ATG Capitulo 82 Desastre Catastrófico

Capitulo 82 : Desastre Catastrófico

Al oír el sonido que venía de lejos, Yun Che concentró su mirada y saltó de la cama. Sus manos tocaron su barbilla mientras bajaba su frente.

Lo que deba venir, eventualmente vendrá. Aunque Qin Wuyou le había dicho que proteger a los discípulos era obligación del Jefe de Palacio, con la personalidad de Yun Che, era naturalmente imposible que dependiera incondicionalmente de Qin Wuyou. Por otra parte, no creía completamente que Qin Wuyou destruiría por completo toda pretensión de cordialidad con la Rama de la Secta Xiao, que mantenía la mayor influencia dentro de Ciudad Luna Nueva, sólo por un discípulo que acababa de entrar en Palacio Profundo Nueva Luna… Él protegiendo a Yun Che hoy, delante de todos, ya podría ser considerado como extremadamente benevolente y responsable.

La puerta de su habitación se abrió y Xia Yuanba, que tenía su brazo envuelto en vendas, se precipitó adentro mientras respiraba con dificultad. Debido a sus órganos internos heridos, su rostro aún conservaba un color blanco enfermizo. Agarró a Yun Che, y dijo con ansiedad: “¡Cuñado! ¡Rápido, corre! ¡Es la gente de la Secta Xiao! Como era de esperar, no les importa la promesa de antes, de no buscar responsabilidad y vinieron aquí para capturarte. Sal rápidamente por la puerta de atrás… ¡Soy tan estúpido! ¡Debería haberte hecho salir justo después de que el banquete terminó!”

“Yuanba, no te alteres.”

“¿Cómo que no me altere? ¡Esa es la Secta Xiao, la Secta Xiao! Cuñado, eres fuerte, pero es simplemente imposible que provoques a la Secta Xiao y te salgas con la tuya. Si cayeras en manos de la Secta Xiao, entonces… Entonces…” Las manos y los pies de Xia Yuanba temblaban de ansiedad. Con una tez completamente roja, agarró la mano de Yun Che y tiró continuamente de él hacia afuera.

“Si ellos están aquí para atraparme, entonces definitivamente no me dejaran escapar tan fácilmente. Si tienen gente en la puerta principal, entonces la salida lateral y la salida trasera deberían ya estar cubiertas también. Tal vez, incluso han enviado gente a vigilar las puertas de Ciudad Luna Nueva. Si me escapo por la puerta de atrás ahora, voy a caer de inmediato en sus manos.”

Xia Yuanba al instante se quedó estupefacto. Él enérgicamente se rascó el cuero cabelludo, y dio vueltas en círculos ansiosamente: “Entonces, qué hacemos… ¿Qué hacemos?”

Yun Che le dio unas palmaditas en los hombros y lo consoló: “Yuanba, no te preocupes. Nuestro recién nombrado Jefe de Palacio Qin no es un personaje común; él debe ser capaz de obstruirlos. Incluso si él no pudiera, también tengo muchos métodos para escapar de sus garras.”

“¿Ah? ¿En serio?” Xia Yuanba abrió los ojos y parecía estar un poco aliviado.

“Ayúdame a echar un vistazo a la situación en la puerta principal, recuerda tener cuidado. Si empiezan a pelear, asegúrate de ocultarte lo más lejos posible.”

Era de noche, sin embargo, el frente de la entrada principal del Palacio Profundo Luna Nueva estaba muy iluminado. El ambiente era tan tenso y agitado como un enfrentamiento antes de un duelo.

Xiao Tiannan llegó personalmente con Xiao Zaihe y más de un centenar de discípulos de la Secta Xiao lo seguían; su rabia e intención asesina brutalmente emanaban de ellos. La puerta principal del Palacio Profundo Luna Nueva ya había sido destruida y dispersada en pedazos por el suelo. Todos los discípulos del Palacio Profundo Luna Nueva que custodiaban las puertas tenían la frente cubierta de sudor; estaban allí temblando, y ni siquiera se atrevían a respirar fuertemente. Al encontrarse con un discípulo ordinario de la Secta Xiao, normalmente bajarían automáticamente sus cabezas. Esta noche, el Maestro de Secta de la Rama de la Secta Xiao vino en persona, y sus corazones casi se habían subido a sus gargantas por la conmoción.

Qin Wuyou finalmente llegó con los dignatarios y discípulos y con severidad habló desde cierta distancia: “¿Quién es? ¡Para atreverse a ser tan desenfrenado en mi Palacio Profundo Luna Nueva!”

“¡Xiao Tiannan de la Secta Xiao! ¿Es usted el recién nombrado Jefe de Palacio del Palacio Profundo Luna Nueva, Qin Wuyou?” Xiao Tiannan habló con una expresión oscura.

Él había pensado inicialmente que identificarse a sí mismo sería suficiente para asustar mucho a este Jefe de Palacio recién nombrado. Sin embargo, lo que lo decepcionó fue que después de escuchar su nombre, este Jefe de Palacio recién nombrado no sólo no mostró miedo en su rostro, sino en cambio, se echó a reír: “Así que usted es el actual Maestro de Secta de esta Rama de la Secta Xiao. Esta tarde, había oído a su hijo mencionar que su cuerpo estaba enfermo, y era un inconveniente para que usted pudiera salir. De hecho, había querido hacer una visita mañana, pero parece que es innecesario ahora.”

“¡Hmph!” La expresión de Xiao Tiannan bruscamente se oscureció: “¡En realidad se atreve a hablar de mi hijo! Jefe de Palacio Qin, ¡me gustaría ver cómo va a dar cuenta del asunto de hoy!”

“¿Dar cuenta? ¿Cuenta de qué?” Qin Wuyou también reveló una expresión de enojo en su rostro: “Ustedes de la Secta Xiao irrumpieron en nuestro Palacio Luna Nueva en la noche sin razón; destruyeron la puerta de nuestro Palacio Profundo, ¡y usted incluso afirmó que desea aplastar mi Palacio Profundo! ¡Al decir de dar cuenta de algo, usted, Xiao Tiannan es quien nos debe dar una explicación!”

“¿Irrumpimos en la noche sin razón?” Xiao Tiannan se rió en voz alta y habló con un tono áspero: “Hace medio mes, ya había oído que el Jefe de Palacio Qin vino de Ciudad Imperial Viento Azul con un estatus honorable y poseía una amable y honesta disposición. Sin embargo, viendo ahora, usted no es más que una persona que hace comentarios irresponsables al confundir el bien del mal. Su discípulo de Palacio lesionó gravemente a mi hijo Xiao Luocheng con malicia, completamente rompió los meridianos de mi hijo y sus venas profundas, ¡y por lo tanto le arruinó la vida! ¡Este tipo de odio no se puede pagar incluso si Yun Che fuera cortado en miles, o incluso diez mil, trozos de carne picada!”

“Oh, usted está hablando de este asunto.” La expresión de Qin Wuyou cambió como si de repente cayera en cuenta de algo y luego dijo con un tono perplejo: “Estaba personalmente allí cuando sucedió este asunto, y lo vi suceder claramente. ¿No me diga que este asunto es la causa de la rabia del Maestro de Secta Xiao? Jajaja, realmente no entiendo. Antes de que mi discípulo de Palacio Yun Che y su hijo Xiao Luocheng comenzaran su lucha, habían formado un pacto entre sí; que no importara quién fuera negligente y gravemente herido, no se culparía a la otra parte en lo más mínimo. Este pacto puede ser atestiguado por los cientos de personas que estaban presentes;

¡Cada persona lo vio con sus propios ojos y lo escuchó con sus propios oídos! ¡Incluso incluyendo esa persona detrás de usted, él aún más, lo tiene claro!”

“Haciendo un acuerdo previo ¿cuál es el significado de su visita y denuncia? No me diga que su digna y milenaria Secta Xiao en realidad tiene este tipo de costumbre de no mantener las promesas ¿No está preocupado de que usted implicará a la Secta Principal de su Secta Xiao; dejándola ser criticada y mantenida en desprecio?”

Cada una de las palabras en los comentarios de Qin Wuyou era elocuente y justamente hablada.

Xiao Tiannan frunció el ceño en gran medida, se dio la vuelta y dijo en voz baja: “Zaihe, ¿qué está pasando?”

Xiao Zaihe bajó la cabeza y dijo con nerviosismo: “Antes de que el Joven Maestro de Secta luchara con Yun Che, en verdad acordaron este pacto, e incluso especialmente hicieron a todos los presentes dar fe de ello. Pero…Pero…”

“¡No hace falta decir nada más!” Xiao Tiannan giró ferozmente sus manos y de repente se rió salvajemente: “¡Jajajaja! ¡Que broma! ¡Qué broma colosal! El odio de lisiar a mi hijo; ¿cómo podría ser borrado por un mero acuerdo sin sentido? Aunque yo, Xiao Tiannan tenga que cargar con un nombre ennegrecido de traicionero con desprecio por el resto de mi vida, ¡aun así definitivamente tomaré venganza por Luocheng! ¡Qin Wuyou, entrega a Yun Che ahora mismo! ¡No me obligue a entrar y cogerlo personalmente! ¡En ese momento, me temo que todo su Palacio Profundo Luna Nueva sufriría un pandemónium tan grande que ni siquiera los pollos y los perros se quedarían sin molestias!”

“Puesto que el sublime Maestro de Secta Xiao incluso tiró su prestigio, entonces no tengo nada más que decir tampoco.” A medida que la voz de Qin Wuyou se desvaneció, la totalidad de su túnica repente revoloteó sin la presencia de viento, y se levantó en alto: “Si usted quiere llevarse a un discípulo de mi Palacio Profundo, ¡entonces usted tendrá que pasar por mí primero!”

Durante este último siglo, el Palacio Profundo Luna Nueva siempre había sido fuertemente reprimido por las siete grandes sectas. Todos los jefes de palacio en el pasado tenían que pisar con cuidado para no ofender al Maestro de Secta de la Rama de la Secta Xiao cuando se encontraran. Sin embargo, no sólo este recién nombrado Jefe de Palacio Qin Wuyou no cedió en lo más mínimo mientras conversaban, sino que también estaba a punto de entrar en conflicto serio con él. En realidad, esto causó que Xiao Tiannan estuviera muy sorprendido por un momento, pero luego soltó una carcajada: “¡Jajajaja! Jefe de Palacio Qin realmente tiene un agudo sentido de la integridad; para realmente pasar por alto la seguridad de todo el Palacio Profundo Luna Nueva, por un mero discípulo que acaba de entrar en el Palacio Profundo.”

“Jajaja, incluso si sólo se ha unido a mi Palacio Profundo por un día, ¡él sigue siendo discípulo de mi Palacio! Si ni siquiera puedo proteger a mis propios discípulos, ¡Con qué derecho voy decir que soy el Jefe de Palacio de este Palacio Profundo!” Qin Wuyou declaró con severidad.

“¡Bien! ¡Me gustaría realmente ver qué tan capaz es usted de proteger a ese discípulo suyo!”

La túnica en el cuerpo de Xiao Tiannan también ferozmente revoloteó hacia arriba. Un campo de energía enorme de repente explotó, y al instante se fragmentó el suelo bajo sus pies. La vasta energía profunda era como una red que cubría el cielo, y se encerraba hacia Qin Wuyou y los pocos dignatarios detrás de él. Con un grito bajo, Qin Wuyou empujó horizontalmente la palma de su mano derecha y la energía profunda de Xian Tiannan chocó con la suya en el espacio entre ellos.

Con una fuerte explosión, nubes de arena y polvo volaban. Un enorme cráter aterrador de siete u ocho metros de profundidad surgió entre Xiao Tiannan y Qin Wuyou.

Las emociones en el interior del Vice Jefe de Palacio y el corazón de cada dignatario eran extremadamente complicadas. Se esperaba la llegada de la Xiao secta, pero ver que Qin Wuyou inesperadamente comenzó a luchar contra el Maestro de Secta de la Secta Xiao ahora, todos ellos se pusieron aprensivos en sus corazones. Yun Che sin duda permitió al Palacio Profundo Luna Nueva bañarse considerablemente en la gloria hoy; se podría decir que hoy era el día en el que el Palacio Profundo Luna Nueva se había alzado más alto en todos estos últimos años. El asombroso talento que expuso también era una rareza del siglo en el Palacio Profundo Luna Nueva. Sin embargo, era un hecho que había lisiado a Xiao Luocheng, ¡y qué tipo de problema desastroso era eso! Si el Palacio Profundo Luna Nueva quería protegerlo, entonces sería necesario convertirse en enemigos de la Secta Xiao; ¿esto realmente valía la pena?

¡Debido que un posible resultado de esta acción, era que todo el Palacio Profundo Luna Nueva tendría que sufrir una gran catástrofe!

Al ver que Qin Wuyou realmente quería proteger a Yun Che tan fuertemente, ellos no sabían si debían sentirse gratificados o preocupados.

En el cruce de puños entre dos potencias, un movimiento sería suficiente para medir la profundidad del rival. Una expresión alarmada apareció en el rostro de Xiao Tiannan por primera vez. Porque a partir de esa ronda anterior, él sorprendentemente se dio cuenta de que la fuerza de este Qin Wuyou, ¡en realidad no estaba bajo suyo en absoluto! En el camino, Xiao Zaihe le había dicho que la fuerza de Qin Wuyou estaba posiblemente por encima del quinto rango del Reino Profundo Tierra; él originalmente no le creyó. Pero ahora, no tenía más remedio que creerlo.

Xiao Tiannan no continuó atacando y habló con voz nublada: “Como un practicante impresionantemente poderoso en los niveles posteriores del Reino Profundo Tierra, usted podría convertirse en un Maestro de Secta en cualquier lugar de este continente; sin embargo vino a este Palacio Profundo Luna Nueva para servir como un insignificante Jefe Palacio.”

“No importa donde esté, o cuál posición tenga; siempre y cuando sea para la familia imperial, este Qin se sentiría profundamente honrado y no tendría ninguna queja. Puesto que soy ahora el Jefe de Palacio de este Palacio Profundo Luna Nueva, este Qin cumplirá naturalmente sus obligaciones con diligencia. ¡Proteger a los discípulos, está por encima de la más básica de las funciones!” Qin Wuyou respondió imponente: “Maestro de Secta Xiao, por favor, sólo váyase. Puedo fingir que nada ha pasado hoy. De lo contrario, no sólo no va a cumplir su deseo, usted también ennegrecerá el nombre de la Secta Xiao; ¡en cuanto al acuerdo entre su hijo y Yun Che, hubo cientos de testigos!”

La expresión de Xiao Tiannan se hundió de nuevo. Después de que él había experimentado la fuerza de Qin Wuyou, sabía que era imposible para él hacer lo que le plazca de esta noche. Él vino a toda prisa, y sólo había traído un centenar de discípulos normales. Había pensado que si él llegaba personalmente, no había manera de que un mero Jefe del Palacio Profundo Luna Nueva no entregaría obedientemente a un discípulo. Inesperadamente, este Jefe de Palacio recién nombrado era completamente diferente del Jefe de Palacio anterior; enfrentándose contra su Secta Xiao, aun así él no tenía miedo en lo más mínimo e incluso su fuerza profunda no era inferior a la suya.

“¡Je!” Xiao Tiannan burló: “Si puedo vengar a mi hijo, ¡yo, Xiao Tiannan, no tengo miedo de asumir infamia! Con el Jefe de Palacio Qin aquí esta noche, efectivamente sólo puedo regresar sin éxito. Pero mañana… ¡Usted verá si tengo o no las agallas para aplastar el Palacio Profundo Luna Nueva!”

“¿Aplastar el Palacio Profundo Luna Nueva?” Qin Wuyou resopló con frialdad: “¡Tienes muchos nervios! Este Palacio Profundo Luna Nueva fue establecido por la familia imperial. ¿Estás tratando de rebelarte?”

“¿Rebelarme? Jajajaja. Yo, Xiao Tiannan sin duda no me atrevería. Si ustedes hubieran sólo lesionado gravemente a mi hijo, incluso si yo estuviera más indignado, no me atrevería en realidad a aplastar el Palacio Profundo Luna Nueva. Sin embargo, ¡mi hijo Luocheng no es simplemente el Joven Maestro de mi Rama de la Secta Xiao!” La expresión de Xiao Tiannan se volvió incomparablemente hosca: “En este momento, ya no hay miedo en decir esto. ¡La razón de por qué el talento innato de mi hijo es extraordinario, es que él ha consumido la Píldora del Celestial Qilin concedida a nosotros por la Secta Xiao! ¡Tesoros de este grado no son algo que mi mera Rama de Secta pueda disfrutar, pero mi hijo Luocheng, es el designado nieto político del Gran Dignatario de la Secta Medicinal de la Secta Principal! El matrimonio con su nieta fue arreglado hace cuatro años y entonces la Píldora Celestial Qilin fue otorgada ¡El banquete de compromiso se llevó a cabo hace apenas medio año! ¡Y la boda está programada para llevarse a cabo en medio año!”

A medida que estas palabras salieron de la boca de Xiao Tiannan, la expresión de Qin Wuyou que se había mantenido tan tranquila como el agua, de repente cambió drásticamente. Los dignatarios y los discípulos detrás de él también revelaron extrema conmoción y miedo en sus rostros. A lo lejos, el tierno cuerpo de Lan Xueruo que se apoyaba en una esquina temblaba mientras la misma expresión horrorizada surgía en su rostro…

¡Lisiar a un Joven Maestro Secta de una Rama de Secta de la Secta Xiao y lisiar al nieto político de un Dignatario de la Secta Principal de la Secta Xiao, eran dos conceptos totalmente diferentes!

¡Uno de ellos era un gran problema!

¡El otro era un desastre catastrófico!

ATG Capitulo 81 La Visita de la Secta Xiao
ATG Capitulo 83 Un Periodo de Diez Días