó antes que Yun Che no usó todas sus fuerzas cuando venció a Li Mingcheng, pero no esperaba que el poder oculto de Yun Che fuera tan horrorosamente fuerte.

Nivel cinco del Reino Profundo Soberano… ¡pero lanzó un poder que era igual al nivel cinco del Reino del Origen Divino!

Esta vez, incluso la expresión en los ojos de Mu Fengshu cambió levemente, su intensa furia fue lentamente reemplazada por una conmoción cada vez más profunda.

“Este mocoso, en realidad…” Frente a la fuerza de Yun Che, Ji Hanfeng ya estaba conmocionado de una manera indescriptible.

Yun Che no dijo una palabra. Agarró la Espada del Castigo Celestial Asesina Diablos con ambas manos, saltó alto en el cielo, y el cuerpo bermellón de la espada creó una increíblemente horrible tormenta de destrucción y cargó hacia Ji Hanfeng.

“¿Crees que eres digno de ser mi oponente, así como así?” Ji Hanfeng rechinando los dientes ligeramente, rugió profundamente, saltó también hacia Yun Che, y en realidad cargo directamente hacia la espada de Yun Che.

Pero justo cuando se acercaba, su expresión cambió de repente, y un rastro de miedo brilló profundamente en sus ojos. Debido a que la fuerza de la espada era mucho más fuerte de lo que esperaba, ¡incluso hizo que su alma sintiera miedo!

Ji Hanfeng reaccionó extremadamente rápido. Retractó sus palmas a la velocidad del rayo, todo su cuerpo se dio la vuelta y rodó hacia atrás.

La Espada del Castigo Celestial se estrelló contra el suelo, y el suelo que fue pavimentado con piedras divinas se agrietó al instante, y las grietas se extendieron rápidamente como una telaraña, hasta que estuvo a unos noventa metros. Con el cuerpo de la espada como centro, una tormenta creada por la espada pesada barrió y empañó la visión de todos durante un largo período de tiempo.

Pero afortunadamente esto fue en el Reino de Dios. Si estuviese en Continente Cielo Profundo, los trescientos metros de espacio circundante se colapsarían por completo.

ATG Capítulo 958 - Perro acorralado
ATG Capítulo 960 - Lucha contra Ji Hanfeng