ATG Capítulo 924 – Confusión

ATG Capítulo 924 – Confusión

Ya etsa completo

La muerte de estas personas también significó que toda la fuerza principal del Salón Divino Sol y Luna y la Poderosa Región de la Espada Celestial fueron completamente destruidas. De ahora en adelante, el Salón Divino Sol y Luna y la Poderosa Región de la Espada Celestial seguirían existiendo, pero no podrían recuperar sus nombres de Terrenos Sagrados.

Yun Che se giró. Cuando miró hacia la gente del Palacio Supremo del Océano y del Santuario del Monarca Absoluto, todas sus pupilas se encogieron cuando inconscientemente retrocedieron.

“A partir de mañana, ve y toma a la gente del Salón Divino Sol y Luna y la Poderosa Región de la Espada Celestial bajo todos ustedes. Si se resisten o si no pueden ser controlados, simplemente mátelos directamente. Todas sus potencias ya han muerto aquí. El resto debería ser extremadamente fácil para que los controle” dijo Yun Che con un tono muy indiferente.

“En cuanto a los recursos de la Poderosa Región de la Espada Celestial y el Salón Divino Sol y Luna, entregue la mitad a la Ciudad Imperial Demonio, y divida la otra mitad entre ustedes.”

Viendo que Yun Che no tenía ninguna intención de matarlos, ya estaban revividos. Ahora, de repente, oyeron que podían tomar la mitad de los recursos de dos Terrenos Sagrados, todos estaban muy contentos. El Salón Divino Sol y Luna y la  Poderosa Región de la Espada Celestial fueron ambos Terrenos Sagrados con grandes fuerzas durante diez mil años como ellos. No hay duda de que diez mil años de acumulación conducirían a un enorme recurso e información privilegiada. Para recibir la mitad de ello entre sus dos terrenos sagrados fue una gran fortuna para ellos. No hay ninguna razón para que no intenten todo lo posible.

Con un “bang”, Yun Che lanzó a Ye Xuange que se había marchado de miedo al lado de los pies de Xia Yuanba, y luego le dijo unas pocas palabras a Xia Yuanba. Los ojos de Xia Yuanba se iluminaron, luego asintió ligeramente con la cabeza. Él llevó a Ye Xuange firmemente con palmas dos veces más grandes que las de Yun Che… Y hasta ahora, Ye Xuange todavía no entendía por qué Yun Che le daría tal “trato especial”.

El Palacio Supremo del Océano y el Santuario del Monarca Absoluto salieron rápidamente del Reino Demonio Ilusorio con Xia Yuanba y Zi Ji guiándolos. Yun Che acompañó a la Pequeña Emperatriz Demonio frente a la tumba imperial. Preguntó con preocupación: “Caiyi, ¿de verdad no vas a ir al Continente Cielo Profundo a tratar con el Salón Divino Sol y Luna y la Poderosa Región de la Espada Celestial personalmente?”

La Pequeña Emperatriz Demonio sacudió levemente la cabeza: “El archicriminal ya ha sido ejecutado. Todo lo que ha sucedido ahora es suficiente para consolar las almas de Padre Real y de los demás en el cielo. El resto son sólo algunas piezas de ajedrez que se utilizaron, sólo deja que mueran por su cuenta.”

Comparado a la Pequeña Emperatriz Demonio que antes masacro a toda la familia y parientes del Palacio del Duque Huai y destruyo a la Ciudad Imperial Demonio, su estado de ánimo ahora era mucho más pacífico. La espada y el poder seguían siendo los mismos, pero la ira y el odio que alguna vez fue profundo como el océano se habían ido. Yun Che la sostuvo suavemente y dijo junto a sus oídos, “Caiyi, no te preocupes. Nunca habrá un desastre como el de antes de nuevo.”

Seguido por la terminación de la formación profunda dimensional, una vez solo podían confiar en el Arca Profunda Primordial para viajar entre las dimensiones, pero ahora podrían hacer esto a través de la formación profunda. Una mente inclinada a regresar es como una flecha, Xiao Lie regresó a la Ciudad Nube Flotante en el primer día, y Xiao Lingxi que estaba preocupa naturalmente regreso junto con él.

Xiao Yun, Número Siete Bajo el Cielo y Xiao Yongan también regresaron a la Ciudad Nube Flotante juntos.

Cang Yue, que había estado preocupada por asuntos nacionales, también regresó rápidamente a la Ciudad Imperial Viento Azul.

Unos días más tarde, Yun Che y Feng Xue’er llevaron a las dos mil discípulas de la Nube Congelada Asgard a través de la formación profunda dimensional y finalmente de regreso a la Región de Nieve y Hielo Extremo.

Durante la feroz batalla entre la Pequeña Emperatriz Demonio y Xuanyuan Wentian, causó que una gran mitad del hielo y nieve se derritiera en la Región de Nieve y Hielo Extremo. Ahora ha sido casi medio año, en el clima extremadamente frío aquí, la tierra se volvió a hacer una vez más blanca nieve. Ya había una gruesa capa de nieve y hielo bajo sus pies, sólo que ahora casi no hay glaciares existentes en su línea de visión.

“Maestra Mayor Murong, ¿realmente va a reconstruir la Nube Congelada Asgard? ¿Realmente no necesitas ayuda de la Ciudad Imperial Demonio? “Yun Che le dijo a Murong Qianxue y a las demás.

Murong Qianxue dijo: “La vieja Nube Congelada Asgard fue construida por los antepasados mismos usando las Artes de la Nube Congelada. Si los antepasados pudieran hacerlo, podríamos hacerlo también. Y, bajo el liderazgo del Maestro Asgard, la fuerza total de nuestra generación es más fuerte que cualquier otra generación anterior. La nueva Nube Congelada Asgard sólo sería mejor.”

“Antes de eso, primero encontraremos los cuerpos de los antepasados. Todos ellos fueron colocados en profundas capas bajo el hielo, todos deben estar seguros e ilesos”, dijo Chu Yueli.

“Muy bien entonces” Yun Che asintió. El hielo formado por las Artes de la Nube Congelada bajo el clima de congelación permanente aquí sería cien veces más resistente que los ladrillos y azulejos acristalados. “Creo que durante este tiempo, la aparición de la Nube Congelada Asgard, Maestras Mayores y Menores, Hermanas Mayores y Menores ya tienen un plan bien pensado para ello”.

“Maestro Asgard no tiene que preocuparse en absoluto. Podríamos incluso ser capaces de sorprenderte cuando lo hagamos”, dijo Feng Hanxue con una sonrisa en su rostro.

Las discípulas de la Nube Congelada Asgard se dispersaron una tras otra. Al principio, cuando la Nube Congelada Asgard se convirtió en cenizas voladoras y disolviese en humo, estaban deprimidas con lágrimas que llenaban sus ojos. Pero ahora que tienen que usar sus propias manos para reconstruir la Nube Congelada Asgard, cada una de ellas mostraron entusiasmo y esperanza.

Al mirarlas, una sonrisa apareció en la cara de Yun Che, y él dejó completamente de preocuparse. Durante estos pocos años, la Nube Congelada Asgard ha encontrado muchos desastres. Ahora puede estar de nuevo en paz. Al final no decepcionó a Gong Yuxian, quien suplicó en lágrimas y le confió la posición de Maestro Asgard.

…Y protegió el hogar donde creció Pequeña Hada.

“Hermano Mayor Yun, ¿por qué hay otra formación dimensional profunda allí?” Feng Xue’er señaló de repente hacia el sur. Por delante de la formación profunda dimensional que conecta los dos grandes continentes, existían dos formaciones profundas dimensionales que eran mucho más pequeñas comparativamente, “Y estas dos formaciones profundas, parecen… parecen tener algo de energía restante de nuestra Secta Divino Fénix”.

Yun Che sonrió y dijo: “Estas dos son también formaciones profundas dimensionales. El que tiene una luz más ligera se conecta a la Ciudad Nube Flotante, y el que tiene un color más oscuro se conecta a la Ciudad Fénix. Ambos fueron construidos por su Padre Real usando todo su poder en un mes de tiempo.”

“¿Ah? ¿Padre Real?” Feng Xue’er habló suavemente.

“Ese día, en el Palacio del Océano, sólo lo mencioné casualmente, y lo mantuvo en mente como se esperaba. En la Ciudad Nube Flotante, también hay una formación profunda dimensional que conecta con la Ciudad Fénix. La razón por la que tu padre real pasó por todos estos problemas es sólo para hacer más conveniente que vuelvas con frecuencia.” Yun Che miró a Xue’er y dijo.

“…” los labios de Feng Xue’er se movieron un poco, sus ojos estrellados se hicieron ligeramente brumosos cuando ella repentinamente dijo, “Hermano Mayor Yun, yo realmente no he vuelto en mucho tiempo. Padre Real y los demás deben echarme de menos. La Ciudad Fénix debería estar en reconstrucción ahora, y ellos necesitarían más mi ayuda durante este tiempo. Así que, quiero volver a la Ciudad Fénix por un tiempo.”

Yun Che asintió agradablemente: “Durante este tiempo, estaré en la Ciudad Nube Flotante. Con la conexión de las formaciones profundas, podemos vernos en cualquier momento. Xue’er puede permanecer en la Ciudad Fénix durante el día, y volver a mis brazos obedientemente durante la noche.”

“Hermano Mayor Yun… Tú… te estás volviendo más y más travieso”, protestó Xue’er con coquetería mientras sus encantadoras nubes rojas emergían de su rostro angelical.

Los dos se separaron ante las formaciones de teletransporte. Uno regresó a la Ciudad Fénix, y el otro regresó a la Ciudad Nube Flotante.

La formación de teleportación en la Ciudad Nube Flotante se instaló en el patio de la Familia Xiao. Sin embargo, cuando Yun Che salió de la formación de teleportación, no fue directamente a donde Xiao Lingxi y los otros, sino que voló en el aire y su sentido espiritual instantáneamente envolvió a toda la Ciudad Nube Flotante.

La fuerza del sentido espiritual de Yun Che era ahora mucho más fuerte que antes. Cada rastro de aliento de la Ciudad Nube Flotante apareció claramente bajo sus sentidos espirituales. Muy rápidamente, se dirigió a su destino, voló hacia el este de la ciudad como un golpe de relámpago, y aterrizó junto a un hombre de mediana edad vestido de plateado.

Cuando una silueta apareció repentinamente ante él, el hombre vestido de plateado se puso de inmediato alerta, pero cuando se dio cuenta de que era Yun Che, se inclinó apresuradamente, “Este humilde es el maestro del Palacio Asura, Santuario del Monarca Absoluto. He esperado aquí muchos días por Maestro Asgard Yun bajo el mando del Santo Emperador.


“¿Muchos dias? ¿Vino aquí tan temprano? “Murmuró Yun Che.

“Sí, la orden de Maestro Asgard Yun no debe ser descuidada”, dijo el hombre de mediana edad en ropa plateada que se llamaba Luo Chi con un tono muy respetuoso.


“¿Dónde está?”, Dijo Yun Che.

“En la casa pequeña detrás de mí”, respondió Luo Chi.




“Deme a Xuanyuan Wendao a mí, y por otro lado… usted esperará aquí para otro día.”

“Sí.”

Un momento después, Luo Chi llevó a un hombre en negro y lo colocó junto a Yun Che.

El rostro de Xuanyuan Wendao estaba pálido. Él perdió la manera imponente y la arrogancia que él tenía una vez. La forma en que se acostó allí le hizo parecer un perro con todos sus huesos rotos.

“Ugh …” Un gemido difícil vino de la garganta de Xuanyuan. Lentamente levantó la cabeza y finalmente vio la cara de Yun Che. En ese instante, fue como si estuviera sorprendido por un rayo, sus  pupilas inmediatamente se dilataron unas pocas decenas de veces, “Yun … Yun Che!”

“Hmph”, Yun Che se burló, “Xuanyuan Wendao, ¿todavía reconoces este lugar?”





“Ah … ah …” La boca de Xuanyuan Wendao se abrió de par en par. En el momento en que vio a Yun Che, cayó en un abismo de desesperación. En su extremo temor, olvidarse de responder, ni siquiera podía decir una sola palabra.

Yun Che lo levantó y voló en el aire. Rápidamente regresó al Clan Xiao, siguió un aura, luego aterrizó directamente en el patio de Xiao Lie.

“Che’er, estás de vuelta.”

Al ver a Yun Che, Xie Lie bajo a Xiao Yongan, quien fue puesto a dormir de sus brazos ligeramente. Su rostro estaba lleno de una suave sonrisa, “Ya que estás de vuelta, debes quedarte aquí unos días más. Estos dos días pasados, Xi’er ya ha arreglado y limpiado tu habitación.”





“Mn, por supuesto que me quedaré unos días más después de salir de casa durante tanto tiempo”, respondió Yun Che, “Abuelo, tengo un regalo para ti”.

“¿Regalo?”

Yun Che sacó sus brazos hacia fuera, chupó a Xuanyuan Wendao que estaba fuera de la puerta y lo tiró en frente de Xiao Lie.

Xiao Lie saltó y preguntó, sorprendido: “-¿Quién es?”

“Su nombre es Xuanyuan Wendao.” Yun Che respiró hondo y dijo cada palabra bruscamente: “¡Fue él quien asesinó al Tío Xiao hace veinticuatro años!”





“…” El cuerpo de Xiao Lie tembló violentamente como si hubiera oído un trueno. La suave sonrisa en su rostro se puso pálida de repente.
Yun Che se aferró de inmediato a Xiao Lie y dijo con las cejas fruncidas, “El cerebro de todo esto en aquel entonces ya está muerto y todos los que participaron en él recibieron lo que merecían. Sólo dejé a este hombre vivo … porque él mismo debería ser ejecutado por el abuelo.”
En los años que Xiao Lie lo crió y a Xiao Lingxi, las dos cosas que más deseó durante mucho tiempo fue curar sus venas profundas y encontrar al asesino que mató a Xiao Ying. Al final, Yun Che no sólo recuperó sus venas profundas, sino que su nombre también había sido famoso en todo el mundo. En cuanto a este último, eso se había convertido en el nudo más grande de Xiao Lie en su corazón.
Pero ahora, el asesino a quien había estado buscando, a quien soñaba matar finalmente había sido encontrado y estaba justo ante sus ojos. Más de veinte años de dolor y odio que se habían acumulado ahora se elevaban violentamente en su alma.





“Tú … eres tú … tú … mataste a mi hijo … ¡eres tú!”
En este momento, su expresión se torció más allá del reconocimiento. Él, que siempre había estado tan tranquilo como el agua, soltó una fuerte tristeza y una hostilidad igualmente fuerte. Yun Che no se sintió cómodo ni trató de detenerlo porque sabía que éste era el mayor odio y dolor en la vida de Xiao Lie. Tuvo que trabajar fuera de su cólera por el contenido de su corazón y terminarlo él mismo. Si no, su corazón y su alma estarían para siempre atrapados bajo una pesada sombra y nunca sería verdaderamente libre.
Xiao Lie de repente se estiró y agarró a Xuanyuan Wendao por el cuello y giró su cara desesperada y pálida. Mirando a su enemigo jurado que sentía un odio irreconciliable por el asesinato de su hijo y destruyó a su familia, los ojos de Xiao Lie casi estallaron. Todo su cuerpo tembló incontrolablemente, “¡Yo … yo … te mataré!”
En toda la vida de Yun Che, nunca había visto a Xiao Lie mostrando una expresión tan horrible y haciendo sonidos tan aterradores. Agarró hacia arriba la garganta de Xuanyuan Wendao mientras todo su dolor y odio se condensaba en sus manos temblorosas …





“WAAAHHH …”

Justo en ese momento, el sonido claro de un gemido de un niño se acercó. Este familiar sonido de llorar hizo que el cuerpo de Xiao Lie temblara por todas partes. Como por reflejo, arrojó a Xuanyuan Wendao a un lado y volvió a la casa. Recogió apresuradamente y con cuidado a Xiao Yongan, que había despertado de repente … En el instante en que recogió a Xiao Yongan, la hostilidad sobre él casi desapareció de repente.

“Yongan ser bueno. No llores, no llores. Es culpa del bisabuelo, el bisabuelo debe haber asustado a Yongan … ”

Xiao Lie abrazó al bebé con fuerza y lo consoló con una voz suave. Sus ojos ligeramente bajados estaban llenos de infinito mimo y dulzura. No había rastro de odio ni ferocidad en este momento, como si hubiera olvidado completamente la existencia de Xuanyuan Wendao. Muy rápidamente, Xiao Yongan dejó de llorar y se quedó dormido en sus brazos.

Yun Che, “…”





“Che’er”, Xiao Lie no puso a Xiao Yongan abajo. Cuando se enfrentó de nuevo a Xuanyuan Wendao, sus ojos ya estaban muy tranquilos y pacíficos, “Este hombre mató a mi hijo. Quería encontrarlo y cortarlo en pedazos incluso en mis sueños. Pero … estas manos mías son para mantener a Yongan. No pueden ser contaminados por la sangre de la inmundicia y el pecado. Por lo tanto, ayudar al abuelo a sacrificarlo ante la tumba del abuelo de Yongan y dejar que su alma en el cielo esté en reposo … ”
“¡Muy bien!” Yun Che prometió en voz alta y sintió una facilidad en su corazón que no podía describirse con palabras … Esto era más fácil que tener a Xiao Lie matando a Xuanyuan Wendao en venganza.
“Mn”. Xiao Lie apretó firmemente al niño que estaba profundamente dormido en sus brazos. Levantó la cabeza, miró hacia el cielo y una leve sonrisa apareció en su rostro. Aunque había algo de tristeza en su sonrisa, era mucho más relajado y pacífico que cualquiera de las sonrisas que Yun Che había visto en él.
En ese momento, Yun Che agarró Xuanyuan Wendao, fue a las montañas traseras del Clan Xiao y lo tiró ante la lápida de Xiao Ying.





“Xuanyuan Wendao, es hora de enviarte a reunirte con tu padre.” Yun Che se acercó a él e hizo una profunda reverencia ante la lápida de Xiao Ying, “Oh no no, cuando tu padre murió, tanto su cuerpo y el alma fue quemada a la nada. Incluso si caminaste por las dieciocho capas del infierno no podrías encontrarlo.”

“La familia de mi tío Xiao era un grupo de buen corazón, pero a causa de la basura como tú, esta tragedia les sucedió … ¡Incluso si murieras diez mil veces, no podrías pagar tus deudas!” El rostro de Yun Che se oscureció cuando él dijo en odio: “¡Vete al infierno para expiar tus pecados!”

Las llamas de Fénix incendiaron instantáneamente y Xuanyuan Wendao sólo tuvo tiempo de hacer un grito desesperado antes de convertirse en cenizas dispersas que rociaron ante la tumba de Xiao Ying.





Yun Che dio dos pasos hacia atrás, se inclinó profundamente hacia la lápida de Xiao Ying, y dijo en voz baja: “Tío Xiao, usted salvó a mi familia en aquel entonces pero se encontró con el desastre debido a ello. Su amabilidad era algo que mi Familia Yun apenas podía regresar. Pero hoy, finalmente te vengé. Ahora que te hemos vengado y hay descendientes para la Familia Xiao, espero que tu alma en el cielo pueda sonreír y estar a gusto.”

Después de tomar otra inclinación profunda, Yun Che voló en el aire. Justo cuando estaba a punto de volar de regreso al Clan Xiao, de pronto vaciló y luego cambió de dirección y voló hacia el lado este de Ciudad Nube Flotante.

Una gran confusión siempre había estado arraigada en su corazón.

Fueron los cincuenta kilogramos de Cristal Divino Veteado Purpura que estaban ocultos en Ciudad Nube Flotante.





¿Qué clase de concepto era cincuenta kilogramos de Cristal Divino Veteado Purpura?

Todo el Continente Cielo Profundo no podía producir cincuenta kilogramos de Cristal Divino Veteado Purpura en un promedio de cien años. Y un total de cincuenta kilos de repente apareció en una Ciudad Nube Flotante, que se sabía que era increíblemente pobre.

Lo más extraño era que el proceso de una gran cantidad de cristales divinos veteados púrpura en desarrollo debería tomar unos miles de años, o incluso diez mil años. Definitivamente, lanzaría un aura fuerte durante este período de tiempo también. Pero esas grandes sectas, especialmente los Cuatro Grandes Terrenos Sagrados, con recursos de tan alta calidad y sentidos extremadamente agudos de olor y detección, ¿ninguno de ellos notó una enorme mina de cristal divino todos estos años?

Había sido detectada por la Secta Divino Fénix hace unos años.

Era como si … estos cincuenta kilos de Cristal Divino Veteado Purpura hubieran aparecido de repente en los últimos años.

ATG Capítulo 923 - Deshacerse de algo una vez que ha cumplido su propósito
ATG Capítulo 925 - La inesperada verdad