ATG Capítulo 943 – Tiempo de partir al Reino de Dios

ATG Capítulo 943 – Tiempo de partir al Reino de Dios

“Entra”, la mirada de Mu Bingyun se volvió.

La puerta del salón se abrió con cuidado. Mu Xiaolan llevaba un recipiente de jade que liberaba un poco de vapor caliente. Primero miró a Yun Che y luego ignoró por completo su existencia: “Maestra, esta es una crema de avena Loto de Nieve, es su producto especial local. Es muy delicioso, la maestra debe darle una probada.”

Mu Bingyun asintió levemente con la cabeza, “Déjalo allí por ahora”.

Bajando el cuenco de jade, Mu Xiaolan se acercó rápidamente a Mu Bingyun y la miró con preocupación: “Maestra, ¿cómo te sientes hoy? Pareces estar mucho mejor que ayer”.

Mu Bingyun sonrió levemente y dijo: “Xiaolan, hay algo que necesito decirte. He decidido que después de llevar a Yun Che al Reino Canción de Nieve, le estoy permitiendo que se una a nuestra Secta del Divino Fénix de Hielo.”

“¿Ah?”. Esta noticia hizo que Mu Xiaolan jadeara. Miró a Yun Che con los ojos abiertos y objetó como un reflejo, “Pero él es un tipo malo…” Solo abrió la boca, se le vino a la mente que su maestra todavía necesitaba confiar en él por las toxinas en su cuerpo, e inmediatamente cambió su tono, “Yo… quiero decir, sus habilidades de cultivación son buenas, pero en la Secta Divino Fénix de Hielo, incluso unirse al Palacio de la Nevada sería un poco descabellado. Después de todo, en la misma etapa, hay una gran diferencia entre el reino inferior y el Reino de Dios. Su fuerza profunda está en el nivel cinco del Reino Profundo Soberano, pero probablemente no sería capaz de vencer a nuestro nivel tres del Reino Profundo Soberano. Él ni siquiera pasaría la primera prueba.”

Yun Che, “…”

“Yun Che no necesita pasar la prueba. Lo dejaré entrar directamente al Palacio de la Nevada. Después de un tiempo, lo empujaré a entrar al Salón de Nieve Congelada. Si no fuera por la controversia que puede causar atrayendo la atención y los problemas indeseados para Yun Che, me gustaría incluirlo en el Palacio de los Treinta y Seis Fénix de Hielo.”

La voz de Mu Bingyun era suave y leve, pero hizo que la boca de Mu Xiaolan se abriera ampliamente, “¿Por… por qué? Él es débil, y él es del reino inferior, y él es tan… la Maestra ya ha prometido llevarlo al Reino de Dios esto ya es un pago realmente grandioso, no hay absolutamente ninguna necesidad de que hagas esto. O bien, las personas con motivos ocultos pueden incluso usar esto para hablar detrás de la espalda de la maestra.”

“… Tengo mis propias intenciones”, dijo Mu Bingyun. La fuerza profunda de Yun Che aún no ha entrado en el camino divino, y era un poco descabellado llegar a ser un discípulo semioficial en la Secta Divino Fénix de Hielo, sin embargo, para poder ser reconocido como el dueño de la Perla del Veneno Celestial, y poder cultivar forzosamente el Canon de la Investidura del Fénix de Hielo sin la sangre del Fénix de Hielo y sin la instrucción de nadie, e incluso es dueño de la línea de sangre del Cuervo Dorado…

¿Cómo podría ser alguien común?

Pero Mu Bingyun no pudo explicarle estas razones a Mu Xiaolan. Porque el hecho de que Yun Che posee la Perla del Veneno Celestial no debe revelarse. Si él fuera al Reino de Dios como lo estaba ahora, sería como otra pequeña gota de agua en el vasto océano, nadie se molestaría siquiera en echarle un segundo vistazo. Pero una vez que se filtrara, que es el dueño de la Perla del Veneno Celestial…

¡Los ojos de todo el Reino de Dios instantáneamente se concentrarían en él!

“Xiaolan, a pesar de que el carácter de Yun Che es un poco desenfrenado, no es alguien con malos pensamientos. Su entrenamiento esta lejos de ser cercano al tuyo, pero es debido a la limitación de este plano. Solo basándonos en sus dones naturales, si él hubiera nacido en el Reino Canción de Nieve, tal vez no hubiera demasiada diferencia entre ustedes dos. A partir de ahora en la secta, debe recordar su amabilidad de salvarme y darle más cuidado y ayuda.”

“Oh, si la maestra ya se ha decidido, entonces yo… por supuesto, escucharé a la maestra.” respondió Mu Xiaolan, pero sus mejillas estaban ligeramente hinchadas. Estaba muy poco convencida y poco dispuesta. Le dio una mirada a Yun Che y dijo en un tono dominante: “¿Escuchaste eso? Después de regresar al Reino Canción de Nieve, me convertiré en tu hermana mayor. Debes obedecer a tu hermana mayor en el futuro. Si haces algo malo y te atrapó, aunque fuera la maestra quien te protegiera, yo…  yo te castigaré severamente.”

“¿Hermana mayor?” Yun Che barrió sus ojos de arriba hacia abajo sobre ella sin prisa, “Eso es una locura. Eres solo una pequeña adolescente, ¿quieres que te llame Hermana Mayor?”

“En la Secta Divino Fénix de Hielo, la antigüedad no se basa en la edad, sino en el nivel. Por ejemplo, todos los discípulos en el Palacio de la Nevada deben llamar a los discípulos del Salón de Nieve Congelada como Hermanos Mayores y Hermanas Mayores. Es lo mismo para los discípulos del Salón de Nieve Congelada hacia los discípulos del Palacio Fénix de Hielo. Si está dentro del mismo nivel, acordaremos el momento en que uno se haya unido a la secta. Entonces, ya sea según el nivel o el momento en que ingresó a la secta, después de unirse a nuestra secta, usted debo llamar a Xiaolan como hermana mayor”, explicó Mu Bingyun.

“¡¡ES— CU— CHA—- STE —- ESO!!” Mu Xiaolan hizo una cara hacia Yun Che extremadamente arrogante.

“Oh, está bien”. Yun Che respondió sin fuerza… parece que, importa en qué plano o mundo, el fuerte siempre gobierna. Tal vez en el Reino de Dios, esta ley de supervivencia sería aún más cruel.

“Xiaolan, recuerda lo que te he dicho. ¡No debes decirle a nadie que Yun Che me desintoxico y que él cultivo el Canon de la Investidura del Dios Fénix de Hielo, ni siquiera a tu familia!” El tono de Mu Bingyun fue especialmente cauteloso.

“Lo sé, maestra me lo has recordado ocho veces. Si alguien pregunta, solo diré que el Gran Rey del Reino encontró una forma para desintoxicar”, Mu Xiaolan asintió varias veces en señal de promesa.

“Por cierto… ¿en qué nivel del Reino de Esencia Divina esta tu fuerza profunda en este momento?” Preguntó Yun Che repentinamente.

“Hmph hmph, ahora mismo estoy en el quinto nivel del Reino de Esencia Divina… ¡pero!” El tono de Mu Xiaolan se hizo más fuerte de inmediato, “Aunque estoy solo en el Reino de la Esencia Divina, en nuestra Secta Divino Fénix de Hielo, ¡soy discípula del Palacio del Fénix de Hielo! Habitualmente, uno tendría que alcanzar al menos el Reino del Alma Divina y tendría que pasar una prueba para ingresar. Pero un suuuper genio de dieciséis años como yo que ya ha llegado al Reino de la Esencia Divina, no necesito pasar una prueba y entré directamente al Palacio del Fénix de Hielo. Incluso la maestra dijo que debo ser capaz de ingresar al Salón del Divino Fénix de Hielo en el futuro. Tal vez podría ser como el Hermano Mayor Han Yi, convertirme en una candidata para ser discípula enseñada por el Gran Rey del Reino… Uh, pero definitivamente no puedo ganar contra el Hermano Mayor Han Yi.”

“Oh, oh, oh”, contestó Yun Che casualmente y murmurando en voz baja: “Entonces esta súper gran genio debe ser cuidadosa. He oído que cuanto más genio seas, serás más propenso a que seas golpeado por relámpago. Cuando alcances el Reino de la Tribulación Divina, cuidado de no ser golpeada en cenizas por un relámpago.”

“T-t-t-tú …” Mu Xiaolan casi se sobresaltó con ira, “Maestra, Mi… ¡míralo!”

Mu Bingyun sonrió y negó con la cabeza. Ya está acostumbrada a que los dos discutieran entre sí en estos días: “Xiaolan es, de hecho, una discípula extraordinaria y destacada en la Secta del Divino Fénix de Hielo. Muchos discípulos pueden unirse al Palacio del Fénix de Hielo cada año, pero muy pocos discípulos podrían ingresar al Palacio del Fénix de Hielo en el Reino Esencia Divina. En promedio, solo uno sucedería cada pocos años. El último fue hace treinta años. Sin sorpresa, unas pocas docenas de años más tarde estaría calificada para ingresar al Palacio del Divino Fénix de Hielo.”

“Suspiro, si no fuera por mí siendo una carga para ella, el cultivo de Xiaolan definitivamente sería aún más fuerte por ahora”, Mu Bingyun suspiró suavemente.

Mu Xiaolan empezó a entrar en pánico y sacudió la cabeza con fuerza: “Maestra, por favor, no digas algo como esto. Ser capaz de acompañar a la maestra a su lado es lo más honorable de mi vida. Si puedo mantener la compañía de la maestra, estaría dispuesta, incluso si eso significa que no puedo unirme al Salón del Divino Fénix de Hielo.”

“Además, una vez que la maestra este curada, nuestro Trigésimo Tercer Palacio del Fénix de Hielo definitivamente se elevara de inmediato. Cuando llegue el momento, quién se atrevería a socavar nuestro Trigésimo Tercer Palacio.”

Mu Bingyun extendió su mano para tocar suavemente el rostro de Mu Xiaolan con simpatía y afecto. Aunque ella no dijo nada, en el fondo de sus helados ojos reveló una sensación de gentileza.

Parece que hay muchas historias entre la maestra y la discípula… Yun Che pensó para sí mismo.

“Por cierto, ¿quién es este ‘Hermano Mayor Han Yi’ que mencionaste hace un momento?” Recordando cuando los ojos de Mu Xiaolan se iluminaron cuando mencionó el nombre, Yun Che preguntó con desprecio.

“¡El Hermano Mayor Han Yi, es la persona más talentosa de nuestra generación de discípulos!” Al escuchar a Yun Che repentinamente traer el tema del Hermano Mayor Han Yi, los ojos de Mu Xiaolan brillaron nuevamente: “¡Oh, incorrecto! Debí decir que, él es la personas más más más dotada en todo el Reino Canción de Nieve dentro de los mil años. Cuando tenía veinte años, fue invitado a entrar en la Secta Divino Fénix de Hielo, la edad … es similar a la tuya, tipo malo, pero su cultivación estaba ya en el Reino del Castigo Divino. Incluso en el reino de estrella superior, hay muy pocos que puedan avanzar rápidamente hacia el Reino del Castigo Divino tan rápido. Es por eso que no hay duda de que el es la persona más probable en convertirse en un discípulo directo del Gran Rey del Reino. Debes saber que nuestro Gran Rey del Reino solo toma un discípulo directo en un promedio de mil años. Para ser capaz de convertirse en un discípulo directo del Gran Rey del Reino es un honor que durará diez mil generaciones en el Reino Canción de Nieve. Su posición en nuestra Secta Divino Fénix de Hielo era casi igual a todos los jefes y ancianos de palacio. Su futuro es inimaginable.”

“Además también, aunque el Hermano Mayor Han Yi es extremadamente fuerte, no es arrogante como las otras personas en la Secta Divino Fénix de Hielo. Por el contrario, a menudo ayuda desinteresadamente y brinda consejos a muchos hermanos y hermanas menores. Él es amable incluso a aquellos en el Palacio de la Nevada. Al ver a esos hermanos y hermanas menores ser intimidados sin razón por esos despreciables hermanos y hermanas mayores, él se destacaría y pondría fin a eso. ¡Incluso me ayudó muchas veces! En la Secta Divino Fénix de Hielo, a casi todos les agrada el Hermano Mayor Han Yi.”

“Además, el Hermano Mayor Han Yi es muy amable y guapo, y su pasado familiar es muy bueno. Es el tipo más perfecto que he conocido.” Hablando del Hermano Mayor “Han Yi”, Mu Xiaolan no podía parar de hablar de repente. Sus ojos estaban llenos de admiración, al mismo tiempo que no se olvidaba de burlarse de Yun Che, “A diferencia de algunos tipos malos, es casi como … la diferencia entre un Dios y una roca apestosa, ¡hmph! ”

“Ohhh, fuera de mi expectativa, esta pequeña chica cuyo vello corporal aún no se ha desarrollado y madurado completamente, ya está caliente”. Yun Che se llevó la mano a la barbilla y dijo sonriendo.

“¿Ca… liente?” Mu Xiaolan estuvo ligeramente confundida por un pequeño momento, y entonces finalmente se dio cuenta de lo que significaba la palabra. Su pequeño rostro de inmediato se volvió de un rojo brillante por la ira, saltó como un conejo estando arrinconado, “T-t-t-t-tú un tipo malvado es un tipo malvado después de todo. Su naturaleza es así, y maestra todavía lo tratas tan bien.”

“De acuerdo “, Mu Bingyun negó con la cabeza impotente, “Yun Che, gracias por su arduo trabajo hoy. Dedique más tiempo a las personas que lo rodean antes de ir al Reino de Dios. También debería usar esto para pensar seriamente. Personalmente, realmente no te recomiendo que vayas al Reino de Dios.”

“Mn”, Yun Che asintió con la cabeza, no dijo nada más, se levantó y se fue.

Un mes de tiempo fue muy breve. Durante este tiempo, aparte de desintoxicar a Mu Bingyun todos los días a la vez, dejó de cultivar y pasó todos los días con sus padres, parientes y hermosas esposas. La Pequeña Emperatriz Demonio también aceptó oficialmente el método de curación de Su Ling’er, Cangyue renuncio completamente a los asuntos políticos y acompañó a Yun Che a su lado todos los días, y Feng Xue’er no había regresado a la Ciudad del Fénix en absoluto.

Los tiempos felices siempre son más cortos, un mes de tiempo se escabullo silenciosamente.

Después de la desintoxicación total de Mu Bingyun, el día en que Yun Che se dirigió al Reino de Dios también llegó finalmente.

ATG Capítulo 942 - Siete Reinos de lo Profundo Divino
ATG Capítulo 944 - Adiós, Estrella Polar Azul