ATG Capítulo 901: Conferirse a sí mismo como Soberano Celestial

ATG Capítulo 901: Conferirse a sí mismo como Soberano Celestial

“Fen… ¡¿Fen Juechen?!”

En la esquina de los asientos, Dong Fangxiu y Qin Wushang que vinieron como representantes de la Familia Real del Viento Azul perdieron el control de sus voces y gritaron hacia fuera.

Era su primera vez en una tierra gobernada por el más fuerte como el Palacio Supremo del Océano, y fue su primera vez viendo a estos muchos expertos sin igual también. Ellos, que podían ser considerados como expertos en el ápice en el Imperio Viento Azul, eran tan frágiles como las hormigas aquí, sin embargo, no tenían otra opción que venir.

Porque todos los que rechazaran la invitación, ¡serían asesinados sin duda! Por la seguridad del Imperio Viento Azul, no tenían más remedio que morder la bala.

Cuando finalmente se reunieron con la persona que se rumoreaba recientemente que era un dios diabólico aterrador, la cara que vieron… ¡en realidad pertenecía a alguien con quien estaban familiarizados!

Algunos de los practicantes profundos de las siete naciones que habían visto a Xuanyuan Wentian en la Conferencia de la Espada del Diablo en aquella época, todos se miraban también, atónitos.

“Esto… ¿Qué está pasando? El rostro del Maestro de Espada… Y su cuerpo… ¿Por qué…?” Exclamó Ling Yuefeng.

“Hmph, ¿qué pasa con el enorme alboroto?” Xuanyuan Jue cambió sus ojos hacia la parte de atrás, y dijo con un tono frío. “El Soberano Celestial ha obtenido un poder divino incomparable, de modo que su ser entero naturalmente renacerá también, ¿qué es tan extraño? Además, el actual Soberano Celestial ya no es el Maestro de Espada, sino el Señor Supremo del Cielo Profundo”.

“Sí…” Ling Yuefeng respondió apresuradamente, y ya no se atrevió a pronunciar una sola palabra.

“¿Dónde está Wendao?” Xuanyuan Wentian barrió ligeramente el entorno con sus ojos, y no vio la figura de Xuanyuan Wendao.

“Para responder al Soberano Celestial”, el Anciano de pie en el mismo frente de la línea de Ancianos de la Región de la Espada salió, y con un cuerpo arqueado, dijo. “Joven Maestro viajaba inicialmente conmigo, pero cuando oyó de los rumores de unas secta que refinaba armas en el norte poseía una espada interesante, en el calor del momento, el Joven Maestro hizo un desvío para recuperarla, por lo que habrá un ligero retraso en su llegada. Sin embargo, con un evento tan grande teniendo lugar, el Joven Maestro definitivamente no tardara mucho tiempo.”

“Además, el Anciano Jiuying está a cargo del Joven Maestro, por lo que su seguridad definitivamente estará asegurada”.

“Hmph, este soberano no está preocupado por su seguridad.” Xuanyuan Wentian resopló ligeramente. “Este pequeño ha estado careciendo de progreso recientemente, y sólo sabe de mostrar su destreza. No importa, no hay necesidad de que le haga caso.”

Boom.

Cuando la voz de Xuanyuan Wentian cayó, una fina capa de aura negra que rodeaba su cuerpo repentinamente explotó. En un instante, las personas presentes podían sentir una energía siniestra colisionando con sus cuerpos y las profundidades de sus almas, haciendo que sus cuerpos se volvieran fríos y sus visiones oscuras. Una gran mitad de las personas que estaban en sus posturas de pie, se paralizaron al instante y se habían caído de nuevo a sus asientos, sus cuerpos temblando.

“Heheheheheheh…” Xuanyuan Wentian soltó una risa larga y hosca. “Parece que los que deben estar aquí han llegado más o menos. Entonces, podemos comenzar oficialmente también.”

Ojos que estaban llenos de claridad, oscuridad o miedo se reunieron en Xuanyuan Wentian uno tras otro. En la enorme Arena del Dios del Mar, llena de varios cientos de miles de personas con extraordinaria fuerza o autoridad profunda, ni siquiera una sola persona estaba haciendo un sonido, e incluso los sonidos de la respiración apenas se podían oír.

Esto no fue una reunión ordinaria, sino una coyuntura importante en relación con el futuro de todas las personas presentes aquí, ¡¡así como todo el Continente Cielo Profundo!!

“La razón por la que este Soberano ha reunido a todos aquí esta vez, es porque hay un asunto importante que anunciar.” Xuanyuan Wentian abrió los brazos. “Desde este día en adelante, este Soberano, ¡será el único Soberano Celestial de este mundo! Este Soberano realmente tiene que felicitar a todos los presentes. ¡Todos ustedes están presenciando personalmente el nacimiento del primer Soberano Celestial en la historia del Continente Cielo Profundo! ¡Esto se convertirá en el honor de su vida!”

“¡¡Soberano Celestial Xuanyuan, vasto poder celestial!!”

La gente circundante de la Poderosa Región de la Espada Celestial se arrodilló nuevamente, sus rugidos sacudiendo el cielo y la tierra.

Sin embargo, aparte de la gente de la Poderosa Región de la Espada Celestial, ninguna otra persona había emitido un sonido, e incluso había varias personas con expresiones con sombras. Esto fue especialmente así entre la gente del Santuario del Monarca Absoluto y el Palacio Supremo del Océano, con la mayoría de sus caras mirando extremadamente fea.

“Heheheh”. Xuanyuan Wentian levantó la mano, permitiendo que la gente de la Poderosa Región de la Espada Celestial se levantara, y luego dijo ligeramente. “Con respecto a que este Soberano sea conferido como Soberano Celestial, ¿alguien tiene alguna duda u objeción? Si lo hay, por favor siéntase libre de decirlo, este soberano definitiva y personalmente… los convencerá a todos”

Las palabras de Xuanyuan Wentian eran muy claras, pero cualquiera podía oír la desdicha dentro de ellas.

“¡Este viejo tiene una duda!”

Una voz lenta repentinamente sonó desde la derecha de Xuanyuan Wentian. A pesar de que era lenta, todos al instante levantaron la cabeza como si hubieran sido asustados por el trueno, mirando hacia la  fuente de la voz.

La mirada de Xuanyuan Wentian se desvió, como él dijo con una sonrisa. “¿No es este el Maestro Espiritual Madera Antigua del Santuario? ¿Me pregunto qué duda tiene usted?”

En medio del Santuario del Monarca Absoluto, un anciano de pelo blanco salió, llegando junto a Huangji Wuyu. Con un par de ojos claros, miró a Xuanyuan Wentian sin temor alguno. En el Santuario, tomó el nombre de “Madera Antigua”, y fue clasificado como uno de los doce Maestros Espirituales del Santuario. “Este anciano desea preguntarle al Maestro de Espada Xuanyuan, ¿qué es un Soberano Celestial?”

“Buena pregunta!” Xuanyuan Wentian instantáneamente asumió el control, y orgullosamente dijo. “¡El Soberano Celestial, es el señor supremo de este mundo, el señor de todos los seres! ¡Todo en el mundo, está en las manos de este Soberano! ¡La voluntad del Soberano Celestial, es la voluntad de los cielos! ¡Vida a los que se someten, y muerte a los que se oponen! ¡Las palabras de este Soberano, es el propio destino! Los que obedecen vivirán, y los que traicionen morirán.”

Al escuchar el discurso arrogante de Xuanyuan Wentian, las expresiones inicialmente feas de la multitud se habían vuelto aún más feas. Este fue sin duda el discurso más arrogante y presuntuoso que habían escuchado en sus vidas.

Los ojos del Maestro Espiritual Madera Antigua se hundieron, mientras mantenía su calma y continuaba. “Entonces, ¿qué vamos a hacer por el Soberano Celestial?”

Xuanyuan Wentian colocó sus dos manos en su espalda. Con los ojos clavados en el Maestro Espiritual Madera Antigua, dijo con lentitud y sombrío. “Esclavos, por supuesto. Los que son obedientes vivirán, y los desobedientes morirán.”

“¡Tú!” Los ojos del Maestro Espiritual Antigua Madera se encogieron, todas las caras de todos en la Arena del Dios del Mar también cambiaron rápidamente.

No importa que sea el emperador de una nación o el señor de una región, en el momento de ser un gobernante, lo primero que haría era apaciguar, estabilizar y capturar los corazones de la gente. Incluso si los Cuatro Grandes Terrenos Sagrados habían dominado previamente el Continente Cielo Profundo durante diez mil años, lo que se extendió a las masas fueron sus representaciones de sus títulos como “guardianes” y “terrenos sagrados”, naturalmente, para capturar los corazones de la gente común.

Sin embargo, el primer día que Xuanyuan Wentian se confirió a sí mismo como el Soberano Celestial, ¡declaró a todas las personas bajo él como esclavos!

No era que se hubiera vuelto completamente loco… Los corazones rebeldes del pueblo eran realmente capaces de derrocar a la autoridad. Sin embargo, con la fuerza de Xuanyuan Wentian, ¡básicamente ya no necesitaba temer las rebeliones de la gente común! Además, él incluso deseó que incluso más gente se revelara, y que aún más gente intentara resistirse. De esa forma, podría disfrutar aún más despreocupadamente, del placer de pisar a otros y masacrarlos. Podría disfrutar aún más refrescante, sus expresiones llenas de miedo y desesperación.

“¿Está el Maestro Espiritual Madera Antigua satisfecho con la respuesta de este Soberano?” Xuanyuan Wentian entrecerró lentamente sus ojos.

“Siéntate, no hables más”, dijo Huangji Wuyu con voz baja.

El pecho de la Maestro Espiritual Madera Antigua. Básicamente se había vuelto furioso más allá de su regreso, en vez de dar un paso adelante, rugiendo en voz alta. “Si nuestro Continente Cielo Profundo tiene alguien con la capacidad suficiente para convencer a todos y convertirse en el señor en el camino profundo, no será exactamente un mal problema. Sin embargo, usted… Xuanyuan Wentian, la razón por la que se está confiriendo a sí mismo como Soberano Celestial, ¡es todo con el fin de esclavizar a la gente común!

“Tú… Has estado actuando a vuestros deseos sin restricciones en estos últimos meses. Con el fin de saquear cristales profundos, masacro cientos de sectas de diversos tamaños e incluso mato a once ancianos y a más de novecientos discípulos de nuestro Santuario… Aunque usted siempre ha sido un ser repugnante, pero por lo menos, aún sabía cómo esconderse y contenerse en el pasado… Ahora, básicamente eres un monstruoso diabólico desprovisto de la naturaleza humana, ¡y ha degradado su título de Señor de un Terreno Sagrado! ¿Realmente crees que todos en el mundo se someterán a usted por miedo? Realmente piensas que nadie otorgara un juicio sobre ti… ¡¡Urgh!!”

La reprimenda furiosa del Maestro Espiritual Madera Antigua se detuvo abruptamente. Con una expresión helada, su cuerpo entero cayó directamente hacia la espalda, y en su pecho, un agujero negro redondo de tono podría ser visto.

“¡¡Madera Antigual!!”

“¡Maestro Espiritual Madera Antigua !!!”

Huangji Wuyu se apresuró a cargar hacia adelante, sujetando al caído Maestro Espiritual Madera Antigua. Mientras el Maestro Espiritual Madera Antigua reprendía a Xuanyuan Wentian, ya había percibido que las cosas se estaban volviendo amargas… Debido a que el presente Xuanyuan Wentian ya no era básicamente el Xuanyuan Wentian de hace medio año. No tenía otra opción que tomar todas las precauciones posibles… Sin embargo, ese rayo de luz negra que atravesó al Maestro Espiritual Madera Antigua era como si hubiera aparecido de una grieta dimensional. Aunque podía sentirlo, dejando de lado el bloqueo, era básicamente incapaz de reaccionar incluso en lo más mínimo.

“Santo Emperador…” El rostro del Maestro Espiritual Madera Antigua se volvía más oscura a una velocidad asombrosa. “Nunca… nunca… debe…”

El Maestro Espiritual Madera Antigua sólo pudo pronunciar esas tres últimas palabras, antes de que su par de ojos se volviera completamente negros. Siguiendo después, con un aura negra siguiendo, su piel, músculos, sangre, meridianos y huesos… Todos se desintegraron en ceniza negra y rápidamente se dispersaron.

Estaba completamente aniquilado, ni siquiera el menor rastro de él había permanecido.

Todo el mundo había presenciado personalmente esta escena, y cada una de sus pupilas se había encogido. Escalofríos corrían por sus espinas, y el sudor salía de sus cuerpos. Un miedo indescriptible e intenso surgió en sus almas.

Según los rumores, los otros tres Maestros Sagrados aún sufrieron una miserable derrota bajo las manos de Xuanyuan Wentian, incluso después de combinar sus fuerzas. Aunque el Maestro Espiritual Madera Antigua era un poderoso Monarca del Octavo Nivel, no podía ser el oponente de Xuanyuan Wentian. Además, incluso si Xuanyuan Wentian lo aplastara con un solo intercambio de golpes, nadie estaría demasiado sorprendido.

Sin embargo, había una distancia de varios kilómetros entre Xuanyuan Wentian y el Maestro Espiritual Madera Antigua, pero todavía era capaz de convertir un Monarca del Octavo Nivel en cenizas y borrar todo su cadáver. Había todavía innumerables expertos del Santuario en su entorno, e incluso Huangji Wuyu no estaba ni siquiera a tres pasos de distancia de él, sin embargo, ninguna persona había hecho la menor reacción.

Por otro lado, Xuanyuan Wentian nunca se había movido desde el principio hasta el final, e incluso sus manos estaban todavía detrás de su espalda… Simplemente un rayo de extraña luz negra había brillado por su cuerpo.

Una escena así, y un poder como este, ya habían superado por completo el alcance de su comprensión.

¡Esto era básicamente fuerza que solamente el dios fantasma de las leyendas podría comparar!!

“Estas son las consecuencias de ser desobedientes delante de este Soberano.” Xuanyuan Wentian reveló una sonrisa débil, como si al que mató no fuera un poderoso Monarca del Octavo Nivel o un Maestro Espiritual del Santuario, y él había simplemente pisado un montón de hierba que estaba bloqueando el camino.” ¿Alguien todavía quiere probarme personalmente?”

“¡Soberano Celestial, gran matanza!”, Gritó un Anciano de la Región de la Espada. “Para atreverse a desobedecer al Soberano Celestial con sus palabras, básicamente había tomado un pecado que no podía ser simplemente castigado. El Soberano Celestial ocupándose personalmente de él, ya puede ser considerado como una gracia hacia él.”

“¡¡Xuan… Yuan… Wen… Tian!!”

Huangji Wuyu se levantó lentamente. Su rostro, que había mantenido tranquilo con todas sus fuerzas, ya había empezado a distorsionarse. Una pequeña cantidad de energía profunda incontrolable empezaba incluso a elevarse de su cuerpo. “Nuestro Santuario del Monarca Absoluto ha estado durante diez mil años. ¡Aunque no demostremos una gran bondad, condenamos el gran mal, y básicamente nunca hemos bajado el título de Terreno Sagrados! ¿Cómo podemos asociarnos con un demonio como tú?”

Las pocas palabras de Huangji Wuyu que llevaban una profunda cólera interior, habían expresado incomparablemente su posición, y también habían sacudido los espíritus de todos los practicantes profundos que estaban envueltos en tembloroso miedo.

“Santo Emperador…” La multitud del Santuario del Monarca Absoluto levantó la cabeza también, mientras miraban hacia Huangji Wuyu.

“Oh?” Xuanyuan Wentian se dio la vuelta, las comisuras de sus labios inclinadas en una sonrisa siniestra, ligera.

“Yo, Huangji Wuyu, he vivido más de dos mil años, y aunque admito que tengo miedo de la muerte, ¡nada me molesta más que vivir mientras lucho bajo tus manos! Mi Santuario del Monarca Absoluto no puede ser destruido, pero si no tenemos más remedio que vivir mientras luchamos bajo las manos de un demonio carente de naturaleza humana como tú, entonces yo, Huangji Wuyu… más bien enterraré personalmente a este chico  de diez mil años ¡¡Santuario!!”

ATG Capítulo 900: Conferencia del Soberano Celestial
ATG Capítulo 902 - Aquellos Que Obedezcan Sobrevivirán, Aquellos Que se Resistan Perecerán