ATG Capítulo 798 – Conferencia de la Espada del Diablo (2)

Capítulo 798 – Conferencia de la Espada del Diablo (2)

Xuanyuan Wendao bajo del cielo y llegó a lado de Xuanyuan Jue, “Noveno Anciano, este no es el momento de resolver sus quejas personales. Hablemos de esto una vez que la Conferencia de la Espada del Diablo haya terminado”.

Él ahueco sus manos hacia donde estaba sentado el Santuario del Monarca Absoluto antes de decir, “El Noveno Anciano ama a su hija con todo su corazón. Así que en un ataque de pasión, perturbó a todos desde el Santuario del Monarca Absoluto, le pido perdón en su nombre…. Noveno Anciano, volvamos a nuestros asientos.”

Le dio a Yun Che una mirada tediosa antes de jalar Xuanyuan Jue hacia donde estaba asentada la Poderosa Región de Espada Celestial.

“Noveno Anciano, ¡estás siendo demasiado temerario! ¡Padre ya dio órdenes estrictas de que a nadie se le permitía crear problemas con Yun Che antes de que comience la Conferencia de la Espada del Diablo!”, Dijo Xuanyuan Wendao en su transmisión de sonido a Xuanyuan Jue.

“¡Hmph! ¡Simplemente no puedo entender esto! Nuestro Maestro de Espada claramente ya ha descubierto todos sus secretos así que ¡¿por qué seguimos actuando tan tímidamente?!” Xuanyuan Jue retrocedió, su furia llegando a plena ebullición.

“Padre no tiene miedo de Yun Che, pero hay una razón muy importante para nuestras acciones y órdenes actuales. ¡Si realmente hubieras matado a Yun Che, eso habría destrozado el gran plan de Padre! En ese momento…” Xuanyuan Wendao le dio a Xuanyuan Jue una mirada suave, sus ojos llenos de advertencia.

Xuanyuan Jue luchó contra un ligero escalofrío que recorrió su cuerpo.

“¡Ese viejo villano! ¡A pesar de ser un anciano de la Poderosa Región de la Espada Celestial todavía se atrevió a atacar públicamente al cuñado en este lugar!”, Dijo Xia Yuanba con voz irascible.

“No te preocupes por él. Al contrario, éstos son el tipo de gente de la que no necesitas tener miedo.” Yun Che frunció el ceño mientras pensaba en el peor de los casos y simulaba planes que le permitirían responder.

Debido al asunto anterior, la Arena del Dios del Mar ya no era tranquila y silenciosa. En cambio, comenzó a alborotarse con el sonido de las conversaciónes. Yun Che podía adivinar de qué estaban hablando estas personas, incluso si no las oía: Temas como Xia Yuanba, el agravio que la Poderosa Región de la Espada Celestial tenía con él y por qué Xuanyuan Jue asombrosamente parecía no tener miedo de su rumorado “maestro”.

El aire se enfrió repentinamente, mientras un aura afilada que era tan fría que parecía venir de las mismas profundidades del inframundo de repente invadió el aire. Esto hizo que toda conversación se detuviera bruscamente, como si todas las palabras hubieran sido congeladas.

Yun Che de repente levantó su cabeza y miró en la dirección de la Poderosa Región de la Espada Celestial. Tres figuras de tonos negros aparecieron desde el cielo de la nada como fantasmas.

Las tres personas estaban vestidas de negro, sus expresiones eran tan rígidas como cadáveres. Sus cejas eran tan largas y delgadas como espadas y cada línea en sus rostros era tan rígida que parecía haber sido tallada con una espada.

Yun Che estaba a quinientos metros de distancia de ellos, pero no podía sentir ninguna energía que irradiaba de ellos y tampoco podía ver ningún vigor o vida en sus ojos. Yun Che cerró los ojos y en realidad ni siquiera podía recordar las apariencias de estas tres personas. Además, basándose únicamente en su percepción espiritual, era completamente incapaz de sentir que había tres personas flotando en el espacio. ¡Lo único que podía percibir eran tres espadas agudas con una agudeza sin igual!

“¡Qué espantosa intención de espada!” murmuró Yun Che.

Toda la atmósfera de la Arena del Dios del Mar se había congelado instantáneamente debido a la llegada de estas tres personas. Incluso las expresiones de los ancianos reunidos del Santuario del Monarca Absoluto habían cambiado ligeramente a la llegada de estas tres personas.

“Asistente de Espada Sin Corazón, Asistente de Espada Sin Piedad, Asistente de Espada Sin Emoción. ¡Las existencias más aterradoras en la Poderosa Región de la Espada Celestial! ¡Los Tres Asistentes de Espada!”, Dijo Xia Yuanba con las cejas fruncidas. A pesar de que todavía había una gran distancia entre ellos, todavía sentía como si tres espadas afiladas fueran presionadas contra su garganta. Su cuerpo se había tensado completamente inconscientemente e incluso su respiración se había vuelto irregular: “Aunque esta es la primera vez que los veo, nadie más que estos tres espantosos asistentes de espada podrían producir una intención espada tan extrema”.

Las cejas de Yun Che se fruncieron… A pesar de que la fuerza agregada de la Poderosa Región de la Espada Celestial era la menor de los Cuatro Terrenos Sagrados, tenían más Monarcas de nivel diez. Tenían cuatro personas en este nivel, a la par incluso con Santuario del Monarca Aboluto.

Además del Maestro de la Espada Xuanyuan Wentian, ¡los otros tres monarcas de nivel diez eran los “Tres Asistentes de Espada” de los que Xia Yuanba le había contado hace unos días!

¡Eran una existencia aterradora cuyo poder era segundo después de los Cuatro Maestros Sagrados!

“Oí del Maestro que estas tres personas habían purgado todas sus pasiones y deseos mundanos desde muy jóvenes. Ellos inclinaron sus corazones solamente hacia el dominio de la espada y su cultivo en el camino de la espada ha alcanzado los picos más altos, un reino supremo de maestría donde no hay nada que ellos no puedan hacer. Incluso hojas de hierba y flores voladoras son espadas para ellos. Con un pensamiento, pueden invocar innumerables cuchillas de energía de espada. Son capaces de matar a alguien sin dejar un solo rastro. ¡Se dijo que si los tres unieran fuerzas, podrían competir con un líder de un Terreno Sagrado!”

La voz de Xia Yuanba era baja y profunda. Cuando él había mencionado a los Asistentes de Espada Tres antes, sólo había sido una introducción superficial. Pero ahora, después de enterarse de la situación de Yun Che, su corazón se sentía increíblemente pesado cuando presentó a estas tres personas una vez más.

Los tres hombres bajaron desde el cielo y se sentaron en la parte delantera de donde la Poderosa Región de Espada Celestial estaba sentada. Como el Joven Maestro de la Espada, Xuanyuan Wendao se levantó de su asiento a la velocidad más rápida posible para saludarlos, su actitud respetuosa y reverencial.

De solo este acto, se podía ver lo exaltado que era su estado en la Poderosa Región de la Espada Celestial.

La mirada de Yun Che atravesó el lugar antes de que sus ojos aterrizaran en donde estaba sentado el Supremo Palacio del Océano. El espectáculo más llamativo eran esos siete ancianos que se sentaban al frente. Todos estaban sentados uno al lado del otro y estaban vestidos con la misma ropa, pero cada uno de sus trajes eran de un color diferente.

Los ancianos reunidos del Palacio Supremo del Océano estaban vestidos de azul claro, ¡pero estas siete personas estaban vestidas de rojo, naranja, amarillo, verde, cian, azul y púrpura! ¡La forma en que estaban vestidos parecía representar todos los colores del arco iris!

Xia Yuanba siguió la mirada de Yun Che antes de hablar, “¡Esas siete personas son los Siete Venerables del Palacio Supremo del Océano! ¡El Venerable Púrpura y Venerable Azul que están sentados en el medio, ambos, son monarcas de nivel diez que son capaces de rivalizar con los Tres Asistentes de Espada! ”

La mirada de Yun Che pasó de los Siete Venerables del Palacio Supremo del Océano a Zi Ji.

¡El asiento de Zi Ji estaba asombrosamente delante de los Siete Venerables!

Era como si Zi Ji hubiera sentido la mirada de Yun Che, porque se volvió para mirarlo al mismo tiempo. Él asintió con la cabeza y sonrió.

A la derecha del Palacio Supremo del Océano estaba el Salón Divino del Sol y la Luna. Todas las personas sentadas allí llevaban ropa que estaba adornada con un sol y una luna. Las cinco personas que estaban sentadas en el frente parecían antiguas, pero el sol y la luna adornados con su ropa brillaban con una luminosidad que parecía casi real. Estos cinco ancianos se sentaron juntos y el aura que liberaron fue densa y prístina. Era como si sus auras se hubieran mezclado para crear un mundo independiente y pequeño, al que los demás no tendrían esperanza de entrar.

“¡Esas cinco personas son los Enviados Divinos del Salón Divino del Sol y la Luna! Ellos son Divino Enviado Cielos Iguales, el Enviado Divino Sol Ardiente, Enviado Divino Castigo de la Luna, Enviado Divino Destierro de la Estrella y Enviado Divino Tornero de la Tierra respectivamente. Entre estos cinco, el Enviado Divino del Cielos Iguales y el Enviado del Sol Ardiente son ambos monarcas de nivel diez. El Enviado Divino Cielos Iguales es especialmente fuerte, él es el más poderoso de los Cinco Enviados Divinos. Su título ‘Cielos Iguales’ indica básicamente que él es de estado y posición igualitaria como el monarca celestial Ye Meixie. ¡Los otros tres Enviados Divinos son todos Monarcas del nivel nueve!”

Xia Yuanba le explicó a Yun Che.

¿Enviados Divinos? ¿Así que eligieron usar el nombre de los dioses en sus títulos?

Yun Che dio una risita tranquila y fría antes de lanzar una mirada hacia Ye Xinghan que estaba sentado detrás de los Cinco Enviados Divinos del Sol y la Luna.

El joven maestro del salón divino del Salón Divino del Sol y la Luna definitivamente no estaría ausente de esta Conferencia de la Espada del Diablo. Además, miró fijamente a Yun Che también, su mirada llena de veneno y odio. Cuando sus ojos se encontraron con los ojos de Yun Che, sus pupilas inmediatamente se contrajeron y rápidamente apartó su mirada, pero los músculos de su cara continuaron temblando y retorciéndose.

Además de los Cuatro Grandes Terrenos Sagrados, todas las demás potencias del Continente del Cielo Profundo que estaban reunidas aquí estaban todas sentadas rectamente, ninguna de ellas moviendo un solo músculo. Sus expresiones eran nerviosas y tensas, su respiración era moderada y superficial, e incluso sus susurros se hacían de la manera más cauta y discreta. Todos estos poderes eran naturalmente conscientes de que los Cuatro Grandes Terrenos Sagrados eran las existencias primordiales dentro del Continente Cielo Profundo, pero definitivamente nunca habían imaginado que el verdadero poder de los Terrenos Sagrados fuera en realidad tan terrible.

Monarcas, las leyendas que existían en sus corazones y mentes, una existencia que podrían encontrar una vez cada mil años. ¡Cientos de ellos habían aparecido en este lugar! Fue un evento tan impactante que fue muy plausible que quedaran aturdidos durante muchos días.

Toda la Arena del Dios del Mar estaba envuelta en una gigantesca cortina de luz. Incluso los ojos de Yun Che no podían penetrar ese velo de luz y ver lo que había dentro. Pero cualquiera sería capaz de adivinar que la espada del diablo epónimo de esta Conferencia de la Espada del Diablo estaba detrás de esta cortina de luz.

El tiempo fluía lentamente, pero en ese momento la luz del cielo de repente se oscureció por una fracción.

Esta pequeña reducción de resplandor era algo que una persona normal definitivamente no sería capaz de detectar. Pero todos los que estaban sentados aquí eran los individuos más poderosos en el Continente Cielo Profundo. Sus percepciones espirituales eran todas muy agudas y muchas de ellas habían levantado sus cabezas hacia el cielo en el momento en que la luz se había oscurecido.

“¡Cuñado, mire rápido!” Dijo Xia Yuanba mientras levantaba su cabeza hacia el cielo.

El sol ardiente se exponía del este pero lentamente se arrastraba hacia el centro. Sin embargo, ¡una extremadamente corta y delgada cicatriz negra había aparecido en la frontera del cielo oriental!

“El legendario Alineamiento de las Trece Estrellas… ¿Realmente va a aparecer ahora?” Xia Yuanba murmuró para sí mismo. Al mismo tiempo, toda la Arena del Dios del Mar comenzó a retumbar con ruido.

En la parte oriental de la Arena del Dios del Már, un haz de energía de espada atravesó los cielos. Era como si un meteorito ardiente hubiese descendido del cielo, la luz que emitía era tan penetrante que todos quedaron cegados por un momento. Bajo esa luz, una figura verde apareció lentamente dentro del espacio que había sido divido por ese corte de espada. Estaba completamente vestido de verde y su espada podía ser ilimitada. Una vez que apareció, fue como si un emperador estuviera llegando en toda su grandeza y gloria, haciendo que los corazones y las almas de todos los que estaban reunidos temblaran de miedo.

Después de la llegada de esta persona, cada miembro de la Poderosa Región de la Espada Celestial, desde el discípulo más bajo hasta el más poderoso Asistente de Espada, se levantó de sus asientos y saludó:

“¡La espada absoluta del poder del cielo es incomparable y sin igual en este mundo! ¡Damos la bienvenida al Maestro de la Espada!”

El Maestro de la Espada de la Poderosa Región de la Espada Celestial- Xuanyuan Wentian!

“¡Hahahaha!”

La risa salvaje resonó desde la sección occidental de la Arena del Dios del Mar, que estaba directamente enfrente de Xuanyuan Wentian. En medio de esta risa salvaje, el aire vacío sobre esa área repentinamente brilló con una luz profunda y deslumbrante, era como si un sol ardiente estuviera naciendo. En el otro lado, una luminosa luna menguante también apareció flotando en el aire. Un sol y una luna instantáneamente suprimieron toda la luz en esta área e incluso el verdadero sol que colgaba en el cielo oriental parecía más tenue bajo la luz de este sol y luna.

Una figura alta y erguida salió lentamente entre la luz que emitía este sol y la luna. Estaba vestido de blanco y sus ojos brillaban como estrellas frías mienras una poderosa aura que rivalizaba con Xuanyuan Wentian descendida desde arriba. Esto hizo que todos los practicantes profundos que estaban sentados en la sección occidental de la Arena de los Dioses del Mar temblaran ferozmente, ya que apenas podían resistir el impulso de arrodillarse en el suelo y postrarse en la adoración.

“¡Del sol ardiente y de la luna que castiga, el Monarca Celestial iguala los cielos! ¡Saludamos al Monarca Celestial!”

Esta vez, todos los practicantes profundos del Salón Divino del Sol y la Luna se pusieron de pie antes de que se arrodillaran en reverencia.

“El Maestro Sagrado del Salón Divino del Sol y la Luna, el que posee el título de ‘Monarca Celestial’, ¡¿Ye Meixie?!” Yun Che murmuró para sí mismo. Ye Meixie parecía ser un hombre de mediana edad, parecía mucho más joven de lo que Yun Che había esperado.

En la parte sur de la Arena del Dios del Mar, una débil luz amarilla descendía de los cielos justo enfrente de donde estaba sentado el Santuario del Monarca Absoluto. Dentro de esa luz amarilla, apareció una figura frágil y delgada vestida con ropas blancas.

En el momento en que apareció esa figura débil y frágil, todos los maestros espirituales, ancianos y discípulos del Santuario del Monarca Absoluto… incluido Xia Yuanba, todos rápidamente se pusieron de pie mientras se agarraban las manos y gritaban un saludo:

“Santo Emperador del Monarca Absoluto, gobernante de los límites del Myriad! ¡Damos la bienvenida al Santo Emperador!”

Más de cien Monarcas y cuatrocientos Soberanos gritaron ese saludo al mismo tiempo, la energía profunda que sacudió el aire era poderosa. Yun Che estaba extremadamente cerca y todavía estaba muy herido, así que no reaccionó a tiempo para protegerse. Estaba tan agitado por la energía profunda que su pecho se sentía pesado y su visión nadó, sus heridas casi se abrieron de nuevo debido al impacto.

El frágil y delgado hombre se volvió lentamente mientras daba una sonrisa extremadamente tranquila y plácida a los miembros del Santuario del Monarca Absoluto y les hacía un gesto para que volvieran a sus asientos. En el momento en que se dio la vuelta, Yun Che claramente veía sus rasgos también y su corazón estaba lleno de sorpresa y asombro.

Huangji Wuyu, el Santo Emperador del Santuario del Monarca Absoluto, ¡el líder de los Cuatro Terrenos Sagrados! ¡El hombre que fue públicamente reconocido como la persona más poderosa en el Continente Cielo Profundo! Como uno de los poderes supremos cuya existencia era legendaria, todos pensaban que definitivamente poseería una figura inigualable y majestuosa y que su aura sacudiría los cielos.

Pero lo que apareció en los ojos de Yun Che era un joven frágil y delgado… ¡que no parecía tener más de dieciséis años de edad!

Pero su mirada era la de un hombre antiguo, sus ojos parecían haber visto el ascenso y la caída de cien siglos.

El aura de Xuanyuan Wentian era incomparablemente afilada, como si diez mil espadas descendieran del cielo. El aura de Meixie era ilimitada y majestuosa y parecía como si pudiera derrumbarse el cielo. Huangji Wuyu, por otra parte, proyectaba un aura que no era tiránica en lo más mínimo, no había intención de ataque en él… En realidad, Yun Che ni siquiera podía sentir la presencia de cualquier energía profunda de su cuerpo. Era como si fuera un plebeyo que ni siquiera practicaba el camino de lo profundo.

La mirada de Huangji Wuyu tocó a Yun Che y se quedó allí por un segundo. Después de eso, se volvió hacia la Arena del Dios del Mar y miró en silencio la cortina de luz que la envolvió.

En el oeste, una ligera aura que surgió con poder oculto descendió del cielo, envolviendo los corazones y las almas de todos los presentes. En ese momento, la imagen de un vasto e ilimitado océano apareció en los corazones de todos. Este océano estaba rugiendo y espumando mientras olas inmensas se elevaban hacia los cielos.

Antes de que apareciera una figura, todo el Palacio Supremo del Océano se había levantado en saludo:

“¡El supremo Soberano de los Mares, aquella que no tiene límites!”

¡El Palacio Supremo del Océano, el Soberano de los Mares, Qu Fengyi había llegado! Todavía estaba vestida con esas faldas azules que Yun Che la había visto usar, pero su expresión era digna y su aura era incomparablemente noble y grandiosa.

En el este: La Poderosa Región de Espada Celestial – el Maestro de la Espada Xuanyuan Wentian.

En el oeste: El Salón Divino del Sol y la Luna – el Monarca Celestial Ye Meixie.

En el sur: El Santuario del Monarca Absoluto – el Santo Emperador Huangji Wuyu.

En el norte: El Palacio Supremo del Océano – el Soberano de los Mares Qu Fengyi.

Los maestros de los Cuatro Grandes Terrenos Sagrados del Cielo Profundo, los cuatro actuales verdaderos gobernantes del Continente Cielo Profundo, ¡estaban todos reunidos en esta Arena del Dios del Mar!

ATG ​Capítulo 797 Conferencia de la Espada del Diablo (1)
ATG ​Capítulo 799 - Conferencia de la Espada del Diablo (3)