ATG Capítulo 796 El Joven Maestro de la Poderosa Región de la Espada Celestial

Capítulo 796 – El Joven Maestro de la Poderosa Región de la Espada Celestial

“¿Oh? Así que es el Mayor Antiguo.”

Justo cuando los cuatro habían empezado a volar, oyeron una voz clara y brillante resonar desde su derecha.

Un hombre de aspecto joven vestido de verde apareció. Era de una constitución normal y su aspecto era ordinario, se podría decir que este hombre no poseía ni una sola característica distintiva. Su aura de fuerza profunda lo situó en la última etapa del Reino Profundo Tirano, pero incluso en este Palacio Supremo del Océano que estaba lleno de individuos fuertes, su rostro todavía estaba lleno de un orgullo desenfrenado y soberbia.

Él sin prisa se elevó en el aire y voló hacia ellos. Llegó delante del Maestro Espiritual Azul Antiguo mientras tomaba sus manos y lo saludaba: “Este joven lo saluda.”

“Ah, por lo que era el Joven Maestro de la Espada.” El Maestro Espiritual Azul Antiguo asintió imperceptiblemente con la cabeza mientras le respondía con admiración: “No te he visto en poco más de una década, pero el cultivo del Joven Maestro de la Espada ha mejorado en esta medida. Su estimado padre debe estar definitivamente satisfecho con su progreso.”

Las tres palabras “Joven Maestro de la Espada” causaron que las cejas de Yun Che y Xia Yuanba se contrajeran.

El Joven Maestro de la Espada de la Poderosa Región de la Espada Celestial… ¡Xuanyuan Wendao!

“Hahahaha.” El joven sólo dio una gran risa antes de que él respondiera, “La alabanza del Mayor Azul Antiguo hace que este joven se sienta muy avergonzado. En comparación con su discípulo, el hermano menor Xia, el cultivo del joven es como el tenue resplandor de una luciérnaga contra la luz de la luna luminosa. Ni siquiera vale la pena mencionarlo.”

A pesar de que sus palabras eran modestas y auto despreciativas, su tono todavía estaba lleno de una altiva arrogancia. Sus ojos recorrieron a Yun Che, Xia Yuanba y  finalmente a Feng Xue’er, en ese momento su sonrisa se profundizó aún más. “Xia Yuanba del Santuario del Monarca Absoluto, Princesa de la Nieve del Divino Fénix y Yun Che de la Nube Congelada Asgard. Sus nombres han sacudido al Continente Cielo Profundo y se le reconoce públicamente como las tres personas más fuertes de la joven generación. Este humilde Xuanyuan Wendao de la Poderosa Región de la Espada Celestial ha sido fascinado por ustedes tres y nunca pensé que sería capaz de verlos a todos ustedes al mismo tiempo hoy. Realmente ha sido mi día de suerte.”

Xia Yuanba se arrastró hacia adelante y estaba a punto de intercambiar bromas con Xuanyuan Wendao, pero era como si Xuanyuan Wendao no hubiera visto sus acciones. Sus ojos se mantuvieron fijos en Feng Xue’er mientras decía de manera egoísta: “He oído especialmente que la Princesa de la Nieve no sólo tiene un talento sorprendente, sino que su belleza también es capaz de provocar la caída de las naciones, poseer el título de la ‘Belleza número uno en el Continente Cielo Profundo’. Para que tus rasgos celestiales sean ocultados por una mera gasa, para que un pedazo de tela retenga tal brillo, es verdaderamente una cosa lamentable. ¿Es posible que me hagas el honor de permitirme presenciar el hermoso rostro de la belleza número uno en el Continente Cielo Profundo?”

Cuando se trataba del cultivo de fuerza profunda, cualquiera de los tres acompañantes de Yun Che era mucho más fuerte que Xuanyuan Wendao. Sin embargo, Xuanyuan Wendao no fue ni en lo más mínimo irrespetuoso con ninguno de ellos. Asombrosamente, se comportó como si su comportamiento fuera simplemente natural y nada fuera de lo común.

¡Porque él era el hijo de Xuanyuan Wentian, el Joven Maestro de la Poderosa Región de la Espada Celestial, el futuro maestro de un Terreno Sagrado!

Si simplemente estuviera soberbio y orgulloso, todavía podría pasar por alto su exaltado estatus. ¡Pero su actitud y la manera en que habló con Feng Xue’er fue claramente grosero!

Y su actitud parecía estar coloreada por el desprecio y la provocación.

El Maestro Espiritual Azul Antiguo frunció las cejas cuando se volvió hacia un lado, pero no habló. Además de su Santuario del Monarca Absoluto, los otros tres Terrenos Sagrados, el Palacio Supremo del Océano, el Salón Divino del Sol y la Luna y la Poderosa Región de la Espada Celestial, tenían sus propios jóvenes maestro. Entre estos tres jóvenes maestros, Xuanyuan Wendao poseía la mayor astucia y era también el más difícil de fijar… Al igual que su padre, Xuanyuan Wentian.

Sin embargo, estaba convencido de que dada la capacidad de Yun Che, sería capaz de lidiar fácilmente con las provocaciones de Xuanyuan Wendao.

Las cejas de Xia Yuanba saltaron y parecía como si su rabia hubiera sido desencadenada. Si fuera cualquier otra persona que lo acompañara, apenas se sentiría molestado en notar a este Xuanyuan Wendao. Pero como también parecía estar atacando a Yun Che y Feng Xue’er, su rabia prácticamente atravesó el techo en un instante… No le importaba si este Xuanyuan Wendao era un Joven Maestro de la Espada o quien sea que fuese.

Feng Xue’er respondió con voz tranquila y apacible: “El rostro de Xue’er es efímero y transitorio, no te agradaría mirarlo. Va a decepcionar mucho al Joven Maestro de la Espada.”

“Por supuesto que mi Xue’er tiene un rostro que puede provocar la caída de las naciones.” Así como Feng Xue’er había dejado de hablar, Yun Che había comenzado a hablar de una manera tranquila y clara. Cruzó ambas manos sobre su pecho y aunque estaba hablando con Xuanyuan Wendao, los ojos de Yun Che estaban fijos en el suelo, ya que se negaba a mirarlo, “Es que si realmente quieres echar un vistazo, entonces este humilde sólo tiene una palabra para usted.”

“¿Oh?” Xuanyuan Wendao preguntó en un tono intrigado, “¿Qué consejo tiene el Maestro de Asgard Yun para mí?”

Los ojos de Yun Che estaban todavía fijos en el suelo mientras su boca se curvaba en una sonrisa que no era una sonrisa. Su voz era tan fría y clara como el agua:

“¡Largase!”

Esa palabra causó que la varilla de la cola de caballo en la mano del Maestro Espiritual Azul Antiguo temblara ligeramente mientras Feng Xue’er y Xia Yuanba casi habían saltado en estado de shock. “Hahahaha…” Xuanyuan Wendao se quedó atónito por un momento, pero no se enojó en lugar de eso se echó a reír en voz alta: “Hace tiempo que escuche que el Maestro de Asgard Yun era una persona cuya arrogancia llegaba al cielo y que no temía nada bajo ellos. Incluso mi Poderosa Región de Espada Celestial no tiene importancia para él. Ahora que te he conocido en persona, veo que todos los rumores eran verdaderos. No es de extrañar que dos de los ancianos de mi Poderosa Región de la Espada Celestial fueron patéticamente volteados boca abajo por el Maestro de Asgard Yun. Incluso he oído que la amada hija de nuestro noveno anciano casi murió en tus manos.”

“Heh.” Yun Che dio una risa fría y baja antes de responder, “Ya que usted sabe todo esto, entonces ¡¿Por qué no has tomado una caminata aun?! ¡No hay garantías de que no te entierre aquí y ahora!”

La expresión de Xuanyuan Wendao finalmente sufrió un pequeño cambio.

Podía sentir vagamente que las palabras de Yun Che no eran pura intimidación o bravuconería, ¡Sino que realmente indicaban que existía la posibilidad de que lo matara aquí y ahora!

Dado el poder de Yun Che, matarlo sería tan fácil como aplastar a una hormiga.

Aunque Xuanyuan Wentian le había advertido que no entrara en contacto con Yun Che antes de que comenzara la Conferencia de la Espada del Diablo y que no le diera ninguna razón para sentirse sospechoso, en el momento en que vio a Yun Che, no pudo resistir el impulso de mostrar su poder y prestigio como el Joven Maestro de la Espada de la Poderosa Región de la Espada Celestial. La mitad de esto se debió a que él compadecía al Yun Che que estaba a punto de convertirse en su juguete y la otra mitad era para poder ver las verdaderas características de Feng Xue’er, la persona que se decía que era la ‘Belleza número uno en la Continente Cielo Profundo’.

Pero Xuanyuan Wendao había olvidado una cosa importante de todos los rumores que describían a Yun Che, porque lo que todos los rumores mencionados acerca de él era que era ‘¡Un lunático que era capaz de hacer cualquier cosa!’

Matando al Joven Maestro de la Poderos Región De la Espada Celestial… Esto era algo que nadie se atrevería a hacer y era incluso algo que nadie se atrevería a hablar o incluso pensar.

¡Pero Yun Che fue definitivamente una excepción a esta regla!

¡Incluso era capaz de asumir toda la Secta Divino Fénix por sí mismo! Para que de repente matara al joven maestro de la Poderosa Región de la Espada Celestial dentro del Palacio Supremo del Océano… ¡Definitivamente era capaz de hacerlo!

A medida que su corazón comenzó a temblar de miedo y terror, el aura de Xuanyuan Wendao rápidamente se hizo mucho más débil. Su altivez insultante había sido completamente pinchada por las palabras de Yun Che. Su rostro estaba fijo en una sonrisa helada mientras le respondía: “Ya que Maestro de Asgard Yun no está siendo acogedor con este humilde, ¡Entonces está bien! ¡Adiós!”

Era evidente que Xuanyuan Wendao se había aterrorizado, porque cuando se enfrentó a las palabras de Yun Che y su tajante intención asesina, Xuanyuan Wendao, que normalmente ni siquiera temía a los Cuatro Maestro Sagrados, ni siquiera se atrevió a decir algo desagradable antes de irse. Tenía miedo de provocar a un ‘lunatico’ como Yun Che que no seguía ninguna de las reglas del sentido común.

Xuanyuan Wendao había volado a una buena distancia antes de darse la vuelta y dijo en una voz suave, “Maestro de Asgard Yun, también me olvidé de felicitarlo por hacer que saliera vivo del Nido del Demonio de la Matanza Lunar. Porque realmente sería una lástima si te perdieras esta Conferencia de la Espada del Diablo como resultado. Creo que esta Conferencia de la Espada del Diablo será uno de los eventos más inolvidables de tu vida.”

La expresión de Xuanyuan Wendao se volvió instantáneamente siniestra en el momento en que volvió la cara. Murmuró cruelmente a sí mismo: “¡Este joven maestro ha vivido tantos años, pero todavía no he visto a un hombre tan arrogante como él!”

“Yun Che… Este joven maestro originalmente tenía algo de lástima en su corazón hacia ti. Pero ya que usted está cortejando vigorosamente a la muerte, ¡Este joven maestro será lo suficientemente generoso como para otorgarle personalmente el destino que tan ricamente merece!”

Xuanyuan Wendao dejó patéticamente el lugar después de eso. Xia Yuanba le preguntó a Yun Che con una voz sorprendida, “Cuñado, ¿hay alguna queja entre él y tú?”

El Maestro Espiritual Azul Antiguo también volvió su rostro hacia ellos.

“…” Yun Che dio un profundo suspiro antes de sacudir lentamente la cabeza, “Hagamos nuestro camino a la Arena del Dios del Mar primero, muy pronto… Comprenderás exactamente lo que está pasando.”

“¡Ah!” Xia Yuanba asintió con la cabeza antes de exclamar: “Cuñado, esa persona es el joven maestro de la Poderosa Región de la Espada Celestial, un futuro maestro de un Terreno Sagrado. Creo que el cuñado es la única persona en esta tierra que se atrevería a hablarle de esa manera… Además, podía sentir que el cuñado realmente quería tomar acción y matarlo ahora mismo.”

“Vayamos.” El Maestro Espiritual Azul Antiguo dijo: “Desde el aura que está irradiando desde nuestro destino, puedo sentir que la mayoría de los héroes del reino ya se han reunido en ese lugar. Así que incluso si llegamos ahora, todavía llegaríamos bastante tarde.”

La Plataforma, también conocida como la ‘Isla’. Fue nombrada de tal manera porque flotó en el corazón del Palacio Supremo del Océano, era una isla flotante que se elevaba más alto que todas las demás islas flotantes. Este lugar era normalmente un campo de prueba donde los discípulos del Palacio Supremo del Océano competirían uno contra el otro, pero debido a que había sido elegido como el lugar donde se celebraría la Conferencia de la Espada del Diablo, habían comenzado a preparar este lugar meses antes.

La Arena del Dios del Mar estaba rodeada de decenas de miles de asientos. Estos asientos no estaban verdaderamente erigidos y fijados al suelo, sino que estaban flotando en su lugar. Aunque flotaran en el aire vacío, estaban sostenidos por alguna fuerza invisible, y eran estables e inmóviles. De hecho, incluso si un practicante fuerte y profundo quisiera destruirlos, no le resultaría fácil.

Cuanto más se acercaban a la Arena del Dios del Mar, más asombrosa era el aura que provenía de esas potencias. Ya sea Yun Che, Xia Yuanba o Feng Xue’er… o cualquiera que haya venido a participar en la Conferencia de la Espada del Diablo, esta fue la primera vez en su vida que habían presenciado a tantos expertos reunidos en un solo lugar.

“¡Qué atmósfera tan alarmante!” exclamó Yun Che.

“Eso es natural.” La expresión del Maestro Espiritual Azul Antiguo también estaba coloreada de sorpresa. A pesar de haber vivido más de mil años, esta fue también la primera vez que presenció un espectáculo tan sorprendente: “Quinientos Monarcas y seis mil Overlords del Continente Cielo Profundo han sido reunidos para esta Conferencia de la Espada del Diablo. Este evento es tan grandioso que es completamente sin precedentes.”

“¿Ah?” Feng Xue’er dejó escapar un sobresaltado jadeo, “Quinientos Monarcas… seis mil Overlords…”

Yun Che también aspiró un poco de aire frío antes de hablar en voz baja: “Así que todos los Monarcas y poderosos Overlords en el Continente Cielo profundo deben reunirse en este lugar.”

Antes de que hubiera alcanzado el nivel de Monarca, él definitivamente nunca había imaginado y nunca habría creído que había en realidad 500 Monarcas en el Continente Cielo Profundo, individuos que representaban el pico máximo de poder dentro de la tierra.

Xia Yuanba asintió con la cabeza, “Casi todos los Monarcas y Overlords del Santuario del Monarca Absoluto que están en el sexto nivel y arriba se han reunido aquí hoy. Sólo hay tres ancianos de menor rango que se quedaron atrás para vigilar nuestro Terreno Sagrado. Los otros Terrenos Sagrados han hecho más o menos los mismos arreglos. La Secta Divino Fénix también debería haber movilizado a todos sus monarcas… Incluso el abuelo de la pequeña hermana Xue’er ha llegado a este lugar.”

“¿Abuelo?” El rostro de Yun Che estaba sorprendido, “Xue’er, ¿es esta la persona de la que me hablaste antes? Mayor… ¿Feng Zukui?”

“¡Mn!” Feng Xue’er asintió ligeramente con la cabeza, “El Gran Abuelo normalmente está meditando en un lugar oculto y él muy raramente hace una aparición. Así que no pensé que vería ni siquiera al Gran Abuelo aquí esta vez.”

(N/T: Gran Abuelo es bisabuelo pero a mí no me gusta poner bisabuelo)

“Heh, heh.” El Maestro Espiritual Azul Antiguo dio una risa tibia antes de decir: “Para los practicantes profundos que han alcanzado el nivel de Monarca, las palabras “Secretos de lo Divino Profundo” son una tentación que ninguno de ellos puede resistir… Incluso si ellos supieran que es muy probable que sea una mentira.”

La Plataforma ya estaba frente a sus ojos y podían ver a miles de personas sentadas en esos asientos flotantes. Cualquier individúo en este grupo era alguien que podía sacudir los cielos y la tierra si estaban entre las Siete Naciones.

“Pequeño amigo Yun, los asientos de la Conferencia de la Espada del Diablo se organizan de acuerdo con los poderes y grupos que están reunidos aquí. Usted ha venido aquí representando a la Nube Congelada Asgard, pero ha venido aquí por usted mismo y sentarse a solas simplemente sería demasiado frío y triste. Entonces, ¿te gustaría sentarte con nuestro Santuario del Monarca Absoluto?” El Maestro Espiritual Azul Antiguo dijo con una débil risa.

Yun Che pensó en ello durante una fracción de segundo antes de asentir con la cabeza agradecido: “Entonces, este joven acepta gustosamente su invitación.”

“Xue’er, estaré sentado con Yuanba donde la gente del Santuario del Monarca Absoluto estará sentada más tarde.” Yun Che se volvió hacia Feng Xue’er mientras hablaba, sus palabras causando que tanto Xia Yuanba como el Maestro Espiritual Azul Antiguo llevaran miradas sorprendidas en sus rostros.

“¡Ah! Pero quiero estar con el hermano mayor Yun”, dijo Feng Xue’er con voz desconcertada.

“Ya lo sé.” Respondió Yun Che con una débil sonrisa. “Pero sigues siendo miembro de la Secta Divino Fénix, e incluso eres la Princesa de la Nieve más importante de la Secta Divino Fénix. La Conferencia de la Espada del Diablo ha reunido a todos los practicantes y poderes profundos más fuertes dentro del Continente Profundo del Cielo. Si se viese sentada con otra fuerza por todas estas personas, definitivamente hará que la Secta Divino Fénix pierda la cara y el estado de ánimo de su padre real y todos sus miembros del clan definitivamente se verán afectados. Así que…”

Las palabras de Yun Che parecían perfectamente razonables, por lo que Feng Xue’er quedó momentáneamente en una pérdida, pero después de eso sonrió alegremente y dijo: “Voy a escuchar al Hermano Mayor Yun. El Hermano Mayor Yun no sólo es bueno para Xue’er, sino que también piensa en la secta de Xue’er. Si el Padre Real y los demás se enteran de esto, también estarán muy emocionados.”

Los cuatro de ellos rápidamente volaron a la Arena del Dios del Mar. Feng Xue’er detectó y siguió las auras del Fénix que estaban irradiando desde los asientos y encontró muy rápidamente la Secta Divino Fénix. Ella bajó a ellos y se sentó al lado de Feng Hengkong.

Bajo la dirección del Maestro Espiritual Azul Antiguo, Yun Che estaba sentado entre la gente del Santuario del Monarca Absoluto. Se sentó con Xia Yuanba en la última fila.

Como era de esperar, los tres de ellos habían llamado la atención de todos los individuos fuertes que estaban allí reunidos… el que más llamó la atención fue Yun Che. Bajo las miradas entrecortadas de todos los que estaban presentes, la reunión entera se calló instantáneamente.

ATG Capítulo 795 Una Situación Peligrosa
ATG ​Capítulo 797 Conferencia de la Espada del Diablo (1)