ATG Capítulo 899 – Nubes Oscuras en el Cielo Profundo

ATG Capítulo 899 – Nubes Oscuras en el Cielo Profundo

Después de la llegada de Yun Che, la Mansión Yun era varias veces más animada que antes, y la atmósfera de toda la Ciudad Imperial del Demonio había sufrido un gran cambio también.

Debido a la confianza de Yun Qinghong hacia Yun Che, envió una transmisión de voz a las diversas Familias Grandes y Duques Palacios, instruyéndoles a detener temporalmente sus preparativos para la guerra. Sin embargo, la sombra que Xuanyuan Wentian trajo a la Ciudad Imperial del Demonio era demasiado pesada, y la atmósfera tensa y grisácea que envolvía a la Ciudad Imperial del Demonio no se debilitó debido a esto.

Sin siquiera tener que pensar, en el otro lado, el Continente Cielo Profundo estaba definitivamente envuelto dentro de la sombra de Xuanyuan Wentian también. Xia Yuanba, a quien Xuanyuan Wentian veía como una amenaza potencial que tenía que ser eliminada, el Imperio del Viento Azul de cual Cang Yue estaba preocupada y la Secta Divino Fénix de la cual Xue’er estaba preocupada, todas sus situaciones eran desconocidas.

Al tercer día de su regreso, Su Hengshan finalmente despertó, y Su Ling’er comenzó a acompañar de todo corazón a Yun Gu en los estudios sobre el camino de la medicina. El cuarto día, Yun Che había decidido dirigirse al Continente Cielo Profundo solo.

Si él demorara la eliminación de Xuanyuan Wentian, quien podría predecir qué clase de cosas aterradoras haría a continuación.

“Yun Che, ¿estás verdaderamente seguro de derrotar a Xuanyuan Wentian ahora?” Preguntó la Pequeña Emperatriz Demonio.

En estos días, Yun Che les había dado a toda una breve descripción de sus experiencias en el Continente Nube Azure. Aunque su fuerza a profunda se había elevado de manera explosiva, Xuanyuan Wentian era alguien que no podía ser derrotado ni siquiera con la fuerza combinada de él, la Pequeña Emperatriz Demonio y Feng Xue’er. En la actualidad, sólo había transcurrido un corto mes. ¿Podría el actual Yun Che pasar directamente a través de la inmensa diferencia de fuerza anterior?

“Aunque no estoy cien por ciento seguro, y soy incapaz de predecir cuánto mejora ha hecho en este mes Xuanyuan Wentian, por lo menos, puedo probarlo. Incluso si todavía termino derrotado, todavía puedo escapar con seguridad.”

Aunque Yun Che lo expresó de esta manera, sus ojos estaban claramente exudados con confianza orgullosa.

“Hermano Mayor Yun, déjame acompañarte de regreso entonces. He estado preocupada por cómo el padre real y el resto lo están haciendo.” Dijo Feng Xue’er suavemente.

“No te preocupes.” Yun Che la consoló. “La última vez, Xuanyuan Wentian fue herido tan fuertemente, así que él no debería ser capaz de curarse completamente en medio mes o más. Además, después del momento anterior, sin duda se volvería más impaciente en liberar el poder dentro de su sangre diabólica, por lo que no tendría los pensamientos y el tiempo para preocuparse por otros asuntos.”

“Si insistes en ir, lleva a Xue’er también,” dijo la Pequeña Emperatriz Demonio con una mirada fría. “Añadiendo la fuerza de Xue’er, sus posibilidades también aumentarán. ¡Con alguien a tu lado, al menos sabrás cuidar tu propia vida!”

Yun Che: “…”

La mirada de Yun Che miró hacia el extremo norte… Esa era la dirección del Continente Cielo Profundo. Sin saberlo, ya habían pasado varios meses desde que se fue de allí.

Justo ahora, finalmente era hora de volver.

Xuanyuan Wentian, todas las deudas, ¡también es hora de ponerle fin a todas!

Continente Cielo Profundo, Imperio Divino Fénix, Ciudad del Fénix.

La Ciudad del Fénix, que fue destruida por Jazmín hace unos meses, seguía llevando la misma vista hecha jirones, y por lo visto, sólo se habían hecho reparaciones sencillas en los exteriores. La Ciudad del Fénix, que por lo general estaba llena de una atmósfera calurosa y ardiente, estaba ahora vacía. Mirándola desde el cielo, era casi imposible ver figuras móviles.

“Cómo puede ser… ¿A dónde fueron todos los habitantes de la Ciudad del Fénix?”

Debido a que Feng Xue’er estaba preocupada por la situación de la Secta Divino Fénix, las coordenadas a las que Yun Che y Xue’er saltaban eran exactamente el cielo sobre la Ciudad Divino Fénix. Sin embargo, lo que vieron fue una absoluta desolación.

“No sea ansiosa. En comparación con hace unos meses, no hay un gran aumento en rastros de destrucción en la Ciudad del Fénix, tal vez… Vamos a aterrizar en frente para preguntar alrededor.”

Yun Che se detuvo en la pequeña mano de Feng Xue’er que estaba fuertemente apretada debido a la ansiedad, y la llevó directamente hacia abajo, aterrizando frente a los ancianos que tenían el aura más fuerte que quedaba en la Ciudad del Fénix.

Ese anciano parecía estar aturdido por algunos asuntos, y rápidamente dio unos cuantos pasos para salir del shock causado por la aparición repentina de Yun Che y Xue’er. En el momento en que vio a Feng Xue’er, alargó sorpresivamente sus viejos ojos. “¿Prin… Prin… Princesa de la Nieve? Es… ¿Es realmente usted? No estoy… soñando, ¿verdad?”

Entonces, de repente vio a Yun Che junto a Feng Xue’er, y su par de ojos casi habían salido de sus órbitas. “Tú…”

La gente del Continente Cielo Profundo había creído que Yun Che ya estaba muerto.

“¡Trigésimo tercer Anciano, soy yo! ¿Dónde está el padre real? De prisa dime, ¿dónde han ido padre real y el resto?” Feng Xue’er preguntó ansiosamente, y su cuerpo se había encogido ligeramente del miedo, temeroso de oír esa respuesta que ella estaba aterrorizada de pensar.

“Maestro de Secta, él… Él…” El Trigésimo tercer anciano respiró hondo. “Él, junto con el Maestro de la Gran Secta y el resto, han ido al Palacio Supremo del Océano.”

“…” El cuerpo de Feng Xue’er instantáneamente se suavizó, todo su cuerpo se apoyó contra el pecho de Yun Che, mientras finalmente lanzó un largo suspiro de alivio entre sus labios.

Yun Che realmente quería ir y darle treinta y tres bofetadas despiadadas a este Trigésimo tercer Anciano. Si han ido al Palacio Supremo del Océano, entonces diga que han ido al Palacio Supremo del Océano. No es como si hubieran bajado al infierno, ¡¿por qué diablos tomó tan grande aliento para eso?! Mira cómo has asustado a mi Xue’er.

“¿Palacio Supremo del Océano?” Yun Che frunció las cejas. “¿Por qué fueron allí?”

El Trigésimo Tercer Anciano estaba todavía un poco sorprendido cuando se enfrentaba al “resucitado” Yun Che, y sólo respondió unos momentos después. “Es la Conferencia del Soberano Celestial… la Conferencia del Soberano Celestial de Xuanyuan Wentian. Xuanyuan Wentian estará conferenciándose como el Señor Supremo del Cielo Profundo en la Conferencia del Soberano Celestial… Todos aquellos que no acepten las invitaciones, serán vistos como ir en contra del Soberano Celestial, y sus sectas y sus familias masacradas.”

“Conferencia del Soberano Celestial… Se confirió a sí mismo como un Soberano Celestial, que seguro es una gran demostración de arrogancia.” Yun Che rió fríamente, y dijo. “¿Cuándo comenzará esta Conferencia del Soberano Celestial?”

“Es hoy. El Maestro de Secta y el resto ya habían ido allí hace varios días.” Este Trigésimo Tercer Anciano aún no había recuperado completamente sus sentidos.

¡¿Hoy?!

“Padre real, abuelo, bisabuelo y el resto… ¿Están todos bien?” Continuó Feng Xue’er con ligera preocupación. “Durante el tiempo que no estuve aquí, ¿Xuanyuan Wentian vino aquí?”

“No… Sin embargo, la gente de la Región de la Poderosa Espada Celestial había visitado varias veces, y cada vez, se llevaban una gran cantidad de cristales profundos, medicina y píldoras. Pero, no tenemos más remedio que cumplir con ellos.” El miedo fue emitido de los ojos del Trigésimo tercer Anciano. “De alguna manera, ese Xuanyuan Wentian se había vuelto aún más aterrador que el dios fantasma de las leyendas. Escuché eso antes, cuando los otros tres Maestros Sagrados, que tenían el mismo estatus que él, combinaron sus fuerzas, todavía fueron derrotados miserablemente por él solo.”

“Incluso su personalidad, según rumores, se había vuelto excepcionalmente cruel y violenta. Cualquiera o cualquier secta que tuviera los más ligeros pensamientos de no someterse a él, fue masacrada por la Región de la Poderosa Espada Celestial. Incluso varias personas pertenecientes al Santuario del Monarca Absoluto, el Palacio Supremo del Océano y el Salón Divino Sol y Luna han muerto bajo las manos de Xuanyuan Wentian. Me temo que no demasiado tiempo después, los tres Terrenos Sagrados no tendrán más remedio que encogerse y someterse también bajo Xuanyuan Wentian… Haah, a partir de hoy, ya no habrá cuatro Maestros Sagrados en el Continente Cielo Profundo. Después de que Xuanyuan Wentian se convierta en el Soberano Celestial, será difícil predecir lo que sucederá con el Continente Cielo Profundo, y será difícil predecir lo que le sucederá a nuestra Secta Divino Fénix también.”

Los Cuatro Grandes Terrenos Sagrados habían coexistido inicialmente mientras se refrenaban mutuamente. Era difícil dominar al otro, y nadie se atrevía a actuar con tanta imprudencia. Ahora que Xuanyuan Wentian se había convertido en un dios demonio, superando con creces a los otros tres Maestros Sagrados, el equilibrio rompiéndose era sólo un asunto secundario. La personalidad de Xuanyuan Wentian se estaba volviendo aún más torcida bajo la influencia de la energía profunda de la oscuridad, convirtiéndose en alguien aún más violento y brutal. Para el Continente Cielo Profundo, su poder era un desastre incomparablemente aterrador, y cada día que pasaba se hacía cada vez más aterrador.

“¡Xue’er, vamos al Palacio Supremo del Océano!”

Yun Che tiro de Feng Xue’er, y desapareció instantáneamente dentro de la grieta dimensional, dejando atrás a un Anciano completamente aturdido.

El Arca Profunda Primordial saltó una vez más, llegando instantáneamente sobre la región oceánica del Palacio Supremo del Océano de la Ciudad del Fénix.

Exactamente al sur de sus líneas de visión, podían ver una isla flotante envuelta por un resplandor azul frívolo a primera vista. Sin embargo, en comparación con cuando Yun Che visitó por primera vez el Palacio Supremo del Océano, la luz azul que rodeaba la isla flotante evidentemente mostraba ligeras señales de caos.

Debajo de sus pies había una pequeña isla circular, y una formación profunda espacial parpadeaba en el centro de la pequeña isla. Yun Che recordó que esta isla fue nombrada “Isla Ojo del Océano”, y cuando visitó por primera vez el Palacio Supremo del Océano, primero fue enviado a esa pequeña isla, antes de volar hacia la isla flotante por su cuenta.

“Es el Palacio Supremo del Océano.” Murmuró Feng Xue’er ligeramente, mientras lo miraba con ojos sobresaltados. No estaba claro si ella estaba preocupada por Feng Hengkong y el resto, o ella había recordado la escena cuando vinieron por primera vez aquí.

“Sólo ha pasado menos de un año y nunca esperé volver a volver aquí.” Dijo Yun Che. La primera vez que conoció a Xuanyuan Wentian, también estuvo en el Palacio Supremo del Océano.

“Xuanyuan Wentian… es de hecho una figura aterradora. Ambición, talento, planes, crueldad, paciencia y oportunidades… Debería haber poseído todas las cosas que necesitaba ahora. Sin embargo, por desgracia, en su último paso, se convirtió en un loco que había perdido tanto su cuerpo y mente…” Yun Che pareció murmurar para sí mismo.

La Conferencia del Soberano Celestial de hoy, fue el momento en el que disfrutaría de sus frutos de trabajo al máximo.

“Hermano Mayor Yun, ¿vamos directamente hacia enfrente?” Preguntó Feng Xue’er.

Yun Che reflexionó un momento, y dijo. “Todavía esconderemos nuestras presencias y nos acercaremos con cuidado. Primero investiguemos la situación en el palacio del océano. Xue’er, vamos hacia enfrente.”

Justo cuando Yun Che y Feng Xue’er estaban a punto de levantarse, la formación profunda espacial de la Isla Ojo del Océano debajo de ellos repentinamente brilló con luz blanca y dos figuras salieron una tras otra.

“Hahahaha.” El joven de túnica blanca que caminaba en la parte delantera, de repente levantó la cabeza y se rió en voz alta en el momento en que salió de la formación profunda. “Mira esta región oceánica. Este joven maestro finalmente a comprendido por qué padre ha elegido este lugar. Con la inmensidad de este océano azul, no hay verdaderamente donde se pueda escapar.”

“Hoho.” Los ancianos detrás del joven también se rieron. “Pero con el poder divino presente del Señor Maestro de Espada, si no desea que nadie huya, ¿quién podrá escapar verdaderamente de las manos del Señor Maestro de Espada?”

Las figuras de Yun Che y Feng Xue’er se detuvieron al mismo tiempo, mientras sus miradas aterrizaban en las dos personas que estaban debajo. El joven tenía la fuerza profunda de un Tirano de última etapa, mientras que el anciano era un Monarca en el séptimo nivel. Sus dos cuerpos estaban surgiendo con el aura de espada.

“¡Xuanyuan Wendao!” Yun Che recitó en un tono bajo, sus ojos se oscurecieron al instante.

El joven varón que caminaba al frente, en realidad era el hijo de Xuanyuan Wentian… su único hijo, ¡¡Xuanyuan Wendao!!

Aunque el antiguo Xuanyuan Wendao llevaba una mirada elevada, básicamente se había mantenido pasivo agresivo. Mientras estaba en presencia de otras personas, y él todavía se se consideraba cauteloso, y de vez en cuando exhibía un lado manso también.

Sin embargo, el actual Xuanyuan Wendao estaba impregnado de arrogancia y majestad. Sus ojos, su tono, todos ellos estaban llenos de arrogancia completamente. Era básicamente como un emperador que señalaba a Jiangshan y dominaba el mundo. Ninguna cosa en el mundo podía entrar en sus ojos.

Y este cambio, naturalmente, vino de la fuerza envolvente de Xuanyuan Wentian.

“Hmph, eso es natural. Sin embargo, todavía hay varias personas desobedientes. Estos idiotas ridículos todavía están soñando despiertos resistiendo contra padre. Hoy, padre les hará saber qué es el verdadero poder. Esos idiotas desobedientes sabrán lo que es la desesperación, y su sangre, muy probablemente teñirá este palacio del océano azul en un rojo fresco.”

“Señor Maestro de Espada… Oh, eso no es todo. ¿Cómo podrían los simples mortales ir contra el poder del Soberano Celestial? Una vez que el Señor Maestro de Espada se convierta verdaderamente en el primer Soberano Celestial del Continente Cielo Profundo hoy, entonces, el Joven Maestro se convertirá en el primer Joven Soberano Celestial del Continente Cielo Profundo. En el futuro, este mundo entero pertenecerá también al Joven Soberano Maestro.” El anciano halagó con una cara llena  de sonrisas.

“¡Hahahahaha!” Xuanyuan Wendao rió con arrogancia. “¡No sólo el Continente Cielo Profundo! Una vez que la Conferencia del Soberano celestial se haya completado, y una vez que esas personas desobedientes se hayan enterado de las consecuencias, el padre inmediatamente reconstruirá la formación profunda y se dirigirá al Reino Demonio Ilusorio. ¡Una vez que llegue ese momento, el Reino Demonio Ilusorio se arrodillará y se someterá, ¡o será destruido!”

“Hoho, el hermoso sueño que ustedes padre e hijo comparten, es realmente sincero.”

En medio de la risa salvaje de Xuanyuan Wentian, una voz helada que llevaba un profundo ridículo repentinamente resonó en sus oídos, haciendo que el pelo de todo su cuerpo se alzara instantáneamente en los extremos. “¡¿Quién es?!”

¡¡¡Boom!!!

En medio del súbito y explosivo ruido, el anciano que seguía detrás de Xuanyuan Wendao, un poderoso Monarca del Séptimo Nivel, fue enviado volando como un repollo destrozado sin poder soltar un solo grito a tiempo, aterrizando en el océano a varios kilómetros de distancia. En cuanto a Xuanyuan Wendao que s había dado la vuelta, finalmente vio las caras de Yun Che y Feng Xue’er claramente.

Sus ojos se ensancharon de miedo. “Usted… Ustedes dos… ¡Urgh!”

Antes de que Xuanyuan Wendao pudiera rugir a tiempo, la mano de Yun Che ya se había trabado fuertemente contra su cuello, impidiéndole hacer un sonido. Ni siquiera se oía el menor gemido.

“Joven Maestro Xuanyuan, realmente ha sido mucho tiempo.” Yun Che sonrió fríamente mientras levantaba a Xuanyuan Wendao. “Estaba contemplando el regalo de bienvenida que debía traer para Xuanyuan Wentian, cuando acabas de enviarte obedientemente a mi puerta.”

Bookmark(0)
ATG Capítulo 898 - Ling’er Paga Respetos a su Maestro
ATG Capítulo 900: Conferencia del Soberano Celestial